RSS

Regalados pechos.

Aparece en prensa una noticia de unas muchachas en nuestro congreso

de diputados mostrando sus pechos y con un texto que dice “Aborto es

sagrado”.

Una mujer (no sé si es ujier del congreso) y un hombre parecen intentar

sujetarlas por un brazo.

El periódico las califica “Femen”, pero veo diferencias grandes que me

llevan a pensar que “la marca” ha ido cambiando su estilo.

Ante todo no padecen ni remotamente el mismo peligro que sin duda   

 han  sufrido esas mujeres en países musulmanes, porque en este país los hombres,

por abencerrajes que sean, jamás atacarán físicamente

a una mujer por enseñar sus pechos. Solamente hay una circunstancia

en la que realmente estarían en peligro: si fueran la mujer o la pareja

de un “perseguidor” que ése sí podría llevarlas a la muerte.

Exceptuado tal caso, probablemente la mayoría de hombres  -y muchas

mujeres-  disfrutarán del espectáculo de los pechos femeninos gratuitamente

expuestos, excluyendo desde luego a los reprimidos y moralmente

indoctrinados que consideren “denigrante” tal circunstancia.

Así pues, en cuestión de “peligro” esas chicas no son Femen.

Sí parece que pretendan su  imitación, tener “una marca de fábrica”.

 Pero la imitación nunca es algo realmente genuino. Y me parece recordar que los mensajes que escribieron las chicas Femen sobre su cuerpo no eran de este estilo.

Me parece que afirmaban su libertad. Me parece que rechazaban el

dominio y subyugación de hombres y culturas y religiones. Pero no “me

pega” que afirmaran ser sagrado el hecho de la terminación de una

vida.

JAMÁS DESTRUIR ES SAGRADO. JAMÁS ACABAR CON LA VIDA.

Se podrá afirmar la libertad y la autonomía de la mujer para que ella

decida sobre su cuerpo y embarazo. Pero jamás por ello se podrá

cohonestar que sea sagrado terminar con una vida.

LA VIDA ES SAGRADA.

Por ello vale nuestra libertad, por ser expresión de ella.

No os confundáis, amig@s.

Rechazad cuanto mata, cuanto ata, inhibe, cuanto sujeta, cuanto prohíbe

ser y crecer y desarrollar…

PERO NO LA VIDA…PORQUE POR SER ELLA SAGRADA EXISTIMOS TODOS.

 

Veo en la foto que “las caras Femen” sí se han estereotipado.

Os han enseñado bien a “poner caras de asco”. Lo cual consideraréis

parte importante de vuestra protesta.

Y diréis que –si por ello no os ven bellas-  no queréis ser bellas para los hombres.

¡Sed bellas para quien queráis serlo, es también vuestro derecho!

Pero advertid que no tiene que ver el protestar o reclamar derechos con “ poner caras

de asco”…

Puesto que parece que os tomáis tiempo entre vuestras acciones para

pensar, os animo a perfilar las cosas, puesto que son mensajes.

No hagáis tanta fuerza, es contraproducente.

Y ved dónde estáis y qué fuerza se os está oponiendo.

Y la ola constructiva de energía que brota del hecho de mostrar (y en tal

sentido “regalar”) vuestros pechos, se extenderá mucho más y de mejor

manera.  

 

   

 
Deja un comentario

Publicado por en 10 octubre, 2013 en Reflexiones y vivencias

 

El castillo de las aguilas.

Casi siempre se encuentra vestido por las nubes, blancas, grises, doradas,

rojizas y naranjas…

El sol lo envuelve de claridades que contrastan con la negrura basáltica

y de obsidiana de sus raíces pétreas, arraigadas hasta donde no se sabe

en la montaña.

Y hasta allí solamente llegan las águilas.

Las que  más alto suben, en los bajos del castillo.

Sus lentos y majestuosos círculos entre los girones de las nubes.

Nadie más que sea humano, que sea de la tierra, ha podido llegar hasta

allí…

Pero no es que el castillo esté deshabitado. ¡Está lleno de gentes!

Hay jóvenes humanos especiales, también maduros por quienes no ha

pasado el tiempo por dentro,  hay elfos y hadas, hay duendes y xianas,

hay muchos seres invisibles…

Todos se encargan de cuanto se necesita en el castillo, aunque nadie es

sirviente.  Cuantos moran allí son libres y libremente hacen lo que hacer

quieren…

Son inmensas las estancias y son innumerables.

Dos seres singulares han de ser señalados en especial, dos seres

magníficos y mágicos que en todo el entorno planetario no se sabe que

existan más: Dos alados pegasos, de nombres Duna y Duriel, negra ella

de azabache, blanco él como la nieve.

A sus jinetes aman.

A sus jinetes arrebatan más allá de la tierra y los planetas, más allá del

último calor del sol que llega justo hasta los confines del sistema.

Pegasos son del Universo. Nada está tan lejos para ellos que allá no

puedan llegar, hasta la región que no cesa de avanzar y crecer en su expansión

continua en el espaciotiempo aumentante…

Cuando ellos los montan se forma algo así como una burbuja de luz

que los envuelve a los cuatro. ¡Y dentro solamente se siente AMOR!…

En la infinita libertad del vuelo ilimitado…

 

Despegan los corceles con sus jinetes de una alta zona del castillo, una

sala cuya cúpula se abre por su mitad. Y en contacto pleno queda con

el día o con la noche, lejos de ruidos y penosas huellas de industria

humana.

Una vez en vuelo, nadie sabe su destino, ni siquiera ellos mismos, los

cuatro en amor entrelazados…

 

Existen zonas del castillo donde trabajan los gnomos. Hay unas inmensas

cavernas donde –en lo alto de ellas- hay una gran luz como solar. Y en

ellas crecen plantas de cuantas son conocidas en la tierra y algunas que

no lo son..

Hicieron jardines y paseos y recónditos círculos silenciosos unos y de trinos

de pájaros llenos otros. Para que tengan tantas opciones los enamorados

que se puedan perder al elegir…

 

Toda un ala del castillo tiene cubiertas sus paredes de duralcrist, que es

visto por fuera como la roca misma, pero desde su interior es transparente.

Hay en esas salas abundante mobiliario, mesas, sillas y sillones múltiples,

sofás,  sediles, estantes y armarios con mil adornos, con mil objetos y mil

joyas.

Pero sobre todo en ellas se abren como grandes bocas cálidas enormes

chimeneas de constante fuego donde las llamas no cesan de bailar

y en cuyos suelos, repartidas por todas partes, reposan grandes pieles

de osos blancos que ellos mismos regalaron con amor antes de iniciar

el gran cambio a la otra frontera…

Unas de estas salas tan sólo las frecuentan los amantes. Otras se reúnen

cuantos seres quieren departir. El hallazgo mutuo es espontáneo. Palabras

median pocas, emociones muchas. Se miran y SE VEN. El corazón está

en la superficie, sin máscaras ni trucos ni mentiras…

Todos cuantos habitan el castillo o cuantos lo visitan, son seres infrecuentes

y no fáciles de hallar allá abajo, al ras de tierra.

Son seres aislados, no porque quieran diferenciarse de los otros sino

porque ellos son diferentes. Y les costó saberlo, que muchas veces sufrieron

incomprensión y distancia por parte de la mayoría. Algunos ciertamente

pueden ser llamados “extraterrestres”, porque proceden de otros sistemas

estelares.

Pero entre sí, allá en el castillo, no existe barrera alguna, no existe la

distancia ni el extrañamiento ni la incomprensión…

Los espacios del castillo parecen infinitos. Hay inmensas salas concebidas

para practicar toda clase de deportes, o de ocupaciones o de hobbies y

construcciones o creaciones artísticas. Teatros incluso, por si existe quien

desea mostrar su creación a otros en esa forma…

Y tampoco os habréis de preocupar por el espacio porque ahí están los

señores enanos horadando incansables la tierra de la montaña, creando

filigranas de piedra y lugares cuajados de imaginación y arte…

Es auténtica paradoja la experiencia vital en el castillo, porque se juntan

a la par las soledades mayores de la tierra, aquellas que los amantes

quieren para sí viviendo en soledad su total amor…se juntan con la limpia

veraz e indistante compañía de los amigos, la que se mantiene y alimenta

con una simple mirada, la que con muy poca palabra se dice mucho…

No puedo, amig@s, deciros dónde se encuentra este castillo.

Y aunque os lo dijera, de nada os serviría pues ni llegaríais a verlo ni

podríais acceder a él.

Sí que sé que  -de alguna forma insospechada-  EL AMOR os puede conducir

hasta sus puertas y maravillosas entrañas.

Caminad entre los hombres sin ser de los suyos, caminad entre ellos sin

seguir sus pasos, sin guiaros por sus pensamientos ni tener sus sentimientos.

Caminad entre ellos como extraños.

Y un día, sin que hayáis sabido cómo, veréis a vuestros pies a las grandes

águilas y escucharéis su graznido poderoso que retumba mil veces y hace

ecos incontables en la enorme cadena de montañas…  

     

 
Deja un comentario

Publicado por en 8 octubre, 2013 en Reflexiones y vivencias

 

El ahora siempre desconocido.

Si te pregunto, amig@ mí@, o me pregunto a mí si sabemos realmente

QUÉ ES EL AHORA, me temo que seremos capaces de formular palabras,

sí, pero que apenas vivamos día a día esa realidad.

 Porque es un hecho poderoso y constante  que somos producto del tiempo, de que nuestras acciones y reacciones son producidas por ese “yo”, lo que sea ello, que se ha ido

construyendo golpe a golpe cada día y a veces cada minuto, acumulando

la huella de cada reacción en la memoria, siendo esos recuerdos y esas

impresiones los ladrillos de tiempo del ayer que hasta ayer mismo nos

han ido edificando…y que en el ayer nos quedamos encallados, sin

advertir de verdad que llegamos simplemente a HOY, y sin lograr realizar

el llegar a ¡AHORA!…

La vivencia del tiempo y la memoria nos envuelve y nos absorbe.

 Y, sin embargo,   lo primero que decimos saber es que EL AHORA no es tiempo.

Que no viene de un pasado y camina hacia un futuro.

Que no es memoria.

Que no es una experiencia de cuyo valor te vayas a aprovechar al minuto

siguiente,  que no vas a tener más paciencia o comprensión por lo que

acabas de vivir AHORA y lo vas a emplear a continuación.

Que lo siguiente será diferente, que contendrá elementos nuevos, que

emergerán tus viejas maneras que no  advertirán tales elementos

 y no llegarás a vivir ese instante siendo NUEVO, sino ENVEJECIDO…

Tú sí vas a ser igual, vas a ser el de siempre, el que se repite…y ese puro

AHORA que llega a ti sin precedentes, no sabes si en el minuto siguiente

de tu vivir va a llegar a ti…

¿Y cómo distinguir efectivamente, cómo diferenciar tiempo y no tiempo,

cómo percibir con claridad total lo que emerge de nuestra memoria

y de nuestro “viejo ego”, de lo que no tiene nada que ver con ello?

Sí es cierto que hay veces en que es tan plena la invasión del AHORA

que no nos deja lugar a dudas. Lo que está sucediendo, lo que estamos

viendo y sintiendo, ¡ni siquiera lo reconocemos como nuestro!.

Pero otras muchas en cambio…

Convive en nosotros el tiempo con el ahora.

Y la vivencia dominante está en el tiempo que es el lugar propio del

cerebro, es donde parece residir, ser y estar la vida humana…

Y al parecer se impone postular realidades y niveles de realidad MUY

DIFERENTES. Esa realidad que percibimos habitualmente en nuestro

vivir de tiempo, y esa OTRA realidad que a veces nos invade y tampoco

nos deja lugar a dudas…

ALGO SIENTO MUY CIERTO, AMIG@S: QUE NADA HAY QUE FORZAR.

Es posible que (sin que nosotros lo sepamos) el cerebro vaya cambiando.

Es posible que aprenda de lo que no sabe.

Es posible que se vaya transformando…

Puede ser que ese mismo asistir serenamente a su decurso interno,

ese mismo dejar y permitir hacer sin oponerse, el suspender “la energía

de fricción” , quizá sólo con eso YA ESTÁ SUCEDIENDO en nuestra entraña

aquello que se escapa al “pensar”, aquello que controla el cerebro.

SER Y PERMITIR QUE SEA. Sin forzar. Sin ninguna oposición. Sin ninguna

lucha. Sin ningún deseo de saber. Como cantó el poeta: “Pero tú no lo

sepas, mi alma, pero tú no lo sepas…”

Allá, amig@s, donde está el olvido y están las azucenas…

 

 

 

 

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 7 octubre, 2013 en Reflexiones y vivencias

 

Aprender a pensar: PROYECTO CERO.

Cuarenta años lleva David Perkins, investigador de Harvard dedicado a este proyecto

de indudable importancia para la educación. Y no sólo para ella, puesto

que en el mundo “adulto” (donde se supone que la gente “ya sabe pensar”)

hay muchos más motivos y razones para concluir que son pocos los que

aprendieron  que justo lo contrario.

De hecho, a poco que traigamos a colación “lo que se piensa” en esta

sociedad en que vivimos, descubrimos sus incongruencias, sus faltas de

fundamento, sus simples faltas de razón o de razonamiento.

PENSAR LIMPIA Y SANAMENTE ES UN ARTE BASTANTE ESCASO…

 

Hace muchos años ya, en uno de los cambios de mi vida, pasé de la

enseñanza universitaria a la formación interna de los mandos de empresa.

en una gran multinacional.

Del enorme contraste entre ambas dedicaciones hice una pequeña aportación

con una ponencia en un Congreso, en la cual me refería al paso del

“principio de la razón” al “principio de la voluntad”, puesto que las

empresas como  tales no están interesadas en la verdad, sino en el logro,

en el éxito y el beneficio.

Sin embargo (y aquí viene el enlace) que los mandos de la empresa sepan

pensar  -lo cual podríamos adjudicar al territorio de la verdad- es de importancia

crucial para el logro de los objetivos de “la voluntad”.

Y proyecté por aquel entonces diseñar cursos de formación para aprender

a pensar…

Comprenderéis, amig@s, la cercanía y simpatía que suscita en mí ese

“Proyecto Cero”.

Cuando te asomas a cualquier tribuna pública, prensa, radio o televisión,

 o a los foros y los chats que pululan tanto por La Red, te puedes asombrar y hasta espantar de

las opiniones que allí se vierten, no menos que de las maneras en que

están formuladas y de la raíz de todo ello, de cómo han sido pensadas.

No te sorprende al contemplarlo que nuestro país ocupe el último o penúltimo

lugar en el ranking educativo europeo.

Y puedes llegar a la conclusión de que LA IGNORANCIA NO RECONOCIDA

es uno de los mayores daños de la mente humana.

TODOS SOMOS Y SEREMOS SIEMPRE IGNORANTES, porque LA SABIDURÍA

se hallará siempre por delante.

Pero habremos de abrazar aquél pensamiento de Nicolás de Cusa que

ya cité más de una vez, LA DOCTA IGNORANCIA que es sencilla, lisa y

llanamente SU RECONOCIMIENTO.

Si la mente humana camina desde la ignorancia reconocida, podrá

enfocarse hacia cualquier progreso.

Seamos quienes seamos, amig@s mí@s, jóvenes o viejos, cultos o incultos,

religiosos o ateos, representativos o anónimos en nuestro entorno, lo

que NO NOS PODEMOS PERMITIR SER ES “CREÍDOS DE TENER LA RAZÓN”.

Por ello asusta tanto el leer o el escuchar cómo se afirman y cómo se

niegan tantas cosas. Asusta ver cómo se realizan deducciones sin rigor

alguno. Amedrenta observar que se entroniza la insensatez en lugar

del pensar tentativo, respetuoso e investigativo.

Pensamientos aceptados y aceptables se toman como base para conclusiones

que no tienen con ellos ninguna relación. Como es el caso –por ejemplo-

de que teniendo derecho democrático a opinar sobre la política, se

determina por tal derecho que la opinión expresada es válida, valiosa,

inteligente y respetable.

Con lo cual se está afirmando implícitamente que la democracia convierte

lo necio en inteligente, lo insensato en prudente, lo deleznable en sólido,

lo que mejor sería ignorarlo en algo memorable…

Y tanto y más sucede  con otra convicción sumamente extendida,

que se encuestó hace años con aplastante estadística; aquella de

“¿es Vd. buena persona?”. Que fue afirmada por un noventa y mucho

por ciento de los encuestados… “¡Claro, cómo no!”…”¿Cómo no voy a

ser buena persona?”…

Estimo personalmente que ésta es una de las ideas más peligrosas que

se pueden albergar en la mente. Porque si nos sentimos avalados por

la democracia, ¿cuánto nos pertrechará la idea de “ser buenas personas”?.

¿Cuánto impedirá esa idea cuestionar nuestras acciones y actitudes y

cuestionarnos a nosotr@s mism@s?

 ¡Pobre mente humana que INCLUSO EN CONTRA DEL SANO CUESTIONARSE

mantiene las ideas de “la firmeza de carácter”, “no caer en la volubilidad”,

“ser siempre igual a sí mismo” y otros etcéteras!…

Citaré, ya en último lugar, otra idea ambiental que para no pocos es

“sagrada” e influye en el pensamiento de manera importante:

“ESTO ES LO QUE SIENTO”.

Al manifestar esto, muchas mentes creen haber llegado “a tope”, “al

no va más”, al punto ante el cual todo el mundo ha de rendirse.

Como si lo que uno siente fuera ya el peso de todo el Universo.

Y,  amig@s mí@s,  ¿NO PODEMOS SENTIR INJUSTAMENTE, INADECUADAMENTE,

SIN FUNDAMENTO, POR ERROR O POR CAPRICHO?…

¡Realmente el aprender a pensar puede calificarse de “PROYECTO CERO”!.

Por las dificultades que entraña, por su enorme escasez, por la necesidad

de volver a empezar siempre DE CERO…,porque el pensar realmente

crítico y creativo COMIENZA SIEMPRE DE CERO, sin premisas precedentes.

Porque pensar desde una premisa no es pensar de modo total ni de modo

libre.

POR ELLO SOLAMENTE EL AHORA ES EL LUGAR DE LA VERDAD.

HA DE BAÑARSE EL CEREBRO EN EL AHORA SI QUIERE SER INTELIGENTE

O LLEGAR A SERLO ALGUNA VEZ.

 
Deja un comentario

Publicado por en 7 octubre, 2013 en Reflexiones y vivencias

 

Aprender a pensar: PROYECTO CERO.

Cuarenta años lleva David Perkins, investigador de Harvard dedicado a este proyecto

de indudable importancia para la educación. Y no sólo para ella, puesto

que en el mundo “adulto” (donde se supone que la gente “ya sabe pensar”)

hay muchos más motivos y razones para concluir que son pocos los que

aprendieron  que justo lo contrario.

De hecho, a poco que traigamos a colación “lo que se piensa” en esta

sociedad en que vivimos, descubrimos sus incongruencias, sus faltas de

fundamento, sus simples faltas de razón o de razonamiento.

PENSAR LIMPIA Y SANAMENTE ES UN ARTE BASTANTE ESCASO…

 

Hace muchos años ya, en uno de los cambios de mi vida, pasé de la

enseñanza universitaria a la formación interna de los mandos de empresa.

en una gran multinacional.

Del enorme contraste entre ambas dedicaciones hice una pequeña aportación

con una ponencia en un Congreso, en la cual me refería al paso del

“principio de la razón” al “principio de la voluntad”, puesto que las

empresas como  tales no están interesadas en la verdad, sino en el logro,

en el éxito y el beneficio.

Sin embargo (y aquí viene el enlace) que los mandos de la empresa sepan

pensar  -lo cual podríamos adjudicar al territorio de la verdad- es de importancia

crucial para el logro de los objetivos de “la voluntad”.

Y proyecté por aquel entonces diseñar cursos de formación para aprender

a pensar…

Comprenderéis, amig@s, la cercanía y simpatía que suscita en mí ese

“Proyecto Cero”.

Cuando te asomas a cualquier tribuna pública, prensa, radio o televisión,

 o a los foros y los chats que pululan tanto por La Red, te puedes asombrar y hasta espantar de

las opiniones que allí se vierten, no menos que de las maneras en que

están formuladas y de la raíz de todo ello, de cómo han sido pensadas.

No te sorprende al contemplarlo que nuestro país ocupe el último o penúltimo

lugar en el ranking educativo europeo.

Y puedes llegar a la conclusión de que LA IGNORANCIA NO RECONOCIDA

es uno de los mayores daños de la mente humana.

TODOS SOMOS Y SEREMOS SIEMPRE IGNORANTES, porque LA SABIDURÍA

se hallará siempre por delante.

Pero habremos de abrazar aquél pensamiento de Nicolás de Cusa que

ya cité más de una vez, LA DOCTA IGNORANCIA que es sencilla, lisa y

llanamente SU RECONOCIMIENTO.

Si la mente humana camina desde la ignorancia reconocida, podrá

enfocarse hacia cualquier progreso.

Seamos quienes seamos, amig@s mí@s, jóvenes o viejos, cultos o incultos,

religiosos o ateos, representativos o anónimos en nuestro entorno, lo

que NO NOS PODEMOS PERMITIR SER ES “CREÍDOS DE TENER LA RAZÓN”.

Por ello asusta tanto el leer o el escuchar cómo se afirman y cómo se

niegan tantas cosas. Asusta ver cómo se realizan deducciones sin rigor

alguno. Amedrenta observar que se entroniza la insensatez en lugar

del pensar tentativo, respetuoso e investigativo.

Pensamientos aceptados y aceptables se toman como base para conclusiones

que no tienen con ellos ninguna relación. Como es el caso –por ejemplo-

de que teniendo derecho democrático a opinar sobre la política, se

determina por tal derecho que la opinión expresada es válida, valiosa,

inteligente y respetable.

Con lo cual se está afirmando implícitamente que la democracia convierte

lo necio en inteligente, lo insensato en prudente, lo deleznable en sólido,

lo que mejor sería ignorarlo en algo memorable…

Y tanto y más sucede  con otra convicción sumamente extendida,

que se encuestó hace años con aplastante estadística; aquella de

“¿es Vd. buena persona?”. Que fue afirmada por un noventa y mucho

por ciento de los encuestados… “¡Claro, cómo no!”…”¿Cómo no voy a

ser buena persona?”…

Estimo personalmente que ésta es una de las ideas más peligrosas que

se pueden albergar en la mente. Porque si nos sentimos avalados por

la democracia, ¿cuánto nos pertrechará la idea de “ser buenas personas”?.

¿Cuánto impedirá esa idea cuestionar nuestras acciones y actitudes y

cuestionarnos a nosotr@s mism@s?

 ¡Pobre mente humana que INCLUSO EN CONTRA DEL SANO CUESTIONARSE

mantiene las ideas de “la firmeza de carácter”, “no caer en la volubilidad”,

“ser siempre igual a sí mismo” y otros etcéteras!…

Citaré, ya en último lugar, otra idea ambiental que para no pocos es

“sagrada” e influye en el pensamiento de manera importante:

“ESTO ES LO QUE SIENTO”.

Al manifestar esto, muchas mentes creen haber llegado “a tope”, “al

no va más”, al punto ante el cual todo el mundo ha de rendirse.

Como si lo que uno siente fuera ya el peso de todo el Universo.

Y,  amig@s mí@s,  ¿NO PODEMOS SENTIR INJUSTAMENTE, INADECUADAMENTE,

SIN FUNDAMENTO, POR ERROR O POR CAPRICHO?…

¡Realmente el aprender a pensar puede calificarse de “PROYECTO CERO”!.

Por las dificultades que entraña, por su enorme escasez, por la necesidad

de volver a empezar siempre DE CERO…,porque el pensar realmente

crítico y creativo COMIENZA SIEMPRE DE CERO, sin premisas precedentes.

Porque pensar desde una premisa no es pensar de modo total ni de modo

libre.

POR ELLO SOLAMENTE EL AHORA ES EL LUGAR DE LA VERDAD.

 
Deja un comentario

Publicado por en 4 octubre, 2013 en Reflexiones y vivencias

 

Bambang.

Era el pequeñín de todos nuestros perros. Y siempre le vimos así, “el

pequeñín”.

Bichon maltés blanco y chiquito. Hermano gemelo de Chity. De tamaño

apreciablemente menor, que se ve que –en eso de los gemelos- se reparten

ellos los caracteres físicos bastante a su manera.

Y los psíquicos también, porque Bambang era el pequeñín en todo, no

tan solo en el tamaño.

Chity es cascarrabias y malhumorado…¡con lo de fuera de casa y con él!

Bambang era mucho más tímido, más delicado, más dulce…

La mandona de su grupito, Alba, la Presumida. La que deja caer una oreja

sobre un lado de su cara a lo Lana Turner.

Y detrás Chity, con gestos de gallito de pelea…

Siempre el último Bambang, pero siempre el primero por ser tan tierno…

Le habíamos separado de ellos dos hacía un tiempo porque casi no le

dejaban ni comer. ¡Y le costó sentirse seguro, fuera del dominio de los

otros!

Pero lo logró. Estando en compañía de Reina la Dulce. Y muy a nuestra

vista y compañía…

Pero era mala su salud.

Su edad, la verdad, haciendo esas matemáticas de conversión de años

de perros a años humanos, sobrepasaba el centenar. Y no conseguía yo

mirarle como más anciano que yo…

Pero sus ya más que achaques se habían desatado.

Hacía poco que le llevaron mis hijos al veterinario. Vértigo, neumonía…

Se ahogaba el pequeñín.

Y ya no se podía –médica, veterinariamente- hacer nada por él.

Solamente sufrir con él en sus ahogos, darle compañía y amor…

Hoy fueron otra vez a llevarle a su médico.

Y él ya no volvió…

La tarde y el crepúsculo le hicieron invisible hueco.

Los montes y los árboles callaron una vez más.

Y El Silencio se quedó en torno a él, en torno a nosotros, y allá dentro

donde la quietud sin las palabras es la paz…

 
Deja un comentario

Publicado por en 2 octubre, 2013 en Reflexiones y vivencias

 

¿Vivir humanamente?

No es fácil convenir en qué consiste algo al parecer tan sencillo.

Porque si lo definimos como “la forma de vivir de los seres humanos”,

es muy variado y muy amplio el espectro de ese vivir de los humanos.

Digamos que hay “jalones” por debajo y otros por encima de lo que muchos

llamarían vivir humano…Escalones de la pirámide de Maslow, por tomar un

punto de referencia. El que estén satisfechas unas ciertas gamas de necesidades.

Si no están satisfechas ni siquiera las mínimas, ya no hablamos de “humano”.

Ni tampoco cuando se sobrepasa el otro extremo.

Hablaríamos de fieras o animales. O de seres “angélicos”, de otras dimensiones.

Así pues, resulta que el vivir humano viene a ser “una medianía” que consideramos

“satisfactoria”.

Y todas las medianías se establecen a base de comparar.

Requieren por ello dos clases de elementos:

Una “dotación” externa de determinados bienes.

Una “conformidad” interna con tales bienes.

SIN EMBARGO, es la base de la que se parte lo que hace más frágil ese

sistema:  LA COMPARACIÓN.

 MIENTRAS HAY COMPARACIÓN, NO PUEDE HABER AUTONOMÍA.

Y no será posible que  -por nosotr@s mism@s- determinemos la humanidad

de nuestro vivir… ¡Siempre estaremos dependiendo de la comparación!..

 

Contiene nuestro cerebro las llamadas “neuronas-espejo”.

Y generan ellas una tendencia a repetir comportamientos ajenos.

Parece lógico que esto suceda puesto que decimos que el ser humano es

“una especie”; ha de tener nuestro cerebro elementos que le empujen a ser

semejantes a los demás humanos.

Y,  simultáneamente,  es necesario ser diferentes a los demás.

¡Semejantes y diferentes!…Nada simple situación.

Otra vez resulta que –por los dos extremos- nos podemos “salir de cuadro”.

O fagocitados por lo semejante, o disparatados por lo desigual…

¿Qué somos, amig@s, qué somos?

Podríamos intentar salirnos de los esquemas, de las comparaciones y de

las definiciones. Entrar en nuestro interior a percibir lo que hallemos.

¡Solamente percibir! Captar lo que está ahí. ¡Y punto pelota!…”Esto es

lo que hay”…

Tendremos que olvidarnos de “saber”.

Veremos lo que hay, sin tener ninguna idea de si esa es buena o humana

forma de vivir.

SABER SIN PENSAR.

Saber…sintiendo…mirando…observando…describiendo…escuchando…

Sin buscar seguridades en los demás.

EN LA INSEGURIDAD…

ENTREGADOS A LA PURA AVENTURA DEL VIVIR…

Amig@s, eso está reservado para quien quiera vivir olvidándose del

miedo…

  

 
2 comentarios

Publicado por en 1 octubre, 2013 en Reflexiones y vivencias