RSS

No lo esperes , mi niña.

13 Oct

No esperes nada, hija mía querida, no pongas ninguna esperanza en encontrar en el mundo

algo de moral, de verdadera, algo de bien querido por sí mismo, sin

amenaza ni recompensa, algo entregado sin esperar nada a cambio,

simplemente porque sale del alma…

No esperes nada.

LA ESPERANZA ES UN ERROR.

La esperanza nos finge un futuro fundado en un presente inexistente.

Podría haber futuro si AHORA hubiera presente. Pero si nada hay ahora,

nada habrá después.

Y por eso, mi niña, el Camino es Soledad.

Por eso le escribí a ella:

“Tú eres la flecha lanzada por un mítico guerrero solitario

que va derecha al corazón del Sol”…

No hay otro Camino. Porque no hay esperanza.

Apágala pronto, apágala enseguida.

Esa será la manera en que el tiro de tu arco tome la recta imperturbable

en el espacio.

Ninguna energía se perderá, toda ella estará lanzada y dirigida en la

verdadera dirección.

Toda entera la tuya, la única de que tú dispones, la única de la que te

puedes responsabilizar. Sin dejar nada.

Y POR ELLO LO HACES TODO.

Y tú también eres el mítico guerrero solitario.

¿Y sabes, querida mía, la inmensa pureza que se encierra en ese solitario

caminar sin esperanza?

No te detengas, sigue así.

Tan sólo con quien camina así podrá la Mente Común de la Humanidad

convencerse por completo del único camino recto que existe…

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 13 octubre, 2013 en Reflexiones y vivencias

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: