RSS

Archivos Mensuales: agosto 2010

¡CULPABLES!

¡Ay amig@s, cuántas veces se escucha esta palabra!
Y no por culpas ante la ley civil.
Por culpas en la psique y en el alma.
¡Siglos, milenios se viene oyendo la palabra y sintiendo sus demoledores efectos los seres humanos!
Esta mañana escribí a una persona sobre ella.
¡ROGÁNDOLE QUE SE DESHICIERA DE ELLA PARA SIEMPRE!
Qué penoso es ver sufrir a las personas.
Pero desesperante llega a ser verlas sufrir sin causa ni motivo, POR UN INVENTO MENTAL DEL HOMBRE, QUE SÓLO EXISTE EN SU ENFERMA IMAGINACIÓN…

¿De qué os sentís culpables? ¿De pecados?
Pecado es la transgresión de la Ley moral.
Pero para que haya transgresión, hace falta que exista la Ley.
¿Y no habeis caído en la cuenta que Jesús de Nazaret, a quien seguramente creeis muchos, DEROGÓ Y ABOLIÓ LA LEY?
Que fueron absolutamente claras sus palabras:
“UN SOLO MANDAMIENTO OS DOY:QUE OS AMEIS”

Y si no hay ningún otro mandamiento, YA NO HAY LEY MORAL, SOLAMENTE EL MANDATO DEL AMOR.

HA DESAPARECIDO EL PECADO PORQUE HA DESAPARECIDO LA LEY.
SOLO HAY UNA COSA: AMAR.
ESO ES EL BIEN, Y SOLAMENTE ESO.
LO DEMÁS NO LLEGA AL NIVEL DEL AMOR Y DE SU ACCIÓN QUE ES EL BIEN.
Se queda en el pequeño nivel de los comportamientos humanos. Más inteligentes o más insensatos. Más sensibles o más crueles. MEROS COMPORTAMIENTOS HUMANOS. Ni pecado ni mal moral.
PORQUE LA LEY MORAL FUE DEROGADA POR JESUS DE NAZARET.
-POR LO TANTO NO HAY CULPA MORAL NI CULPABILIDAD.
-POR LO TANTO ESAS IDEAS Y EMOCIONES HAN DE DESAPARECER DE LA MENTE HUMANA.
Recordad, por favor, lo que expresé en días pasados sobre “Bien/Mal, Amor/Odio”. Si hoy leeis esto y no habéis leído aquello, su lectura os podrá ofrecer más claridad…
Un análisis simplemente sensato de la culpabilidad, nos lleva de modo razonable A ERRADICAR ESE INVENTO DE LA MENTE HUMANA.

Mirad, por favor:
“Culpa” se opone a “inocencia”.
Es un binomio psíquico: “Culpa/inocencia”.
El culpable desea ser inocente, recuperar la inocencia.
Es más, el mayor caudal de energía psíquica se invierte en ese intento: El sufrimiento de sentirse culpable y el deseo de volver a ser inocente.

De tal manera sucede esto, que en muchas personas EL MOTIVO de su sufrimiento NO ES EL DAÑO PRODUCIDO, SINO EL SER CULPABLES DE ÉL.
Y por ello quieren, desean, necesitan SER PERDONADOS PARA VOLVER A SENTIRSE INOCENTES.

Esto ya no es una cuestión del confesionario católico.
LAS PERSONAS SIENTEN NECESITAR QUE LES PERDONEN LAS PERSONAS DAÑADAS.
LAS PERSONAS NECESITAN PERDONARSE A SÍ MISMAS.
Y es terrible contemplar el hecho de bastantes persona que no se perdonan a sí mismas.
QUE ESTÁN SUFRIENDO PORQUE NO SE QUIEREN PERDONAR.
LO CUAL SIGNIFICA DE HECHO QUE SUFREN PORQUE QUIEREN.
¿Y CÓMO VA A DESAPARECER ESE SUFRIMIENTO SI ELLAS NO SE QUIEREN DESPRENDER DE ÉL?

Triste, muy triste situación la suya.
Porque además “se creen” que están sufriendo justificadamente.
Porque además “se creen” que no son ellos los causante de sufrir.
¡Y ESTÁ TODO EN SUS MANOS!
Lo mismo que si alguien tuviera carbones encendidos en sus manos y se abrasara ¡PORQUE NO LOS QUISIERA DEJAR CAER AL SUELO!

¡QUÉ TRISTE Y PENOSA CONDICION HUMANA, SUFRIR SIN CAUSA NI MOTIVO, SUFRIR TAN SÓLO POR EL PROPIO EMPEÑO, SUFRIR –COMO LOS NIÑOS- POR FANTASMAS QUE SÓLO EXISTEN EN SU MENTE!

Y cuántas veces, tristemente también, he experimentado que se aferran a su fantasma cuando quieres liberarlos.
Que se empeñan en sujetar las brasas que les queman.
Que quieren seguir sufriendo…
Y no llegan ni siquiera a la conclusión de que podrían dejarlo. Que no es necesario tal sufrimiento, que solamente reporta dolor sin ningún bien. Que es del todo enfermizo y, al menos, deberían aceptar la ayuda, ya que no llegan a darse cuenta de que POR SÍ MISMAS PODRÍAN LIBERARSE Y DEJAR DE SUFRIR.

¡SOLTEMOS, AMIG@S, LOS VIEJOS LASTRES PRIMITIVOS DE LA PRIMITIVA HUMANIDAD QUE NO SIRVEN PARA NADA MÁS QUE SUFRIR Y VIVAMOS CON ALEGRÍA LA INMENSA CANTIDAD DE COSAS QUE –SI MIRAMOS BIEN- NOS OFRECE LA VIDA!

 
4 comentarios

Publicado por en 31 agosto, 2010 en Sin categoría

 

Como un pájaro vuelo hasta tu pecho,
como un pájaro anido en tus colinas
y el hueco dulce de tus manos cálidas,
escondido en tu esencia femenina.

También nací de tí, de tu dulzura,
tu amor fue quien me dió mi nueva vida
entrañado en tu cuerpo y en tu alma
inmensa para mí…tú,tan chiquita…

A ser vinimos nuestros propios padres,
mi hermana fuistes y también mi amiga,
maestra de mi alma y compañera,
también mi musa y la mujer prohibida

Fuiste también el centro de mi rabia
mientras luché por las fronteras mías
en combate enzarzados y en rugidos,
un tigre yo, y tú leona altiva.

Pero cedió mi orgullo a tus zarpazos
porque el amor causabe las heridas.
Y tan dentro quedaron en mi alma
que no ceja el sangrar después de ida.

Y ahora el amor del pecho se me escapa
por lo que abrir lograra tu energía
y jamás curaré, que no lo quiero,
la llaga que me mata y me da vida.

Gerardo Negueruela Pinto

 
Deja un comentario

Publicado por en 30 agosto, 2010 en Sin categoría

 

Los secuestradores

Cantaba Facundo Cabral, el cantautor argentino de “Pobrecito mi patrón”, lo siguiente:
“Cuando mataron a Jesucristo, estaba yo, estabas tú”…
Todos, quiere decir obviamente. La Humanidad…
Ya he afirmado repetidamente en estas páginas la afirmación de un sabio del pasado siglo: “Vd. es el mundo”.
No le cito como autoridad, que en el mundo del ser interior no admito autoridad alguna. Le cito porque fue el primero en decirlo. Y por mí mismo lo testifico detrás: he encontrado dentro de mí a la Humanidad.
Por eso el verso de Cabral me es perfectamente comprensible. Somos la Humanidad y todo hemos actuado con ella.
En días pasados os hablé, amig@s, de “secuestros”.
Tal vez a alguno de vosotr@s se os pudo ocurrir que yo mismo, al hacer el relato, me quedaba al margen, tranquilamente inocente de esos hechos delictivos.
Señalé a “los poderes” como responsables más claros e inmediatos
porque el poder es erróneo y dañino por sí mismo, es corruptor.
Pero yo no me declaro inocente.
Y os sugiero que tampoco vosotros. Porque somos la Humanidad.
Y la Humanidad es la autora de los grandes secuestros de las grandes figuras de la historia y de sus mensajes.
El mensaje de la compasión…
El mensaje del amor…
Y el último, el de vivir en el ahora…
Los tres mensajes se suman. Son tres caminos que conducen a la misma cumbre.
Los tres pueden TRANSFORMAR al ser humano, en libertad, autonomía, sinceridad y sin violencia alguna a lo que somos.
Los tres nos enseñan a superar el temor que atenaza al cerebro humano y el sufrimiento que le acongoja.
Los tres pueden abrir la puerta del mundo nuevo que está empezando,
del necesario mundo nuevo para la Humanidad y para cada uno de nosotros.
Muchos seres hay ya trabajando en silencio para ello. Desconocidos y anónimos porque trabajan dentro de su corazón.
Porque el mundo nuevo no se rige por las viejas pautas: Ni el poder,
ni la obligación ni el condicionamiento ni la propaganda nos sirven ya.
Esos instrumentos usados hasta la saciedad que sólo consiguen llegar hasta la superficie del hombre. Y que por eso han perpetuado la misma historia de siempre, el mismo salvajismo y el mismo sufrimiento para los seres humanos. ¡Raza triste y aprisionada, cruel y dolorida, que puede ser libre y feliz!
¡Compasión y comprensión por el hombre (el hombre y la mujer,siempre son dos, siempre ambos presentes)!
Y olvido de la culpa, la tenebrosa culpa que lleva milenios angustiando muchos corazones…
SOLAMENTE LA CONSCIENCIA DE LO REAL Y VERDADERO,
porque he comprobado la verdad de aquella frase de que “la verdad os hará libres”, por ello lo afirmo con seguridad, en mí mismo y para mí mismo, que los demás lo verán y decidirán por sí mismos si quieren.
Y en ello no existe la culpa, sino sólo la consciencia de nuestra propia acción y sus consecuencias necesarias (tampoco las gratuitas, las que a otros se les antoje sacar).
Eso que llaman “responsabilidad”, que no tiene nada que ver con la “culpabilidad”. Porque muchos, en el fondo, camuflan ésta en aquella.
Y pareciendo que dejan en el pasado “la culpabilidad”, la reinsertan subterráneamente dentro de la “responsabilidad”.
Mirad, amig@s, os doy un síntoma para distinguir ambas:
Si en lo que llamas responsabilidad hay “angustia” de cualquier clase,
eso te señala que aún estás viviendo la culpabilidad.
Y otro más y más profundo: Si en lo que llamas responsabilidad
existe alguna clase de atención a ti mism@, EN VEZ DE A EXTINGUIR LA CAUSA QUE EXISTE EN TI DEL DAÑO PRODUCIDO Y REPARAR LO POSIBLE,
aún estás bajo el dominio de la culpa.
TODA TU ENERGÍA se ha de ocupar en extinguir el daño. JAMÁS EN
VOLVER A SENTIRTE INOCENTE.
Sólo los niños son inocentes.
La humanidad no es inocente.
Tú y yo no somos inocentes…
PERO SER RESPONSABLE JAMÁS ES SENTIRSE CULPABLE…
Por ello, amig@s, y a la postre, TODOS SOMOS LOS SECUESTRADORES
DE LA COMPASIÓN, DEL AMOR Y DEL AHORA.
Y si buscamos, como vengo diciendo, LA CAUSA, de forma responsable,
PARA EXTINGUIR EL DAÑO, hay una:
QUE VENIMOS USANDO MILENARIAMENTE EL PENSAMIENTO PARA DEFINIR NUESTRA REALIDAD INTERIOR Y SU ACTUACIÓN.
“Lejos de nosotros la nefasta costumbre de pensar”, formuló la universidad de Valencia ante Fernando VII tras la guerra de sucesión.
Curiosa, en verdad, la frase en tales circunstancias.
¡PORQUE EN LA REALIDAD EXTERNA, VISIBLE Y MATERIAL SÍ HAY QUE PENSAR!
El pensamiento es instrumento prodigioso para conocer y cambiar la vida material del ser humano.
Y por eso ciencia y tecnología obtienen éxito…aunque a veces –por faltarles “lo otro”- cometan errores espantosos…
El pensamiento sirve también para el psiquismo del hombre EN TODO CUANTO TIENE DE ESQUEMÁTICO Y REPETITIVO, porque eso también es material y es objeto del conocimiento, hijo del pensamiento.
La Psicología y la Neurología y la Neurociencia pueden tratar al serebro humano, y pueden tratar al psiquismo enfermo. Y ayudar al sano
en muchos aspectos todavía por descubrir…
Pero esa es la frontera del pensamiento.
Cuando intenta ir más allá, se rompe, es no sólo ineficaz sino dañino.
Y sobre todo por EL GRAN ENGAÑO:
CREERSE QUE PUEDE TRANSFORMAR AL SER HUMANO…
Y toda la historia es una triste comprobación de su impotencia.
Y también lo es la historia personal.
No ha cambiado a la Humanidad ni el pensamiento budista ni el
pensamiento cristiano ni nigún otro pensamiento.
Y más aún: esa creencia, actuando dentro de todos y actuando en nosotros mismos ¡ES LA AUTORA DE TODOS LOS GRANDES “SECUESTROS” a los que he aludido!.
Por eso no somos inocentes.
Porque nosotros mismos perpetuamos los secuestros, convirtiendo
en pensamiento lo que era emoción, vivencia, percepción, consciencia y acción personal.
Y creamos –para sentirnos inocentes- la distinción entre TEORÍA Y PRÁCTICA, válida distinción para el pensamiento y su uso, pero errónea, falsa y dañina para LA VIDA INTERIOR.
Y nos “creemos” (¡porque es creencia y falsa!) que “sabemos”, pero que no lo hemos llevado todavía a la práctica.
En vez de confesar lisa y llanamente que “no sabemos”.
En vez de recibir y comprender el mensaje ¡con el corazón y la conciencia!. Ahí donde no existe diferencia entre teoría y práctica
porque ahí VER Y SENTIR ES HACER.
¡Amig@s mí@s, coloquemos en su sitio al pensamiento si no queremos prolongar más tiempo el secuestro de la Verdad y el Amor!
Y bajo nuestra propia responsabilidad.
¡Entremos en el mundo del conocimiento propio que lleva a la Sabiduría!
¡Entremos en el mundo DE LA CONSCIENCIA EN EL AHORA que es el que de modo real y eficaz nos permite entrar en el mundo de la Verdad
y detener en el instante la acción negativa!.
Me estoy invitando a mí mismo y –con verdadero afecto- os estoy invitando, sólo invitando, a cuant@s me leeis.
Es lo único que va a poner fin a la triste historia del secuestro de la
Verdad, la Compasión, el Amor y la manera correcta de vivir…

 
2 comentarios

Publicado por en 28 agosto, 2010 en Sin categoría

 

La técnica del secuestro

Como la técnica funciona, se sigue recurriendo a ella constantemente.
Siempre que algo se escapa del sistema.
El sistema es muy poderoso. Tanto más cuanto menos se pueda identificar.
Y muy sutil :Se infiltra, no suele dar la cara.
Cuando –a lo largo de los siglos- lo ha hecho, se comprobó que acababa fracasando.
El Imperio Romano contra los cristianos, por ejemplo.
Saltando a ayer, los nazis contra los judíos. Se creó la nación israelí…
Oponerse a las claras y perseguir a las claras es mala táctica cuando se trata de cosas que
pueden arraigar en el corazón.
Vuelven a salir. Y fortalecidas.
El secuestro es mucho más eficaz. Puede durar milenios. La gente se va olvidando y
SUBSTITUYE.
Por aquello que le parece más fácil, más comprensible y manejable.
La gente suele conformarse con eso.
Es lo que el cerebro pide por su temor a la inseguridad psíquica. El que –haciendo de
ello un relato en forma de cuento- he llamado “el dragón gris, evanescente”, uno de
los cuatro que custodian la Fuente de la Felicidad.
Y el refugio contra él –ficticio pero fácil refugio- es el pensamiento y las emociones super-
ficiales.
Y, si además, lo avalan Instituciones, lo avala el poder y lo avala la cultura imperante,
¡tanto mejor! Da mucha más sensación de seguridad.
Y,por ello, se sigue haciendo constantemente.
Es una forma sutil de poder que Kennet Galbraith denominó “poder condicionante”.
Que pienses y sientas de manera que –sin mandártelo siquiera- hagas lo que el poder
pretende.
Puedes llamarlo de muchas maneras, por ejemplo, “La Gran Manipulación”.
Y enseguida vendrán los que te digan que estás un tanto paranoico: ¿Teorías de
conspiración?.
Porque –además- no puedes señalar a nadie en concreto como responsable. Se lo
reparten entre muchos. Y los avala la multitud, la masa.
Y eso que ha habido gente que decía:”¡Cuidado con la masa!”.
Tradicional ejemplo es el del jesuita P. Laínez, teólogo del Concilio de Trento, que dijo:
“Temo a la masa aunque sea de obispos”.
Pero es un excelente respaldo para quienes están más interesados en “los secuestros”…
Ayer comenté algo sobre el secuestro del Amor.
Hoy quiero fijarme en otro secuestro, bastante actual.
Hubo en el pasado siglo –que está a un solo decenio de distancia, que enseguida tendemos
a pensar “ah, hace mucho tiempo!”-, hubo quien alertó de la importancia de VIVIR EN EL
AHORA.
Tomaron bastante pronto los psicólogos “humanistas” el término y empezaron a hablar
del “aquí y ahora”.
Yo confieso que lo hice. Y confieso que lo hice sin haberlo entendido realmente. Ni sentí-
do. Ni vivido.
Como se suelen aferrar las expresiones que parecen nuevas.
Alguien lo dice por primera vez. Puede que ese alguien comprendiera de verdad.
Pero detrás empiezan a pegarse muchos. Y cuantos más, menos comprenden.
Se ha convertido en “expresión habitual”.
Y el cerebro humano –como descubrió la Psicología de la Gestalt- cuanto más repite algo,
menos energía gasta en ello, menor es la vivencia.
Ellos lo llamaron “confluencia”. ¡Importante descubrimiento!.
Así surgen las rutinas. Así –en las parejas- “el saberse de memoria”. Y como inevitable
consecuencia, EL ABURRIMIENTO.
Que es simplemente falta de vivencia, falta de estímulo.
Y se convierte en “automático”. Cosa buena para las máquinas.
Terrible para el ser humano porque genera LA VIDA GRIS.
¡Lugar perfecto para los secuestros! Un escondite prácticamente imposible de localizar…
Y ya se está secuestrando EL VIVIR AHORA.
Se ha empezado pensando que el yoga, la relajación, diversas técnicas, LO PUEDEN PRO-
CIR.
O determinadas formas de meditar, que si son determinadas, ya son técnicas.
O métodos.
¡Qué satisfacción para el cerebro!. ¡Está a su alcance, lo puede controlar y dominar!
El dragón gris ya ha ganado la partida.
Y a continuación llega ese instrumento esencial de las sociedades avanzadas: LA PUBLI-
CIDAD.
“¡VIVE EL MOMENTO!”, te dicen.
Y “le pegan” algún producto.
¡YA ESTÁ EL SECUESTRO PERPETRADO!
La espontaneidad de la gente está acogida dentro de la fórmula.
El cerebro está tranquilo.
Ha engullido EL AHORA dentro de la cultura ambiental.
Ya puede significar cualquier cosa.
Dejó de ser importante, retador.
Es una pieza del sistema de lo conocido y manejado.
Y sirve a los intereses establecidos.
Cuando lo cites, las personas que te escuchen pensarán lo que quieran.
Parecerá que entienden, aunque no entiendan.
“Sí, claro, hay que vivir ahora”…
Se te ocurriría preguntar: “¿Y tú, cómo describes eso con tus palabras?”.
Pero puede parecer grosero y te callas.
Intentarás describirlo tú con tus palabras. Pero las palabras –si el que te escucha está
“traduciendo” en vez de “escuchar”- son una selva de equívocos.
Y terminas de hablar sin saber a ciencia cierta si te han comprendido…
Puedes intentar generar una alerta: “EL AHORA NO SE PUEDE FABRICAR MEDIANTE TÉC-NICAS”.
Pero si los que te escuchan han usado técnicas y piensan que están viviendo en el ahora,
no te harán caso alguno.
Porque ellos usan técnicas y lo consiguen…
Y como pasa con las cosas importantes, las que pueden transformar al ser humano,
se empiezan a desdibujar y a convertir en un elemento más de la cultura, del sistema,
del pensamiento establecido, del pensamiento mismo…
Y JAMÁS EL PENSAMIENTO PUDO TRANSFORMAR AL HOMBRE…

 
Deja un comentario

Publicado por en 27 agosto, 2010 en Sin categoría

 

Secuestro

Es un secuestro sutil, casi no se advierte.
Existe una muy antigua y larga experiencia para hacerlo. Milenaria.
Se hizo con Buda.
Se hizo con Jesús.
Se hizo con su mensaje del Amor, el que substituía toda ley.
Engulléndolo en vez de negarlo. Negarlo frontalmente era peligroso.
Pero engullirlo y asimilarlo…
Convertirlo en “una pieza del sistema”…
Así dejaba de ser peligroso, revolucionario.
Porque ya no se salía del sistema.
La palabra griega “ágape” –que significa “amor”- se tradujo por la latina “charitas” y ésta
por “caridad”.
Ya no suena a “amor”.
Caridad se usó para referirse a “hacer caridad”.
“Hacer caridad” para dar una limosna, hacer un ropero, ayudar a un enfermo…
Hacer “obras buenas”.
Qué duda cabe, lo son.
Obras asistenciales, humanitarias…¡Qué bien!
Como las ONG o la obra eclesiástica llamada precisamente “Cáritas”…
Muy bien. Irreprochable. Necesario que haya quien se ocupe de los que carecen de lo
básico. Encomiable…
Pero,por otra parte, ¡qué excelente cobertura!
No lo sería –claro está- si se hicieran “cosas malas” en su nombre.
Para ocultar La Verdad, nada mejor que una verdad.
La mentira no serviría.
Pero la palabra Amor se esfumó. “Es caridad”.
Y cuando los cristianos hablan del Amor, añaden “cristiano”, el amor cristiano.
O lo hacen los predicadores.
Otra manera de camuflar, de secuestrar.
¿Por qué no Amor a secas?
Jesús dijo sencillamente “amaos”.
Y no es que le pusiera apellido cuando añadió – dijo muchas veces “amaos”, sin más-
“como yo os he amado”, sino que se puso de ejemplo, él lo hacía.
Y “amar” es mucho más que hacer “esas buenas obras”.
Pero si igualas las dos cosas…¡Has secuestrado El Amor!…
Y se ha secuestrado porque Él es imprevisible, no se puede regular ni someter a normas.
Es INMANEJABLE.
Y el cerebro humano se pierde ante lo inmanejable, siente inseguridad.
Y todos los poderes establecidos, todas las organizaciones sienten el temor a la inseguri-
dad.
No pueden gobernarla, no pueden dirigirla.
Eso les aterra.
Y tienen que hacer algo para manejarla. Buscan procedimientos, piensan.
A veces les sale sin pensar.
Por la espontaneidad de su modo de actuar y vivir que no casa con el Amor.
Y van envolviendo éso que quema con protectores del fuego, como el cocinero agarra la
olla con guantes.
Y como este fuego es inmaterial, se agarró con IDEAS.
Y vinieron los teólgos a proporcionar muchas.
Y se estableció DOCTRINA Y DOGMA.
Conocimiento aplicado A LO QUE NO SE PUEDE CONOCER.
¡PERO QUE LO HACE MANEJABLE!
Y rodó por milenios. Engulléndolo. SECUESTRÁNDOLO…

¿QUÉ RESCATE SERÁ PRECISO PARA LIBERAR EL AMOR?…

 
Deja un comentario

Publicado por en 26 agosto, 2010 en Sin categoría

 

Tradición

La tradición es la memoria de los pueblos.
Mucha gente le da elevada importancia. “Si no conservamos lo que hemos sido, perdemos nuestra identidad”, te dicen.
Y parece una frase profunda. Cuando te dicen frases profundas, te sueles quedar callado.
A no ser que seas de esas personas –no muy dadas a pensar- que enseguida responden “Pamplinas, ¿a mí qué más me da que en Numancia murieran todos defendiendo la ciudad?”…Y tampoco les falta razón…
Entrando , sin embargo, en ella, y con todos los respetos, veo aspectos que ponderar y otros que cuestionar.
Cierto es que –si quieres seguir siendo lo que fuiste- has de tenerlo muy claro en la memoria.
Y es entonces del todo coherente cultivar la tradición muy seriamente.
“Cultivar los valores tradicionales es esencial”, te dicen unos.
“Cultivar los valores del progreso es aún más esencial”, te dicen otros.
No voy yo a hablar ahora salomónicamente, cortando al niño por la mitad diciendo “en parte es verdad lo tuyo, en parte lo del otro”.
Ni voy a elegir entre progresistas y conservadores.
Porque es también un hecho que hay progresistas que gustan de mantener determinadas tradiciones (véase qué sucede en Andalucía que gobierna “la izquierda” y asisten los jerarcas a procesiones tradicionales), y hay conservadores muy amantes del progreso y que auspician buenas muestras del mismo (y me viene a la mente la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia que gobierna “la derecha”)…
Van, pues, a moverse en otro terreno y nivel mis observaciones: en el nivel de la mente, del corazón y del espíritu. En el nivel “del ser de la persona”…
Si vosotr@s, amig@s que me leeis sois pacientes, iréis viendo en qué aspectos me salgo de ese debate y en cuáles indirectamente entro. Porque no es ni mi intención ni mi deseo situarme ni en una de esas posiciones ni siquiera entre ellas, sino expresar algo que yo veo diferente…
La memoria –para mí- no es el lugar de la identidad de la persona.
La memoria es el pasado.
Y el futuro es la proyección del pasado hacia delante. Es la misma memoria rigiendo el acontecer que aún no ha sucedido.
“MAÑANA ES HOY”.
Por ello la inmensísima mayoría de la gente no cambia en profundidad. Tan sólo
Recoloca lo que es de otra manera.
Puede hacer “modificaciones de lo mismo”. Colocar sus ideas de otra forma, en distinto orden o importancia. Pero siguen siendo esas personas básicamente iguales a lo que eran. NO SE HAN TRASFORMADO, no dejaron de ser de “una forma” y son ahora “de una forma nueva”.
Y ser realmente, no de pensamiento, de una forma nueva es una revolución interior.
De las “exteriores” yo ya estoy de vuelta, con permiso y con perdón.
De la “interior” pienso y siento que es la más importante, no sólo individualmente hablando, sino como colectivo humano, como Humanidad.
Crear células humanas “nuevas”. Y que su acumulación suficiente –como pasa en negativo con el cáncer y en positivo con la vacuna- generen UNA NUEVA HUMANIDAD.
Porque “tradición” es todo cuanto conserva la memoria y sigue afectando a la mente en el presente.
A la mente individual y a la Mente Común, ésa que existe aunque muchos no lo hayan observado.
Es un depósito enorme en el que se guardan lo mismo proezas que miserias.
“Seleccionar” es muy difícil y no parece honesto ni sincero.
Están allí “el santo, el genio, el héroe”…y también “el depravado, el necio y el cobarde”…
Y una cosa es cierta: todos, de todo ello tenemos.
La tradición humana es mucho más que la tradición de un pueblo.
La tradición de la humanidad es su historia misma depositada en actitudes y emociones en nuestro propio cerebro.
Es la historia de la rabia que –acumulada- se convierte en guerra.
Es la historia del desprecio que en ése se convierte en prepotencia, en aquél en malos tratos.
Es la historia del amor que se convierte en entrega a los más pobres en Teresa de Calcuta…
TODOS SOMOS LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD MISMA.
Su tradición reposa en la memoria del cerebro, en el subconsciente y el inconsciente colectivo…
Y ME PARECE QUE ES YA LA HORA DE CREAR UNA NUEVA HUMANIDAD.
Porque el balance es muy penoso.
Porque sigue creciendo la barbarie.
Porque Buda y Jesús se convirtieron para ingentes masas de personas en “pura historia”.
Los revestimos de ritos, “de tradiciones de recuerdos”, dejaron de estar vivos y presentes.
¡LOS GRANDES REVOLUCIONARIOS INTERIORES!
Aquellos de los que la historia ha demostrado que su revolución es la más radical y más difícil
El uno que predicó y realizó LA COMPASIÓN.
El otro que cambió La Ley por El AMOR, la Causa Suprema del cosmos y el espíritu.
Y la Humanidad no aprendió, la Mente Común no lo supo incorporar.
Fracasó la “tradición” como memoria creadora de identidad.
NO FRACASARON ELLOS, FRACASÓ LA MEMORIA.
Por eso afirmo que la memoria no es creadora de identidad.
Y HOY YA ES PRECISO DEJAR A UN LADO LA MEMORIA.
PARA SER REALMENTE LO QUE SOMOS Y SERLO AHORA EN PLENITUD.
SERLO EN EL FULGOR DE LA CONSCIENCIA, VIVIENDO AHORA.
DEJANDO QUE SU LUZ DETENGA EL VIEJO RÍO NEGATIVO Y DEJE AFLORAR LO AUTÉNTICO.
La selección instantánea de lo viejo,
la emergencia inmediata de lo nuevo.
DEJAR DE SER LO QUE YA HEMOS SIDO.
EMPEZAR A SER DE MODO RADICALMENTE DIFERENTE.
¡LA PERMANENTE REVOLUCIÓN INTERIOR!…
Y todo ello, amig@s, resolviendo la paradoja que os describí el otro día, SIN DEJAR DE SER LO QUE SOMOS.
DE LA UNICA FORMA EN QUE PODEMOS SERLO Y DEJAR DE SERLO SIN FORZARNOS
NI VIOLEBTAR NUESTRO SER:
VIVIENDO EL AHORA DESDE EL SER CONSCIENTES A CADA INSTANTE.

 
Deja un comentario

Publicado por en 25 agosto, 2010 en Sin categoría

 

No sé cómo deciros lo que siento
Cuando me encuentro al sol y a las montañas,
A los pinos y al cielo despejado,
En medio de la luz y de las jaras,
los pájaros casuales y las flores
que al crepúsculo emulan de mañana.
No sé cómo deciros que es un todo
de amor y de bellezas innombradas,
una sola unidad de mil destellos,
espejos de la vida reflejada.
Lo mismo veo el monte que la flor,
el buitre o el halcón, quizás el águila,
la espléndida cigüeña estacional,
venida de su iglesia, allí anidada
y la mínima hormiga imperturbable
de estructurada y pertinaz mesnada;
la urraca sin vergüenza, el mirlo dulce,
los árboles que tiemblan sus cascadas;
cien rocas emergidas en la Tierra
de endurecida y engañosa entraña,
un cuidado jardín, otro salvaje,
la madre encina, siempre victoriosa
del frío, del calor y hasta del agua…
y dos desconocidos que allá avanzan…

Mucha quietud humana y mucha vida
natural, espontánea, casi intacta;
aquí el ladrar de familiares perros,
del felino la cuádruple camada,
más allá el mirador y las antenas,
la florecilla azul y la retama.
Todo junto y sereno, en la paz simple
que por ninguno ha sido elaborada.
Y ahí en paz me siento y desbordado
por silenciosas más de mil palabras
que una sola me dicen y no entiendo
de tanto que me dicen, casi nada.
Y me retiro lento, paso a paso,
portando un nuevo peso hasta mi casa,
llevando un no sé qué que no se toca
mas llena el corazón y llena el alma.

 
1 comentario

Publicado por en 24 agosto, 2010 en Sin categoría