RSS

Archivos Mensuales: noviembre 2010

EL “VERFÁCIL”

Tienen muchos envases actuales un “abrefácil”.
Te ahorras abrelatas y tijeras.
A veces no es tan fácil el abrefácil. Nada es por completo seguro, todo falla.
Pero suele facilitar las cosas, para ello lo hicieron…
Dando por su cuenta vueltas mi deseo de ayudaros en el “ver”, me ha venido a la mente esa expresión: “El verfácil”. Expresaros alguna manera con la que se os haga más fácil el ver, el darse cuenta.
Sin olvidar que el “ver” capta siempre más que lo inmediato, no sólo el darnos cuenta de si estamos alegres, tristes o irritados, que eso es tan obvio que –si no lo advirtiéramos ni sintiéramos- padeceríamos una enfermedad, la “alexitimia”, por la que no se llega a sentir ni percibir las emociones.
Y como vosotros estáis san@s, todo lo sanos que puede permitir el duro paso por la programación cerebral de la infancia, me centraré solamente en el intento del “verfácil”.
Dejad, pues, a un lado “abrelatas y tijeras mentales” para abrir a vuestra consciencia LOS MOTIVOS de vuestras emociones.
Y con la comparación me refiero AL PENSAMIENTO Y EL CONOCIMIENTO. ¡DEJADLOS A UN LADO!
“Estoy triste, pero no sé por qué”…”Me siento irritad@, pero no sé por qué”…: ESE ES EL PUNTO.
Son dos ejemplos solamente. Hablo de TODAS las emociones, deseos y temores…
¿Qué hacer, por tanto?: PONERSE A ESCUCHAR SIN PENSAR.
Sólo con el deseo de la mente de SABER QUÉ ME PASA Y POR QUÉ MOTIVO.
¡Atención, la respuesta no es instantánea muchas veces!
¡Un poquito de paciencia, un poquito de “por favor”!
Deja ahí puesta ATENCIÓN.
Y sigue tu vida.
LANZAR LAS PREGUNTAS A LA MENTE Y ESPERAR SU RESPUESTA, ES “VERFÁCIL”.
Con que te enteres un poco de sus respuestas, ya tienes pistas importantes. Ya has abierto un poco el “envase”.
¡Y a veces sale de un tirón!
Te puede pasar incluso (y a veces hasta mejor) cuando estás un poco distraíd@, cuando tu mente
NO ESTÁ CONCENTRADA.
De modo semejante a lo que llaman “pensamiento lateral”. Ésta es “atención lateral”.
De pronto y sin más.
O a cuenta de algo que acabas de escuchar sin prestarle atención, una conversación de otros, un comentario en la tele…
Es curioso cómo pasan las cosas cuando le has pedido a tu mente algo, confías en ella y la dejas actuar a su ritmo y manera.
Requiere ello un estado de atención “difusa”, porque si se concentra, se reduce el campo iluminado solamente al foco de la concentración. Y sólo te das cuenta de lo que estás enfocando.
Mientras no tengas un concreto quehacer que requiera especial atención de tu mente, AMPLIA EL RADIO DE ATENCIÓN a la atención difusa, extensa, abierta en principio a cualquier cosa.
Tu mente se hará más sensible y se irá dando cuenta de muchas más cosas.
Con facilidad.
Y te irá informando si escuchas…
Date cuenta, de paso, que tu mente es muy capaz de realizar multitarea, aunque no seas mujer (ejem!)…
Puede que “la” mente, sea femenina. Y por ello tan “multitarea”…
Ella, mientras haces las cosas cotidianas, está –si se lo has dicho- atenta a buscar tus motivos.
TÚ LANZA A TU MENTE LAS PREGUNTAS CORRECTAS.
ELLA TE DARÁ LAS RESPUESTAS CORRECTAS, a su tiempo y modo.

Anuncios
 
19 comentarios

Publicado por en 30 noviembre, 2010 en Sin categoría

 

¡Pero si es fácil!

Si te dijera, amig@, que acarrearas cien sacos de piedras hasta el otro extremo del jardín…
Si te dijera que cavaras una fosa de diez metros en esa tierra…
Si te dijera que enviaras un mensaje a mil personas…
Y QUE CON ELLO SE EXTINGUIRÍAN LAS HERIDAS DEL PASADO Y SU INSURGENCIA EN EL AHORA PARA SIEMPRE
¿TÚ LO HARÍAS?…
Y si te dijera que no necesitas mover un solo músculo,
que no vas a tener que hacer ningún esfuerzo,
que te puedes quedar relajadamente en un sillón
Y SOLAMENTE MIRANDO PUEDE DESAPARECER EL PASADO EN TI
¿TÚ LO HARÍAS?…
¿En cuánto valoras estar libre de heridas tu memoria?
¿Cuánto harías para conseguirlo y que dentro de ti hubiera siempre PAZ?…
Ante todo, si quieres comenzar, advierte lo que tu mente piensa y está convencida de ello:
“¡Llevo tantos años con los mismos problemas!”
“¡Está tan arraigado en mí!”
“!Hacerlo desaparecer me llevaría una vida entera,
la misma que lo llevo soportando!”
“Si tantos años llevo sin conseguirlo ¿acaso es ni siquiera posible?”
“¿Acaso soy tont@ o inútil, o es que es una tarea de héroes?”…
ESO PIENSA Y DE ELLO SE CONVENCE TU MENTE.
Ella ha elaborado muros y antemuros delante de lo posible, e imposible te parece.
¿Y quién intenta lo imposible?
¿Cómo, pues, lo vas a intentar tú si estás convencid@ de que vas a fracasar?
¿No te das cuenta de que tú mism@ has levantado un muro de RESISTENCIA?
Tan fuerte y sólido que te resulta imposible atravesarlo.
¡Ay, amig@, tu mente hace muchas cosas que tú no registras!
Y luego tu pequeño consciente (no te insulto, es que es pequeño el consciente humano) añade razones y motivos para defender lo imposible que es atravesar el muro…
¡Y YA HAS CONSTRUÍDO TU PROPIA CÁRCEL!
¡Pero si dentro de ti no hay hormigón, ni hierros ni ladrillos!
Dime, por favor: ¿De cuántos caballos de potencia ha de ser el motor que mueva ese muro?
¿Tendrás que emplear dinamita para hacerlo saltar?
¡PERO SI ES INVISIBLE E INTANGIBLE!
¿No te has dado cuenta?
Y te estás comportando como si estuvieras frente a la Gran Muralla china…
Sin advertir que solamente se trata DE TU PROPIO CONVENCIMIENTO.
Del que nadie te arrancará si tú no quieres.
Y tú no quieres arrancarte de él porque estás convencid@.
O sea, un férreo círculo vicioso:
“No quieres arrancarte de él porque estás convencido de que es imposible.
Pero estás convencido de ello porque tú quieres.”
¿Cómo puedes entenderlo?
“No quieres porque quieres…Pero quieres porque no quieres.”
Saltaría aquí un niño diciendo:”¡La gallina!”.
Porque tu trabalenguas le habría conducido ahí como única salida coherente…
¿Quieres mirarlo?
¿No ves que es una cárcel construída por ti mism@?
Que no es un castillo que te defienda. ¡Es una cárcel que te aprisiona!
¿Quieres ser toda la vida prisioner@ de tu propia inconsecuencia?
¿Y seguir sufriendo sin necesidad?
¡Creía que escapabas del sufrimiento, que te duele y te trastorna!
EL INNECESARIO SUFRIMIENTO, EL FALSO, ARBITRARIO, CREADO POR TI MISM@…
El que probablemente es más del 80% de todo tu sufrimiento.
¡Y sin darte cuenta lo estás manteniendo tú mism@, tú solit@ y nadie más que tú!
¡ES PATÉTICO!
¿Por qué no te avergüenzas y decides QUE PUEDES?
Y dejas de ser tu propia víctima.
Y cuando hayas abierto esa puerta que no es sólida, del mismo modo podrás enfrentar ESE PESO MUERTO DE TU MEMORIA QUE TE HACE SUFRIR.
¡Y VERÁS QUE ES FÁCIL!

 
Deja un comentario

Publicado por en 29 noviembre, 2010 en Sin categoría

 

En la aurora nos juntamos
donde nadie se encontraba,
que tan sólo nos veía
la estrella de la mañana.
Emergiendo de la noche
y estrenando la alborada,
enamorados secretos
que las nubes envidiaban.
Me parecías la estrella
si no habitaras mi alma
y el distinguirte de mí
no fuera tarea vana.
Que nos acoge el Silencio
y la Luz cuando dimana
del corazón de los mundos
que nuestro amor los iguala.
¡Escondidos en la aurora
nadie lo sabe ni aclama!
Porque tan sólo la estrella
tan grandes tiene palabras…

 
Deja un comentario

Publicado por en 27 noviembre, 2010 en Sin categoría

 

La mujer que no se toma en serio

Es joven. En la segunda juventud.
Su “look” es original: se ha teñido el pelo de blanco.
Pero se lo puede permitir. Le sienta bien. Está guapa. Es guapa.
Hace poco terminó una larga relación, de muchos años.
Y querría volver al amor.
Yo la animo: no existe nada como el amor.
Soy cómplice en sus estrategias. Le digo :”Dile tal o cual”.
A veces parece que va bien, a veces se para o se queda en lo incierto.
La aventura del querer.
Y a veces ella se cansa.
En muchas cosas se cansa porque no se toma en serio a sí misma.
Escribe bien, podría ser escritora…pero no se lo toma en serio.
Ha iniciado un negocio que le va bien… cuando se lo toma en serio.
Tiene ciertas cualidades paranormales…pero tampoco se lo toma en serio…

Nos juntó la vida casualmente (yo digo “CAUSALMENTE”, con un sentido y finali-
dad, que la casualidad es tan sólo el nombre con el que ocultamos la ignorancia
de las causas de los acontecimientos).
Se creó una relación en la que yo tengo un algo de consejero, de introductor en
temas “esotéricos”, de confidente y cómplice –como he dicho-, de amigo…
Yo sí me la tomo en serio.
Voy dejándole caer cosas que me parece le convienen.
Y hoy en concreto, de modo serio, le he dicho que a sí misma no se toma en
serio…
Añadí que alguien que no se toma en serio a sí mismo, no puede tomarse así
ni a personas, ni a situaciones ni actividades. La vida, en suma.
Parece que le impactó.
Puede que le sonara a “riña”, cosa que jamás he hecho con ella.
Sólo pretendía “hacerle el espejo”, para que se viera a sí misma.
Porque la quiero bien y es mi deseo que su vida sea plena, como lo puede
ser.
No es algo triste “tomarse en serio”.
Hay muchas cosas muy serias en la vida, comenzando por la alegría.
Y son muy poco serias la banalidad, el “ir tirando”, el ignorarse a sí mismo y lo
que se desea de verdad.
Comporta, ciertamente, determinado trabajo que frecuentemente torpedean
la comodidad y la costumbre de ser como hemos aprendido.
Supone cuestionar esa costumbre superficial para encontrar lo que se oculta
en el corazón.
No animan a ello los anuncios ni el estatuto social, ni las conversaciones de la
gente.
Y por eso es “trabajoso”, porque va contra corriente.
¡Pero qué maravilla los salmones cuando suben río arriba, saltan hacia arriba
una increíble cantidad de metros, superan la fuerza del agua y los desniveles,
fuertes y magníficos!
No es equivocado para ellos ir contra corriente…
Ella puede ser como un salmón, capacidades tiene.
Pero muchas veces se duerme. Muchas veces se conforma. Muchas veces se en-
fada inútilmente, sobre todo consigo misma. Muchas veces se cansa. Muchas
veces abandona. Muchas veces dice que todo es mentira. Muchas veces puede
especular su pensamiento para tejer razones que no llegaron a atreverse los
filósofos idealistas, aquellos que negaron la realidad de la existencia física.
Muchas veces se entristece para nada. Muchas veces se deprime…
TODO CON TAL DE NO TOMARSE EN SERIO.
Tiene a veces su cara expresión de niña. Hace mohínes su boca como si fuera
una niña.
Seguro estoy de que no lo sabe, se enterará cuando lo lea.
Sabe, sin embargo, que tiene muchas cosas de niña: su coche es como de jugue-
te y le adorna con pegatinas…
Parece en ése tipo de cosas sumarse al “complejo de Peter Pan”, negándose a
abandonar la infancia.
Se lleva mal con su niña interior, que no quiere hablar con ella.
Exploré con ella aspectos de su infancia: echar de menos a la madre, querer
ser acunada y más querida…
Y ahora, naturalmente, quiere más que la quieran que querer, que vayan tras
ella mucho más que ir, que trabajen los demás la relación…
Y va dejando pasar la vida.
Sin importarle, en cierto modo, nada.
Aunque dice –desde luego, cómo no- que sí le importan cosas.
Estar enamorada…pero mejor que lo estén de ella.
Montar historias de caballeros y damas…pero ridiculizando su propio personaje.
Se mete “en su cueva” de vez en cuando. Tiempos hay que mucho.
Allí se le acumulan los papeles y vete a saber qué más.
Cuando le falla el último impulso que se encontró de paso, se arrincona allí…
y ya de ella no se vuelve a saber nada.
Dice que te llamará…y hoy se produjo el milagro…
No te tomas, amiga, en serio.
Sientes en el fondo de ti -¡terrible error!- que no mereces la pena.
¿Por qué, pues, vas a tomarte en serio?
¡Pero tu madre te quiso y te quiere!
¡Pero te quieren tus hermanos!
¡Te quiso 18 años esa persona!
¡Te quiere la Vida que te sigue dando oportunidades!
¡Te quiero yo también, mi niña!
¡Y la gente misma te quiere!. Te abordan y saludan cuando pasas, te sonríen,
les caes bien!
¡Te quieren tus clientes que hasta te dan besos!…
¿Quién más quieres que te quiera para darte cuenta de que TÚ MERECES MU-
CHO LA PENA?
¡QUIÉRETE, POR FAVOR, Y TE TOMARÁS EN SERIO!
Y al hacerlo, tomarás en serio toda tu vida…

 
6 comentarios

Publicado por en 26 noviembre, 2010 en Sin categoría

 

Alegría ahora

Una bruma suave y casi transparente se interpone a mi mirada hacia los montes.
El sol reina en el día. Y, sin embargo, como un pudor de la tierra, los montes están vestidos de bruma.
Amo esa bruma que desdibuja los contornos.
Me ayuda a darme cuenta de tantas cosas, escondidas para los sentidos, que se esconden por debajo de la pobre percepción de la Realidad.
Si te las quedas mirando y se despierta más la consciencia, y te mantienes en quietud mientras observas, se abrirán nuevos estratos y nuevas dimensiones.
Hay riquezas nuevas siempre que observas con la mente quieta y callado el pensamiento.
Porque él te remite siempre a lo pasado y conocido. Y te pierdes la riqueza y novedad que el día te está trayendo…
¡Deja que el pasado pase, deja “que los muertos entierren a sus muertos” y vive ahora!
¡Estrena el día!
¿No te daría sensaciones placenteras estrenar ropa y calzado cada día? ¡Toda nuevecita la interior y la exterior! ¡Qué gozada!…Sin que estuviera ni tiesa ni con marcas, con la comodidad del uso y, a la par, recién estrenada!
ASÍ PUEDE ESTAR CADA DÍA PARA TI.
¡Especialmente en tu interior!
Desaparecidas tus emociones negativas (que, a fin de cuentas, se mantienen porque tú te empeñes aunque no seas consciente de ello).
Retornad@ a la inocencia del niñ@ que llevas dentro, del niñ@ aún sin manipular, aún sin “malear”…
¡Qué triste es! ¿Te has dado cuenta de que los niños se “malean”?. ¡Nacen inocentes y nuestra contaminada atmósfera y nuestra lastrada mente
les deforma!
¡Qué hondo y bello era aquello del Maestro Jesús cuando decía a sus discípulos: “Dejad que los niños se acerquen a mí, porque de los que son como ellos es el Reino de los Cielos”!
¡Renacer cada día y retornar a la inocencia!
Volver a mirar las cosas con la atención, curiosidad y disfrute de los niños.
¡Por favor, no os digáis YA, al tiempo que lo estáis leyendo, que eso es utópico, que es imposible!
¡Si os basta con DESCONECTAR EL PENSAMIENTO, evitar que invada vuestra escena mental y ABRIR TODOS LOS SENTIDOS, PRESTAR COMPLETA ATENCIÓN Y OBSERVAR LIMPIAMENTE!
Por momentos durante el día podeis hacerlo.
Y PERSISTIR e ir multiplicando los momentos.
¡Claro, no sale sólo, estamos condicionados a pensar y lo que ello arrastra!
¡HAY QUE EJERCITAR!
¡HAY QUE DESENTUMECER LOS MÚSCULOS DE NUESTRA INNATA CAPACIDAD DE DARNOS CUENTA!
¡PERO LA TENEMOS TODOS!. No nos tenemos que marchar al Tibet, a un monasterio budista para adquirirla allí!
Occidentales y tecnológicos que somos ¡la tenemos de nacimiento!…Sólo es cuestión de ejercitarla cada día, y un poco más al siguiente, y otro poco al otro…Y PERSISTIENDO, en unos meses ¡te saldrá prácticamente sola!…
No os estoy vendiendo nada, amig@s mí@s.
Ni tengo la patente ni recibo ningún beneficio por animaros a esto.
Gratis, sin compromisos posteriores, sin dar nada tuyo ni de tu tiempo, sin inscribirte a nada, ¡SIN QUE LO SEPA NADIE MÁS QUE TÚ!
¿Dónde está el truco? ¿Es que lo hay?
¿O estaréis recibiendo verdaderamente UNA COMUNICACIÓN DESINTERESADA?
Si la probais el tiempo suficiente ¡y funciona!, ni siquiera tendréis que poner un comentario en este blog. Puede quedarse en el completo anonimato.
¿Y cuál es mi beneficio?. Os lo diré:
– Me siento bien comunicando esto.
– Me gusta hacerlo, disfruto con ello.
– Me da alegría…
Podeis decir que soy egoísta haciéndolo, cosecho mis emociones.
Pero si estoy siendo egoísta al hacerlo ¡no es vuestro problema, puesto que a vosotros no os llega ningún cargo!
Seguramente si fuera yo “un buen americano” (y entiéndanme ellos la alusión que no les quiero ofender) habría inventado alguna forma de sacarle beneficio económico a esto, que no me vendría mal.
Pero no tengo esas habilidades ni esa inventiva comercial.
¡Ya veis, lo mismo lo digo gratis porque no sé cómo cobrarlo!
Pero a la postre gratis os llega. Y, además, con mi simpatía y mi afecto, que ése es un regalo añadido,
como suelen hacer los anuncios que te dan más cosas si adquieres la primera…
Y como estoy desnudando mis motivos, me quitaré más prendas:
-Si hay más personas felices, influirán para que el mundo sea feliz…¡Eso me gustaría!
-Si más corazones y mentes humanas viven así, la Mente Común humana recibirá mensajes más poderosos para revertirlo a más mentes humanas.
¡Y lo mismo nos levantamos un día y el mundo ha cambiado! ¡Ha habido una invasión de la Alegría!
¿A que no estaría mál?…
Bien amig@s, si vosotros y por vosotros mismos, sin influencia mía y porque libremente lo queréis,
os apuntáis a la invasión aunque nadie lo agradezca…¡EL MUNDO SERÁ MÁS FELIZ!.

 
Deja un comentario

Publicado por en 25 noviembre, 2010 en Sin categoría

 

Pequeñez y Grandeza

Esta mañana la pared oscura de los montes aparece bordeada por irregular cenefa blanca de nubes entre ella y el techo azul de la tierra.
La gran lámpara del sol colma de luz unas nubes y deja a otras pintarse de tonos grises.
Nuestra casa cósmica está alegre mientras viaja a miles de kilómetros de velocidad en torno al Padre Sol.
Viajando siempre, en espacio siempre nuevo, aunque a la escasa vista le parezca repetición.
Jamás, de un día a otro, estamos en el mismo espacio. Se crea espacio nuevo constantemente, se expande constantemente el Universo con esa inexplicada sabiduría que hace –por la que los científicos llaman “constante Omega”- que crezca sin dispersarse ni contraerse.
El Universo mantiene la Unidad en la expansión y movimiento constante.
“Como arriba, abajo”, dijo Hermes, el maestro “Tres veces Grande” de la antiguedad. Lo infinitamente grande es como lo infinitamente pequeño.
Por ello esa inmensa y constante expansión hemos de hacerla de modo semejante en nuestro tamaño de mínimas hormigas en el grano de arena casi invisible en las mareas de los espacios y los tiempos.
En nosotros también se da la pequeñez y la grandeza.
Y también el eterno movimiento.
Somos a la par esos seres diminutos, frágiles y vulnerables, y seres inmensos en los que cabe la visita de Lo Sagrado.
EL SILENCIO INTERIOR ES EL TEMPLO DE LO SAGRADO.
Cuando callan pensamientos y temores, ansiedad, angustia y pobres apegos, y se hace El Silencio en nuestra mente, LO SAGRADO que no cabe en los templos como dijo el Maestro Jesús, cabe en nosotros.
“En espíritu y en verdad”, como Él dijo.
No se encierra dentro de nosotros, pero está Su Presencia.
Y Ella ¡es más grande que todo el universo!
Extraña y paradójica es nuestra realidad.
Vulgar y miserable muchas veces, cicatera, alicorta, más que medio ciega…
¡Y tan inmensa que pase por ella La Presencia de Lo Supremo!
Lo infinitamente Grande junto con lo infinitamente pequeño.
Como arriba, abajo.
Y en eterno movimiento…
Se esfuerza el pobre cerebro humano (también grande por otra parte) por FIJAR LA REALIDAD, por hacerla estable para sentirse seguro.
Se aferra por ello a las ideas, al pensamiento, a los conocimientos.
Teme perderse en la aventura gigantesca de Lo Desconocido.
Le atrae, a la par, como incentivo a un progreso ilimitado. Porque sin Lo Desconocido, se terminaría la aventura del conocimiento, moriría por sí misma.
Y se mueve el cerebro humano entre todas las paradojas.
Se siente desamparado frente a la vida, quiere rodearse de riqueza para no temer al futuro.
Y de personas que le quieran para satisfacer el hambre de su corazón.
Se aferra a ello como la garantía de la seguridad.
¡Y llega un viento de la vida y derriba su casa de paja, desaparece la riqueza o no llega ya a satisfacerle, y se enfrían los afectos y se queda el corazón a la intemperie!
El pobre y pequeño ser humano.
Pero al tiempo se le abre otro Camino.
Al tiempo puede DESPERTAR Y EMPEZAR A VER.
Puede derrotar a los cuatro Dragones que inducen sus temores básicos.
Puede trasladar su centro del pensamiento a la CONSCIENCIA.
Puede desbordar su mínimo tamaño, sus pequeñas inquietudes y deseos.
PUEDE INGRESAR EN LA GRANDEZA.
Puede mirar la vida con la seguridad infinita que da El Amor.
Puede explorar en la consciencia los espacios infinitos de la Verdad, porque Ella es La Mirada del Amor. Y la consciencia nos muestra no sólo la verdad de nosotros mismos, sino la Verdad de la Realidad.
Puede embeberse en la Belleza, que es El Resplandor del Amor, y verla en todas las cosas bellas y descubrirla incluso en las cosas feas, por presencia o por ausencia.
Puede crear un mundo de Bien porque Él es La Acción del Amor, que no procede de normas ni convenciones ni leyes, que es creado a cada instante cada vez que El Amor actúa, y que es nuevo y diferente.
Puede sumergirse en la Alegría y en la Felicidad, que es La Hija del Amor, que le acompaña a todas partes, que florece como la más bella y exótica de las flores en cualquier sitio, igual en el estercolero que en la estrella …

LA INMENSA GRANDEZA DEL PEQUEÑO SER HUMANO.
Y todo en el constante movimiento eterno, todo cambiante en la unidad, como la Luz que en el arco iris se descompone en los colores y son múltiples y distintos los colores y es UNA SOLA LA LUZ…
¡Mirad, amig@s, cuánta belleza!.
¡Mirad cómo se juntan la Grandeza y la pequeñez!…

 
2 comentarios

Publicado por en 24 noviembre, 2010 en Sin categoría

 

La perspectiva y lo objetivo

Muchas personas cultas asumen una cierta filosofía. “Perspectivismo”.
Por su cultura, sus viajes y su propia observación se han dado cuenta de lo que influye en las afirmaciones de la mente, en los pensamientos, el ángulo de la propia visión de la realidad.
Han contrastado, por ejemplo, la experiencia de los sentidos con los conocimientos científicos y saben por ello que son unos sensores de alcance relativo que configuran la propia experiencia “al modo humano”.
No nos relatan los sentidos la realidad tal cual es, SINO INTERPRETADA.
El deseo de seguridad del cerebro humano construye a su alrededor UN ENTORNO ESTABLE.
La mesa, la casa, la calle, la ciudad, el campo son para los sentidos realidades fijas y previsibles.
Lo que no son para la ciencia.
La proporción enorme de vacío que contienen los objetos para nosotros sólidos, el movimiento constante de los átomos y las partículas subatómicas de lo que para nosotros son OBJETOS QUIETOS…son muestra de la limitación e interpretación de nuestros sentidos.
ELLOS OBSERVAN DESDE LA PERSPECTIVA DEL CEREBRO HUMANO.
Sin ir más lejos, los animales perciben realidades diferentes a las nuestras. El perro duplica la amplitud de banda sonora que nosotros oímos. El águila, nuestra capacidad de visión y definición de los objetos. Y aun así aquella águila de la historia confundió la calva del filósofo con una piedra para reventar a su presa dejándola caer desde lo alto…
¡Pobre filósofo!…
La cultura, a su vez, configura el cerebro de maneras diferentes. El cerebro emocional establece distintos sistemas de valores que crean diferentes maneras de sentir y conductas diferentes también.
El “perspectivismo” llega muy lejos. No sólo como la especie que somos, sino con las variantes de las razas, las civilizaciones, la historia y las culturas. Y, finalmente, cada individuo y sus maneras.
Del “perspectivismo” hasta el “relativismo” sólo hay un paso.
“La verdad es relativa”, se afirma con facilidad.
Lo que para mí es verdadero puede no serlo, y hasta ser falso, para ti.
Y la antigua metafísica filosófica ha llegado a convertirse en ruinas probablemente para la mayoría.
Dejó de ser “objetiva” la verdad en el panorama cultural.
No proceden, sin embargo, de la misma manera los científicos: “El oxígeno” para un químico chino o europeo o americano es el mismo para todos.
Los experimentos probados en una parte del mundo están probados para la otra.
Podemos, pues, concluir que el que ha caído en descrédito –más que LA OBJETIVIDAD- es el pensamiento puro que se comprueba a sí mismo.
“La objetividad” sigue estando en vigor.
Lo que ha cambiado es SU CONTRASTE.
La suma de “experimento y método matemático” (simplificando) sigue dando objetividad a los humanos que supera “la perspectiva”.
LA CIENCIA.
Pero resulta que la ciencia NO RESUELVE LA INTERIORIDAD HUMANA.
Y ello hace que aún pueda quedar en pié la esencia de la filosofía: EL AMOR A LA SABIDURÍA.
LA SABIDURÍA SIGUE SIENDO LA CIENCIA DE LA INTERIORIDAD HUMANA Y DE LA VIDA HUMANA.
Y es muy diferente en todo a la ciencia.
En sus objetivos, en las capacidades humanas que pone en marcha y en sus procedimientos.
La ciencia pretende explorar el mundo en el que vivimos.
La Sabiduría pretende explorar cómo vivimos en él.
La ciencia conduce al conocimiento de nuestro entorno.
La Sabiduría conduce al conocimiento de nuestro dintorno, de nuestra interioridad.
Conocer la realidad externa, lo pretende aquella.
Conocernos a nosotros mismos, lo pretende ésta…

Hay, sin embargo, tres disciplinas científicas que pretenden conocernos por dentro:
La medicina con el conocimiento del cuerpo humano.
La psicología con el conocimiento de la psique.
La neurociencia con el conocimiento del cerebro.
(No citaré otras como la sociología o la antropología, etc., que pretenden conocer las culturas y evolución humanas).
Y está en pie, ante todas estas disciplinas científicas, la Sabiduría y el conocimiento de sí mismo.
NI AGOTAN ESAS RAMAS CIENTÍFICAS LO QUE SOMOS NI PUEDEN SUBSTITUIR A LA SABIDURÍA.
No es éste el momento ni lugar de emprender una demostración de mi afirmación.
Hablo, a la postre, para personas que han hecho ya tal afirmación.
Y mi intento hoy es recordar lo que supera el “perspectivismo”, el “relativismo” y la “objetividad científica” y nos introduce en el camino de la Sabiduría.
“Sabio” es –de entrada- no desdeñar las importantes lecciones que nos aportan todos esos enfoques y disciplinas.
Porque las religiones –como ejemplo cualificado- que han intentado históricamente mostrar la interioridad humana, han cometido tremendos errores. Y las ciencias los han mostrado a su vez.
Por ello es hoy día “una conclusión sabia” el no dejarse guiar por ninguna de ellas.
Y no pretendo decir con esto que no se contenga “sabiduría” en ellas o en su historia. Ejemplos y mensajes sumamente importantes para el ser humano se han producido en su interior.
Pero ceder en manos ajenas la propia guía, no es sabio.
Mi libertad es mía, mi vida es mía, su felicidad es mía.
Seria y responsablemente me tengo que hacer cargo yo mism@ de todas ellas, sin entregarle a nadie su control y verificación.
Porque la Sabiduría tiene su propia manera de llegar a “lo objetivo”, distinta de la que emplea la ciencia, pero sólida y segura.
LA CIENCIA SE FUNDA EN EL CONOCIMIENTO.
LA RELIGIÓN SE FUNDA EN LA FE.
LA SABIDURÍA SE FUNDA EN LA CONSCIENCIA.
SON. PUES, DIFERENTES LAS TRES AUNQUE TIENEN PUNTOS DE CONTACTO.

De la ciencia recoge la Sabiduría el recto y disciplinado pensar y la verificación de sus afirmaciones.
De la religión recoge la apertura a lo Desconocido y a Lo Ilimitado. Lo Sagrado.
De sí misma toma la hondura y seriedad de su propio fundamento, la consciencia.
De la psicología, por ejemplo, recoge “la sensatez y salubridad” para evitar caer en fanatismos y sectarismos.
Del perspectivismo recoge la necesidad de la percepción directa, en el sí mismo, de las modalidades del propio yo, para no “pegarlas” a ninguna afirmación que realice.
Porque es lo sabio no afirmar lo que uno vea en tanto que es él mismo, sino solamente en tanto que SEA UN VER.
Como aquellos versos de Machado:
“El ojo que ves no es
ojo porque tú lo veas.
Es ojo porque él te ve.”
VER es el acto esencial de la consciencia.
Pero no ha de ser “MI consciencia” la que ve, sino “LA consciencia”, TODA CONSCIENCIA.
De tal manera que lo que vea mi consciencia pueda ser visto POR TODAS.
Puede una consciencia mostrarle a otra lo que ve.
Y podrá esta otra llegar a ver lo que ve la primera.
Aunque es también posible que ninguna otra -¡por el momento!- llegue a ver lo que la primera vió.
PERO SERÁ VISIBLE ANTES O DESPUÉS SI FUE AUTENTICO EL VER DE QUIEN PRIMERO HA VISTO.
Ahí está “la objetividad” que reclama la ciencia…

Podrá la ciencia dirigir la actividad del científico con su método. Pero habrá de ser la Sabiduría quien dirija LA PERSONA del científico, impregnando desde ella los modos humanos de su actividad.
Podrá la religión pretender dirigir los pensamientos y modo de vida de sus adeptos, pero abrirá la Sabiduría la mente y corazón de los creyentes mostrándoles sus verdaderos motivos y movimientos de su consciente y subconsciente. Y les hará encontrar sus errores y ponerse en el camino de “LA OBJETIVIDAD DE LA CONSCIENCIA”.

Recordad, por favor, este mensaje:
“EL CONOCIMIENTO DE SÍ MISMO ES EL COMIEZO DE LA SABIDURÍA”.
La afirmación la hizo Krishnamurti el siglo pasado.
La cito porque la he verificado y,por tanto, la cito por mí mismo. Pero él la dijo antes. Y aprendí de ella.
En el hallazgo y progreso de la Sabiduría está la garantía de la “objetividad” de nuestro avance personal.
Por encima del perspectivismo, del relativismo, de las religiones y de la ciencia.
LA SABIDURÍA ES CAMINO SEGURO Y OBJETIVO,
CON LA OBJETIVIDAD DE LA CONSCIENCIA PURA.
Nunca temáis ir de su mano en el Camino.
Jamás errareis.

 
Deja un comentario

Publicado por en 23 noviembre, 2010 en Sin categoría