RSS

Archivos Mensuales: octubre 2011

De lo Uno y de lo Múltiple

¡Viejo misterio de la filosofía y de la vida!
Aporía sin salida para el pensamiento.
Quizás, amig@s, os resulte algo en exceso abstracto. Pero permitidme descender a los ejemplos.
UNO pensamos ser cada uno de nosotros.
Pero somos, a la par, MÚLTIPLES.
Estamos hechos de muchos niveles, somos multidimensionales…Que si el cuerpo, la psique, la mente, el alma, el espíritu…y otros niveles más, además de los que ni nombramos porque ya no nos llegan las palabras…
Y cada uno de ellos, a su vez, se compone de muchos: Ya veis el cuerpo sin ir más lejos. Sus miembros, sus órganos, sus funciones…
La psique, por su parte, ¡para cuántos no es enormemente compleja, múltiple!…
Estamos hechos físicamente de millones de moléculas. Y ellas, de billones y trillones de átomos…
Cuando se desmandan algunas y crecen sin respetar al UNO, aparece el cáncer…
Y el Uno no sabe qué hacer y recurre a energías exteriores a él, a otros Unos o múltiples: que si radiaciones, que si quimioterapia…
Porque resulta que ese Uno que somos, está en conexión honda y radical con cuanto “le rodea” –decimos-. Y lo más probable es que dijéramos que “también le componen”.
Las bacterias de un lugar en el que habitan humanos, forman también parte de ellos y de su equilibrio.
Así pasó en Hawai cuando los europeos llevaron sus bacterias e infectaron aquel lugar paradisíaco…
¿ES QUE SABEMOS DÓNDE TERMINAMOS?
En la simple y escasa “dimensión horizontal”, esa de nuestro cuerpo, están bacterias, ondas,campos magnéticos, átomos…Y bajo los átomos ya sabemos que otras partículas y otras y otras…
Decir, pues, “hasta aquí llego” es ignorancia.
Como paradójicamente también lo es decir “los otros me llegan dentro”, causan mis emociones. ¡Sólo tú produces tus emociones, tu cerebro y tú!
Aquello no tiene en cuenta lo “múltiple”. Esto no tiene en cuenta lo “uno”…
Si saltamos de nosotros a lo enorme, al Universo, sucede lo mismo a gran tamaño.
El Universo es UNO. Nos lo muestra su funcionamiento interno (¡lo poco que conocemos!) y nos lo muestra su constante crecimiento.
La “constante Omega” es esa especial propiedad del Universo en virtud de la cual su crecimiento ni le lleva a la disgregación, ni le lleva a la implosión.
Le mantiene UNO.
Y ciertamente no se precisa decir la inmensidad MÚLTIPLE que encierra…De la que la Nasa, hace ya unos cuantos años, confesó que sólo conocíamos el 4% de su materia…
Podíamos seguir con mil ejemplos más: La tierra UNA con su enorme variedad, multiplicidad…El sistema solar, compuesto de múltiples planetas, todos ellos diferentes, cada uno con su especial unidad…
¡Los humanos!…Sus razas, sus culturas, sus diferentes formas de vivir…Y, al tiempo, UNA humanidad…
¡RESPETAR LA MULTIPLICIDAD, LAS DIFERENCIAS, Y AMAR LA UNIDAD!
Viejas emociones de esta humanidad se enmascaran bajo las diferencias:
EL TEMOR Y LA HOSTILIDAD.
Desde aquello de los dos pueblos vecinos que están constantemente a la greña, a aquello de las razas diferentes, que si una superior a la otra, de las civilizaciones, culturas y costumbres, que si la nuestra es más moderna y abierta, que si la otra más fiel a sus tradiciones, que si la de acullá más endogámica, que si la cuarta más permeable a otras culturas…
¡Cómo nos perdemos los humanos en lo múltiple!
¡Cuánto miedo tenemos a lo desconocido!
¡Y qué primitivos seguimos siendo cuando el temor nos lleva a la hostilidad, a sentir enemigos a los que no tienen las mismas determinadas unidades!
Recordad, amig@s, la triste historia de las religiones que -¡nacidas para unir!- se convirtieron, y todavía hoy, en causas de guerra y crueldad…
¿Qué hemos hecho los humanos de LA UNIDAD DE LA HUMANIDAD?
¿Qué hacemos cada día con los partidos políticos -¡que supuestamente todos persiguen el Bien Común!- divididos casi siempre, fuera y dentro, atenazados por sus temores y hostiles entre sí?
¿Qué hacemos con el deporte supuestamente noble, creando guerras y odios de los clubs, y muchas veces peleas de sus seguidores hasta llegar a la violencia directa y la pelea callejera?
¿Qué hacen todavía las religiones señalando sus diferencias en vez de llegar a lo que les une?…
¡Qué triste espectáculo da la tierra a otros seres que la puedan observar!
¡Si hasta en los pequeños núcleos familiares surge la discrepancia por cosas sin importancia, si hasta la pareja humana que se arraiga en la maravillosa complementariedad y unión de lo masculino y femenino, se rompe constantemente!
Y, lógicamente, buscando la perdida esperanza, se vuelve el corazón hacia “los pocos”, aquellos que aún sean capaces de VIVIR LO UNO, de poner ahí la sustancia y dejar como accidental –siempre respetándolo- LO MÚLTIPLE…
Parece que últimamente también “las gentes”, unidas en su dolorosa explotación, se manifiestan contra esos otros pocos, los que tienen el poder y la economía…
Sin embargo, observo que UNIRSE CONTRA alguien o algo, es pobre unión.
LA UNIDAD VERDADERA ES “CON” Y NO “CONTRA”.
La unidad verdadera brota del ser, no ya del hacer.
La unidad verdadera es CONSCIENCIA DE UNIDAD, no alianza provisional.
¿Qué pierde a nuestra raza, a la raza humana amig@s mí@s?
¿No será que el propio cerebro humano equivocó su evolución, que tal vez –sólo tal vez- al adquirir el neocórtex “se le indigestó el pensar” y creó ese centro artificial que llamamos EGO, esa constante atribución de todo cada uno a sí mismo, OLVIDANDO LA UNIDAD?
Ciertamente, el ego se resiste con uñas y dientes a dejarse englobar en unidades mayores que él mismo.
Cuando se casan los enamorados, ¡quieren seguir siendo ellos mismos!.
Y en la propia casa se dividen funciones y poderes.
La gran fuente de unión, radical, primitiva en el más noble sentido, y que a mayor unión puede llegar, hombre y mujer o, más ampliamente para toda opción sexual, MASCULINO Y FEMENINO…¡cómo se corrompe y divide cada día!
Recorre la cultura, recorre las costumbres…¡guerra de sexos!…Los que estaban hechos PARA LA UNIÓN…
Y el enfermo ser humano se inventa cada día formas y maneras de conquistar y dominar al otro sexo. ¡Como países en guerra!…
Lo afirmé anteriormente y lo repito:
SI TAN SÓLO LAS PAREJAS HUMANAS ESTUVIERAN REALMENTE UNIDAS, SI TAN SÓLO UN PORCENTAJE MAYOR DEL PEQUEÑÍSIMO QUE EXISTE SE LOGRARA…¡ESA UNIDAD ARRASTRARÍA AL MUNDO!
¡Amig@s, parejas que leáis esto, por favor, mirad la enorme trascendencia colectiva que tiene vuestra privada relación!
No os temáis jamás el uno al otro.
Jamás convirtáis en hostilidad las diferencias.
¡Asentad en lo más profundo del ser vuestra unidad!.
SI ES QUE QUEREIS QUE ESTA POBRE HUMANIDAD DEJE DE SER SU TRISTE HISTORIA…

¡AMAR LA UNIDAD Y RESPETAR LA DIFERENCIA

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 27 octubre, 2011 en Sin categoría

 

La copa más amarga.

Dos son las copas de la vida, dulce la una, la otra amarga.
Las dos he dicho que es preciso beber hasta las heces si queremos llegar a la grandeza.
Mas las copas amargas pueden tener muchos grados de amargura, como las copas dulces de dulzura.
Hasta el éxtasis pueden llevarnos éstas.
Hasta incalculable destrucción aquellas.

La copa amarga contiene dolor y sufrimiento.
Ambos niegan el placer y el gozo.
Ambos producen estados en el ser que nos parecen insoportables cuando son verdaderamente grandes.
Porque es un hecho que hay dolor y sufrimiento que nosotros mismos provocamos, dolor de nuestro ego. Del que afirmo que suele ser hasta el 80% del dolor humano.
Ese dolor que consiste en la negación de las pretensiones del ego:
– No te dan el respeto que te parece propio.
– No siguen tus directrices.
– No logras el éxito que deseas tanto.
– No te obedecen.
– No te alaban como piensas que te corresponde.
– No te comprenden.
– No aprecian tus muchas cualidades.
– No ven tus intenciones.
– No se rinden a tu voluntad y tus deseos.
– Te empujan al fracaso…
Todos ellos son sufrimientos de nuestro ego, que él los fabrica porque no se cuestiona a sí mismo.
Todos ellos son sufrimientos artificiales.
Todos ellos se pueden extinguir, por profundos e íntimos que puedan parecer.
Si gira el caleidoscopio de nuestra mirada UN GRADO, se deshace la ILUSIÓN de que nosotros somos EL CENTRO.
Cae todo el falso edificio construido desde esa perspectiva. Inventado edificio que es real, pero QUE NO ES VERDADERO.
SOMOS PARTE DEL TODO INMENSO.
Si lo llegamos a ver, EL EGO CESA.
Y con él todos sus artificiales sufrimientos.
Y al ausentarse ellos, LLEGA LA PAZ porque se suspende la CONTRADICCIÓN, la división interna y la división con el mundo.
DESAPARECE EL “PARA MÍ”…
¿Visteis cómo regaban sus huertos los labradores?
Por los surcos abiertos pasaba el agua.
Cuando ellos querían, con la azada en la tierra creaban una barrera que impedía pasar el agua y abrían paso a otro surco.
Cuando no está el ego, no existe barrera alguna:
El agua corre por todos los surcos, el Agua del Todo inunda el campo entero…
NO HAY RESISTENCIA, NO EXISTE SUFRIMIENTO.
Es la resistencia la causa mayor del sufrimiento, la inmediata.
Viene ella, a su vez, de deseos y temores.
Vienen ellos –DEFORMADOS- del radical deseo de SER CENTRO que el ego tiene y le constituye como tal.
Todos quedan marcados por esa lacra, de manera real y no mítica como relata la Biblia. Porque es esa presencia constante en el cerebro y la mente humana EL GRAN DESFIGURADOR del movimiento interno y externo de nuestro ser.
Sin él, en su ausencia, cuanto es el ser humano FLUYE con los demás seres y con el mundo.
Y en vez del sufrimiento, existe el gozo…

Pero existe una copa, la más amarga.
Una que parece ir más allá del ego.
Ni siquiera es la muerte misma de amados seres.
Porque saliendo del ego puedes ver QUE VIVEN.
Ella es la copa de la total AMARGURA Y DESTRUCCIÓN.
La copa de la extinción del AMOR VERDADERO.
Cuando parece que el verdadero amor, que es inmortal y eterno, DESAPARECE.
Contra lo que es, negando su propia naturaleza, su realidad y su verdad.
Llegando a lo imposible.
Rompiéndolo TODO, sin dejar nada del ser.
Morir no es nada en comparación con ello.
Reducirse a la nada es mucho más dulce que esto.
¡Porque en la nada no hay dolor!
NO EXISTE SUFRIMIENTO COMPARABLE A ÉSTE.
Si es que éste puede llegar a existir.
¡Pero si esta vivencia llega a alcanzarte, nada puede ser peor!.
PORQUE SI EL VERDADERO Y ETERNO AMOR PERECE, ¿QUÉ QUEDA DESPUÉS?.
SOLAMENTE LA PURA NEGATIVIDAD…
Si el sol lucía, ahora la oscuridad misma se mantiene porque no quieres ver la luz.
Si la Belleza antes te rodeaba, ahora sólo captas LA PURA FEALDAD.
Si el gozo te invadía, ahora todo es sufrimiento mortal.
Si el Bien rezumaba del amor, ahora sientes que sólo existe el mal.
Si antes la Verdad te guiaba, ahora ya no existe ni norte ni guía, sólo pérdida, solamente ausencia destructiva, sólo mentira…
Si antes sentías que TU SER ERA COMPAÑÍA, un desierto letal te rodea y te invade por todas partes.
Si antes tu ser ERA LUZ, ahora es oscuridad.
Si antes poseías un castillo prodigioso, más allá de las águilas, ahora sólo hay ruinas y buitres que devoran tu carne, tu alma y tu espíritu…
Que te empujan al NO-SER manteniéndote con vida, para alargar el sufrimiento que la nada aliviaría…
SI SIENTES QUE EL VERDADERO AMOR DESAPARECE, NO EXISTE COPA MÁS AMARGA QUE HAYAS DE BEBER…
¿Acaso en tal amor puede infiltrarse el ego?
¡Si el amor lo extingue!
¿CÓMO ES POSIBLE QUE TAL VIVENCIA EXISTA?…

Tal vez ella sea LA ÚLTIMA PRUEBA DEL AMOR.
Ya no puede existir prueba mayor.
Si existiera ese infierno del que hablan religiones,
ÉSE SERÍA.
HECHO POSIBLE LO IMPOSIBLE, LA TOTAL Y ABSOLUTA CONTRADICCIÓN DEL SER.
Lo que ya es impensable ni se puede sentir ni ver.
¡DESAPARECER EL AMOR ETERNO!
CRUELDAD INFINITA, TOTAL…
Y tu propio ser, metido en esa vorágine espantosa,
YA NO PUEDE SUFRIR MÁS…

Si fuera verdad que Pandora abrió la caja que contenía todos los males, ÉSTA ES.
Quedó solamente LA ESPERANZA en su interior.
Nunca he aceptado, amig@s mí@s, la esperanza por estar en el futuro, por no existir en el ahora que es lo único real.
Sin embargo, confieso hoy que ella es la única argolla que le queda para aferrarse a ella, a quien vivencia que EL AMOR ETERNO SE HAYA ROTO.
Y mejor que ella, más real, verdadera y actual, queda otra cosa:
NEGARSE A CREER QUE EL AMOR SE HA ROTO.
NEGARSE A LA VIVENCIA QUE TE INVADE.
BEBER LA COPA SABIENDO TODAVÍA QUE EL AMOR ES.
¡LA PRUEBA SUPREMA Y DEFINITIVA DEL AMOR!

 
Deja un comentario

Publicado por en 26 octubre, 2011 en Sin categoría

 

Las diez flores blancas del filadelfo

Aún persisten en sus delgadas ramas, pese al ya próximo otoño.
Os lo cuento aunque no os sirva para nada.
Una de esas cosas inútiles a las que aludía el otro día.
Mirar un arbolito que conserva diez flores blancas.
Que tiene nombre de hermandad humana.
Pero no lleva su nombre escrito.
Él es lo que es, con y sin su nombre.
Un árbol con flores en otoño.
Un árbol hijo de la tierra.
Un ser que arraiga en ella y que crece hacia el sol.
Recibe el agua del cielo.
De tierra, agua y sol se alimenta.
Y vive, con su propia vida, su vida especial distinta de la nuestra.
Él no se mueve del anclaje que ha logrado en la tierra.
Sus ramas, sus hojas y sus flores se dejan mecer por el viento.
Y crece siempre.
Se hace más alto aunque siguen siendo delgadas sus ramitas.
Se cimbrea fácilmente, pero sus flores se mantienen.
Ya sobrepasa la altura de la terraza y desde ella veo sus flores blancas.
Ahí está él todos los días.
Sin duda cambia de día en día, aunque yo no llegue a percibirlo. ¡Qué escasamente percibimos!
De su vida, sólo conozco lo que me dicen algunos de mis sentidos.
Cualquier vida de la que solamente conozco eso, conozco muy poco.
De un humano, de un perro o gato…
De él, como de los demás árboles, no sabemos si tienen más vida de la que vemos.
Y, no sé con qué fundamento, decidimos que no tienen más.
Simplemente porque no emiten sonidos audibles.
Sin embargo, la cámara KirlIan atestigua que las flores reaccionan ante la música. Ante unos sonidos que también son bellos para nosotros.
¡Ya tenemos algo grande en común!: La Belleza…
Bueno, tenemos más: Hijos de la tierra y el sol, seres que crecen, vida que albergan…
Por supuesto, hay quien dice que eso de la tal cámara no es científico.
Y también hay quienes se abrazan a los árboles y los sienten, perciben una forma interior de vida, o bajo su sombra frondosa experimentan sensaciones especiales que no pueden traducir…
Por eso, de la ciencia recibo mejor las afirmaciones que las negaciones. Si encuentra algo, si descubre algo que amplía nuestra existencia, la sigo encantado, aunque tampoco ponga fé en ella.
Pero cuando niega, cuando limita el horizonte, cuando se empeña en oponerse a otras fuentes de saber y las desdeña…me parece que deja de ser ciencia, deja de investigar lo desconocido, se reviste de prejuicios, pierde su limpieza.
Y prefiero entonces confiar en lo que me llega de la realidad de íntima manera, por encima y más allá del pensamiento limitado por sí mismo, empeñado en sus premisas…
¿Qué es lo importante para él, lo útil?. ¿Lo que él puede demostrar a su manera?.
Todavía estoy esperando que para él sólo sea importante LA VERDAD.
Tal como comenzó a ser, en la antigua Grecia, la Filosofía, el amor a la Sabiduría.
Pero el gran espejo de la verdad se nos cayó de las manos y se hizo mil pedazos.
Y ahora casi cada humano –los que aún se preocupan de algo más que subsistir- ha tomado un pequeño fragmento del espejo y en él se queda, con su pequeño trocito de verdad…
Y lo triste es que no hay más sutil y engañosa mentira que una verdad parcial…
No me vengáis, pues, negando realidad, respetados científicos.
No me queráis imponer a la realidad los límites de vuestro avance, siempre escaso avance frente a lo infinito desconocido…

Dicen que dicen los científicos que existe el efecto mariposa.
Eso que poéticamente se expresa como que, al morir la mariposa, cae una estrella.
Eso que habla de que TODO ESTÁ CONECTADO.
Donde ya no hay pequeño y grande, puesto que lo más pequeño puede provocar un efecto inmenso.
La mariposa y la estrella.
O las diez flores blancas del filadelfo…
Diez fueron los justos que habían de habitar en Sodoma y Gomorra, en el regateo de Abrahám a Yavé, para evitar su destrucción.
Diez tal vez basten para cambiar este dolorido y errado mundo.
No me digáis que carece totalmente de importancia que estén ahí esas diez flores.
¿Por qué no buscais vosotros, amig@s mí@s, alguna pequeña cosa de vuestra vida que os muestre ese misterio del Universo y del Ser, donde se une lo infinitamente grande con lo infinitamente pequeño?

 
Deja un comentario

Publicado por en 25 octubre, 2011 en Sin categoría

 

En el lado oscuro de la muerte.

Por ti pude pisar la otra ribera
de ese inmenso mar que nos separa…
No me han sido precisas las creencias para saber de ti, amada que lo fuiste a pesar de los errores, a pesar de desamores que contigo aprendí a desenmascarar.
Por encima del barro de mí mismo, me enseñaste a amar.
Te costó la vida a ti y a mí tú me la diste.
Me surcaste el corazón en labrantío y nacieron las plantas y las flores.
Y te fuiste detrás del horizonte, detrás de la luna y las estrellas, al lado que no vemos de la muerte.
Quedaron impregnadas muchas cosas de tus ojos claros, tu mirar sereno.
Tu árbol y tu monte, cada primavera, se llenan de flor roja, incandescente.
Tú crecías más y más, sin límite visible.
Me parece que llegó un momento en que tu cuerpo ya no te podía contener. Y emprendiste la marcha, sin detener tu paso, sin mirar atrás.
La enorme fosa de la desesperación y la tristeza
taladró mi corazón, perdido ya el deseo de vivir.
De los falsos consuelos de la gente pasaba yo ignorándolos.
“Te queda un gran recuerdo”, me decían.
¡Pero sé que nada vive en la memoria, que ya pasó, que ya no existe!
No se vive hacia atrás ni recordando.
Eso es morir en uno mismo.
¡La vida se produce ahora!
No quería yo, ni quiero, vivir la forma disimulada de la muerte que es el recuerdo.
Quise vivir tu muerte.
Me aplastaba la bruma.
Falsas todas las ideas, falso el pensamiento mismo intentando abrirse paso en la total oscuridad. Falsas las creencias…
Tan sólo REALIDAD podría consolarme.
Y alargaste tu mano por encima de la bruma.
Y me hiciste saber de ti, detrás del lado oscuro.
Tan sólo tú y yo lo conocemos, lo que entonces sucedió.
No sé qué dia fue, tras el llanto y el silencio.
Ni dónde estaba en aquel momento, aunque sospecho que postrado en mi sillón, con la mirada perdida, ausente de lo que los humanos llaman el vivir.
Pero sentí. Te sentí. Sentí tu corazón. Lo sentí en el mío.
Indudable.
Irrecusable.
Inesperado…
Desde el lado que no vemos pero, al tiempo, sin distancia.
Tan íntimo y seguro, tan inesperado, que no pudiera dudar de su realidad.
Nada en mí lo había preparado.
Fue súbito y ajeno a todo mi pensar y mi sentir.
REAL.
Y esa realidad casi del todo incomunicable. Inefable.
No fue ningún mensaje de “aquí hay vida también”.
No fue ninguna “revelación”.
No fue un consuelo para seguir viviendo.
Fue un hecho.
Una parte de tu corazón se quedaba en el mío.
Se fundía con el mío y lo cambiaba.
Dejaba de ser tuya en solitario.
Se volvió mía.
Y de modo real, esa parte de ti vivía en mí.
No era, sin duda alguna, algún recuerdo tuyo para vivirlo en la memoria, no era tu ejemplo, no era la vida que realizaste.
Esa terminó.
Pero tú te llevaste de aquí, de esta ribera, muchas cosas.
Te marchaste con ellas porque ellas tenían el poder de cruzar la frontera al lado oscuro.
¡Muchos lo dejan aquí casi todo! Porque su vida ha sido vacua.
¡Pero estaba tu vida tan repleta que te lo llevaste casi todo!
Y te presentaste aquí para dejarme ese regalo de ti misma.
No sé cómo puedo agradecértelo.
Seguramente sólo viviéndolo.
Y teniendo una certeza que pocos tienen:
Que en el lado oscuro, real como el de la luna, HAY VIDA. ¡ESPLENDOROSA!
Intangible, sí, para nosotros, para el sentido.
Pero no para el corazón, para aquello que en nosotros siente sin pasar por los sentidos, cualquiera que ello sea.
¡Y para aquellos que han cruzado la frontera!
Tú la cruzaste y pudiste llegar a mí.
Ignoro si también yo, desde este lado, puedo hacerlo como tú.
No lo puedo afirmar porque no lo sé.
¡Pero afirmo tu llegada a mí!
No sé si recibiste los poemas que hice para ti tras tú marcharte.
Sin embargo, sé que si amo, también estás amando tú.
Sé que si mi corazón se compadece de verdad, también lo estás haciendo tú.
Sé que si tiendo la mano, también la tuya se está tendiendo.
Sé que si ahora siento el vivir de otra manera, dentro de mí está esa parte tuya que me inspira.
Sé que si ahora sé QUE EL AMOR LO ES TODO, tú también participas del saber e ignoro hasta qué punto tú me le has dado.
Sé que se puede cruzar la frontera.
Sé que quien se va, puede comunicarse existencialmente.
Sé que hay luz en el lado oscuro de la muerte…
Y te digo ahora algo que he sentido, otro poema tras tú marchar, soñando que te llegue allá, donde todavía no podemos ver…

No me atrevo a llamarte por tu nombre
por no contaminar tu nueva altura
que detrás de este velo oscurecido
se oculta para mí como la luna.
Quizá ya no es tu nombre aunque tu esencia
en ese nuevo ser aún perdura
que tantas a la muerte habrán vencido
tu amor, tu paz y tantas cosas tuyas.
Jamás podrá morir lo que en tus ojos
por tantas veces ví ni tu dulzura,
tu inmensa comprensión y la armonía
de mente y emoción, las dos en una.
Llegaste a caminar en esta tierra
más allá del dolor y cuanto funda
el humano vivir y trascenderlo
ya no sé si ángel fueras o luz pura
retornando hacia el sol y las estrellas,
al Amor donde todo se consuma…
Con algo de tu ser aquí camino,
con tu paso escondido en mi andadura,
con tu rostro imborrable en mi retina
y en mi pecho tu llama entre la bruma…

 
1 comentario

Publicado por en 24 octubre, 2011 en Sin categoría

 

Ser feliz…a ratos.

Esta misma tarde me lo ha dicho una persona. Que a veces es feliz.
Otras no.
Es madre de dos hijos. Con uno está contenta. El otro la hace sufrir.
Es persona que no sabe gran cosa de sí misma.
De las que piensan que sus sentimientos se producen al dictado de los hechos exteriores.
Un hijo “le da disgustos”.
Le insinuaba yo que podía poner una barrera a los disgustos. No le llegué a decir que podía mirarlos dentro de sí para progresar, aceptando su sufrimiento y creciendo en él. Me pareció demasiado…
Pero ella decía que le llegaban y que nada podía hacer.
Le preguntaba que si alguien le dijera la manera de ser feliz todo el tiempo, estaría ella interesada.
Y su respuesta fue NO.
“Hay que conformarse con lo que se tiene”, me decía.
Ser feliz…a veces…a ratos…
“La vida no te da más”…
Muchas personas viven así. A la espera de lo que les dé la vida.
Si es poco…¡qué le van a hacer!. Con ello han de conformarse.
Y consideran el conformarse como algo sabio.
Lo han escuchado en su casa. Lo han escuchado por ahí…
Y les parece que es sabio…
No se preguntan si pueden hacer algo para cambiar su vida, o para cambiarse a sí mism@s.
Dos polos existen en todo: lo que vives y cómo lo vives.
En ambos polos podrías actuar, en lo de fuera o en lo de dentro.
Cualquiera de las dos que cambies, ha cambiado tu vida.
Pero si te conformas…
Te basta, entonces, con la felicidad a ratos.
Te parece demasiado tener más.
Te parece imposible e increíble SER FELIZ CONSTANTEMENTE.
¡No puede ser!…¡No interesa!…
Seguro que te exije algo que no estás dispuest@ a dar.
Ya ves: o actuar sobre tu vida o sobre ti.
Y renuncias a ello.
Tal vez te venga también a la cabeza aquello de “más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”.
Y entre tus máximas y el trabajo que te cuesta cuestionar tu vida y cuestionarte a ti, prefieres quedarte como estás, y no intentar nada nuevo.
“¡A saber si todo eso son monsergas!”, te dices.
“Tiene su lógica todo eso, sí…Pero no basta”…
Y naturalmente, tienes que despedirte de ella diciéndole que procure disfrutar cuanto pueda, que se relacione con personas que le aporten satisfacción y visión positiva, y que cambie de acera cuando las personas aporten conflictos y negatividad…
Ella menea la cabeza y llega a insinuar que “eso último, no se puede”…

¿Vosotros, amig@s, tomáis esa misma actitud?
Mucha gente la toma, desde luego.
Se conforma con esa felicidad a ratos.
¿Tú te conformas?
Si no es así, querrás cuestionar tu vida y a ti mism@.
Te tomarás ese trabajo.
Y tendrás que emprender una búsqueda.
Te puedo asegurar una cosa:
EXISTE LA FELICIDAD PERMANENTE.
No es una teoría.
Y no te hablo de oídas ni de memoria.
Hace un tiempo escribí tres “post” sobre “El camino de la felicidad”. Relato allí acciones que pueden realizarse para lograrlo. Si te interesa, echa hacia atrás en los post y llegarás a ellos.
Pero no quisiera que terminaras esta lectura sin decirte ahora algo sobre el asunto.
Te he afirmado seriamente que es posible lograr esa felicidad. Eso ya te puede ayudar.
Podrás empezar por recibir con el mismo ánimo sereno las dos copas de la vida: la dulce y la amarga.
¡Y beberte ambas enteras, hasta terminar la copa!
Tu ser se alimentará del placer y del dolor, del contento y del sufrimiento. Y no huirás del sufrimiento…
Luego habrás de trabajar para conseguir algo francamente difícil: Liberar tu mente de todo condicionamiento y tu corazón de toda dependencia.
Y aprender a vivir en el AHORA.
Ni es simple ni es fácil.
Pero es posible y te aseguro que es eficaz.
Requiere un trabajo interno muy serio. El de alguien que se toma la vida y a sí mism@ en serio.
Y se pregunta si le merece la pena trabajar en su propio interior para vivir una felicidad PERMANENTE, que nada ni nadie le pueda quitar.
Cierto es que, hasta experimentarlo por uno mism@, puede parecer como algo en el aire, quimérico.
Sin embargo, es ése un camino en el que, al irlo haciendo, se va comprobando a sí mismo. Iniciarlo es ya su propia recompensa.
No es fácil. Si lo fuera, ¿no crees que habría muchas personas permanentemente felices?
Pero yo no quiero convencerte.
Es tu vida y tú tomarás tus propias decisiones, es tu derecho absoluto.
Solo si actúas por ti mism@ llegarás hasta el final.
Y podrás olvidarte de esa escasa y frágil felicidad a ratos…

 
Deja un comentario

Publicado por en 21 octubre, 2011 en Sin categoría

 

La tumba de la utilidad.

La tumba de la utilidad.
¡ SE ENCUENTRA! NADIE SABE DÓNDE!
Porque parece estar tan viva y tan poderosa que parece impensable suponer que ha muerto y que se puede encontrar su tumba.
Si mirais en torno vuestro, amig@s, veréis a toda clase de personas que la buscan en todo momento y lugar.
“¿Pero eso es útil?”, preguntan todos.
“¿Y eso para qué sirve”, lo dicen hasta los niños.
Y a la inversa, si algo no es útil, todo el mundo se desinteresa de ello…”¿Para qué?”…
Sucede este fenómeno hasta en el llamado mundo espiritual:
Si se lee un libro “espiritual”, se quiere saber “si se obtienen resultados”, si te proporciona paz, o algo, si consigues con él resolver alguno de tus problemas, si comprendes mejor algo…
Y si asistes a una charla de alguien que dice cosas de Nueva Era, de vivir de otra manera…¡igual!.
¡Alguna utilidad!.
Si no es útil…¿qué sentido tiene?.
Se vuelve absurdo…¡Necesariamente ha de tener alguna utilidad!.
Y cuando hay “utilidad”, hay “propaganda” y hay comercio…¡Y naturalmente, beneficios!.
Y ya se cierra el circuito porque se ha recorrido todo el mundo en el que vivimos.
Si se observa lo que hay en las cabezas de la gente, si se observa lo que hay en la propia cabeza…¿no está allí la utilidad como la gran fuerza convincente, hasta puede ser que por encima de todas cuantas allí figuran?
El mundo occidental entero (y no sé si también el resto del mundo) se definen prácticamente por este concepto.
¿Quién hace algo que no le resulte útil hacerlo?
Tal vez haya algunas raras personas que puedan actuar así…La Madre Teresa, diría alguno.
En ellas es posible que se encuentre la tumba de la utilidad.
¡Pero son tan pocas y tan raras…!
Y no es “que esté mal” buscar la utilidad, no existe eso “del mal”.
Sola y simplemente es una descripción de la estructura mental del mundo que vivimos…y de nosotros mismos…
Es “un rasgo de familia”.
Así aparece la familia humana. Guiada por la “utilidad”.
Y la utilidad es “interés”…
Y si buscamos la utilidad en todo, SOMOS INTERESADOS.
“¡Vaya descubrimiento!”, podéis decirme. “¡Claro que somos interesados!…¡Y egoístas!…Cada uno busca “su” interés, lo que le pide “su” ego…”
O sea, dicho de otro modo, TODOS ACTUAMOS PARA ALGO, PARA CONSEGUIR ALGO.
ACTUAMOS “PARA”…
Y, sin embargo, amig@s mí@s, considerar que TODOS y SIEMPRE actuamos así, ME PRODUCE UNA GRAN TRISTEZA.
Y formulo con vosotros varias preguntas:
¿Para qué sirve LA BELLEZA?¿cuál es “su utilidad”?.
Puede que me digáis que te da placer, el placer estético, una forma ciertamente muy depurada de placer, pero placer al cabo.
Y quisiera decirte algo que no es fácil de comunicar:
SI MIRAS LA BELLEZA PARA OBTENER PLACER DE ELLA, ¡NO VES LA BELLEZA!.
¡Justamente porque la miras de manera interesada, buscando su utilidad!
Sí es cierto, la percepción de la Belleza produce un especial placer, lo llamaría más bien GOZO.
Pero para captar la realidad de la Belleza ¡no hay que hacerlo PARA buscarlo!…

Otra pregunta:
¿Para qué sirve LA VERDAD?
“¡Hombre, pues para no estar equivocado!”.
¿Y eso para qué sirve?
Si miramos el mundo, la gente, da la impresión de que les interesa no estar equivocados EN LA FORMA DE CONSEGUIR LO ÚTIL, NO LO VERDADERO.
Que sea o no verdadero ¿no le da igual a casi todo el mundo?
Te dirán: “Si es útil, ¿qué mas da que sea verdadero?”.
De manera que viene a suceder lo mismo que con la Belleza: SI BUSCAS LA VERDAD PORQUE ES ÚTIL, NO ENCUENTRAS LA VERDAD…
Te podría preguntar también: ¿PARA QUÉ EXISTE EL UNIVERSO?.
Y no me digas que “para que podamos existir nosotros”, que eso se llama “antropomorfismo”, es decir, dar, a lo que no somos nosotros, el sentido que “nos interesa” a nosotros.
Si lo extiendes, puedes verlo más claro:
El sol existe PARA alumbrarte, la tierra existe PARA que pises en ella, la luna existe PARA cuando estás enamorado, los árboles PARA que te den sombra…
ES DECIR, TÚ ERES EL SENTIDO DEL UNIVERSO.
¿Y eso no es “pasarse”?

Tal vez si nos preguntamos “PARA QUÉ ES EL AMOR” lo veamos más claro…¡Si tenemos claro ALGO del amor!
Si amas, NO AMAS PARA ALGO…¡pobre de ti si lo haces, porque entonces, sin duda, NO AMAS!
EL AMOR NO TIENE MOTIVOS INTERESADOS.
Si en el amor aparece “el interés”, la “utilidad”…¡adiós al amor!.
Y nos encontramos entonces, amig@s, QUE HAY REALIDAD QUE NO TIENE NINGÚN “PARA”.
QUE SIMPLE,SENCILLAMENTE, ¡ES!.
A poco que ames, habrás de verlo.
No amas a otra persona “para estar a gusto con ella”, “para que te dé sexo gratis”, “para disfrutar de sentimientos placenteros”, “para estar acompañad@”…
¡Si esos son tus “para”, pronto se romperá tu pareja…o tarde, pero se romperá.
EL AMOR NO ES INTERESADO, EL AMOR NO BUSCA LA UTILIDAD, ¡EL AMOR ES!.
Si esto es así, amig@s, ¿qué vidas estamos viviendo?

Todos los días, entre el amanecer y el ocaso, permitamos que nuestro ser (¡que también sencillamente es!) HAGA COSAS PARA NADA.
Pararnos un momento en la calle y mirar…¡para nada!.
Escuchar un momento a los pájaros…¡para nada!
Ver pasar a la gente…¡para nada!
Advertir una sonrisa o una lágrima…¡para nada!
Sonreir nosotros, mirar benévolamente…¡para nada!
Seguir a esa hoja otoñal que cae del árbol…¡para nada!.
Quedarnos quietos y callados…¡para nada!
Y AMAR…¡PARA NADA!
Puede ser que eso nos vaya guiando AL MUNDO QUE ES, AL QUE SENCILLAMENTE ES…
Y, esto es muy cierto, SERÁ UN MUNDO DIFERENTE DEL QUE VIVIMOS BUSCANDO LA UTILIDAD.
ALLÍ ENCONTRAREMOS SU TUMBA…

 
Deja un comentario

Publicado por en 20 octubre, 2011 en Sin categoría

 

El verdadero amor.

Vengo de realizar pequeña compra en el cercano supermercado.
El cielo está azul sin mácula de nubes, reina el sol en él.
Me engañé un poco sobre la temperatura ambiente, y salí solamente cubierto de camisa de manga larga, sin más prendas.
Al salir de la tienda, me acerqué a la casi adjunta taberna, con la idea de tomar una cerveza.
El sitio estaba desierto.
Y las mesas exteriores situadas en la sombra.
Elegí un vinito, en vez de la cerveza, para tomar el calor de la bebida.
Moví una mesa al sol.
Llegó un hombre con uniforme verde y prominente vientre, desbordado sobre su cinturón. Entró en la taberna.
Un gorrión también solitario se posó cerca de mí.
Tomé mi vaso al terminarlo y se lo acerqué al mostrador a Zinia, joven camarera de preciosos ojos azules y alargada cara.
Le deseé buen día y me volví a casa.
A escribiros sobre el verdadero amor.
Y os diré ahora tan sólo lo que veo y siento ahora, que no hablo de memoria nunca, sino de aquello que a mi ahora llega…
¡El verdadero amor!
El amor que no se encuentra, sino que a ti te encuentra.
El amor que, por verdadero, evoca los que no lo son.
Es casi más fácil decir qué no es él, que lo que es.
Obviamente, el amor no es el sexo, aunque en él se incluya y se transforme en otra cosa que intentaré expresar.
Digo “obviamente”, aunque no lo sea para much@s. ¡Cuántas parejas que sienten intensamente la pasión sexual, se creen que eso en ellos es amor!
Pero si ahí se detienen, no es amor.
EL DESEO NO ES EL AMOR.
Sea la clase de deseo que sea.
Recorren los dos rutas diferentes, nacen de distinta manera, diferentes son sus objetos.
El deseo es el impulso a repetir el placer pasado.
El mismo placer o sus variantes.
Y cuando el cuerpo de la amada o el amado (que aún sólo lo son supuestamente) despierta uno de los máximos placeres que puede obtener el cuerpo,
y -¡además!- en el instante del gozo ¡el ego se suspende!, muchos confunden el deseo y el amor.
Pero aquel nace en el pasado y se proyecta hacia el futuro.
Aquel busca repetirse constantemente.
Y cuando él decae o hasta se agota…¡sienten muchos que se ha terminado el amor!.
Y bien puede ser, la inmensa mayoría de las veces, que ni siquiera haya comenzado.
PORQUE EL AMOR SE DIRIGE A LA PERSONA Y NO AL PLACER.
PORQUE EL AMOR VIVE EN EL AHORA Y NO EN EL PASADO NI EL FUTURO.
EL AMOR JAMÁS RESIDE EN LA MEMORIA.
PORQUE EL PLACER SE ACABA Y EL AMOR DURA PARA SIEMPRE.
No son ideas, amig@s mí@s, son hecho y realidad.
No especulo ni invento al comunicarlo.
Solamente os hablo de REALIDAD Y VERDAD…
Y casi sin esfuerzo alguno, al decir que el amor dura para siempre, se evoca a tantos y tantos a los que su supuesto amor no les duró.
Probablemente ni se pararon tras ello a investigar en su corazón, si lo que vivieron era amor.
Y concluyeron que el amor pasa, que dura un tiempo y después se desvanece.
Y se confundieron otra vez con ese cóctel de hormonas cerebrales que el cerebro crea para conseguir sus objetivos como especie, esa progenie que la prolonga indefinidamente…¡mientras no llegue el momento en que esta especie decida destruirse!…
¡Con tantas cosas, a los humanos ojos, pudo confundirse el amor!
Porque el amor NO ES emoción, ni sentimiento, aunque TODOS nacen bajo su égida.
Porque el amor NO ES el afecto ni el cariño, que también perecen aunque puedan durar más que la atracción del deseo.
Porque el amor no es “quererse”, palabra ambigua que muchas veces no se sabe su contenido, porque, un día y sin saber por qué, TAMBIÉN DEJARON DE QUERERSE.
Y es que no sabían ellos que estaban haciendo “comercio psicológico”.
Era un “te quiero si me quieres…te quiero mucho si me quieres mucho”.
Y “el cajero” iba llevando la contabilidad.
Cuando uno acumulaba mucha deuda, el otro le enviaba “notificaciones”.
Hasta que un día las deudas eran demasiado altas y se procedía al embargo del amor…
PERO EL AMOR NO SE ENCUENTRA EN EL CEREBRO HUMANO NI EN SU NATURAL COMPORTAMIENTO NI EN EL COMERCIO PSICOLÓGICO.
El amor rompe todas las pautas, todas las reglas.
El amor supera al intelecto y supera al propio corazón.
El amor traspasa las barreras de ese ego omnipresente en cualquier acción humana.
¡EL AMOR ESTÁ SIEMPRE MÁS ALLÁ!
No lo posees, no es “tuyo”, no lo puedes controlar, no sabes sus por qués ni en qué consiste…
¡Sólo sabes que te arrastra en un viento poderoso, sólo sabes que ilumina tu vida con mayor intensidad que los relámpagos, sólo sabes que dejas de ser tú, sólo sabes que el mundo entero desaparece, que todo se quema, que La Llama es Eterna, que ni sabes ni te importa hasta dónde te pueda llevar!….
El amor es MISTERIO.
Todo lo ignoramos de él incluso si lo vivimos.
Con ninguna otra realidad puede confundirse, aunque tristemente tanto se confunda.
Puedes estar en él, cogerte de tu cuerpo y transportarte en un carro de fuego como a Elías.
¡Y nunca llegas a él, porque ÉL ES SIEMPRE MÁS!
Observa, por favor:
Si crees que amas lo más que es posible amar…¡es que no amas!
¡PORQUE CRECE SIEMPRE!
Si te has estabilizado en un afecto o un querer, si de ahí no pasas aunque lo mantengas…¡AÚN NO HAS LLEGADO A AMAR!…
Si sois hombre y mujer, o cualquiera sea la forma de lo masculino y femenino, y sois los dos solamente UN hombre y ella UNA mujer…¡tampoco has llegado hasta el amor!
Porque si amáis, ella es LA MUJER y tú eres EL HOMBRE.
Si amáis, amig@s, ¡las estrellas y el Universo se conmueven!.
Si amáis, amig@s, no es privado asunto vuestro amor, no es casero afecto ni aventura simplemente personal. ¡ES ALGO CÓSMICO!
No ven los humanos ojos lo que acontece EN EL SER cuando dos realmente se aman, cuando dos han sido arrebatados en ese fuego mayor que el que Prometeo trajo al hombre.
No ven, ni pueden ver, los humanos ojos la inmensa revolución cósmica que es el amor.
Tal vez si sólo un 10 o un 20% de parejas se amaran de verdad ¡toda la humanidad se transformaría! Y comenzaría al fin EL MUNDO NUEVO…

Pero nosotros sólo podemos “roturar el campo” quitando de nosotros, como las malas hierbas, “lo que no es amor”.
Porque en esa misteriosa realidad que no conocemos en sí misma, hay una luz que nos indica su ausencia. Y ahí podemos intervenir, porque una vez más la consciencia es la guía.
Y cuando vemos que en nuestra acción que se inicia NO HAY AMOR, esa acción hemos de detenerla para dejar nuestro corazón ABIERTO AL AMOR.
El amor mismo no puede cultivarse, es una flor que viene de más allá del tiempo y del espacio, más allá de lo humano. Pero se puede cultivar la tierra en la que arraiga, lo más hondo y limpio del corazón.
Y este cultivo HA DE SER CONSTANTE porque el amor no soporta la suciedad del ego.
¡LIMPIO EL CORAZÓN PARA PODER AMAR, SILENCIOSO EL PENSAMIENTO!
Porque nuestra cabeza, siempre desbordada por lo que es el amor, se llena de dudas y conflictos.
Él no entiende algo y ello le provoca movimientos.
Y el corazón duda, teme, se retrae…
¡Y eso mancha la tierra del amor!
¡NO USEMOS NUNCA EL PENSAMIENTO PARA AMAR!…

Os pinto, amig@s mí@s, una tarea imposible e increíble.
ESO ES EL AMOR.
Pero sabed algo: ÉL QUIERE VENIR SIEMPRE.
Caminemos, pues, con el corazón del todo abierto
para que –cuando él quiera- pueda morar en nosotros y toda nuestra vida deje de ser lo que era
Y ENTRE EN EL MUNDO VERDADERO QUE ES EL DEL AMOR Y, CON ÉL, DE LA FELICIDAD.

 
Deja un comentario

Publicado por en 19 octubre, 2011 en Sin categoría