RSS

Archivos Mensuales: julio 2012

Argumentos lógicos contra el pensar.

No os asustéis.
No soy un irracionalista haciendo propaganda.
El pensar, en nuestra especie humana, ocupa un lugar importante y yo se lo reconozco.
He sido profesor universitario de filosofía. Y no sólo no reniego de ello, sino que me ha ayudado
para conocer a la humanidad, para saber de sus progresos y sus atrasos, para distinguir sus huellas en las mentes de las gentes hasta hoy en día.
Que muchas personas hay que no saben que están pensando al dictado de aquél filósofo o de aquél otro. Y que le deben a él su pensamiento.
También la historia del pensamiento es la historia humana. También en ella se perciben características específicas de nuestra especie.
Ese saber me ha proporcionado una visión del pensamiento que me permite darle su valor, eliminar exageraciones y menosprecios.
Nunca fui un “filósofo de escuela”, no me adscribí a ninguna de ellas, me escapé del partidismo.
Traté de conocer a cada filósofo desde su perspectiva y sus aportaciones, que profesionales fueron del pensar y se merecen en ello todos los respetos.
La definición misma que los griegos emplearon para ella, “amor a la sabiduría”, es para mí emblemática.
¡Ojalá tantas mentes de hoy en día, que manejan los pensamientos de manera caótica, aprendieran la seriedad, el rigor y la disciplina con la que ellos se entregaron a tal quehacer!
Por ello mi post de hoy NO ATACA AL PENSAMIENTO EN SU PROPIO VALOR.
Sino que se adentra en otra dimensión, en otro nivel…
Y entrando ya en mi propósito de hoy, ya estaréis viendo, amig@s mí@s, la paradoja:
Argumentar con la lógica en contra del pensar…
Algo así como “Kramer contra Kramer”.
Tirar de los recursos del pensamiento para tratar con ellos de mostrar sus límites.
Darle a la razón razones para que se retire.
RAZONES PARA QUE NO ENTRE EN LA INTERIORIDAD HUMANA, para que sepa que esa región le excede, para que comprenda que ahí hay una libertad superior a él.
Iré mostrando brevemente los argumentos. Intentando que sean totalmente lógicos, silogismos, deducciones correctas…
Una forma parecida a cómo las Cortes Españolas, dominio de la dictadura precedente, fueron abandonando sus posiciones dictatoriales para asumir la libertad democrática.
“Trampa saducea” hubo quien la llamó…
Mas mi deseo es tan sólo que veamos juntos que hasta el propio pensamiento puede ver lógico y razonable que no intente actuar fuera de sus límites naturales.
Si con razones convencemos a la razón, puede que tomemos la decisión de lanzarnos al SER CONSCIENTES en vez de TANTO PENSAR.
Allá van los argumentos…

NADA HAY SAGRADO EN EL PENSAMIENTO.
LUEGO, SI PIENSAS,
ESTÁS FUERA DE LO SAGRADO…
La premisa mayor la expresó el maestro del siglo XX, J.Krishnamurti.
Tenemos dos opciones:
Darlo por válido o comprobarlo por nosotros mismos.
Lo primero se apoya en su autoridad.
Lo segundo en nuestra propia visión…
Me quedo con lo segundo…

DURANTE TODA LA HISTORIA LA HUMANIDAD HA PENSADO EN LO SAGRADO.
SIN EMBARGO, NO SE HA TRANSFORMADO.
LUEGO ESE PENSAR NO TRANSFORMA…
Cualquiera puede ver la historia de la humanidad y las religiones.
Y con mirar en torno nuestro, tenemos experiencia tristemente sobrada para comprobar que la humanidad no se ha transformado…Luego…

EL PENSAMIENTO ES ACTIVIDAD DEL NEOCÓRTEX CEREBRAL.
EL MUNDO EMOCIONAL SE GENERA EN “OTRO” CEREBRO, SEPARADO DE AQUÉL.
LUEGO EL PENSAR NO LLEGA A LA EMOCIÓN, NO NOS CAMBIA.
Ambas cosas las atestigua la ciencia.
Y a ella podemos añadir nuestra propia experiencia.
Las razones nos pueden gritar a los oídos, pero no llegan al corazón.
Por más que lo intentamos manipular desde ellas, él no se queda satisfecho.
Podemos –lo hacemos a veces- tratar de enterrar los sentimientos…Pero en el fondo de nosotr@s, en nuestro cerebro emocional, allá persisten…
Y si persisten nuestras emociones, persiste nuestro modo de ser.
NO CAMBIAMOS…
¿No nos basta?

EL PENSAMIENTO ES UN PROCESO MATERIAL EN EL CEREBRO
(lo afirmó el Premio Nobel de Física David Bohn).
NUESTRO SER INTERNO NO ES MATERIAL.
LUEGO NUESTRO PENSAR NO LLEGA A NUESTRO SER, NO LO PUEDE TRANSFORMAR…
La afirmación de Bohn puede llamar la atención a muchos, en especial creyentes de religiones.
Consideran el pensamiento una realidad “espiritual”, una potencia del “alma”, también espiritual.
Percibe, sin embargo, la Neurociencia los procesos del pensamiento a través de imágenes magnéticas del cerebro.
Son procesos materiales.
Los “religiosos” defienden lo contrario por su temor a que tantas cosas que “creen” carezcan de fundamento.
Y por su temor a perder poder entre los humanos.
Les parece que, con ello, abren la puerta al ateísmo.
PERO NO TIENE NADA QUE VER CON ELLO.
LA VERDADERA RELIGIÓN NO RESIDE EN LAS PALABRAS. Y EN ELLAS SE DETIENEN.
Lucha ha sido para ellos larga durante toda la historia.
Contra herejes y cismáticos. Contra los filósofos y la ciencia.
¡Sin darse cuenta de que allí no tenían que luchar porque allí no tenían nada que defender!…

La premisa menor requerirá para no pocos, ser probada.
Sin embargo, justamente aquí llegamos al final del pensamiento, donde él no puede actuar.
Ni tampoco la ciencia, que no olvidéis que es hija del pensar…
No puede demostrarse LO IMPALPABLE E INVISIBLE.
No puede demostrarse ni que existe ni que no existe LO SAGRADO.
Ni siquiera el amor, el humano amor, puede demostrarse.
Hace pocos días he conocido a una persona especial, que ha vivido cuatro años convencida por completo de que alguien la amaba.
Tenía todos los signos, todas las señales.
¡Y de pronto un día se supo que era todo un montaje, una gran mentira!.
Signos hay también de LO SAGRADO. La mente lo puede ver. La consciencia puede asomarse.
Pero nunca demostrar…
No lo precisan, sin embargo, cuantos viven una vida interior. Ell@s lo saben.
Para todos ell@s, por tanto, el argumento es válido…

EL CORAZÓN TIENE RAZONES QUE LA RAZÓN NO ENTIENDE
(lo afirmó alguien tan extremadamente razonable como el gran matemático Pascal).
LUEGO LA RAZÓN NO PUEDE CAMBIAR AL CORAZÓN.
Porque ¿cómo va a cambiar lo que ni siquiera entiende?…

SOMOS REALMENTE LO QUE SENTIMOS.
Y EL PENSAR NO CAMBIA EL SENTIR.
LUEGO NO CAMBIA LO QUE SOMOS.
Poco importa lo que uno piense cuando son nuestras emociones las que dicen lo que somos por debajo de nuestros pensamientos y acaban rigiendo nuestra conducta…
El corazón dice lo que somos.
La cabeza solamente señala “lo políticamente correcto”.
Y ello no pasa de ser “un adorno social”…

NO ES LO QUE ENTRA POR LA BOCA LO QUE HACE IMPURO AL HOMBRE, SINO LO QUE SALE DEL CORAZÓN…
Lo dijo el Maestro Jesús de Nazaret.
No son impuros los alimentos, como decían los fariseos.
Lo impuro sale de nuestros corazones, de nuestras emociones torcidas y retorcidas, de nuestras ambiciones, nuestras violencias…
¡Y no valían las “normas” de los fariseos, sino cambiar el corazón al que no llegaban las normas del pensar!…

LAS FUNCIONES PSÍQUICAS ESTÁN LOCALIZADAS EN EL CEREBRO.
SON PARCIALES.
¡PERO LA CONSCIENCIA ESTÁ EN TODO EL CEREBRO!
PARA EL CAMBIO TOTAL HUMANO, HACE FALTA LA ACCIÓN TOTAL…
Parece claro, en lógica, que una parte no puede cambiar el todo.
No al menos si no contiene “perspectiva de totalidad”. Una especial característica que le permita acceder al todo.
Sucede con el cáncer en el organismo.
Y con la vacuna…
Pero la gente que piensa mucho, sigue siendo lo que es.
Si no fuera así, los científicos, los catedráticos serían ellos LOS SANTOS…
Y sabemos todos que una persona de grandes conocimientos no tiene por qué ser una persona buena.
Muchas veces, al contrario, el mucho saber de la inteligencia provoca soberbia…
Pensamiento y conocimientos, saberes y cultura, se colocan en la memoria y en el neocórtex cerebral.
Y se aplican en exclusiva a su campo, el mundo de los objetos.
Y EL MUNDO DEL SUJETO QUEDA COMO ESTABA, CON EL BARNIZ DE LA CULTURA…

INFLUYE EN LA PERSONA MUCHO MÁS EL CEREBRO EMOCIONAL QUE EL RACIONAL.
SIN EMBARGO, EL CEREBRO EMOCIONAL ALBERGA AL MISMO TIEMPO TODAS LAS EMOCIONES NEGATIVAS.
(Por ello decía Jesús que del corazón sale “lo impuro”).
¿QUÉ PUEDE HACER QUE ÉL LAS DESECHE?
SOLAMENTE LA CAPACIDAD DE “DARSE CUENTA”,
QUE SE EXTIENDE POR LA TOTALIDAD DEL CEREBRO…
LA QUE NO ES PENSAMIENTO Y LO CONOCE.
LA QUE NO ES EMOCIÓN Y SABE DE ELLA.
LA QUE EMPAPA LA TOTALIDAD DEL CEREBRO
¡Y LO DESBORDA!…
Querid@s amig@s, espero no haberos hecho perder el tiempo.
Si ya teníais colocado el pensamiento en su lugar,
una comprobación más posiblemente no estorba.
Y si así no fuera, tal vez estos pensamientos os ayuden a cuestionar el lugar en el que, durante milenios, lo hemos puesto los humanos…

No os asustéis.
No soy un irracionalista haciendo propaganda.
El pensar, en nuestra especie humana, ocupa un lugar importante y yo se lo reconozco.
He sido profesor universitario de filosofía. Y no sólo no reniego de ello, sino que me ha ayudado
para conocer a la humanidad, para saber de sus progresos y sus atrasos, para distinguir sus huellas en las mentes de las gentes hasta hoy en día.
Que muchas personas hay que no saben que están pensando al dictado de aquél filósofo o de aquél otro. Y que le deben a él su pensamiento.
También la historia del pensamiento es la historia humana. También en ella se perciben características específicas de nuestra especie.
Ese saber me ha proporcionado una visión del pensamiento que me permite darle su valor, eliminar exageraciones y menosprecios.
Nunca fui un “filósofo de escuela”, no me adscribí a ninguna de ellas, me escapé del partidismo.
Traté de conocer a cada filósofo desde su perspectiva y sus aportaciones, que profesionales fueron del pensar y se merecen en ello todos los respetos.
La definición misma que los griegos emplearon para ella, “amor a la sabiduría”, es para mí emblemática.
¡Ojalá tantas mentes de hoy en día, que manejan los pensamientos de manera caótica, aprendieran la seriedad, el rigor y la disciplina con la que ellos se entregaron a tal quehacer!
Por ello mi post de hoy NO ATACA AL PENSAMIENTO EN SU PROPIO VALOR.
Sino que se adentra en otra dimensión, en otro nivel…
Y entrando ya en mi propósito de hoy, ya estaréis viendo, amig@s mí@s, la paradoja:
Argumentar con la lógica en contra del pensar…
Algo así como “Kramer contra Kramer”.
Tirar de los recursos del pensamiento para tratar con ellos de mostrar sus límites.
Darle a la razón razones para que se retire.
RAZONES PARA QUE NO ENTRE EN LA INTERIORIDAD HUMANA, para que sepa que esa región le excede, para que comprenda que ahí hay una libertad superior a él.
Iré mostrando brevemente los argumentos. Intentando que sean totalmente lógicos, silogismos, deducciones correctas…
Una forma parecida a cómo las Cortes Españolas, dominio de la dictadura precedente, fueron abandonando sus posiciones dictatoriales para asumir la libertad democrática.
“Trampa saducea” hubo quien la llamó…
Mas mi deseo es tan sólo que veamos juntos que hasta el propio pensamiento puede ver lógico y razonable que no intente actuar fuera de sus límites naturales.
Si con razones convencemos a la razón, puede que tomemos la decisión de lanzarnos al SER CONSCIENTES en vez de TANTO PENSAR.
Allá van los argumentos…

NADA HAY SAGRADO EN EL PENSAMIENTO.
LUEGO, SI PIENSAS,
ESTÁS FUERA DE LO SAGRADO…
La premisa mayor la expresó el maestro del siglo XX, J.Krishnamurti.
Tenemos dos opciones:
Darlo por válido o comprobarlo por nosotros mismos.
Lo primero se apoya en su autoridad.
Lo segundo en nuestra propia visión…
Me quedo con lo segundo…

DURANTE TODA LA HISTORIA LA HUMANIDAD HA PENSADO EN LO SAGRADO.
SIN EMBARGO, NO SE HA TRANSFORMADO.
LUEGO ESE PENSAR NO TRANSFORMA…
Cualquiera puede ver la historia de la humanidad y las religiones.
Y con mirar en torno nuestro, tenemos experiencia tristemente sobrada para comprobar que la humanidad no se ha transformado…Luego…

EL PENSAMIENTO ES ACTIVIDAD DEL NEOCÓRTEX CEREBRAL.
EL MUNDO EMOCIONAL SE GENERA EN “OTRO” CEREBRO, SEPARADO DE AQUÉL.
LUEGO EL PENSAR NO LLEGA A LA EMOCIÓN, NO NOS CAMBIA.
Ambas cosas las atestigua la ciencia.
Y a ella podemos añadir nuestra propia experiencia.
Las razones nos pueden gritar a los oídos, pero no llegan al corazón.
Por más que lo intentamos manipular desde ellas, él no se queda satisfecho.
Podemos –lo hacemos a veces- tratar de enterrar los sentimientos…Pero en el fondo de nosotr@s, en nuestro cerebro emocional, allá persisten…
Y si persisten nuestras emociones, persiste nuestro modo de ser.
NO CAMBIAMOS…
¿No nos basta?

EL PENSAMIENTO ES UN PROCESO MATERIAL EN EL CEREBRO
(lo afirmó el Premio Nobel de Física David Bohn).
NUESTRO SER INTERNO NO ES MATERIAL.
LUEGO NUESTRO PENSAR NO LLEGA A NUESTRO SER, NO LO PUEDE TRANSFORMAR…
La afirmación de Bohn puede llamar la atención a muchos, en especial creyentes de religiones.
Consideran el pensamiento una realidad “espiritual”, una potencia del “alma”, también espiritual.
Percibe, sin embargo, la Neurociencia los procesos del pensamiento a través de imágenes magnéticas del cerebro.
Son procesos materiales.
Los “religiosos” defienden lo contrario por su temor a que tantas cosas que “creen” carezcan de fundamento.
Y por su temor a perder poder entre los humanos.
Les parece que, con ello, abren la puerta al ateísmo.
PERO NO TIENE NADA QUE VER CON ELLO.
LA VERDADERA RELIGIÓN NO RESIDE EN LAS PALABRAS. Y EN ELLAS SE DETIENEN.
Lucha ha sido para ellos larga durante toda la historia.
Contra herejes y cismáticos. Contra los filósofos y la ciencia.
¡Sin darse cuenta de que allí no tenían que luchar porque allí no tenían nada que defender!…

La premisa menor requerirá para no pocos, ser probada.
Sin embargo, justamente aquí llegamos al final del pensamiento, donde él no puede actuar.
Ni tampoco la ciencia, que no olvidéis que es hija del pensar…
No puede demostrarse LO IMPALPABLE E INVISIBLE.
No puede demostrarse ni que existe ni que no existe LO SAGRADO.
Ni siquiera el amor, el humano amor, puede demostrarse.
Hace pocos días he conocido a una persona especial, que ha vivido cuatro años convencida por completo de que alguien la amaba.
Tenía todos los signos, todas las señales.
¡Y de pronto un día se supo que era todo un montaje, una gran mentira!.
Signos hay también de LO SAGRADO. La mente lo puede ver. La consciencia puede asomarse.
Pero nunca demostrar…
No lo precisan, sin embargo, cuantos viven una vida interior. Ell@s lo saben.
Para todos ell@s, por tanto, el argumento es válido…

EL CORAZÓN TIENE RAZONES QUE LA RAZÓN NO ENTIENDE
(lo afirmó alguien tan extremadamente razonable como el gran matemático Pascal).
LUEGO LA RAZÓN NO PUEDE CAMBIAR AL CORAZÓN.
Porque ¿cómo va a cambiar lo que ni siquiera entiende?…

SOMOS REALMENTE LO QUE SENTIMOS.
Y EL PENSAR NO CAMBIA EL SENTIR.
LUEGO NO CAMBIA LO QUE SOMOS.
Poco importa lo que uno piense cuando son nuestras emociones las que dicen lo que somos por debajo de nuestros pensamientos y acaban rigiendo nuestra conducta…
El corazón dice lo que somos.
La cabeza solamente señala “lo políticamente correcto”.
Y ello no pasa de ser “un adorno social”…

NO ES LO QUE ENTRA POR LA BOCA LO QUE HACE IMPURO AL HOMBRE, SINO LO QUE SALE DEL CORAZÓN…
Lo dijo el Maestro Jesús de Nazaret.
No son impuros los alimentos, como decían los fariseos.
Lo impuro sale de nuestros corazones, de nuestras emociones torcidas y retorcidas, de nuestras ambiciones, nuestras violencias…
¡Y no valían las “normas” de los fariseos, sino cambiar el corazón al que no llegaban las normas del pensar!…

LAS FUNCIONES PSÍQUICAS ESTÁN LOCALIZADAS EN EL CEREBRO.
SON PARCIALES.
¡PERO LA CONSCIENCIA ESTÁ EN TODO EL CEREBRO!
PARA EL CAMBIO TOTAL HUMANO, HACE FALTA LA ACCIÓN TOTAL…
Parece claro, en lógica, que una parte no puede cambiar el todo.
No al menos si no contiene “perspectiva de totalidad”. Una especial característica que le permita acceder al todo.
Sucede con el cáncer en el organismo.
Y con la vacuna…
Pero la gente que piensa mucho, sigue siendo lo que es.
Si no fuera así, los científicos, los catedráticos serían ellos LOS SANTOS…
Y sabemos todos que una persona de grandes conocimientos no tiene por qué ser una persona buena.
Muchas veces, al contrario, el mucho saber de la inteligencia provoca soberbia…
Pensamiento y conocimientos, saberes y cultura, se colocan en la memoria y en el neocórtex cerebral.
Y se aplican en exclusiva a su campo, el mundo de los objetos.
Y EL MUNDO DEL SUJETO QUEDA COMO ESTABA, CON EL BARNIZ DE LA CULTURA…

INFLUYE EN LA PERSONA MUCHO MÁS EL CEREBRO EMOCIONAL QUE EL RACIONAL.
SIN EMBARGO, EL CEREBRO EMOCIONAL ALBERGA AL MISMO TIEMPO TODAS LAS EMOCIONES NEGATIVAS.
(Por ello decía Jesús que del corazón sale “lo impuro”).
¿QUÉ PUEDE HACER QUE ÉL LAS DESECHE?
SOLAMENTE LA CAPACIDAD DE “DARSE CUENTA”,
QUE SE EXTIENDE POR LA TOTALIDAD DEL CEREBRO…
LA QUE NO ES PENSAMIENTO Y LO CONOCE.
LA QUE NO ES EMOCIÓN Y SABE DE ELLA.
LA QUE EMPAPA LA TOTALIDAD DEL CEREBRO
¡Y LO DESBORDA!…
Querid@s amig@s, espero no haberos hecho perder el tiempo.
Si ya teníais colocado el pensamiento en su lugar,
una comprobación más posiblemente no estorba.
Y si así no fuera, tal vez estos pensamientos os ayuden a cuestionar el lugar en el que, durante milenios, lo hemos puesto los humanos…

Anuncios
 
3 comentarios

Publicado por en 20 julio, 2012 en Sin categoría

 

¡De nuevo los halcones!

Apareció primero uno, alto y lejos.
Parecía volar contra el azul del cielo y se acabó incrustando en él como si fuera sólido. Y sencillamente desapareció.
Volvió a aparecer de pronto como retornado de la nada azul.
Esta vez cerca, sobrevolando el chalé vecino.
Ya pude distinguirlo claramente.
No era un águila imperial, que es ,esta zona, reserva de ellas.
Sino uno de sus nobles…
De vuelo constante sin batir las alas.
Planeando por el espacio que él quería vigilar.
Majestuoso y sereno, sin inquietud alguna que pudiera verse…
¡Y de pronto ví a los tres!
De inmediato pensé que eran los que volaron repetidamente sobre mi parcela.
Justo tres y justo los tres de acuerdo en su sobrevuelo.
¿Por qué no iban a ser los mismos?
Y, claro, ya de inmediato empecé a imaginar y sentir.
Serían los tres familia, o tal vez amigos.
Acuerdo de hecho tenían para salir de caza.
¿Unos padres de familia con el hijo mayor?
Para volver al nido con vituallas…
Y se me hicieron los tres más amigables.
¿Acaso la caza no ha sido ocupación humana para mantener la prole y a sí mismos?
Hoy en día la mayoría lo considera un deporte.
Aunque bajo este nombre se puede agrupar casi cualquier cosa.
Pero ésta tiene veteranía y rango.
Aunque en su mayor parte ya no se realice como necesidad de vida. Que no pocas veces se convierte incluso en algo muy elitista.
Pero pensemos en regiones de África. O en la India y en Oriente. Y no hace mucho, en los indios norteamericanos, cazadores nobles que respetaban a sus presas y mantenían rituales frente a ellas…
Hubo entonces una cultura y un espíritu que probablemente hoy está extinto.
El ritual de muerte formaba parte de la Gran Naturaleza.
El Gran Espíritu se hallaba allí presente.
Y el cazador no abusaba de sus presas.
Trataba incluso de evitarles dolor y sufrimiento…
Hoy, en Occidente al menos, han desaparecido antiguas culturas que ennoblecían lo que era necesario hacer.
Parece haberse instalado en nuestra cultura la ley de los caprichos inmediatos.
Oí esta noche parte de una canción:
El le saludaba a ella.
E inmediatamente le decía “vamos a hacer el amor”. A renglón seguido del saludo.
¡Hombre, tomad primero al menos una copa y charlad un rato!…
Cierto que veo positivo que la gente se haya deshecho de la moral de las normas. ¡PERO PARA HACERSE CONSCIENTE!
Y cuando ni lo uno ni lo otro…parece que nos hemos situado en tierra de nadie donde sólo impera el capricho…
Y el capricho es un deseo banal y pasajero, no es UN SEÑOR DESEO…
La sensación que produce todo eso remeda lo de “las hojas llevadas por el viento”…Humanos empujados hacia no saben dónde…

Los halcones no cazan por diversión sino para vivir y porque son predadores. Es justo su naturaleza.
Y entran así en el equilibrio natural.
Los humanos sabemos poco de ese equilibrio.
Y como pensamos en vez de sentir y ser conscientes, podemos tener las ideas más absurdas y brutales.
Recuerdo a un profesional al que dí un curso, que defendía que las guerras son positivas, entre otras cosas porque equilibran la población.
Y producen muchos progresos…
¡Claro, las armas se van haciendo mejores cada vez, matan más y mejor!
Tan seguro aquél hombre de lo que pensaba…
Precisamente eso es otro dato de nuestro mundo actual.
La gente piensa…¡lo que le da la gana!
Se mezclan las máximas con las necedades.
Casi nunca hay rigor en el discurso.
Ni siquiera se intentan fundamentar los pensamientos que se tienen.
Como quien dice: ”Eh, que lo pienso yo y con eso vale!”.
¡Como estamos en una democracia!
Todo el mundo puede opinar lo que le dé la gana.
Con lo cual parece que ya no hacen falta “las razones”.
Sí, verdad es que uno es libre de opinar lo que le parezca.
Aunque parece que se espera que realmente se trate de una opinión que, quien la formula, sepa lo que diga y lo haya pensado, no que sea (como antes dije) la ley del capricho inmediato.
Porque, con todos los respetos a la persona opinante, se puede también legítimamente mostrar que acaba de decir una estupidez.
¡Porque existen y tienen su propio nombre en el lenguaje!…
Y también es democrático manifestar la propia opinión sobre esa opinión…
En un mundo como el que vivimos, no es fácil escuchar a cualquiera.
Se han destruido y diluido muchas culturas.
Bien está, pero substituyamos la guía de la cultura por la de la inteligencia, la sensibilidad y LA CONSCIENCIA…
¡GANEMOS EN VERDADERA LIBERTAD Y AUTONOMÍA LO QUE HEMOS PERDIDO COMO ENVOLTURA AMBIENTAL POSITIVA!
Porque lo negativo de todas ellas, aun siendo positivas, es SU IMPOSICIÓN, la creación de condicionamientos cerebrales y creencias.
Tenemos el azul del cielo para volar como los halcones, el ámbito infinito de La Verdad para tener con Ella un encuentro hondo y singular…

 
Deja un comentario

Publicado por en 19 julio, 2012 en Sin categoría

 

Te da la gente consejos…

¡Todo el mundo (¿verdad, amig@s?) te quiere dar consejos!
Y –lo que es peor- ¡quieren que los sigas!…
Cuando no lo haces…¡se molestan!
Lo manifestarán más o menos según su educación.
Pero realmente, en el fondo se molestan…
Lo cual indica unas cuantas cosas:
– Que piensan que tú “estás obligad@” a hacerlo.
– Que se creen que su consejo es perfectamente adecuado.
– Que entienden que no hay otra forma de actuar que la que ellos dicen.
– Que suponen que –si lo rechazas- es que “no quieres” resolver la situación.
– Que, consecuentemente, te escapas de la realidad.
– Que eres desconsiderad@ con ellos y contigo mismo…

¡Por lo menos estas seis cosas pasan por su mente!.
Y no se les suelen ocurrir otras.
Por ejemplo, que tú no eres exactamente igual que ellos.
Por ejemplo, que eres libre y puedes rechazar lo que quieras.
Por ejemplo, que tú puedes ya haber probado esa solución que te dan y no haberla sentido adecuada y eficaz…
Y confunden lo que es “ayudar” con lo que es “imponer e imponerse”.
Amig@s mí@s, tenemos un subconsciente COMÚN, el de la Humanidad.
¡Y somos iguales en ello!
Pero tenemos un cerebro INDIVIDUAL.
Y lo que ha recorrido cada cerebro dentro de ese subconsciente ¡NO ES LO MISMO!
Y ya solamente por eso, los caminos internos son diferentes.
El cerebro es algo enormemente grande, parece que mucha gente no es consciente de ello.
Y lo trata de manera muy simple. El ajeno desde luego. Pero incluso el propio.
El “cableado” interno del cerebro (las neuronas “estiradas”) tiene una longitud…¡mayor que la distancia de la tierra a la luna!
No es para tratar así, con simpleza, un cerebro de tal construcción interna…
Sucede, además, otra realidad que no suele tenerse en cuenta:
Nacemos (salvo traumas) con un cerebro igual.
¡PERO LO VAMOS CAMBIANDO CON NUESTRA VIDA INTERIOR!
Esto es un hecho.
De tal manera que nuestro cerebro se va haciendo diferente del de los demás en la medida en que “lo vamos configurando”.
NACE NUESTRO CEREBRO IGUAL, MUERE DIFERENTE.
Y por ello sus caminos son distintos.
Las palabras no son las mismas ventanas. Están “connotadas” con diferentes toques.
Los modos de pensar son diferentes también.
¡Y no digamos el cerebro emocional, el constante flujo de los sentimientos y emociones!
“Ayudar” a alguien con un consejo es tarea ardua y complicada.
Es preciso, ya de entrada, “despersonalizarse”, tratar de no ser el propio ego, la tarea magna.
Y abrirse en empatía a la otra persona.
Lo cual consiste en “sentir lo mismo que la otra persona sin estar dominado por ello”.
Y, desde luego, aceptar que lo que digas ¡puede no ser para ella!
Y, por lo tanto, aceptar que te puedes estar equivocando.
Y no frustrarte por ello, si de verdad has pretendido “ayudar”, no cosechar “tu éxito”…

Hay una cosa importante, además, que tener en cuenta en esta aventura:
EL EJE DE LA RELACIÓN.
Me refiero con ello a las tres posiciones básicas:
ARRIBA / ABAJO / IGUAL.
Dónde se sitúa cada un@ respecto al otr@.
SUPERIORIDAD / INFERIORIDAD / IGUALDAD.
Tal alineamiento empieza en el subconsciente y termina en el consciente.
Hace poco escribí un post que llamé “Perdone que le enseñe”.
Señalaba lo mal que solemos llevar que otra persona nos enseñe, a nosotr@s que ¡YA SOMOS MAYORES!.
¡SE NOS RESIENTE EL EJE!
Y sucede prácticamente lo mismo con los consejos porque, al fin y al cabo, es una manera de “enseñarnos”…

¡ENORME AVENTURA LA DE RECIBIR Y DAR CONSEJOS PARA AYUDAR A ALGUIEN!
Espero que estas reflexiones os sean útiles, amig@s mí@s.
¡SIN ÁNIMO DE ENSEÑAROS!…

 
Deja un comentario

Publicado por en 18 julio, 2012 en Sin categoría

 

Cansados de lo difícil…

Todos nos llegamos a cansar de lo difícil.
Parece que nos mantiene en un estado de esfuerzo que nos agota.
En especial si se trata del trabajo interior.
Los trabajos exteriores son más sencillos.
Requieren, sin duda, esfuerzo y persistencia. Lo saben muy bien los deportistas.
¡Pero lo interno…!
Requiere mucha atención y vigilancia, según dicen.
¡Y tiramos la toalla!
Nos volvemos a “lo normal”, lo que no nos cuesta.
Y cada vez que nos recuerdan aquello…hacemos un mohín de desagrado…
¡Mal asunto lo difícil!
Permanecer en ello se hace demasiado cuesta arriba…
Tengo una amiga con quien hablo de cosas de la consciencia.
Y el otro día se mostraba tal como he descrito.
Le recordé los “videojuegos” en los que, hasta que no completas pantalla, no cambias de nivel.
Y lo apliqué al tema del “ver”.
Porque en lo del darse cuenta, cuando “rompes la cáscara” ¡es divertido!.
¡Por eso hay que completar pantalla! Porque ya no cansa…
Y se convierte el asunto del darse cuenta en algo tan espontáneo como el pensar, pero mucho menos fatigoso. Porque cuando piensas mucho, te acaba doliendo la cabeza, cosa que NUNCA sucede con el ver. Tanto que puede ser como un criterio “negativo” para diferenciarlo del pensar. ¡Si te duele la cabeza, estás pensando!. Si no te duele, estás “viendo”…
Hay, además, un consejo sabio y práctico al tiempo:
Para tu mundo interior, NO FUERCES NADA.
Porque se trata de que todo sea NATURAL, precisamente para que sea VERDADERO.
No consiste el desarrollo personal en crear una “superestructura” artificial que se vaya al traste al primer viento de una reacción emocional intensa.
Mientras intentas SER ALGO, lo que sea (paciente, pacífico, generoso…) lo que consigues es sólo aquello artificial.
Porque PERSIGUES UNA IDEA O UN IDEAL.
Y la manera de hacerlo ES INTELECTUAL, no vivida, no espontáneamente emocional.
Puedes acumular muchas máximas para diferentes situaciones de la vida. UN RECETARIO.
¡Pero la vida siempre sorprende!
Y te encuentras de pronto con una reacción que te sale de dentro y tira al traste todos tus esfuerzos anteriores.
El río emocional que constantemente fluye dentro de nosotros, tiene esas sorpresas.
Y es cosa que me parece que sabemos todos cuantos estamos interesados en el crecimiento interior.
“¡Yo creía que esto ya lo había superado!”, nos decimos cuando el súbito impulso que nos desborda (de enfado o rabia o soberbia o lo que fuere) ocupa nuestra escena psíquica.
PERO NO.
Solamente estaba dormido…
POR ESO LA ACCIÓN INTERIOR NO PUEDE TENER OBJETIVOS.
Es la acción de la luz de la CONSCIENCIA, paradójicamente ¡sin enterarnos!…
SÓLO IMPORTA DETENER LA ACCIÓN NEGATIVA EN EL MOMENTO.
Más allá de eso, no podemos ir.
Porque disponemos de un espacio muy pequeño que SE LLAMA AHORA.
Justo en el momento en el que nos asaltan los impulsos.
Y CADA VEZ (no una por todas) HAY QUE VOLVER A DARSE CUENTA PARA DETENER AQUELLA ACCIÓN.
¡Date, amig@, por satisfech@ si consigues que se detenga en ese momento!
Lo que venga después, ya no lo sabes.
No tienes más ESPACIO DE REALIDAD que lo que está sucediendo…
Persiste unos meses…
Haz todos los días algún ejercicio de consciencia,
OBSERVAR SIN EMPLEAR PALABRAS NI IDEAS.
Sólo observar…
La naturaleza…las personas…a ti mism@ por fuera…luego a ti por dentro…
Cuida de no usar ideas. Es lo más difícil…
Pero tampoco te preocupes si te vienen.
Poco a poco te será más fácil…
Usa la curiosidad como aliada.
Porque te vas a conocer a ti y a los demás, lo cual es útil y entretenido…
Y si te cansas…¡pues descansa y luego vuelves otra vez!…
Te estoy repitiendo en parte lo mismo que te digo en otro post.
Pero las variantes del relato te pueden dar nuevos aspectos, nuevas pistas…
Y como ya he dicho, hazlo fácil, sin esfuerzo ni preocupación.
LO MÁS NATURAL Y SENCILLO…
Y perdóname si soy muy pesado con todo esto.
¡TIENE UNA IMPORTANCIA TAN ENORME!
No puedes sospechar lo que te va a cambiar la vida…

 
Deja un comentario

Publicado por en 17 julio, 2012 en Sin categoría

 

¡Subid a la montaña!.

¡Ascended los senderos, los pedregales, los picachos y las rocas!
¡Dejad también las sombras suaves de descanso entre los árboles!
¡Subid, subid!
Todos tenemos, si vivimos lo suficiente en tiempo y en consciencia, montañas que escalar.
Y aun los que viven poco -¡y tal vez por ello mismo!- les llevaron en volandas a la cumbre…
¡Aquellos amados niños que pisaron apenas nuestro suelo!
¡Aquellos jóvenes amigos, o hermanos o familia!
Los que se fueron pronto…
Los demás seguimos aquí, a la vera del sendero.
Siguió nuestro camino culminando día a día las colinas, los páramos, las huertas, las llanuras…
¡Para subir a la montaña!
¿Habéis visto, amig@s mí@s, en qué momentos ya lo habéis hecho?
¿Os habéis detenido esos instantes especiales de la vida que –cuando miráis atrás- los veis emerger sobre los otros?.
La planicie del recuerdo no es planicie: ES LA SUMA DE LAS CUMBRES QUE HABEIS SOBREPASADO.
Ya habéis subido a la montaña, quizás no os hayáis dado cuenta plenamente.
Y os espera otra vez.
VIVIR ES SUBIR SIEMPRE A LA MONTAÑA.
Mirar lo sucedido atrás y comprenderlo.
Porque ahora, cuando miras los senderos, ya sabes la ruta que tomaban.
Ahora ya comprendes.
Ahora esas vueltas y revueltas que entonces estaban siendo tu vida y no entendías…¡ahora ya las puedes entender!
Aquella relación que tanto te estaba ilusionando y se perdió…
Aquel trabajo que se truncó antes de empezarlo…
Aquella enfermedad que te retuvo…
Aquel intenso malestar que ocupaba tu corazón entero…
Aquella insatisfacción y aquella tristeza…
Aquel contento exagerado por tus logros…
Aquel abandono de los que realmente tú querías…
Aquella niebla gris de la rutina…
Aquel andar que parecía que ni siquiera estabas despierto en tu propia vida…
¡Tantas sendas recorridas e ignoradas!
¡Tanto tiempo sin sentido!…
Y ahora al fin lo ves.
¡Todo lo puedes ver desde la cumbre!
Si ha llegado a ti ese momento…
Se trata de un momento de quietud.
Y sencillamente consiste todo en mirar.
Eso que se hace desde la cumbre de la montaña.
Cuando a tus pies ves los caminos que recorren los humanos, los que tú has recorrido.
Fijándote solamente en “cómo son”, no midiéndolos con el rasero de “bueno/malo”, ni gozoso o doloroso, positivo o negativo…
¡SOLAMENTE A DÓNDE LLEVABA CADA UNO!
Que puede ser que todavía no lo sepas, que se pierdan abruptamente algunas sendas en los recovecos del camino…
Y tendrás la tentación de querer volver sobre tus pasos para andar aquel camino de otro modo…
¡PERO YA PASÓ!
Y tú has llegado justo aquí habiendo caminado por la exacta senda que fue tu vida.
¡NO MIRES HACIA ATRÁS CALCULANDO NI MIDIENDO!
¡ESE HA SIDO TU CAMINO!…
¡ES ABSURDO QUE NO ACEPTES TU VIDA COMO HA SUCEDIDO!
ES LO ÚNICO REAL.
Ideas tuyas, fantasías de tu cerebro son haberlo querido hacer de otra manera, arrepentirte…
Ninguna tiene ningún sentido.
LO QUE ES, ES.
LO QUE FUE, FUE…
Solamente lo que será está abierto a la incertidumbre.
Pero si subes a la cumbre es posible que lo veas.
Porque todos los senderos terminan en la cumbre.
Porque todos los ríos desembocan en la mar…
¡ATIÉNDEME, AMIG@ MÍ@!
En este mismo instante en el que lees
te puedes detener.
¡AHORA, AHORA MISMO PUEDES ACEPTAR LA REALIDAD DE TU VIDA ENTERA!
No leas más.
Ya no necesitas tiempo.
ACEPTAR LO REAL.
Sin ideas, sin medidas, sin comparaciones, sin juicios, sin fantasías…
TAL CUAL ES.
¿Tú sabes el efecto que produce en la mente afrontar lo real exactamente como es?.
¿Dejando a un lado todos los temores y deseos, todos los cálculos y medidas, todos los juicios, las comparaciones, las ideas…?
SÓLO LO REAL Y SÓLO TAL CUAL ES.
Puede ser que nunca lo hayas hecho.
Te encontrarás de pronto ante un escenario diferente, tanto fuera de ti como dentro.
Porque siempre tiñes y camuflas tu escenario con lo que está en tu cerebro y en tu mente.
Siempre estás “mirando desde”, nunca lo logras sencillamente “en”.
En tus ojos están ya las retículas que pones cuando miras.
En tu emoción están los temores y deseos que te dicen “cómo quieres que sea, en vez de cómo es”.
En la cadena de tus decisiones y de tu carácter ( en “tu modo de ser”) están ya todos los factores que deforman lo que sencillamente ES REAL…
Por ello, amig@ mí@, te estoy diciendo ahora
QUE MIRES Y QUE ACEPTES LA TOTALIDAD DE TU VIDA…

 
Deja un comentario

Publicado por en 16 julio, 2012 en Sin categoría

 

Usar el tiempo sabiamente.

Quien se conoce a sí mism@, comienza ya a ser sabi@.
Y su tiempo con él o ella.
Porque, aunque mucho se les diga a los ejecutivos, el tiempo no se usa, puesto que forma parte de quien dice usarlo y un@ no se usa a sí mism@.
Que somos tiempo, al menos hasta descubrir cómo vivir fuera de él.
Es el tiempo, en nuestro sistema, cuarta dimensión del espacio.
En otros, por lo que especulan los científicos, puede ser enésima dimensión.
Formas y métodos externos para realizar más actividades según la medida del reloj, hay muchos.
Digamos para hacer más en menos tiempo.
No enfocaré mi tema de hoy –que me viene de vivencia y de persona- desde ese ángulo.
Intentaré, ignoro si lo conseguiré, hacerlo de modo un poco más sabio.
Y por ello, y ya de entrada, he incluido al “vividor del tiempo” en el tiempo mismo, puesto que somos seres que en él viven y que –en parte al menos- de él están compuestos.

Solemos vivir como si fuéramos entidades ajenas al entorno físico, mental y personal.
Decidimos – sin advertir que es decisión- que ocupamos tal medida y parte del espacio y que ahí “nos terminamos”.
No vemos con los ojos –sensores escasos en sí mismos- lo que la ciencia nos muestra de la constante interacción del que llamamos y visualizamos como cuerpo nuestro, con tantas energías, ondas y partículas, por resumir.
Nuestro cerebro igualmente es receptor y emisor de interacciones personales , pensamientos, emociones y cultura. Todo un inmenso entramado que la visión ingenua ignora.
De modo tal que estamos inmersos “en campos” y en “subculturas”, que a su vez están inmersas en otras, y lo mismo éstas en otras a su vez.
EL AIRE ES A LOS PULMONES LO QUE LA CULTURA AMBIENTAL AL CEREBRO.
El cerebro lo absorbe todo, la inmensa mayoría de modo no consciente.
Y acumula prohibiciones, barreras y topes que están en el ambiente.
Sociólogos y antropólogos ya lo dicen, y lo daré por supuesto.
Yendo hacia dentro de nosotr@s mismos, lo primero de lo que hacerse consciente es “de las influencias aceptadas” que proceden de las diversas capas envolventes o “subculturas”.
Sitios hay en los que se piensa que el trabajo debe terminar tarde, cercano a la noche, Otros no. Otros que a la mitad del día…Otros, nunca…
Estas subculturas contienen una determinada versión de lo que es “vivir y actuar en el tiempo”.
Influye ello en la determinación de “qué se hace y qué no se hace”, de “qué importancia tiene” este hacer o el otro y hasta –legislación aparte- de cuánto es el tiempo que hay que dedicar a cada ocupación (al trabajo, a la relación, a la familia, al descanso, a la diversión, a las aficiones…).
Sobrepasado “este estrato” que es nuestro, en nuestro cerebro está y actúa aunque nosotr@s no lo hayamos establecido, habremos de llegar a nuestro carácter y personalidad que influye más aún en nuestro asunto.
Intenta cada uno “vivir a su manera”, o trabajar a su manera.
Y es justo en esas maneras de cada uno donde suelen fabricarse los problemas que luego se le achacan al desnudo tiempo o a otras personas.
Donde aparecen esas quejas de “no tengo tiempo para nada”, o “haría eso si tuviera tiempo”, o “si no nos retuviera tanto el jefe en la oficina”, o si…
La primera visión sabia consiste en percibir que, cuanto hago, procede de mi propia decisión y a nadie he de situar como causa de lo que yo hago
excepto a mí.
“Sí, ya, ven a decirle eso a mi jefe”, dirá algun@.
Te diré, pues busca otro jefe…u otro trabajo.
“Con la crisis, me lo vas a contar”…
Muy bien, o sea que tú decides NO ARRIESGARTE. Y decides QUEDARTE. Si esto decides, la cadena de consecuencias de la decisión es tuya.
Y, en conclusión, decides tener ese trabajo y ese jefe y hacer las cosas como él dice.
NO TE QUEJES.
Y NO DIGAS NO PUEDO.
NO DIGAS “ES QUE NO TENGO TIEMPO…”. TÚ LO HAS ELEGIDO.
Advierte que actúas con el tiempo exactamente como contigo mism@.
Mírate y descubre LO QUE QUIERES, no me hagas una enorme lista de las ocupaciones que tienes.
“Es que termino el trabajo y tengo hijos”.
Cierto, tú elegiste tenerlos. Sé consecuente.
Como también –dentro de prudenciales márgenes- puedes decidir cuánto tiempo quieres dedicarles a ellos y cuánto no.
“¡Es que soy una madre o un padre responsable y tengo que dedicarles todo ese tiempo!”.
Pues sé consecuente. NO QUIERES disponer de más tiempo puesto que tu forma de ver tu vida y vivirla has decidido que sea esa.
Hay quien dedica poco tiempo a sus hijos y quien dedica mucho. Son dos decisiones.
Y puede que quien les dedique menos, lo haga “con más calidad”, que la cosa no consiste en cantidad, en muchas horas.
Puede que intentes formas de “burlar al tiempo”, haciendo las cosas muy deprisa, organizando tus tareas de forma más repartida y reducida. Pinto por caso, en vez de hacer compra todos los días, hacerla una vez a la semana, y cosas así.
O dándote grandes panzadas de tareas que te ocupen muchas horas, pero te liberen los restantes días.
Diversos “trucos”.
Pero no te olvides de algunas cosas importantes:
Mira los daños que te produzcas a ti o a otros.
Porque si actúas con prisas y nervios, vas acumulando stress.
Si obligas a los demás a ir a un ritmo desmedido, se lo provocas a ellos. Y puede que también encono y rebeldía.
Y si acumulas culpabilidad por no hacer algunas cosas (que puede que no las hagas porque NO QUIERES SERIAMENTE HACERLAS) te estás desgastando, desgastas tu tiempo, tu vivir.
Si tienes la atención suficiente, verás que ésa no es acción sabia, que “no es por ahí”.
Y tendrás que mirar dentro de ti la esfera de tus deseos y temores.
Ver si los unos son realizables o no, y si te estás dejando arrastrar por los segundos.
Porque hay otra decisión sabia que tomar: elegir entre deseos y saber renunciar.
Que no somos muchas veces conscientes de percepciones tan elementales como que cada cosa requiere su tiempo, y si se altera esa medida se producen alteraciones en la persona que actúa, o en lo actuado.
Si algo requiere un tiempo para ser suficientemente bien hecho, darle menos será convertirlo en una chapuza.
O forzar de tal modo el ritmo personal que sea origen de enfermedad.
Dar a cada cosa su tiempo es respeto y amor.
La tierra no acelera su trayecto en torno al sol para ver si puede ahorrarse horas en el día.
Mirate a ti mism@, tus deseos no comprendidos y tus temores no superados, alterarán el orden natural y sano de las cosas en el tiempo.
Tu tiempo no ha de ser configurado al estilo ambiental ni al gusto de los demás.
TU TIEMPO ES TUYO, ERES TÚ.
Y por ello lo auténtico, lo que es respetar y vivir TU VIDA, consiste en ORGANIZAR EL TIEMPO EN TORNO A TUS GRANDES DESEOS.
Si lo miras atentamente, verás cuántas veces cedes y haces lo que no quieres hacer.
¡Y el tiempo que ello te consume!
Advierte también que cedes POR SER COMO QUIEREN LOS DEMÁS QUE SEAS.
No quieres aparecer como poco sociable, tener una imagen “egoísta”.
PERO LAS PERSONAS AUTORREALIZADAS, SON COMO ELLAS QUIEREN SER, no son “gente fácil” para los demás, ya lo explicó Abraham Maslowe.
Y los demás también llegan a darse cuenta de que son personas singulares y hasta les admiran.
Tienes una sencilla y poderosa capacidad:
LA DE DECIR “NO”.
Y como en aquél libro ya antiguo y célebre cuyo título era “Cuando digo no, me siento culpable”…
¡DI NO SIN SENTIRTE CULPABLE!
¡NO SEAS UN INSTRUMENTO CÓMODO DE LOS DEMÁS!
¡SÉ TÚ!. ¡SÉ LO QUE QUIERES DE VERDAD!…

No digo que sea fácil: vivir de verdad no es fácil.
Quien quiere vivir de verdad, habrá de olvidarse de lo fácil.
¡Porque ése es TU CAMINO!…

Tal vez te sirva una consideración:
Cuando termine tu tiempo y te vayas, y mires hacia atrás para ver cómo ha sido tu vida, ¡que puedas decir HICE LO QUE DE VERDAD QUERÍA!.
TU VIDA HABRÁ ESTADO LLENA…

 
2 comentarios

Publicado por en 13 julio, 2012 en Sin categoría

 

¡NO FORZARSE!

Escuchando comentarios de personas queridas que quieren trabajar su capacidad de “ver”, advierto algo que me alerta.
¡Que parecen afrontarlo desde la dificultad y se plantean, por ello, ESFORZARSE!
Y ello, amig@s, es un importante error.
Como les he comentado, pertenece eso “al antiguo régimen”, el de las normas, las pautas, la división entre el ser y el deber ser, las ideas, las creencias…
El régimen en el que imperaba “luchar contra sí mism@”, esforzarse para “ser buenos”…
¡Eso ya pasó!
¡Es la era de la conSciencia, no de la conciencia!
La simple letra que separa dos mundos…
Y, obviamente, eso lo cambia todo.
La concepción misma de lo que es el ser humano.
La idea de la culpa y la obligación.
El acceso a “la inocencia” a través de ritos y “sacramentos”.
Sin duda alguna, la idea de luchar contra sí mism@.
La división en cualidades y defectos.
Los “mandatos” a los que hay que ajustarse.
La manera de trabajar con un@ mism@.
El proceso que se sigue…
¡TODO ES DIFERENTE!

Sucede, sin embargo, fácilmente que se nos encabalga la manera que nos enseñaron y que tiene muchas reminiscencias en nuestro cerebro y mente.
Mezclamos lo viejo con lo nuevo.
Y “no se pone el vino nuevo en odres viejos”, como dijo el Maestro Jesús.
Si hemos llegado a determinadas convicciones básicas para caminar por este Camino sin caminos,
SABEMOS QUE LO ÚNICO QUE HAY QUE TENER EN CUENTA ES EL AMOR.
¡NO HAY MÁS MANDAMIENTOS!
Y ni siquiera el Amor es “un mandato”, porque no se puede amar bajo prescripción.
Es algo a lo que abrirse desde el fondo del ser y QUE NOS ES DADO, porque AMAR supera nuestra naturaleza, como hace poco he recordado en este blog.
¡No existen, pues, “actividades ni trabajos ascéticos”!
¡No existe un intento de “adquirir virtudes” ni tampoco “eliminar defectos”!
¡NO EXISTE EL ESFUERZO!
Se trata de un movimiento DE DENTRO A FUERA, tan interno y profundo que puede ni siquiera notarse durante un tiempo indeterminado.
NO ES UN CAMBIO DE CONDUCTA, SINO DE SER.
No hay que hacer ninguna carrera contra reloj, no hay que conseguir “que se note pronto”.
No se trata de que nos vean los demás, ni siquiera que nosotr@s mism@s lo sepamos.
Como expresó Krishnamurti, “el que lo es, no lo sabe”, y ello se aplica tanto a lo negativo como a lo positivo. Porque el soberbio no se siente soberbio, ni el generoso tampoco generoso…
¡Es más! : NO se siente generoso…
Ahí sí son los demás los que le perciben como tal…
Tampoco se trata de “conseguir la santidad”, que fuera ideal religioso de monjes y de ascetas.
Nada más y nada menos que el suceso que ha de suceder (¡y que tampoco se puede perseguir!) ES TRANSFORMAR EL SER.
Sin pretenderlo siquiera.
¡PORQUE TODO INTENTO DE LOGRO ESTÁ CONTAMINADO POR EL EGO!
Es algo que –a la par- ES INCREÍBLEMENTE SENCILLO E INCREÍBLEMENTE DIFÍCIL.
Cuando entras en tal Camino, puedes olvidar a dónde conduce y olvidarte de llegar.
Lo único que has de hacer es CAMINAR.
Y haciéndolo de manera natural, sin dificultad ni esfuerzo.
Y con serenidad y alegría, sin angustias ni penas.
¡Y NADA MÁS!
Y si te dices: “Bueno, pero tendré que hacer algo, ponerme alguna meta, hacer algún propósito”…
te diré que te estás equivocando, que eso NO ES EL CAMINO.
Si te sientes, por ejemplo, “obligad@ a decir la verdad”, te estás equivocando . NO TIENES NINGUNA OBLIGACIÓN.
Y te diré más: Si eso, o cualquier otra cosa, te está inquietando y sientes “la comezón” de tener que hacerlo…¡dedícate a mirar a fondo dentro de ti para ver los motivos ocultos que tienes para ello!
PORQUE NO HAY OTRA TAREA QUE MIRAR Y VER.
Y hasta que no descubras los motivos de tus intentos y tus acciones, NO HAS DADO NI UN SOLO PASO…
Y –acuérdate- ¡encima no has de contabilizar tus pasos!
Que no son ni mil ni un millón los que has de dar.
TU ÚNICA DECISIÓN ES LA DE TRABAJAR EN SER CONSCIENTE.
De lo demás, olvídate…

No sé, amig@s mí@s, si os lo consigo transmitir.
TODA NUESTRA LABOR CONSISTE EN INCREMENTAR NUESTRA CONSCIENCIA.
Te lleve el tiempo que te lleve.
Si haces eso y sólo eso, HAS CAMBIADO EL EJE.
Tu vida interior es ESENCIALMENTE DIFERENTE.
Ni luchas, ni esfuerzos, ni avances ni logros.
TODO TE VENDRÁ SOLO.
Se aquietará tu pensamiento.
Tu mente se irá “vaciando”.
Y El Silencio, que es el templo interior de LO SAGRADO, vendrá a ti…
Pero recuerda ¡que no lo puedes forzar!
ÉLLO VIENE, en el momento que quiere, en la circunstancia que quiere, de la forma que quiere.
Pero cuando suceda, en el fondo de ti jamás se podrá albergar la duda…

 
Deja un comentario

Publicado por en 12 julio, 2012 en Sin categoría