RSS

Archivos diarios: 7 diciembre, 2010

En vez de mejorar, lo real.

LO REAL es lo único serio y efectivo.
No aludo a LO REAL del mundo exterior, de la filosofía o de la ciencia. O de los demás.
SINO A LA INMEDIATA EXPERIENCIA DE LO REAL EN NOSOTROS MISMOS.
Ver lo que somos tal cual es.
Sin paliativos, sin excusas, sin justificaciones.
Sin nungún infantil “es que…”
“Es que no me dí cuenta…es que estaba muy cansad@…es que se puso que nadie l@ aguantaba…es que tiene que aprender…es que ¡ya está bien!…”
SOLA Y SIMPLEMENTE LO REAL.
VIENDO QUE SOMOS NOSOTROS MISMOS LOS ÚNICOS AUTORES DE ELLO.
NADIE NOS HA “INFLUÍDO”.
NADIE NOS HA “SECUESTRADO” NI “HECHIZADO”.
NI AUNQUE NOS AMENACEN CON QUITARNOS LA VIDA.
LO QUE HACEMOS, PENSAMOS, SENTIMOS, DECIDIMOS…¡ES REAL Y SÓLO NUESTRO!…
Cualquier otra cosa es ENGAÑO, ILUSIÓN, FANTASÍA…
Por eso es falso “querer mejorar”…o “tener un ideal”…o “esperar que cambiaré”…o “confiar en que me ayudarán como condición de cambio”…o “que el día de mañana”…

LO REAL AQUÍ Y AHORA-
Con toda su crudeza y toda su dureza…
Porque es enorme la tendencia humana a escapar de lo real, inventándose toda clase de trucos y artimañas…
Por eso la mente humana se deja prender de esperanzas, creencias, deseos, temores, ideas, ideologías, imágenes e imaginaciones…
PARA ESCAPAR DE LO REAL.
En vez de la fantasía de mejorar, enfrentarse desnudamente a nuestra realidad es un acto tan serio e importante (por no decir infrecuente)que es
en sí mismo sanador.
Cuando la mente se queda sin salidas ni escapatorias Y MIRA SÓLO LA REALIDAD QUE SOMOS, ella se queda quieta.
Quieta frente a lo real.
Ese es el estado adecuado.
Cuando de verdad ves lo que eres, no escapas a nada, ni a propósitos ni a excusas o justificaciones.
ESO ES LO REAL.
Y HAY QUIETUD.
Y en esa quietud suceden cosas especiales.
En esa quietud la mente puede asomarse al Silencio que es el templo de Lo Sagrado.
Y bajo esa tan especial energía, no se producen cambios, sino transformación.
La luz del ser consciente se dimensiona.
Crece su poder.
Porque conecta con su fuente que es Lo Sagrado.
La consciencia que nos muestra La Verdad, que nos manifiesta auténticamente Lo Real, es La Mirada del Amor.
Y eso desborda lo que llamamos simplemente “humano”.
No lo que ES nuestra realidad, sino esa estrecha definición de lo humano. Como si por una parte estuviera “lo humano” y por otra “lo divino”.
SOMOS PARTE DEL INFINITO TODO.
La consciencia de serlo fue rota por la aparición del “ego” que se estableció “como centro”.
Y la consciencia humana entró en la penumbra de sentirse un ser independiente y ajeno al Todo.
¡El gran engaño de la consciencia!. “Yo soy” y desde mí contemplo la realidad, considero válido lo que pienso y siento, me dirijo por ello, construyo mi propia imagen de la realidad, mi pensamiento es la fuente del conocimiento, me fío de él y hasta pongo en cuestión la auténtica Realidad cuando se escapa de su ámbito…
Dudo del Todo y no dudo de esa pequeña parte que es el conocimiento. El que sólo sirve para uno de los niveles más bajos de la realidad, la espaciotemporal de cuatro dimensiones.
Por eso es esencial la quietud que en la mente se produce cuando afronta plenamente Lo Real en sí misma. Porque eso ANULA AL EGO.
En esa especial situación, el ego no puede intervenir.
No puede usar ni pensamiento ni conocimiento, no puede escapar al futuro, no se puede justificar.
ESTÁN SOLOS LA REALIDAD Y LA MENTE.
BAJO LA LUZ DE LO SAGRADO…
Esa tan especial vivencia quizá pueda ser expresada con aquellos versos de Machado cuando perdió a su amada:
“Señor, ya estamos solos mi corazón y el Mar”…

Anuncios
 
4 comentarios

Publicado por en 7 diciembre, 2010 en Sin categoría