RSS

Archivos Mensuales: marzo 2012

De la oposición entre Bien y mal.

Más de una vez he manifestado la inexistencia del mal. Pero es asunto tan hondamente grabado en la mente humana, que parece conveniente explicarlo del modo más racional posible. Y ha habido algún lector que me lo ha advertido.
La mente humana utiliza, como uno de sus esquemas, los opuestos. Está llena de ellos: bello/feo, positivo/negativo, justo/injusto, desgraciado/feliz, importante/sin importancia, noble/vil, sublime/vulgar…
Y era obvio que en esas dualidades había de figurar “Bien/mal”…
La presencia de los fenómenos de la naturaleza (día/noche, luz/oscuridad, etc.), y de la experiencia física del placer y del dolor, es un posible origen del recurso a la dualidad de los opuestos.
Ya desde el siglo pasado, para investigaciones psicológicas, se emplean “los diferenciales semánticos”, aplicables a multitud de dimensiones psíquicas. Se emplean entonces “los opuestos” para intentar medir gustos, actitudes, etc., creando “escalas” valoradas numéricamente.
Todo ello nos indica que, a la mente humana, le parece el recurso a los opuestos una medida válida y objetiva.
Hay una intervención de Albert Einstein, siendo universitario, en respuesta en una clase a un profesor que pretendía rechazar la existencia de Dios acudiendo a los opuestos. No puedo reproducirla adecuadamente porque me falla la memoria. Pero la respuesta argumental de Einstein iba por la línea de “negar los opuestos” que el profesor citaba, señalando –por ejemplo- que el frío es “ausencia de calor”, la oscuridad “ausencia de luz”… y un amplio etcétera de similares razones…
Si lo pensamos un poco a fondo,la dualidad de los opuestos no es otra cosa que un esquema mental , no un hecho de la realidad.
No es una lógica que tenga el respaldo de los hechos. Es “una clase de lógica del pensamiento”.
La lógica dialéctica de Hegel, que asumió Marx a partir de él, implica otra clase de relación entre los opuestos que la de estar a ambos extremos.
El proceso de la lógica hegeliana es “afirmación/ negación de la afirmación/negación de la negación”. Que se cita otras veces como “tesis/antítesis/síntesis”.
Esta lógica pretende ser “dinámica” para poder usarse como interpretación de la historia y –para Marx- como interpretación de la revolución.
Los dos opuestos (tesis y antítesis) ESTÁN EN RELACIÓN.
Y por ello su relación y tensión mutua genera un tercer estado, la síntesis, que se convierte después en nueva tesis para seguir provocando el movimiento…
Pero ni la lógica de la dualidad ni la lógica dialéctica o los diferenciales semánticos, se pueden aplicar al Bien para comprenderlo en relación con el mal.
EL BIEN NO TIENE NINGUNA RELACIÓN CON EL MAL, EL BIEN NO TIENE QUE VER ABSOLUTAMENTE NADA CON EL MAL.
Ello implica LA AFIRMACIÓN SOLITARIA DEL BIEN.
La afirmación del Bien en sí mismo y por sí mismo.
No unos esquemas mentales, una clase de lógica, sino una visión directa de lo real.
No una interpretación ni dual ni trial, sino UNITARIA.
NADA EXISTE que sea el opuesto del Bien.
EL BIEN NO TIENE OPUESTO.
O está ahí o no está.
Lo mismo que el sol está iluminando la tierra durante el día, pero no por la noche. Y sin embargo, la noche no es el opuesto del sol, sino solamente su ausencia, solamente que la tierra “le ha dado la espalda al sol” ocultándose de su luz perpetua.
El sol brilla siempre. Siempre es lo que es, luz, calor, energía…
El Bien siempre es él mismo, sin relación alguna con ningún opuesto que un esquema mental pretenda imponerle.
Y por eso no es verdaderamente racional establecer la dualidad “Bien/mal”.
Es preciso y necesario observar el Bien en sí mismo, sin oposición a nada. Percibir qué es el Bien, en qué consiste, cómo se genera…
En lo que me parece que muchos ya llamamos “el viejo mundo”, el Bien consistía en el cumplimiento de “la ley moral”.
La ley moral era entendida en un contexto religioso, como una especie de “implante” natural en el alma humana que era mostrado a cada persona por “la conciencia”.
Me parece que los juristas han pretendido encontrar origen parecido (prescindiendo del contexto religioso) a “la ley natural”, como fundamento de derechos del Derecho Natural.
Igualmente lo han hecho así muchos filósofos…
Desde la perspectiva religioso/moral, el incumplimiento de la ley moral era “pecado”, es decir, “ofensa a Lo Divino”.
Y, en consecuencia, era REALIZACIÓN DEL MAL.
Y se entendía “el mal” de un modo absoluto, de forma que su castigo tras la muerte era “el infierno”, como separación eterna de Lo Divino.
La mera enunciación de tal castigo indica la radicalidad que la moral religiosa daba “al mal”.
Y en esta perspectiva, señalar al mal como el opuesto del Bien tenía su relativa lógica.
Hubo, sin embargo, en la historia de las ideas religiosomorales, movimientos que (justo por esa radicalización) recurrieron a una Dualidad Real de Principios y orígenes, el maniqueísmo.
Señalaron en consecuencia que había dos principios reales, Lo Divino para el Bien, y lo “satánico” para el mal.
¡Ambos “principios eternos e independientes”!
Pensaban –y tenía lógica tal pensamiento- que si el mal era algo tan terrible y radical, tan ofensa divina, tan totalmente opuesto al Bien…su origen tenía que ser tan distinto que había de provenir de un ser que NO PODÍA ser Dios como origen del Bien.
La Iglesia Católica anatematizó esta ideología como herética y se conformó con la afirmación “del diablo”, un rebelde de la primera hora de la creación que se negó a “servir a Dios”.
Las afirmaciones teológicas al respecto tienen un fuerte aroma a míticas.
Nada menos que Lucifer (¡el portador de la luz!), un ser de extraordinaria grandeza y belleza, SE REBELÓ contra Lo Divino y arrastró legiones de ángeles con él.
Y Dios “delegó” la pugna en sus “ejércitos leales”, al mando de Miguel, el poderoso arcángel.
¡Y allá, en los cielos empíreos, se produjo el invisible combate que hubo de conmover los cimientos de la creación!
Y Lucifer, convertido en Satanás por el rechazo divino, fue desterrado al infierno, lugar futuro de todos los condenados cuyo “mal” o pecado no fuera perdonado…
Y la relación de Satanás con el mal siempre fue muy estrecha a lo largo de su mítica historia.
No llegó a ser un Principio de la misma altura que Dios. ¡Pero siempre era el inductor al mal, el tentador, el que arrastraba a los pobres mortales a “pecar”!.
Si se me permite decirlo, “para fastidiar a Dios” lo más posible, robándole almas que habían sido creadas para ir a Él…
No pondré de relieve todas las incongruencias de estos pensamientos que incluyen “creencias” aún señaladas por la iglesia católica como pertenecientes al “depósito de la fe”. Cada mente que lea esto puede percibirlas, me parece, sin más explicaciones…

Una visión “humanista y benévola” de todo este panorama, podría ser considerar como un intento de condicionamiento cerebral y mental para evitar, o reducir, LA BARBARIE de esta raza humana, que es mucho mayor que la de los lobos.
Los lobos luchan por ser los jefes de la manada. Pero es sabido que, cuando uno de los contendientes percibe su derrota, ofrece al otro su cuello para que le dé la dentellada mortal,
Pero (véase la civilización del lobo) el ganador reúsa matar al vencido.
Y, lo que es más, le toma bajo su protección como a cualquier miembro de la manada.
Las brutalidades, crueldades, abusos, injusticias, violencias…y cuantos comportamientos espantosos queramos citar, han sido perpetrados por esta raza
¡que tiene el cerebro más evolucionado de los habitantes de la tierra!.
Intentarles “meter el miedo en el cuerpo” podía muy bien no parecer un despropósito si con ello se conseguía evitar tales barbaridades.
Digamos, pues, que “se inventó” la ley moral, el pecado y el infierno como freno para la barbarie de la raza.
¡Pero lo más triste es que ha sido perfectamente ineficaz!
Y las propias religiones han incurrido en los comportamientos que juzgaban como emblemas del mal.
Con ponerles el apellido de “santas”, ya estaba todo arreglado: La guerra “santa”, la “santa” inquisición…con sus correspondientes torturas y hogueras…seguro que también “santas”…
Así pues, “la ley moral” ha sido un fracaso como método de “condicionamiento cerebral”.
Quien realmente ha deseado algo con suficiente intensidad, se ha saltado todas las barreras internas…

Pero vino a la historia el Maestro y Avatar Jesús de Nazaret.
Y proclamó por todas las páginas del evangelio, pese a los muchos “filtros” que se intentaron colocar, QUE SÓLO HABÍA UN MANDAMIENTO: AMAR.
Lo cual, indudablemente, ABOLÍA LAS LEYES MORALES Y RELIGIOSAS con una revolución interior como no la ha habido en toda la historia.
PORQUE SI EL ÚNICO MANDATO ES EL AMOR, SOLAMENTE DE SU CUMPLIMIENTO PROCEDE EL BIEN.
No del cumplimiento de los mandamientos registrados en las tablas de piedra de Moisés, ni de los promulgados por la iglesia…
NINGUNA LEY.
SOLAMENTE AMAR.
De forma que el Bien es, en exclusiva, LA ACCIÓN DEL AMOR.
¿Y los que no aman, qué es de ellos?
QUE NO LLEGAN AL NIVEL DEL BIEN, PUESTO QUE NO LLEGAN AL NIVEL DEL AMOR.
Puede que, amig@s mí@s, vuestra mente retorne de nuevo a la dualidad de los opuestos, diciendo que el mal moral consiste entonces en no amar, o en odiar.
¡Os recuerdo de nuevo que se trata de un esquema mental!
¡Os recuerdo de nuevo que el sol es fuente de luz, energía, calor…SIN NINGÚN OPUESTO!
¡Os recuerdo que es válido y real afirmar algo en sí mismo y por sí mismo, sin confeccionar mentalmente una dualidad y un opuesto!…
Y, tras ello, podemos volver a la pregunta:
¿Qué pasa con quienes no llegan al nivel del Bien, al nivel del Amor?
Como ya he expresado anteriormente, son simple y llanamente LO QUE SON.
Es decir, gente ambiciosa, cruel, despótica, violenta, etc.
SON LO QUE SON SUS MOTIVOS.
LO QUE HAY EN SU CEREBRO Y EN SU MENTE.
SON SUS DESEOS Y TEMORES.
Lo mismo que tigres, lobos, perros, gatos o delfines…
(Bueno, ¿delfines?…estos seres acuáticos que tienen un cerebro mayor que el hombre, parecen haber resuelto su vida mucho mejor que la raza humana…)
Los que “no llegan” tienen EL COMPORTAMIENTO DE LA ESPECIE HUMANA. Como las otras especies.
Y precisamente ahí es donde tiene enorme sentido que el cerebro y la mente SE TRASFORMEN gracias al poder de la consciencia…
Para dejar de ser esos seres primitivos y bárbaros que no saben nada DEL AMOR y, por ello, no saben nada DEL BIEN…

He intentado, amig@s, no sé si con éxito o no, aclarar y razonar más lo que expuse hace poco con menos razones.
¡Ojalá vosotros, viendo por vosotros mismos, lleguéis a daros cuenta de cuanto esto significa de mejor manera que el que os lo comunica!

 
2 comentarios

Publicado por en 29 marzo, 2012 en Sin categoría

 

El oscuro subconsciente.

Ya casi todo el mundo, en este siglo, ha oído hablar de él.
Pero temo que la inmensa mayoría vive como si no existiera. Si me equivoco, pido disculpas. ¡Ojalá estuviera equivocado!…
Me parece conocer a personas que, de hecho, confían en exceso en su consciente, lo que equivale a menospreciar el subconsciente.
Dijo un sabio que “el subconsciente es un animal astuto”. Y puede que una de sus mayores astucias sea simular que no existe.
Es importante para toda persona que quiera crecer el ser capaz de iluminar la oscuridad del subconsciente.
Porque los motivos de nuestras acciones están en él. En concreto los negativos. Porque, cuando realizamos la acción correcta, la acción del Bien, es una acción que NO TIENE MOTIVOS. ES PORQUE SÍ.
Por ello no los hay guardados ocultamente en el subconsciente…
Podemos creernos que hacemos, por ejemplo, algo por puro altruismo. Pero al observar el subconsciente, podemos percibir –pongamos por caso- que deseamos que la persona nos lo agradezca. Y ese es el verdadero motivo por el que hemos realizado la acción. Lo cual revoca por completo que la acción fuera realizada por puro altruismo…
Tal información obtenida –“robada”- de la oscuridad del subconsciente, es importante para conocerse a sí mism@. Y no estaba en absoluto presente en el consciente. Al contrario, nuestro yo consciente “se tragaba” tranquilamente que su acto era limpio.
Y solamente observando los motivos ocultos es posible DETENERLOS al arrojar sobre ellos la luz de la consciencia, del darse cuenta.
Si, por el contrario, el subconsciente logra “camuflarlo”, la persona se queda convencida erróneamente de que su acción ha sido correcta.
El subconsciente es el enemigo del conocimiento de sí mism@ y, por ello, del comienzo de la sabiduría…

¿Cuáles son las estrategias del subconsciente?
La primera ya está citada: simular que no existe.
La segunda (por poner un orden cualquiera) consiste en aprovecharse al máximo de la escena consciente. O sea, de los pensamientos y emociones que figuran en él.
Todo aquello que suene a “convincente” para nuestro yo consciente, lo orquestará subterráneamente el subconsciente para fortalecerlo.
Las “ideas” son el más fácil patrimonio para él, por la generalidad y abstracción del propio pensamiento.
Desde Grecia y los sofistas sabemos que se puede argumentar con las ideas prácticamente en cualquier dirección y objetivo.
Se puede argumentar para deprimirse o para tener optimismo. Se puede defender la inocencia igual que la culpabilidad. Se puede reducir la autoestima lo mismo que aumentarla.
En realidad “el modo de pensar” (positivo o negativo) se soporta sobre “el modo de sentir”.
El subconsciente tenderá a favorecer lo que mejor cumpla sus objetivos, lo cual tendrá que ver profundamente con las actitudes básicas de la persona, que son de tipo emocional y valorativo.
Y nunca hay que olvidar que SUS OBJETIVOS SON DESTRUCTIVOS. Y recuerdo que el por qué de ello es porque en él “se guardan los motivos”, y –por el contrario- LAS ACCIONES CORRECTAS DE TODO TIPO, NO TIENEN MOTIVOS.
La Verdad, por ejemplo, se abraza POR SÍ MISMA, porque es Verdad, no porque dé dinero o aprecio ajeno.
El Bien actúa de la misma manera: porque sencillamente ES BIEN.
La Belleza, la Alegría auténtica y más obviamente que nada EL AMOR, son absolutamente PORQUE SÍ.
En el momento en que “tengamos motivos” para actuar bajo su luz, SE DEGRADAN.
Y dejan de ser ellos mismos para convertirse simplemente en sus motivos: el interés, el deseo de aprecio o de fama, la ambición de influir a otros, del poder, del prestigio, del dinero…
LOS MOTIVOS DEGRADAN EL VALOR DE LA ACCIÓN.
Por ello ese enorme arcón del pasado que es el subconsciente, conserva todos los viejos motivos humanos y, con ellos, la degradación secular humana…

La tercera línea posible de la acción del subconsciente puede ser “la astucia” para poder engañarse a sí mism@.
Lograr que el consciente “se quede convencido” de que está actuando correctamente.
Y hay que considerar que el término “correcto” lo manipula cada mente y mentalidad con arreglo a lo que cada un@ ES.
Un ladrón, pongamos por caso, le parecerá muy positivo robar solamente a los ricos, porque montones de pensamientos le pueden convencer de que ello es…¡hasta heroico!…”Debajo de la capa de Luis Candelas”, reza la canción…
Y exactamente así sucederá CON LA PROPIA MANERA DE SER, que está muy validada por toda una vida y que ha sido construida de forma poco consciente.
He citado no pocas veces a un gran neurocientífico e investigador español de fama mundial (J.R. Rodríguez Delgado) que afirmó que “hoy día, decir “es que yo soy así”, ya no es científico”. Porque el carácter o modo de ser es una construcción realizada por nosotr@s mism@s a lo largo del tiempo.
Pero como esa ha sido una tarea lenta y larga, acumulando en el subconsciente decisiones que iban formando “el mapa cerebral”, NO SOLEMOS VISUALIZAR NUESTRO CARÁCTER y, además, lo consideramos una legítima manera de ser.
Por ello la estadística real es contraria a la afirmación del neurocientífico: “Es que yo soy así” suele ser la afirmación contundente que empleamos para finalizar muchas peripecias de relación.
Y desde luego avalada por el pensamiento de que todo el mundo tiene derecho a ser como quiera ser.
De modo que la frase se pronuncia con la convicción de haber tocado fondo.
No suele cuestionarse el propio carácter.
A lo sumo algún aspecto que –muy a todas luces- parezca “socialmente rechazable”. Y aun éste depende su cuestionamiento de “lo arraigado” que el rasgo esté en el propio carácter. En última instancia se apela a “la libertad personal”, con lo cual se termina la investigación.
“Mira, esto es lo que hay, esto es lo que soy. Si quieres lo tomas y, si no, lo dejas.”…

Precisamente por eso la meditación ha de observar pensamientos y emociones en múltiples aspectos: No sólo en qué son y en cómo son, sino qué dirección toman hacia y desde el subconsciente.
Ideas y emociones se presentan muchas veces como algo “objetivo” y natural. Suelen estar en el ambiente mental y, por ello, avaladas por él.
Solemos construir “la objetividad” con algo que muy bien podría llamarse “intersubjetividad”. Y gracias a este tipo de construcción nos suele bastar para “avalarlos” una cierta extensión de aquellos en el ambiente mental que tengamos a mano.
Sin embargo, la meditación –al observarlos- puede descubrir que ese enfoque no es más que “una coartada”. No es que sean válidos porque sean objetivos, sino porque elegimos ocultamente que lo sean y los apoyamos en tal determinado ambiente mental…
Esto respecto al “qué son” nuestros pensamientos y emociones.
Pero la meditación también avanza en el “cómo son” y en “cuál es su dirección”.
El descubrimiento de sus características singulares, observando concretamente y sin la palabra, desvela ambas cosas. Siempre camino de descubrir los motivos que están ocultos en el subconsciente.
Pongamos por caso el de una persona que se embarca en una ONG “para ayudar a la humanidad”, motivo –al parecer- completamente digno y admirable.
Siente compasión por los niños de Africa. Y tiene información sobre determinada ONG… ¡Y se decide a participar en ella con entusiasmo!
Con el paso del tiempo se embarca dada vez más en la tarea. Y no tiene ninguna duda de que está haciendo algo correcto y positivo por esos pequeños y entrañables seres tan necesitados…
Simultáneamente le viene a la mente, quizá muchas veces, lo descomprometida que está la inmensa mayoría con tales objetivos. Y aparece allí un juicio de valor hacia los “descomprometidos”…
Al mismo tiempo (como dice un anuncio del tema) “se siente orgullosa” de estar haciendo cosas por los niños.
Al implicarse más en la ONG, sus capacidades organizativas y su entusiasmo la llevan a ocupar cargos en la misma. Cosa que le agrada porque coincide con una línea de su carácter. Lo cual ella considera –obviamente- algo natural, lo mismo que el “sentirse orgullosa” de su tarea…
Pongamos que aquí se detiene el ejemplo, sin llegar a zonas críticas en las que “surjan luchas por el poder” en la Organización, ni tampoco “derivaciones económicas” de los fondos de la misma, todo lo cual puede llegar a inducir “corrupciones manifiestas”.
Esta persona no genera luchas de poder ni se beneficia del dinero de la Organización. Tan sólo aparecen aquellos dos aspectos antes señalados.
¿Podemos ver cómo está ahí la labor del subconsciente?…¿Cómo están LOS MOTIVOS?…

Tal vez alguien diga que el mensaje de este post es EXCESIVO. Que parece pedir una PUREZA TOTAL.
Recordad, por favor, que el autor no pide nada.
Que solamente trata de desplegar de algún modo LO QUE ES Y LO QUE NO ES.
Es un hecho que ahí está “el animal astuto” del subconsciente.
Y también lo es que “sus motivos” contaminan la acción.
EL SER CONSCIENTE de ello es una pura constatación.
Y ello desvela la astucia del subconsciente.
Y ello es todo lo que hay que hacer.
Ya no nos estamos dejando engañar por aquél, ha sido desenmascarado.
Y ya no tenemos una falsa visión de nosotros mismos. No somos esos maravillosos “entregados a la compasión”.
Como decía el Maestro Jesús, “no somos buenos…”, “Sólo Dios es Bueno”…
Sabemos que nuestro ser está creciendo sobre las ocultas bases del subconsciente humano, del viejo y errado subconsciente que ha mantenido milenios a la humanidad bajo su férula, creando el error, el daño y el sufrimiento…
Pero la atención y el darnos cuenta en el instante ¡NOS LIBERA!
Eso me parece que hemos de tener presente…

 
Deja un comentario

Publicado por en 28 marzo, 2012 en Sin categoría

 

Distancia del pensar a lo real.

Para vosotr@s, amig@s, que andáis buscando escapar de la férula del pensar, quisiera hallar maneras que presten alguna ayuda al intento.
Partamos del hecho y del supuesto que para lo material es útil el pensar.
Y es bien claro, probable que en exceso, que tiene mucho de material nuestro vivir.
A veces he escuchado a amig@s comentar que, vivir sin pensamiento, solamente nos es posible a los ancianos jubilados, distantes del trabajo y del quehacer de la vida habitual.
Cierto es que ello reporta libertad y tiempo, pero ambos exteriores y que pueden ser usados de muy variadas formas. Hacer sudokus, quejarse de las dolencias de la edad, cargar a los hijos con responsabilidades y culpas…
Y la certidumbre a la que no han de renunciar quienes quieran conseguir tal logro, está en que PARA ELLOS ES POSIBLE, sea más o menos difícil la tarea.
Somos seres con exterioridad material e interioridad inmaterial. ¡Difícil mezcla en la composición de nuestro propio ser!
Pero, a la par, estamos capacitados para ser lo que somos y podemos tirar de esas capacidades para desarrollarlo, aunque en nuestra educación desde la infancia no se haya trabajado para estimularlas, lo cual las ha atrofiado.
EL DARSE CUENTA es la gran capacidad para este logro.
Y ello está al alcance de cualquier bolsillo mental, con mínima capacidad introspectiva y decisión de atención, con tal de que se cultive porque es UNA CAPACIDAD NATURAL.
Y dado por hecho que “no es malo” pensar, sino muy útil en su lugar adecuado, la tarea se centra en que EL PENSAR NO DIRIJA NI INTERFIERA NI LA VISIÓN INTERIOR NI SU PROPIA ACCIÓN.
No es necesario DETENER el carrusel del pensar, siempre activo como acción de nuestro cerebro.
¡Ya surgirá con el tiempo y el ejercicio LA MENTE QUIETA!
Para ello, dos capacidades obvias son necesarias:
LA ATENCIÓN Y EL DARSE CUENTA.
Y es mediante ambas como aparecen las característica singulares del pensar.
TODO PENSAR ES ABSTRACTO E INCONCRETO.
Palabras, ideas, normas, pautas y principios componen el pensar.
Y TODAS ELLAS SON DISTANTES DE LO REAL, porque lo real siempre es UN TODO CONCRETO.
Recordad la obviedad de que “la mesa” como idea puede tener cualquier forma, color, peso, tamaño y densidad.
PERO UNA MESA REAL contiene todas esas características PORQUE NO ES ABSTRACTA, es singular y concreta, es solamente de tal manera y no de otra.
El gran filósofo Kant decía: “Cien taleros pensados no son cien taleros reales”…¡Con pensar no los tengo en mi bolsillo!…
Esta sencilla y obvia diferencia SIRVE YA PARA LA VIDA INTERIOR.
Podemos diferenciar en nuestra consciencia los actos del pensar y sus características de los actos de DARNOS CUENTA concretamente de lo que está sucediendo en nuestro interior.
Pensar no es sentir.
Ni sentir es ver.
VER ES UN ACTO CONCRETO DE CONOCIMIENTO INTERIOR QUE PERCIBE LA REALIDAD QUE ESTÁ SUCEDIENDO DENTRO DE NOSOTROS, LLEGANDO INCLUSO A SUS MOTIVOS SUBCONSCIENTES.
Es PERCEPCIÓN Y SENSACIÓN, pero ha de evitarse producir IMAGEN. Porque en el proceso del conocimiento humano, en cuanto se ha hecho imagen, se dispara el banco de datos de la memoria y entran en la mente todos los programas que la alteran , que desfiguran la inteligencia y la sensibilidad.
¡ATENCIÓN, PUES, A EVITAR LA CREACIÓN DE IMAGEN!
Una imagen es un esquema del pensar referido a personas, situaciones o seres.
Y, por cierto, los robots de las fábricas, de coches por ejemplo, funcionan por imágenes. Las comparan con las piezas y toman las oportunas…
¡Si queremos ser robots, ése es el camino!
La imagen está ligada a una experiencia vivida y está registrada, como un conjunto, en la memoria emocional. En ella aparece en concreto, como una vivencia. Y dentro de ella está el esquema del pensamiento.
Si alguien, por ejemplo, me hizo una dolorosa faena en el pasado, puede provocar que –al ver a esa persona por la calle, o a alguien muy parecido- sufra un sobresalto, se me acelere el pulso o incluso sude, o me pare en seco en mi trayecto.
¡La imagen suscitó el hecho interior no superado y la inmediata reacción!
De la imagen y del pensamiento se produce siempre el esquema “acción/reacción”.
Si esa imagen no se hubiera creado ni almacenado en la memoria emocional, no se habría producido la reacción. La respuesta al suceso externo HABRÍA SIDO UNA ACCIÓN CREATIVA.
Naturalmente, para evitar la formación de imagen, habría sido necesaria LA ATENCIÓN Y EL DARSE CUENTA y detener el proceso aparentemente “espontáneo” del conocimiento. ¡QUE NO ES ESPONTÁNEO, SINO LA VIEJA PROGRAMACIÓN!
¡Evitad, querid@s amig@s, la falsa sensación de que ese movimiento es propio de vuestro ser!
¡Vosotr@s no sois vuestros programas!…
Si el movimiento psíquico no se detiene, se crea una “herida” que puede mantenerse indefinidamente en el subconsciente.
Sobre esa herida se acumulan, además, procesos más o menos conscientes del pensar. Dudas sobre la propia autoestima (“¿pero cómo pude ser tan tont@?”), rencores insatisfechos (“¡tenía que haber dicho…!”), deseos de venganza “justificados” por razones y pensamientos, tristezas depresivas, sensaciones de “derrota”, incapacidad personal…
No es UNA experiencia, sino un amplio conjunto de “ondas” que la piedra produjo en el lago interior de la mente, con las cuales la persona PUEDE GOLPEARSE INDEFINIDAMENTE A SÍ MISMA…
TODO ELLO ES EL PROCESO DEL PENSAR (que es siempre un “sentir/pensar”) cuya puerta de entrada en nuestro interior es LA IMAGEN.
Se puede vivir una experiencia frustrada y frustrante. PERO SI NO SE HACE IMAGEN DE ELLA, se puede tener un sufrimiento mientras dura la sensación que sigue a la percepción. Pero AMBAS PASAN sin dejar huella, mientras no creemos IMAGEN Y, CON ELLA, RESISTENCIA.
Digamos que basta con NO INTERVENIR, con no “alimentar” la experiencia, con no “aferrarse” a ella, porque eso es lo que la convierte en “imagen” y dispara todos los mecanismos, los cuales “se hacen resistentes”…¡PORQUE SE LOS ESTÁ ALIMENTANDO!…
¿Te duele, amig@ mí@? ACEPTA ESE DOLOR, deja que te traspase como una daga tan fina que después ni se verá la herida, sólo la vas a sentir en el momento.
Pero si te mueves y remueves, si luchas, si te resistes, si te aferras…¡ESTÁS GENERANDO LA PERMANENCIA DEL DAÑO!…

Cuando sentimos algo, lo que sentimos es singular y concreto, es un todo real. Es causal, produce efectos en nuestra sensibilidad…Aunque la causa ¡somos nosotros mismos!
Nos dejamos llevar de la fantasía de que ES LA ACCIÓN DE LA OTRA PERSONA la que ha sido la causa de lo que sentimos. Nos conduce un pensamiento irracional. ¡Porque nadie puede introducirse dentro de nuestro cerebro y hacer una especie de magia que genere sentimientos que no sean los que tenemos!
¡NADA NI NADIE PUEDE PRODUCIR EN NOSOTR@S SENTIMIENTOS NI EMOCIONES! ¡SOMOS NOSOTR@S QUIENES LOS PRODUCIMOS ANTE ELLO!
Por eso mismo da igual lo que hiciera la otra persona. EN NUESTRO PODER ESTÁ sentir frustración o dolor o aceptación o renuencia o comprensión o resistencia…
SIN LA CONSCIENCIA DE QUE SOMOS LOS AUTORES DE NUESTRAS EMOCIONES, NOS CONVERTIMOS EN VÍCTIMAS DE CUALQUIERA.
Por ello usar el pensar partiendo de una experiencia FALSIFICADA es desposeer totalmente a la experiencia de su carácter de realidad. Porque cualquier pensamiento posterior sobre ella VA A FORTALECER LA FALSEDAD DE LA BASE.
Y sucederá que ya no se observa en su concreto modo de ser, que ha sido UNA REALIDAD INTERNA NUESTR@, una modalidad de nuestro propio ego.
LA OBSERVACIÓN, POR ELLO, HA DE HACERSE SIN PALABRAS, para no dar paso al pensar abstracto antes de VER la realidad concreta del suceso psíquico.
No sucede, por ejemplo, en nosotros “la tristeza” en general, sino “ésta”, con su concreta intensidad, su extensión, sus concretas raíces y motivos, su singularidad.
Y es justamente esa concreta tristeza a la que hay que prestar ATENCIÓN y al tiempo, gracias a ella, DARNOS CUENTA de cómo es, de su completo movimiento y de sus motivos subconscientes y de su conexión con nosotr@s mism@s, con nuestro concreto ego.
¡SIN LAS PALABRAS!
Sin intrusión del pensar.
Sin alejarse de lo real…
¡VER, TOCAR, OLER, GUSTAR, OIR, DARSE CUENTA DE QUÉ SUCEDE EN MÍ Y DE CÓMO ESTÁ ELLO CONECTADO CONMIGO!
¡LO QUE PRESENTA LO REAL A NUESTRA PERCEPCIÓN Y EXPERIENCIA!
¿No habéis sentido alguna vez “el mal olor” que despiden determinados sentimientos nuestros? ¿O el “asco” que al paladar interior causan otros?
¡QUE TENEMOS SENTIDOS INTERIORES!
Pero, ¡cuidado!, no os despreciéis por esto.
Lo que oléis o gustáis o percibís es EL SÓTANO que está debajo de vuestra casa como de la de TODOS LOS HUMANOS.
¡La carga que arrastramos hace milenios!
¡La triste acumulación de las “reacciones” humanas con la que cargamos sin darnos cuenta!
Acumulación que, si no nos hacemos conscientes, ¡se disparará como en cualquier humano!
Por ello, lo verdaderamente sensato, antes de cualquier medida, es percibir lo que sucede, en concreto y no en abstracto.
Y percibirlo ¡hasta el fondo!…
Los médicos mismos, también sensatamente, afirman que no hay enfermedades sino enfermos. Concretos seres humanos que reaccionan a la enfermedad abstracta de modos muy diferentes. ¡Y eso que ellos tratan de aplicar conocimientos generales a la concreta persona que les llega!.
Y es importante que advirtamos también que ¡nadie ha escrito un tratado sobre “mi tristeza”, sólo la conozco yo!. ¡No existe ese conocimiento en las bibliotecas!
Y solamente yo he de lidiar con ella.
LO SENSATO es no usar el pensamiento para conocer mi hecho psíquico, del que sólo dirá generalidades.
Sino las capacidades concretas que muestran su realidad.
TAL VEZ, y sólo tal vez, pueda ayudar DESPUÉS el pensamiento, aportando aspectos generales que pudieran estar contenidos de modo abstracto en el hecho concreto. O aportando una sensatez racional.
Pero en todo caso, habrá de ser DESPUÉS, sin invasiones previas. Recordando que existe un “recto y sensato pensar”, en su lugar y momento y JAMÁS intentando establecer dominio de pautas, ideas, principios y normas sobre lo real de nuestro ser interior…
No hay que olvidar que tales funcionamientos del pensar LEVANTAN BARRERAS A LA PERCEPCIÓN, crean puntos de vista y enfoques QUE SESGAN LO REAL.
Y por ello los mismos profesionales de la psicología pueden equivocarse, pese a todos sus conocimientos, en el tratamiento REAL Y CONCRETO de un problema psíquico.
PORQUE LO REAL NO ESTÁ CONTENIDO EN EL PENSAMIENTO.
NI SIQUIERA EN EL CONOCIMIENTO.
LO REAL DESBORDA SIEMPRE CUALQUIER FORMULACIÓN.
LO REAL CONTIENE SIEMPRE FACTORES DESCONOCIDOS.
Tened, por tanto, querid@s amig@s, esa cualidad que es propia ¡del recto pensar! y consiste en la consciencia de sus propias características y limitaciones.
¡RENUNCIAD A LO INÚTIL Y DAÑINO!
Si lo percibís con claridad, actuaréis con la oportuna y rápida decisión que tiene el automovilista para no meterse en una carretera que ostenta el cartel de CARRETERA CORTADA.
¿PARA QUÉ IR POR DONDE NO ES?
Y en vez de ello, ATENCIÓN Y DARSE CUENTA EN CONCRETO, AQUÍ Y AHORA, DE NUESTROS PROPIOS HECHOS PSÍQUICOS.
Con todo el cariño os lo deseo…

 
Deja un comentario

Publicado por en 26 marzo, 2012 en Sin categoría

 

Añoro la belleza del Silencio…

Añoro la belleza del silencio cuando la actividad ocupa lugar en la consciencia.
Añoro la quietud.
Añoro la luz que se aparece por debajo y más allá de todo.
Añoro El Fundamento.
La Presencia de Aquello que es Sagrado y que no está en el pensamiento, que rebasa las fórmulas y las creencias.
Aquello que no tiene nombre.
El Innombrable, dijo la Biblia.
Que interpretaron ellos que era una prohibición, en vez de ser sencillamente imposible porque se encuentra donde ya las palabras no suenan.
¡A la letra y pensamiento lo entendieron una vez más!
Y no entraron allá dentro, allá donde el ser no habla ni piensa ni deja al cerebro comandar las experiencias.
Mandatos y prohibiciones…¡qué tristeza!
En vez del lenguaje DEL SER…
¡Esa lengua es la que añoro!
Y la añoro en la Presencia de Aquello que No Tiene Nombre, y la añoro también cuando amo más allá de todo nombre…
LENGUAJE INHABLADO DEL SER.
INEFABLE.
Que esa palabra bien lo dice: que no es fable, que no es hablable…
Las palabras son escasas, insuficientes, falibles y equivocables.
Las palabras nos llevan cinco pasos por delante.
Y detrás se vuelven niebla y humo, o limo o barro.
¡Lo saben bien quienes aman!
¡Porque el amor siempre excede la palabra!
Si crees que todo cuanto llevas dentro lo puedes expresar, es que aún ni te has acercado al ser que eres….
Por eso la soledad es lugar de verdadero amor.
Aunque parezca paradójico.
Solamente desde la madura y libre soledad es posible llegar hasta el amor.
Quien necesita compañía, no puede amar: depende de la compañía, y depender no es amar…
Recuerdo de personas queridas me llega a la mente al decirlo.
¡Aprende la soledad si en verdad quieres amar!
¡Aprende la libertad para que tu amor sea verdadero!
Si necesitas, si dependes…NO AMAS.
¡Llega al fondo de tu ser!
¡Aprende esa lengua inefable!…

Añoro esa lengua con las personas.
¡Y fijaos, la tiene el monte, la tiene el mar y la tierra, la tiene el sol!
Sin embargo, con aquellas hay que ir más allá de sus palabras.
Con ellas hay que llegar HASTA EL SILENCIO.
Que las palabras no sirven, que las palabras no valen…
Porque el tiempo y el pasado envejecen lo que tocan.
Que la memoria no sirve más que para andar los pasos del camino que el pie recorre.
¡PERO JAMÁS EL DEL ALMA!
Lo que está ligado al cuerpo, no puede ligar el alma.
Por eso añoro el Silencio, para poder compartir el ser y el alma…
En la luz de las mañanas y en la pausada penumbra que la tarde va creando, hasta el manto de la noche que todo en silencio guarda…
Sólo saben los enamorados que se hayan rasgado el alma.
Sólo ellos al ser llegan, más allá de las palabras…

 
Deja un comentario

Publicado por en 23 marzo, 2012 en Sin categoría

 

Me dicen que el pensar…

Me dicen, amig@s mí@s, que el pensar es muy difícil de orillar en nuestra vida.
¡Qué duda cabe! ¡Lleva milenios despotizando la vida humana, y a la par mejorando sus condiciones físicas!
EXTERNO/INTERNO.
Esa es la dialéctica constante.
Tenemos cuerpo y ocupamos lugar y momento en el espaciotiempo.
Separar lo interior de lo exterior, es realmente difícil.
Si no lo fuera, siglos ha que la humanidad habría sido libre y feliz.
Si el pensamiento fuera simplemente negativo, nos habríamos despojado hace mucho de su influjo.
Si el pensamiento nos fuera AJENO, tampoco tantos siglos nos habría invadido.
¡Pero resulta que también es positivo y también es nuestro!
Le costó a la evolución millones de años llegar a establecerlo en el cerebro.
Y marcó un hito respecto a las demás especies de la tierra.
Apareció un ser diferente, el HUMANO.
Grandezas y miserias, ambas sumadas.
Igualdad y diferencia con todas las especies que la Vida había creado.
“Reyes” nos sentimos los humanos de esta creación, al frente de ella.
Reyes despóticos frecuentemente. Pocas veces reyes compasivos.
Creciendo en nuestras técnicas y en nuestras ciencias muchas veces infantiles.
Ignorantes de lecciones del pasado, porque ¿qué ha sucedido con el hombre durante millones de años que aún no conocemos?
¿Hubo extraordinarias civilizaciones que fueron destruidas, probablemente por sí mismas?
Hace unos días escuché por la noche la aparición de un libro que continuaba aquél (de Bergier y Powels, creo que esos eran sus nombres) que llamaron “El retorno de los brujos”.
Allí se consignaban con indicios científicos las presencias de grandes civilizaciones que se extinguieron por sus propios problemas internos.
¡Las creó el pensamiento!
Y casi no dejaron huella.
¡Y mirad hoy el mundo!
Nos ha llevado la técnica más allá del sistema solar.
Y ha fabricado armas para destruir varias veces la tierra.
¡EL PENSAMIENTO EN SÍ MISMO, NO SABE A DÓNDE MARCHA!
Igual construye que destruye.
Y se le ha dado a él el timón de la vida humana.
¿Puede calificarse esto de INSENSATO?
¿Un género de locura?
Como profesional, muchas veces he sentido que la humanidad ESTÁ ESQUIZOFRÉNICA.
Porque pone en peligro su propia existencia y ni siquiera experimenta temor cuando lo hace.
SOMOS HUMANOS INHUMANOS.
Nos falta GUÍA.
No se le puede entregar al pensamiento…
Se ha dicho, prácticamente hasta la fecha, que la guía ha de estar en LA CONCIENCIA.
Para, con ella, evitar el mal.
¡Pero yo he visto que ella es también creación del pensamiento!
¡Que ella es pauta, norma, idea!
Y escuchando al Maestro y Avatar Jesús, he podido aprender ¡QUE NO EXISTE LEY MORAL! ¡QUE SOLAMENTE EL AMOR ES CAUSA Y ORIGEN DEL BIEN, Y QUE EL MAL NO EXISTE!
PORQUE NI AMOR NI BIEN TIENEN OPUESTOS.
PORQUE AMOR NO ES LEY, SINO RADICAL IMPULSO DEL SER.
Para controlar a ambos creó el pensamiento la ley moral y la conciencia.
¡POR ELLO NO PUEDE ESTAR AHÍ LA GUÍA!
Conté hace tiempo que El Mundo Nuevo, se diferencia tan sólo en una letra: LA ESE QUE NO CONTIENE LA CONCIENCIA, la ese que está en la palabra CONSCIENCIA.
Porque ésta es, dentro de nosotros, LA MIRADA DEL AMOR que nos muestra la verdad de lo que somos.
MIRADA que se escapa al pensamiento.
MIRADA que no es idea ni prohibición ni deducción.
MIRADA QUE ES SOLAMENTE VER.
MIRADA que es Luz y es Energía.
MIRADA que detiene sin más lo negativo cuando está a punto de surgir del almacén del subconsciente que encierra la historia de la humanidad.
CUANDO “VES” QUE ESO “NO ES”.
¡ESA ES LA GUÍA!
Al detenerse la acción negativa que está pujando por salir…¡emerge la acción correcta!.
Y no detiene lo negativo con esfuerzo ni voluntad,
sino POR LA PURA LUZ DE LA VERDAD QUE PONE DE MANIFIESTO LO QUE NO ES.
ELLO MISMO SE DETIENE Y CESA.
Nada has de hacer para lograrlo.
Solamente ¡aparcar el pensamiento!
No luchar con él, no enfrentarte al movimiento constante de su carrusel, porque es acción del cerebro espontánea y cultivada.
IGNORARLO, TOREARLO, CENTRAR TU ATENCIÓN TAN SÓLO EN DARTE CUENTA DE QUÉ SUCEDE DENTRO DE TI Y VERLO.
No buscar causas, que eso es “hacer psicología”, que se nutre del propio pensamiento.
Sólo “ver”, sólo que se despliegue ante tus ojos EL HECHO PSÍQUICO.
Y no juzgarlo, que si juzgas estás otra vez en poder del pensamiento.
Ni tampoco pensar “que eres así”, porque ello es la memoria del mapa que has ido construyendo para ser DE UNA MANERA.
VER COMO SI TÚ NO ESTUVIERAS.
VER COMO SI NO FUERAS TÚ QUIEN VIERAS.
PURO VER, SIN SUJETO SIQUIERA.
¡Y EL HECHO PSÍQUICO DESAPARECE!
Queda libre tu ser.
Queda sin carga del pasado y sin memoria activa.
¡ERES NUEV@ EN EL INSTANTE!
¡NO HAY PASADO NI FUTURO, YA NO HAY TIEMPO!
Céntrate ahí, amig@ mí@.
Aunque sólo sea en contados instantes.
Porque en ellos sabrás que VERDADERAMENTE ERES Y VIVES.
Aunque luego venga el tiempo y en él te pierdas.
¡VOLVERÁS AL AHORA!
¡VOLVERÁS A LO NUEVO!
¡VOLVERÁS A LA LIBERTAD, Y SENTIRÁS QUE EL AMOR SOPLA COMO UN VIENTO PODEROSO!
Y RECUERDA dos cosas:
– Que el pensamiento es positivo si se emplea para su válida función.
– ¡Que tú no eres él, que jamás lo emplees para definir lo que sucede en tu ser interior!…

 
Deja un comentario

Publicado por en 22 marzo, 2012 en Sin categoría

 

No quiero venderos nada.

Quien vende, espera algún provecho.
De lo que veáis y decidáis para vuestras propias vidas, ni sé nada ni obtengo nada.
Tampoco alguna clase de autosatisfacción en que haya personas que coincidan conmigo en su propia visión, porque no lo necesito. No apoyo lo que afirmo ni en autoridad ajena ni en número de opiniones convergentes.
Ni siquiera veo la estadística de lectores que me da WordPress, quien me publica.
Escribo por si alguien se ayuda a cuenta o descuento de mis palabras, por verlas y seguirlas o por lo contrario.
Y la última razón es porque disfruto haciéndolo.
Aunque a nadie le sirva.
Porque siento también el valor de lo inútil.
Porque siento que el Amor no tiene motivos, es porque sí, aunque no hubiera ninguna ventaja en ello.
SENCILLAMENTE ES.
Sin ventajas, sin utilidades, sin conveniencias…
ES LO QUE ES
Y NADA MÁS…
Por ello os manifiesto que no quiero venderos nada.
Ni llevaros a ninguna parte.
Si me leéis, sois dueños de lo que hacéis.
Y también de lo que penséis y sintáis.
CADA UN@ ES MAESTR@ DE SÍ MISMO.
NO EXISTE AUTORIDAD SOBRE LA MENTE HUMANA…
Si al pasar por el campo una flor os envuelve con su aroma, ella no lo hizo para nada. Sencillamente la flor tiene aroma y él se extiende en su entorno haya o no alguien que lo perciba.
Podréis sentir un aroma en mis palabras, o no sentirlo.
ES VUESTRA DECISIÓN…
¿No estáis hartos de la publicidad que constantemente quiere venderos algo?
Yo lo estoy.
CADA SER CAMINA A DONDE ÉL QUIERE.
ESO ES LA LIBERTAD.
La valoro como la condición óptima de todo.
Sin ella, nada tiene valor.
Hasta el pensamiento tradicional lo reconoce, a su manera.
Sin libertad, ningún acto humano es valioso.
Sería yo francamente malintencionado si pretendiera despojaros de ese valor.
Y además sería necio, porque no me sería posible…
Por ello deseo sinceramente que, al leer, decidáis por vosotr@s mismos lo que queráis.
Eso será para mí un honor, un disfrute, un gozo…
Y si mostráis así lo que fuere, en una intervención que queráis hacer como comentario, me encantará. Sea favorable, contrario o neutro.
Responderé a ello con toda sinceridad, mostrando las razones que perciba.
Y el debate quedará abierto si lo hay…
Si al leerme EJERCEIS LA LIBERTAD, me sentiré excelente ocasión de ello.
Eso tan modesto que es la mera “ocasión”.
Que no es causa. Que no es siquiera condición.
Que no es influjo…
Solamente una mera ocasión.
Como si dijerais al ver un campo o un camino :” mira, por aquí se puede correr…¡voy a hacerlo porque me apetece!”…
¡Corred por mis palabras, saltaos sus obstáculos, deslizaos por sus zonas bruñidas…!
Vosotr@s decidís lo que tomáis y lo que dejáis, si os quedáis en ellas u os marcháis…
¡No digáis, por favor, ni sí ni no!
Ni estéis de acuerdo ni en desacuerdo.
Ya que habéis venido, respirad un poco su aire.
Que con el aire no se está de acuerdo ni en desacuerdo, simplemente se respira…
Y al final de todo, yo gozaría enormemente si esta página fuera la sencilla ocasión de encontraros con vosotr@s mism@s.
Un escenario…Un campo, un huerto…Una cafetería interior…
¡AQUÍ ESTAIS CITAD@S CON VOSOTR@S MISM@S!.
¡MI ÉXITO ES QUE OS ENCONTREIS!…

 
Deja un comentario

Publicado por en 21 marzo, 2012 en Sin categoría

 

Jugarse la vida

Lo hace quien vive con toda su pasión.
Quien sabe que el mundo en el que está viviendo, no es su mundo.
¡Y desea con toda su alma descubrir el suyo!
Se sienten aquí como extraterrestres…Conozco unos cuantos…
No encajan con la gente.
Lo que ellos piensan y sienten les parece a los demás extraño, insensato.
Pero ellos lo ven claro, lo sienten natural y verdadero.
Realmente es que son extraterrestres.
Su planeta de origen es desconocido.
Tal vez esté en Sirio o en las Pléyades…
Ellos mismos no lo saben.
Cuando llegaron, entraron en un cuerpo humano y olvidaron lo que habían vivido.
Pero no pueden olvidar lo que son.
Y ello emerge de su interior empujándoles a otra manera de vivir.
Algunos se lanzaron a ello con todas sus fuerzas.
Quedaron desfasados del resto de los humanos.
Otros intentaron conseguir alguna clase de equilibrio.
Unos terceros guardaron muy dentro de sí mism@s
los escasos recuerdos que conservaban. Y, manteniendo un estilo especial, se adaptaron al mundo humano…
¡Pero ninguno puede perder lo que es en realidad!
No llegaron aquí como meros visitantes. Tenían un motivo para venir.
Tampoco eran exploradores, no interesaba en aquellos planetas conocer de esa manera a los humanos ni a la tierra. Tenían otros medios…
Llegaban en misión de hermandad de esos planetas, para mostrar a los humanos desde sus mismos cuerpos que es posible elevar sus vibraciones y vivir sin su herencia dolorosa.
¡Dejar de ser los humanos de siempre!…
En ello han de jugarse la vida, sin dejar de ser nunca lo que son.
Sentirán –puesto que asumieron un cuerpo humano- las dificultades que ellos experimentan.
Pero no harán como ellos RE-ACCIONANDO, porque toda reacción es respuesta que se mueve en el mismo plano.
DARÁN RESPUESTAS CREATIVAS, que no tendrán los condicionamientos que llevaban sus acciones.
Respuestas que cambian el nivel.
Respuestas que desconciertan el banco de datos de la memoria humana.
Respuestas en las que –si lo queremos los humanos- podremos hallar una luz nueva.
¡SED FIELES A VOSOTR@S MISM@S, HERMAN@S EXTRATERRESTRES! ¡JUGAOS LA VIDA EN ELLO!
Porque si habéis venido a sembrar, ¡no os podéis marchar sin haberlo hecho!
Tendréis, sin duda, que aprender a diferenciar los movimientos humanos que van con vuestro cuerpo, de vuestros interiores movimientos.
Porque es posible y probable que tardéis en daros cuenta de quién sois.
Os habréis de fortalecer para ello en vuestra propia consciencia.
Tendréis que barrer decididamente toda la hojarasca humana que tapa vuestro verdadero ser.
Sin falsa compasión.
Porque es posible que el corazón os pida sentiros humanos como los propios humanos.
¡Pero les desposeeréis, con ello, del regalo que les traéis!
¡SED VOSOTR@S, POR FAVOR!
Ni os traicionéis ni nos traicionéis a nosotros, negándonos vuestro regalo.
Aunque os sintáis sol@s.
¡Que nunca lo estáis!
Están allá vuestros hermanos, y acá estamos los que vamos aprendiendo.
¡No nos neguéis vuestra palabra y vuestra acción!
Juntos lograremos que aparezca la mariposa a partir del gusano.
Por eso nos interesa tanto a los terrestres que seáis capaces de jugaros la vida en ello.
¡Porque está en juego nuestra nueva vida!
Son muchos los milenios que llevamos presos.
¡ES YA LA HORA DE LA LIBERTAD!
Y por ello permitidme que os agradezca que estéis aquí, que nos acompañéis, y que seáis para nosotros.
¡Y QUE SEPAIS QUE NO OS ESTAIS JUGANDO VUESTRA VIDA EN VANO!…

 
Deja un comentario

Publicado por en 20 marzo, 2012 en Sin categoría