RSS

Archivos Mensuales: mayo 2012

Recortan los montes…

Recortan los montes mi visión del horizonte.
Tan sólo mi visión física.
Tras ellos está el cielo que se extiende por kilómetros en torno a la tierra, y a él me asomo.
Luego está la luna…
Después puedo saltar a los planetas regidos por el Sol.
Y realizar la elipse de todos ellos en la órbita de nuestro Logos…
Saltar más tarde las ya inmensas distancias a nuestras Estrellas compañeras…Alfa centauri…Las Pléyades…
De estas leí que habían llegado voces hasta nosotros. Hubo quien les prestó palabra…
¡Bellos fueron los mensajes!
Me emocionó de especial manera cómo hablaban de LA DIOSA.
Las tradiciones del pensamiento humano figuraron y pusieron imagen a un Dios de corte masculino, un Dios supremo.
Pero los habitantes de los planetas de las Pléyades, no sé si también “pensando”, tejieron algunos trazos de la Suprema Diosa.
Y yo, que aprendí a venerar a la mujer, no me sorprendió esa manera.
Aunque sé que los Supremos Dioses no son el Dios que pueda tejer pensamiento alguno.
Porque está más allá de todo pensar, de toda proyección, de toda realidad existente y posible.
Sin embargo, aquellos pleyadianos añadían un toque especial al corazón y a la belleza, lejos del gran señor con barba que pintaron nuestros pintores.
¡Qué difícil le resulta al cerebro humano saltar por encima de las formas que sus sentidos crean!
“Antropocéntrico” tratamos de hacerlo todo.
Centrado en este humano como le interpretan los sentidos exteriores.
Que los sentidos internos, que también tenemos, ya no actúan del mismo modo.
Porque ellos pueden acercarse a LO INVISIBLE.
Y el inmenso Universo físico que nos rodea, y todos los Universos y Multiversos, ¡TIENEN MUCHA MÁS REALIDAD INVISIBLE QUE VISIBLE!
Y ya sabéis, amig@s, que nos podemos asomar a ella.
Que poseemos la capacidad incalculable de conectar con todo lo existente, porque todo está impregnado por esa misma capacidad: CONSCIENCIA…
La buscan unos dedicando unos tiempos concretos a “la meditación”.
Les hay que la realizan en espacio privado y solitario.
Les hay quienes participan en “meditaciones guiadas”, de las cuales me parece ver aspectos contaminantes.
Ayer mismo supe de una persona muy querida que lo iba a hacer, además de su propia meditación personal.
Desde aquí la aviso que tal meditación utiliza el pensamiento, puesto que emplea la palabra.
Y hay alguien que dirige.
Ambas cosas son de esencia de todas las religiones.
A través de ellas hemos estado por milenios sujetos y anclados los humanos.
Y no importa si son sublimes los pensamientos expresados.
NADA HAY SAGRADO EN EL PENSAMIENTO.
Y NADIE TIENE AUTORIDAD EN EL MUNDO INTERNO.
Quiérase o no, quien dirige la meditación está haciendo un acto de gobierno de las mentes.
Y lo está haciendo con esa expresión que el mundo de los medios de comunicación nos ha prestado:
EN TIEMPO REAL.
En lo cual veo una invasión de la mente propia y singular, intentar trazar “un camino” en la tierra SIN CAMINOS que es La Verdad.
¡EL ENCUENTRO CON ELLA ES ÚNICO Y ES TAMBIÉN MISTERIOSO!
Y NADIE PUEDE MEDIAR.
Es ya una gran responsabilidad hablar a otros del mundo interior.
Yo la siento y procuro de diversas maneras hacérosla presente y soslayar mi propia presencia en ella.
He dicho y diré siempre que YO NO SOY UN MAESTRO y que nadie ha de seguirme.
Y tiene el hablar por escrito algunas prerrogativas:
Puedes leer al ritmo que tú quieras, puedes detener la lectura y explorar lo que lees, puedes dejar de leer, tienes en la mano el documento, lo puedes volver a ver y medir cada palabra, aquello que no entendiste o interpretaste lo puedes sopesar…
TE PUEDES DAR CUENTA DE LO QUE NACE DE TI EN TI, Y NO PRODUCIDO POR LA LECTURA…
Y TÚ LO PUEDES ESCUCHAR TODO SIN DECIR NI SÍ NI NO.
Tu libertad tiene muchos posibles puntos de apoyo.
Y NO SUCEDE ESTO CUANDO VAS MEDITANDO LO QUE ALGUIEN VA DICIENDO.
VEO UN GRAVE PELIGRO.
Y estoy comunicando los motivos, para que puedan ser vistos y sopesados.
A NADIE PRESTO FE.
POR ESPECIAL QUE PAREZCA.
Porque entregarse a “la fe, la creencia” es entregarse a un supuesto saber ajeno.
CADA UNO HA DE GUIARSE POR SU PROPIA LUZ, POR LO QUE ÉL SABE Y SABIENDO LO QUE IGNORA.
Solamente de ese modo cada persona puede ser ella misma, y ella misma sin contaminación, caminar al encuentro con la Verdad.
Para ello existe la fecunda soledad. En la que hay que entrar con seguridad y confianza.
No es hostil la soledad, aunque el cerebro la tema.
Es en la soledad donde puedes llegar a VER con certeza tal que no te importe nada ser la única persona en el mundo que vea lo que ves.
Gozarás si encuentras a otros que hayan visto lo mismo que tú, pero no te serán necesarios.
Quien recibe en su corazón en la soledad la visita de La Verdad, tiene seguridad, confianza e independencia.
Y sólo quien entra en la verdadera soledad PUEDE AMAR.
Porque mientras hay necesidad, hay dependencia.
Y mientras hay dependencia, no hay amor.
ACEPTAR GOZOSAMENTE LA SOLEDAD ES GARANTÍA PARA PODER AMAR.
Y si meditar es algo en verdad personal y profundo
NO PUEDE SER GUIADO POR NADIE.
Porque escapa de la soledad.
Y con ello escapa de la libertad y de la individualidad.
NO ES LA INDIVIDUALIDAD UN PUNTO DE PARTIDA, SINO DE LLEGADA.
Somos seres colectivos, influidos y dependientes de los demás.
Salirse del conjunto, del rebaño ES EGREGIO, que la palabra significa “el que sobresale de la grey”.
Y no precisas para ello “sentirte especial”, ni siquiera diferente de los demás humanos.
Paradójicamente, cuanto más te distancias del rebaño ERES MÁS HUMANO.
Porque comprendes LA HUMANIDAD QUE HAY EN TI.
Pero al mismo tiempo eso va haciendo de ti un ser irrepetible, como en verdad son los humanos en su profundidad.
EL JARDÍN DONDE ELLO SE CULTIVA ES LA SOLEDAD.
Dicen que cuantos más seres humanos piensan y sienten lo mismo, más poder hay en ello, más capacidad acumulada de CAMBIO.
Pero me parece ver claramente que ese decir solamente es verdadero cuando ha sido FORJADO EN LA SOLEDAD.
Porque mientras tanto es sólo un movimiento del rebaño.
¡Y ha habido muchísimos a lo largo de la historia humana!…Y NO SE PRODUJO LA TRANSFORMACIÓN…
“Las masas” como tales no llegan a ser UNA VERDADERA CONSCIENCIA COLECTIVA.
Hay mimetismo y la seguridad falsa de SER ARROPADOS.
Por ello las manifestaciones sociales encierran, en verdad, poco poder.
Ni Jesús ni Buda fueron seres empujados por otros, ni fueron “masivos”.
SOLAMENTE LA INDIVIDUALIDAD LOGRADA A TRAVÉS DE LA SOLEDAD CREA UN VERDADERO SER INDIVIDUAL.
¡Y ya vemos lo que hicieron aquellos!
Que después de que aparecieron no ha dejado de hablar y pensar la Humanidad usando sus palabras.
¡Aunque tristemente se quedó ahí, en el nivel de las palabras, y no se produjo en consecuencia la transformación!
SOLAMENTE EN LA SOLEDAD PROFUNDA DESAPARECEN LAS PALABRAS.
SOLAMENTE AHÍ SE REALIZA EL ENCUENTRO CON “AQUELLO”.
Puedes encontrar a otros niveles de ti miles de cosas.
Puedes incluso hallar entidades desaparecidas de la historia y de los sueños humanos.
Puedes encontrarte con los dioses…
¡PERO QUIEN BUSCA LA FUENTE ÚLTIMA Y RADICAL, HASTA PASA DE LOS DIOSES!
Porque detrás de todo, al final de todo HAY UNA INMENSA CORTINA DE SILENCIO.
Y tan sólo detrás del Silencio ESTÁ LA FUENTE…

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 31 mayo, 2012 en Sin categoría

 

Indiferencia.

Me llega la palabra a mi propio ahora porque una persona querida me la ha traído, deseando que escriba acerca de su contenido.
Como doloroso lo calificaba ella para quien es su objeto.
Es una de esas “re-acciones” que guarda nuestro antiguo subconsciente, el que es de todos, y que añade crea sufrimiento al vivir humano…
Podría parecer que la indiferencia no es algo activo. Que es un simple “desinterés”, que significa que no existe un impulso positivo hacia la otra persona, pero tampoco negativo.
Sin embargo, no es ello coherente con la naturaleza de nuestro cerebro emocional.
Estamos teniendo constantemente EMOCIONES, tanto positivas como negativas.
Y no es, por ello mismo, la indiferencia un estado de “apatía”, una situación interior “sin emociones”.
Solamente en el caso de la enfermedad llamada “alexitimia”, que implica un problema cerebral, son posibles los estados internos sin emociones.
La experiencia que bastantes personas tienen de “no sentir nada” en momentos o situaciones, no es probativa ante la neurociencia.
Bajo su consciente, están presentes las emociones.
Pero en esos momentos no están suficientemente CONECTADOS consigo mismos y “les parece” que no sienten…
Así pues, no es la indiferencia una ausencia de emoción, sino una emoción activa.
Es efecto de “un destierro interior”.
Hubo emociones conscientes por esa persona.
Pudo haber incluso afecto. Y luego rencor…
Distintas peripecias han podido suceder.
Pudo ser que no había coincidencias de gustos o intereses y que no surgía un acercamiento positivo entre ambas personas.
Lo cual acabó creando una “distancia”.
Pero las distancias emocionales no son neutras.
No es la misma cosa el “desconocimiento” que la “indiferencia”.
Cuando no existe relación de ninguna clase, no existen tampoco emociones.
Pero no parece posible, mediando una relación, que no exista ninguna clase de emociones.
Es, por tanto, una emoción activa la indiferencia.
Y negativa.
Se ha elaborado.
Y su efecto final es una expulsión de la propia vida emocional de esa persona respecto a la que se es “indiferente”.
Se realizó un debate interno.
Lo que la otra persona significaba anteriormente, fue destruido.
Y se creó para ella una emoción de “distanciamiento” que imposibilitara ninguna reacción positiva hacia ella.
De algún modo, se consiguió “enterrarla”. Borrar su recuerdo convirtiéndolo en “desinterés”. Un no querer saber más de ella.
Como si hubiera desaparecido.
Como si nunca hubiera habido relación…
LA INDIFERENCIA SE FABRICA.
Y ENCIERRA UNA ELIMINACIÓN DEL VALOR DE LA OTRA PERSONA.
“Me da igual lo que sea de ti…estés bien o mal, si tienes éxito en tu vida como si te estrellas…Ni reiré ni lloraré por ti”.
NO ES NATURAL.
En realidad oculta “desprecio”.
Esa persona ha luchado para conseguir que la otra “no signifique nada”.
Incluso habrá superado el rencor, pero no por una acción positiva y creativa, sino porque mantenerlo “daba importancia a la otra persona”. Y molestaba esa emoción a su portador…
Es frecuente que sucedan estas situaciones cuando ha habido una relación intensa entre l@s protagonistas.
“Conseguí que me fuera indiferente”, te suelen decir.
Lo cual no es realmente sincero. Subyace en el subconsciente una herida, aparentemente “olvidada”.
Pero la memoria neuronal JAMÁS OLVIDA.
Todo queda grabado en el cerebro.
Y solamente desaparecen las heridas cuando se han sanado, no cuando decimos haberlas olvidado.
En el dilema del afecto o del rencor, en terminar tal vez una relación que no podía prosperar, se optó por crear “la indiferencia”.
Lo más probable es que, si se ahonda en el subconsciente, allí queda la herida…
SIEMPRE SENTIMOS.
NO EXISTE “EMOCIÓN CERO”.
Las relaciones a veces se terminan. Y según y cómo se realice la terminación, quedará una u otra emoción en la memoria.
Puede ser unas veces añoranza…otras deseo de venganza…otras simple rabia…odio a veces incluso…
No se ha sabido terminar adecuadamente la relación de la que, después, se dice que es “indiferente”.
La palabra “adiós” no se le dice a nadie de modo “neutro”, como tampoco la palabra “hola”.
El encuentro entre personas siempre genera efectos emocionales.
Puede ser que ni recuerdes a una persona de la que “te despediste bien”, porque la vida te ha llevado por otros caminos.
Pero si te acuerdas, o si la vuelves a encontrar, será positivo lo que entonces suceda.
Pero si no hubo una “buena despedida”, un sano “adiós”, no es verdadero que el nuevo encuentro –o el recuerdo- sea “indiferencia”.
Hemos fabricado los humanos toda clase de palabras para encubrir el subconsciente. Es la acción del pensar.
Cuando las hemos producido, tendemos a “quedarnos a gusto”, como si con ello hubiéramos zanjado la cuestión DE MODO REAL.
PERO NO ES ASÍ.
Sabemos hoy que existe la inteligencia emocional, además de la racional.
Si desde ella nos observamos, notaremos en nuestro interior que es ficticio que seamos en verdad indiferentes.
En los tres primeros segundos de conocer a una persona, nuestro cerebro emocional ya ha consignado “si nos cae bien o mal”, o si nos desconcierta.
Ante el contacto personal, se produce reacción inmediata.
¡TAMBIÉN ANTE EL FINAL DE UNA RELACIÓN!…
Pero si sumamos, además, nuestra capacidad de VER, contactaremos con el flujo emocional constante que –como un río subterráneo- circula por nuestro cerebro y nuestro psiquismo.
¡Ni siquiera la muerte, que es terminación física total, interrumpe el flujo de ese río!
¡Cuánto menos un “adiós”!…

Y como veis, al final todo se reduce a LA CONSCIENCIA.
Si te das cuenta de ti mism@, ves las falsedades y mentiras que tu yo ha elaborado con el pensar.
Y puedes incluso percibir el proceso que has seguido para elaborar tu emoción de “aparente” indiferencia.
Y ya no te puedes refugiar en “la inocencia”.
Ninguna actitud adulta se puede medir con los parámetros de “culpa/inocencia”.
SOLAMENTE CON LA REALIDAD Y LA VERDAD.
Ninguna elaboración del pensamiento las puede obviar.
SÓLO EL CONTACTO LIMPIO Y CLARO CON LA REALIDAD NOS MUESTRA LA VERDAD.
Y ello nos contradice muchas veces.
Y hemos de estar dispuestos siempre (si queremos ser de verdad nosotr@s mism@s) a aceptar el cuestionamiento propio que LA REALIDAD nos provoca.
De lo contrario, nos estamos cerrando el Camino a nosotr@s mism@s…

 
Deja un comentario

Publicado por en 30 mayo, 2012 en Sin categoría

 

El deseo de los niños.

¿Os habéis fijado, amig@s, que el deseo de los niños es INSTANTÁNEO?
¡ELLOS NO VIVEN EL TIEMPO, NO LO HAN APRENDIDO!
Lo que quieren, lo quieren YA!
Y por eso su desconsuelo es tremendo: sienten que lo han perdido para siempre cuando no se lo dan en el momento.
Freud habló del aprendizaje de “diferir la satisfacción del deseo”.
Ello supone que el cerebro haya asumido un esquema de TIEMPO.
De tal manera que ese “luego” que les decimos a los niños, “luego te lo daré”, ¡tenga significado para ellos!
Sin el esquema del tiempo en la cabeza, lo que no tenemos AHORA, simplemente no lo tenemos. NUNCA.
O ES YA, O NO ES.
Así lo viven los niños pequeños.
Con lo cual, una vez más, podréis advertir cómo vamos aprendiendo esquemas cerebrales y mentales que después aplicamos a LA REALIDAD.
Y construimos así “la realidad humana”, no LA REALIDAD TAL COMO ELLA ES.
Filosóficamente ya lo sabemos desde Emmanuel Kant, el filósofo genial de La Razón Pura y el Imperativo Categórico moral.
Sabemos que LA REALIDAD es “un incognitum X”.
Y actualmente, la neurociencia ¡nos viene a decir lo mismo!…El cerebro utiliza sus formas y maneras para CREAR un mundo “humano”, adaptado al estilo de nuestros sentidos, esquemas , categorías e Ideas de la Razón Pura…
¡NUESTRO PEQUEÑO MUNDO HUMANO!…
Ser conscientes de ello parece ser, hoy en día, lo menos que puede ser un ser humano sensato.
¡Recordad que un neurocientífico de fama mundial, el español José Manuel Rodríguez Delgado, que trabajando en EE.UU. participó en descubrimientos neurocientíficos fundamentales,
afirmó que “hoy en día,ya no es científico decir que yo soy así”.
¡PORQUE NOS CONSTRUIMOS!
Desde la tal vez ya remota infancia, donde sí éramos más naturales!
Donde estábamos mucho más cerca del mejor funcionamiento de nuestro ser.
Que os recuerdo también que el genial psicólogo Eric Berne, decía que “el niño tiene un “Pequeño profesor” que sabe más psicología que un Profesor de Universidad después de 30 años de investigación y ejercicio de la Psicología”!
EL NIÑO/A…
LA INOCENCIA…
EL MÁS PURO ESTADO NATURAL…

Os invito, pues, amig@s mi@s, a mirar y darnos cuenta de lo que hacen los niños.
¡NO VIVEN EL TIEMPO!
¡EL DESEO ES YA!
Y hemos aprendido los adultos (¡dejando de serlo en realidad!) a DIFERIR, a ADAPTARNOS, a RENUNCIAR…
Y hemos caído en el veneno del tiempo.
Y vivimos de lo que cargamos en la memoria.
Y no sabemos VIVIR AHORA.
Porque tememos sufrir.
Porque tememos la inseguridad, la soledad, la muerte, la terminación, el fin del ego…
¡Y NO ACABAMOS DE UNA VEZ POR TODAS CON EL TEMOR!
Y con todos los demás movimientos de nuestro subconsciente humano, arrastrado por milenios.
¡AUNQUE CADA DÍA VIENEN A LA TIERRA SERES NUEVOS!
Que inmediatamente intentamos ENVEJECER, haciéndoles cargar con nuestros errores y barbaries.
¡Y A ESO LO LLAMAMOS “ENSEÑARLES”!
¡A LUCHAR CONTRA SÍ MISMOS Y LA VIDA!
¡A REPRIMIR SUS DESEOS!…

¿ES QUE, AMIG@S MÍ@S, NO PODEMOS MIRAR NOSOTR@S A LOS NIÑOS PARA APRENDER DE ELLOS?…

¡EL DESEO ES YA!
Si estamos echando de menos a un ser amado, ¡lo echamos de menos YA!
Y si ello nos hace sufrir, ¡suframos ya!
Y no nos consolemos, no nos adaptemos, no pensemos que “más tarde” lograremos cumplir nuestro deseo…
¡NO PERMITAMOS QUE EL VIEJO, TRASNOCHADO, ERRADO PENSAMIENTO NOS CONDUZCA!
¡SIENTE LO QUE SIENTES!
¡DESEA LO QUE DESEAS!
Eso es TU VERDAD AQUÍ Y AHORA.
Ese es EL HECHO.
Eso es LO REAL EN TI.
¡APRENDAMOS DEL NIÑO/A!
Y ello requiere IGNORAR, OLVIDAR, PRETERIR, POSTERGAR, ARRINCONAR, TIRAR A LA BASURA…
los presuntos aprendizajes del pensar, QUE NO SIRVEN PARA LA INTERIORIDAD HUMANA…

Dejadme formular algo sobre EL TIEMPO.
MUCHOS se pasan la semana deseando que llegue el viernes.
¡Para lograr su satisfacción durante el fin de semana!
Y les parece LO NORMAL.
¡Y NO SE ESTÁN DANDO CUENTA DE QUE “DIFIEREN” LA SATISFACCIÓN!
Por tanto, la están reprimiendo toda la semana.
Durante ella trabajan, lo cual NO QUIEREN hacerlo.
Pero lo ven INEVITABLE y lo hacen.
¡PORQUE HAY QUE VIVIR!…
Y ni se les ocurre pensar que “SI NO QUIEREN HACERLO, ¡QUE NO LO HAGAN!”.
O que si lo hacen, QUE QUIERAN HACERLO!
Pero no, DIFIEREN la satisfacción…
¡Y TRAICIONAN SU SER!
¡DEFORMAN SU SER!
Y no les importa…
¡La verdad, qué triste, elemental y errado es lo que nos importa tantas veces a los humanos!
Y solamente a nosotros en esta tierra, porque todos los demás seres vivos HACEN LO QUE QUIEREN HACER, LO QUE SON.
Un niño o una niña, NO LO HARÍAN.
Se pondrían a llorar, cogerían lo que los mayores llamamos despectivamente “una rabieta”.
Pasarían su tiempo HUNDIDOS.
Y después RENACERÍAN, si seguía su corazón y mente siendo AUTÉNTICAS…
¡Y ESTARÍAN SIENDO COHERENTES CON LO QUE SON!
Pero nosotros, que ya hemos aprendido a ser unos “pobres terrestres”, ni siquiera nos damos cuenta.
Nos hemos “adaptado” tan bien!
Que simplemente hemos llegado a NO QUERER LO QUE QUEREMOS, NO DESEAR NUESTROS DESEOS.
Hay, sin duda, DESEOS y “deseíllos”.
Los solemos llamar “caprichos”.
Son deseos que jamás NOS TOTALIZAN.
Nos apetecen ahora y luego se nos marchan.
Existe toda una gradación de hondura e intensidad en los deseos. De los casi inapreciables hasta LOS TOTALES.
CUANDO LLEGAMOS HASTA UN DESEO TOTAL,
¡ES IRRENUNCIABLE!
Ya que el deseo es VIDA Y ENERGÍA, pero no tiene LUZ, es preciso COMPRENDERLO EN LA CONSCIENCIA.
Lo cual JAMÁS SIGNIFICA PENSARLO NI ENTENDERLO.
¿CUÁNDO, POR FIN, NOS DAREMOS CUENTA LOS HUMANOS DE QUE EL PENSAR SÓLO ES PARA EL TRABAJO, LA TÉCNICA Y HASTA CIERTO PUNTO LA CIENCIA?
PARA MEJORAR LAS CONDICIONES EXTERNAS DE LA VIDA, llamadlas “materiales” o “físicas” o como os venga en gana.
¡PERO JAMÁS PARA EL SER QUE SOMOS POR DENTRO!…
Sí, ya, vienen los psicólogos reclamando como competencia LA SALUD MENTAL.
Perdonadme, respetados colegas y amig@s, pero LA MENTE no se encuentra al alcance de conocimientos y métodos, ni de química tampoco.
Recordad aquél enorme estudio que se realizó hace ya años en una universidad americana, dirigido por eminente profesor y profesional, en el que se afirmaba QUÉ SÓLO SE CURAN EN LA TERAPIA LAS PERSONAS QUE -¡SIN ELLA!- SE HABRÍAN CURADO!
Admito, por cierto, que puede tener el cerebro CARENCIAS QUÍMICAS. Y bueno es proveer a ellas.
¡PERO LA MENTE NO ES EL CEREBRO, POR UNIDOS QUE APAREZCAN!
Ni tampoco el corazón, ni las regiones ALTAS de la psique, ni aquello que penetra (llamadlo “espíritu”, si queréis y sin oponerlo a la materia, porque son su secuencia, de arriba a abajo y desde abajo a arriba)…penetra, digo, EN LA ESENCIA DE LO REAL.
Esa “salud mental” es simple salud del sano funcionamiento del cerebro.
Y sabéis TODOS, los terribles límites con los que se enfrenta la terapia.
¡QUE NO EXISTE INSTRUMENTO NI MÉTODO EFICAZ!
Y por ello, también a vosotros que empleáis conocimiento y pensamiento en tal tarea OS INVITO A SOBREPASAR EL PENSAR PARA NUESTRA AUTÉNTICA INTERIORIDAD…
Si os acercáis a los místicos, sabréis cosas del “alma” (sin darle significado especial al término) que no se enseñan en ninguna universidad.
Y, sobre todo y por encima de todo, SI CRECÉIS EN VUESTRA CONSCIENCIA, alcanzaréis a saber lo que nadie os puede enseñar…

¡El deseo de los niños!
¡El saber de los niños!
Decía Carlos Castaneda en uno de sus libros que “habíamos de jugarnos la vida en cada decisión”.
¡Y JUGÁRNOSLA CON NUESTROS DESEOS RADICALES!, añado por mi cuenta.
¡SI DESEAMOS DE VERDAD VIVIR DE DETERMINADA MANERA, NO RENUNCIEMOS DE NINGUNA MANERA!
Si de verdad NO QUEREMOS ir a trabajar y vivir esa vida…¡BUSQUEMOS LA FORMA DE HACERLO!
Si de verdad NO QUEREMOS vivir con alguien…DECIDAMOS HACERLO Y HACERLO REAL!
Sin dejarnos corromper por ideas, conceptos, máximas, pautas, principios ni leyes morales.
¡POR NADA!
Y si te juegas la vida…¡JUÉGATELA!.
Porque siendo de verdad COHERENTE CON TU SER habrás realizado la misión que LA VIDA te encomendó al venir a este planeta.
¡RESPÉTATE TANTO A TI MISM@ QUE SEAS CAPAZ DE DECIDIR POR TI HASTA EL FINAL!
COMO LOS NIÑOS…

 
Deja un comentario

Publicado por en 29 mayo, 2012 en Sin categoría

 

¿Espiritualidad o Humanidad?

El cielo y el sol no dejan lugar a dudas.
¡Brilla El Amor en la tierra!
El resplandor del día tras las montañas dibuja su contorno perfecto.
De los mil tonos del verde de árboles, arbustos, matojos y hierba, llegamos al tono pardo de las colinas cercanas hasta el suave azul del alto monte.
Y te quedas quieto mirando.
Nada piensas, sólo observas.
Y hasta el observador se pierde, fundiéndose con la Madre Tierra y el Padre Sol, y hasta yendo más allá del espacio del horizonte…
Y aparecen el espíritu y el ser humano.
Y ambos aparecen de una pieza.
No son dos, que son UNO solamente.
Soslayando caer en el pensar de siglos de división y negación.
Primero fueron los mitos, separar los lugares sagrados, elegir humanos singulares para relacionarse ellos con los dioses, representando a los demás humanos.
Después vinieron las religiones monoteístas, creando la dualidad entre “natural/sobrenatural”,
entre “gracia y naturaleza”.
DIVIDIERON EN VEZ DE SUMAR O MULTIPLICAR.
Y ahora, recientemente, “La Nueva Era” también dividió: La “espiritualidad” por una parte, la vida “humana” por otra.
Y me atrevo a afirmar, amig@s mí@s, QUE TODO ES UNO.
Que no existe la división del hombre (y digo, en el genérico, hombre y mujer).
Que no están separados de la Tierra, ni del Sol ni las Estrellas.
Que no son ajenos a Lo Invisible.
Que lo de dentro emerge fuera.
Que no hay “materia y espíritu”, sino la Inmensa Unidad que recorre de lo denso a lo impalpable.
Que tampoco hay división entre individuo y colectividad, porque lo que es uno, son todos, lo que son todos es uno.
QUE TODO ES PARTE DEL TODO.
Y QUE EL TODO VA MÁS ALLÁ DE TODO…
¡Cuánto estrecho pensamiento se ha empeñado en DIVIDIR AL SER HUMANO!
Para provecho de brujos, sacerdotes, castas y “representantes” de mitos y religiones.
Para mantener ellos el poder de “administrar y regir al hombre”.
Para quitarle la libertad de subir desde el suelo a las estrellas…
¡TODO ESTÁ AQUÍ Y ESTÁ EN NOSOTR@S!
¡TODO A NUESTRO ALCANCE Y EN NUESTRAS MANOS!
Los Grandes Seres que vinieron a enseñar, lo manifestaron.
Aunque sus seguidores quisieron enseguida interpretar sus palabras y sus hechos para obtener una parte del apetitoso pastel.
¡GOBERNAR AL SER HUMANO!
Y se empeñaron en mantener LA DIVISIÓN…
¡PERO ES HORA YA DE LA UNIDAD TOTAL!
Milenios han pasado, pero ya ha llegado LA HORA DEL HOMBRE .
¡POR FAVOR, OLVIDEMOS A LOS INTERMEDIARIOS!
Afinquemos nuestros pies en nuestra propia tierra y desde ella viajemos hasta EL TODO.
¿Te has tomado en serio, amig@, que tú eres TU PROPI@ MAESTR@?
Hay quien te dice que lo que precisas es RECORDAR, que ya lo sabes todo y está escondido en tu memoria.
Lo digo yo de otra forma, aunque entiendo que todos decimos lo mismo:
¡ESTÁ EN TU SER EN EL AHORA!
¡TÚ MISMO ERES EL TODO QUE TE DESBORDA!
Donde no existe el tiempo ni el devenir ni el logro
¡PORQUE TODO YA ESTÁ HECHO!
¡TODO ES AHORA!

Y te va a bastar, amig@, con asomarte al cielo y al sol.
Te va a bastar con no detener el infinito movimiento que eres, con no dejarte ANCLAR.
Que eres nave veloz que puede surcar todos los mares…
Recala en el puerto tan sólo para hacer una visita, para llenar tu bodega.
¡Y LUEGO A LA MAR!
Erradamente el poeta (en medio de una verdad) dijo que “todo pasa y nada queda”.
¡PORQUE EL AMOR SIEMPRE ESTÁ!
Querrás que se te presente en figura de hombre o mujer, porque los ves y los tocas y sientes.
¡Y sí, junto a ti están!
Pero ellos mismos son figura visible de lo Invisible.
Ellos mismos SON Y NO SON.
NO SON cuando te paras y los paras en su apariencia, que apariencia es “lo que aparece”.
¡PERO SON INMENSAMENTE MÁS QUE SU APARIENCIA!
Sencillamente SON.
Y AL SER, SON EN EL SER.
LA REALIDAD INFINITA.
El arco iris que contiene todos los colores en la unidad de la luz…
En ello te lo está mostrando sabiamente el cielo:
¡INFINITOS COLORES QUE SON SÓLO UNO!
Cuanto ves, cuanto tocas, cuanto sientes, cuanto percibes…¡TIENE INNUMERABLES FORMAS, PERO ES EL UNO!
¡NO TE PIERDAS, AMIG@, EN LA INMENSA VARIEDAD!
Contempla a la par el arco que sobre ti se ha tendido, sus inabarcables colores y su total Unidad…
LO UNO Y LO MÚLTIPLE SIMULTÁNEAMENTE.
LO INFINITO Y LO FINITO.
LO QUE TE DESBORDA Y A LA PAR TE CONTIENE.
LO HUMANO Y LO DIVINO JUNTOS.
¡NADA ESTÁ DIVIDIDO!…

Para hacer los objetos que tienes, has de dividir:
Hacer partes, las de una silla o un motor.
Eso que es SOLAMENTE HORIZONTAL, lo que tú llamas “humano”. El vivir físico…
En la superficie de ese nivel de realidad, los objetos aparecen separados en el espacio.
Sin embargo, la misma ciencia –ahondando en ellos- encuentra las moléculas y los átomos, y las partículas bajo los átomos, y los campos energéticos…
Los átomos se transforman unos en otros…
Y hasta donde hemos podido llegar…¡TODO ES LO MISMO! ¡TODO ES UNIDAD!…
Si lo es a ese nivel, amig@, ¡cuánto más en todos los infinitos niveles más!
Tu mirada puede verlo.
Tú puedes darte cuenta.
Tú puedes dejar de estar perdid@ en la inmensa variedad.
Tú puedes entrar en la quietud y el Silencio de tu mente y ¡ENCONTRAR “AQUELLO”!
Ni siquiera hace falta que te enseñen. Tú mism@ puedes aprender.
Porque sabes callar, ¿verdad?
Sabes quedarte contemplando el mar o la montaña o las estrellas.
Sin decir nada.
Sabes que, para escuchar, ha de cesar el ruido.
Y HAS DE ENTRAR EN EL SILENCIO.
El silencio externo puede darte mayor facilidad.
Pero ha de cesar, singularmente, el ruido interior.
Has de dejar a un lado la cadena de los quehaceres.
AHORA no te pre-ocupes ni te ocupes de nada.
Te perseguirán, cuando hayas callado, “tus deberes”, y tus asuntos pendientes.
Aunque estés sentad@ y no hagas nada, tu pensamiento sigue en movimiento.
“Me falta por hacer…tengo que pensar en…mi marido/mi mujer…mis hijos…el trabajo…cómo sacar algo más de dinero…cómo ahorrar más…”
¿Puedes pensar que ahora no tienes NINGUNA OBLIGACIÓN? ¿Qué no hay NINGÚN DEBER SER?
¡Sólo por un ratito, por favor!
Ya verás que no se cae el mundo…
Ni a ti las carnes…
¡NO PASA NADA!
Y de eso se trata.
CUANDO NO PASA NADA, PASA TODO.
CUANDO TU MENTE ESTÁ EN SILENCIO, “AQUELLO” TE VISITA…
Inténtalo.
Quédate unos minutos quiet@, por fuera y por dentro.
No prestes atención a la rueda del pensar, sencillamente deja de hacerle caso, aunque siga rodando.
Pon tu atención en el Silencio, en ESCUCHAR.
Escuchar LAS PALABRAS QUE NO SUENAN NI SE PRONUNCIAN.
LAS PALABRAS DEL SILENCIO…
Cuando lo hayas hecho y hayas escuchado, SABRÁS.
Nadie tendrá que enseñarte.
No existirán divisiones.
Sabrás que EL AMOR está ahí.
Y AMAR ES LA FELICIDAD…

 
2 comentarios

Publicado por en 28 mayo, 2012 en Sin categoría

 

Sensualidad.

La tarde tranquila sin aire es cálida y brillante.
Los ojos la miran y se pierden en los colores.
La piel siente la tibia caricia de la temperatura.
Al oído le llegan trinos de pájaros, olor de rosas y espliego al olfato y sensación en la boca de su suavidad…
Todos los sentidos abiertos y atentos se alimentan de la naturaleza.
Todos juntos al mismo tiempo, sin privilegiar ninguno…
Dicen los ascetas que hay que negar al cuerpo.
Perdónenme si yo veo justo lo contrario, que es preciso cultivarlo y cultivar su sensualidad, esa capacidad de “sensar” directamente lo real, aunque luego el cerebro lo interprete.
Extremadamente sensible ha de ser el cuerpo para, tras él, corazón, mente y espíritu abrirse a LA REALIDAD TOTAL.
Todo nuestro ser en una sola pieza, no dividido, no troceado, no interferido por el pensamiento.
Ir de la percepción a la sensación, saltar la imagen que se produce y que dispara “el banco de datos” del pasado, con todas sus re-acciones y enredos, para llegar directamente a las dos inteligencias y saltar de ellas a LA MARAVILLA DE LO REAL.
Dejándose invadir, llenándose de su belleza y sintiendo su amor…
El proceso LIMPIO del conocimiento de LO REAL.
Su contacto en el AHORA.
Su CONSCIENCIA.
¡LA CONSCIENCIA “TOCA” LO REAL, NO LO PIENSA!
Por dentro y por fuera de nosotros nos llega y nos puede sumergir EN EXPERIENCIA TOTAL.
Renunciaron a vivir quienes lo observan todo desde las ideas y el pensamiento, o desde los conocimientos almacenados en la memoria.
¡Qué más te da conocer el nombre del árbol si no le sientes a él!
Te servirá para lucirte ante tus amigos, para cosechar ese pueril placer de que digan “cuánto sabe”.
Y tú te quedarás vací@, porque ningún conocimiento produce VIDA NI VIVENCIA.
¡Cultiva las facultades de tu cuerpo!
Mantén tu “sensualidad” y tu “sensibilidad”.
Esos cuerpos castigados de los ascetas, endurecidos, insensibilizados…¡cómo van a registrar LA BELLEZA!
La de la hermosa tierra que habitamos, la del cielo, la de los seres vivos, la de los niños, hombres y mujeres con quienes nos rozamos cada día…
La vivencia de la belleza es, indudablemente, una de las más puras y hondas a las que puede acceder el ser humano.
Y se me hace muy difícil saber y comprender cómo humanos que querían AMAR LO DIVINO, pudieron ignorarla y reprimirla.
Como si de las manos del que llamaron Satán hubieran podido brotar.
Ese invento del extraño tentador que se sacaron infantilmente de la manga, o de interpretar textos a su manera…
A la postre…¡de pensamientos!
¡Cuándo se convencerán los humanos que pensar tan sólo sirve para la técnica y la ciencia y jamás para el mundo interior!
¿Acaso las personas que no han podido ir a la escuela ni a la universidad, por no conocer “teorías espirituales” tienen vedado el camino hacia AQUELLO que es Fuente Eterna e Infinita de Belleza y Bien?
¿Recordáis que Jesús exclamó una vez dando gracias al Padre porque había ocultado estas cosas a los sabios y prudentes de este mundo y se las había mostrado a los sencillos y a los humildes?
¿Y cómo es que vinieron sus seguidores a enmendarle la plana?…
¡Ay los seguidores, los representantes, los encargados de “la ortodoxia”, los santos tristes!
¡Por favor, no nos contéis vuestras ideas, no nos enfanguéis como vosotros lo habéis hecho, y siento decirlo, perdonadme!
Y VIÓ YAHVEH QUE TODO ESTABA BIEN, dice el relato de la Creación del Génesis.
Y también se le enmendó la plana.
Porque los cuerpos humanos los han visto como causa de mal, de tentación, de pasiones reprensibles, de “pecado”.
La sexualidad se vió como “nefanda”.
El cuerpo era preciso taparlo…¡ver el cuerpo desnudo de la mujer formaba parte del cuadro de las Tentaciones que el pintor creó intentando meterse en la mente de “S. Antonio”! (perdonad si no recuerdo con precisión).
Y pusieron, como siempre, “las defensas” muy lejos (¿les influyeron los castillos medievales?).
No sólo no se puede “tocar”, tampoco “ver”.
¡A tapar, a tapar!
A poca memoria histórica que tengamos, podemos aún escuchar las prédicas sobre el vestido femenino, donde llegaron mucho más lejos de lo que cabe pensar de humanos supuestamente inteligentes…
“La manga, larga…En ningún caso podrá verse el sobaco…La falda, jamás corta…El escote, inapreciable…¡Horror si por casualidad asomara el simple comienzo de los pechos!…”
Eva, la tentación.
¡Ya desde el paraíso, imaginaos!…
“Me acuso, padre, de que he tenido pensamientos impuros”…¡Pobres jóvenes, queriendo “ser buenos” en esa atmósfera de asfixia…!
Echar tierra y avemarías encima para taparlo…
Y conocer y admirar el cuerpo, cultivar sus capacidades, aumentar la sensibilidad…”¡Horrores nefastos, corrupción de la moral y las costumbres!…”
CON VER EL ERROR, YA PUEDE APARECER LO VERDADERO.
LA LIBERTAD INTERIOR CONSISTE EN CONTEMPLAR CUANTO HAY EN NOSOTR@S, CONSCIENTE Y SUBCONSCIENTE, SIN CENSURA FREUDIANA NI MORALES AÑADIDAS, Y TENER –CUANDO QUIERAN SALIR NUESTROS ACTOS AL ESPACIO COMÚN- UN CONTROL SOCIAL INTELIGENTE.
Ninguna represión de ninguna clase, que TODAS DAÑAN, vengan de donde vengan, ni emocional ni sexual ni de nada que exista en nosotr@s.
Nada “es malo” dentro de nosotr@s.
Y fuera, ha de actuar el control social inteligente.
¡Y ESO ES TODO, TAN SENCILLO Y CLARO!
Además, algo más profundo y esencial he de decir:
SI NO SE DETIENE EL MOVIMIENTO NATURAL
LA SENSUALIDAD DEL CUERPO SE CONVIERTE EN SENSIBILIDAD,
LA SENSIBILIDAD EN PERCEPCIÓN DEL OTRO,
LA PERCEPCIÓN DEL OTRO EN VISIÓN DE SU REALIDAD Y, EN ELLA, DE SU LIBERTAD,
LA VISIÓN DE LA LIBERTAD DEL OTRO, GENERA “RESPETO”,
EL RESPETO IMPIDE EL DAÑO…
¡Y TODO EMPIEZA Y TODO TERMINA BIEN!
Aparecen los problemas cuando PARAMOS EL MOVIMIENTO.
Cuando nos quedamos EN UNA FASE, y en ella nos afincamos.
Cuando, por ejemplo, vemos el bello jardín o el cuerpo bello Y LO QUEREMOS HACER NUESTRO.
Cuando nos está empujando la envidia y el omnipresente “ego”.
Cuando se dispara la memoria y el pasado intrincados y contaminados…
¡PERO NUNCA EN EL AHORA NI EN EL MOVIMIENTO NATURAL QUE VA ESCALANDO TODO NUESTRO SER!
Ese es instante de INOCENCIA.
NINGÚN MAL, NADA NEGATIVO PUEDE EXISTIR EN ÉL…

 
Deja un comentario

Publicado por en 25 mayo, 2012 en Sin categoría

 

EL TODO

¡Qué pretensión hablar o escribir del TODO!
Como si un trocito de uña mía pretendiera hablar de mí…ese poco que te cortas y tiras…
O si una pizca de tierra que cojas con las yemas de los dedos, osara hablar del Universo…
En verdad, NO SE PUEDE HABLAR…
Acertadamente la Biblia llamó a “Aquello”, El Innombrable.
Porque ni tiene nombre ni se le puede nombrar ni hablar acerca de ELLO…
Optimistamente los “creyentes” le nombran a todas horas llamándole “Dios”.
Optimistamente los “ateos” le andan negando…
¡OPTIMISTAS TODOS ELLOS!
Y piensan los creyentes que se puede profanar el nombre que no tiene.
Y piensan que se le puede ofender!
Y los otros que se le puede negar.
Y tantos que es posible ignorarle…
COMO SI FUERA ALGO AJENO A NOSOTR@S MISM@S.
Por mucho que los humanos pensemos o actuemos de cualquier manera, AQUELLO ES Y EXISTE EN TODO.
ES EL TODO.
No un “TODO” compuesto de infinitas partes, entre las que nos encontremos.
Que en efecto en ÉL estamos y somos y existimos.
Más aún: Nada es más íntimo y radical en nuestro propio ser que AQUELLO.
Y al mismo tiempo…NADA NOS SUPERA MÁS Y, EN CIERTO MODO, ES MÁS DISTANTE…
Porque va más allá y ES más allá de toda posible suma de partes.
La paradoja mayor que existe.
La que los filósofos, a lo largo de los siglos, no han sabido resolver.
Ni tampoco las religiones.
Ni las ideologías…
Y por ello, planteárselo es algo tremendo:
Porque se han de juntar un RESPETO sin límites y un AMOR que lo supere todo.
Porque se ha de embarcar la totalidad de nuestro ser al hacerlo.
De ningún modo basta el pensar, por recto que sea.
Ni bastan los más hondos sentimientos.
DISTANCIA Y PROXIMIDAD INFINITAS AL MISMO TIEMPO.
Algo que no es posible entender porque nos supera.
Algo que –de hecho- solamente es posible EN EL SILENCIO PROFUNDO DE LA MENTE, CUANDO “AQUELLO” LA “TOCA”…
Quien elimine uno de esos dos extremos, temo que no esté en disposición adecuada.
Quien convierta a AQUELLO en ausencia y distancia, igual que quien lo convierta en familiar compañía.
Y bien puede ser que me equivoque, puesto que acerca de AQUELLO nadie puede disponer ni distinguir ni decir ni pensar…
ERRAR ANTE “ELLO” ES LA POSIBILIDAD NORMAL.
¿Cómo componer EL RESPETO ABSOLUTO de Lo Infinitamente Sagrado, junto con EL AMOR ABSOLUTO?
Un filo de navaja extremadamente difícil.
Una actitud que no tendrá que ver con “actitudes corrientes”, ni con costumbres de cada día.
Que ha de ser (en un sentido) el descalzarse y postrarse en la tierra porque se está pisando lugar Sagrado, con el júbilo total (por otra parte) de sentirse amado por La Plenitud del AMOR…
Movimiento especial y singular de nuestro ser profundo, equilibrio que solamente sea apropiado para AQUELLO…
El misterio más profundo, las raíces más profundas, las distancias incalculables…
El término “Dios”, con cuantos añadidos y explicaciones hicieron las religiones, NO ES.
Trataron de explicarlo los teólogos, explicar lo inexplicable.
Nombrarle en oraciones la religión, al INNOMBRABLE.
Proyectaron características humanas, sueños y deseos para construirle de forma que llegara hasta nuestro escaso, pequeño y tan errado pensamiento.
¡PERO ESO NO ES!
Solamente es PROYECCIÓN HUMANA.
Eso no existe…
Fijaos, amig@s, sintiéndome esencialmente religioso digo que “Dios no existe”.
Porque eso que llamamos “dios” es proyección nuestra, lugar de acogida de sufrimientos y temores, de angustias frente al final del vivir,
frente a la inseguridad de la vida, frente al fracaso y la impotencia, frente a la ruindad y la miseria.
“AQUELLO” NO ES NI PUEDE SER UN CONSUELO DEL SER HUMANO.
Porque ello es darle nuestra medida, convertirle en UN ÚTIL.
Y es la increíble paradoja que SU PRESENCIA lo anima y vivifica todo.
“Mil gracias derramando
pasó por estos sotos con presura
y, yéndolos mirando,
con solo su figura
vestidos los dejó de su hermosura”…
INFINITAMENTE DISTANTE E INFINITAMENTE CERCANO.
¿Qué mente puede comprenderlo?…
Más allá de la Mente Común de los humanos, más allá de las Grandes Entidades cuyos cuerpos son estrellas, más allá de la Mente Universal que ya nos es inconcebible, más allá del Silencio que marca la distancia y el misterio…¡ESTÁ LA FUENTE!
EL TODO.
EL INFINITO AMOR…
Prosternémonos, amig@s, en un RESPETO INFINITO.
Abandonémosnos , amig@s, en un AMOR INFINITO.
Adentrémonos para hacerlo EN EL FONDO DE NOSOTROS MISMOS.
No hagamos esas oraciones que suelen hacer los “creyentes”, que las recitan, las dicen como si bebieran agua.
No neguemos lo que no sabemos, como hacen “los creyentes negativos”, los ateos.
No pasemos de largo frente al mar y la montaña, frente al campo y la flor, como hacen los que dicen que nada significa para ellos.
No ignoremos la sonrisa blanca del niño ni el rostro arrugado del anciano, como hacen los que ni siquiera han ahondado en su propia humanidad.
NO AFIRMEMOS NI NEGUEMOS.
Dejemos nuestro ser ABIERTO, presto a la ESCUCHA RADICAL donde ya no suenan las palabras.
Y ESPEREMOS EN EL SILENCIO Y QUIETUD PROFUNDOS DE LA MENTE Y EL CORAZÓN
¡LA VISITA DE “AQUELLO”!

 
Deja un comentario

Publicado por en 24 mayo, 2012 en Sin categoría

 

Feminismo.

En esta inhabitual mañana de mayo, fría y nubosa, viento que se infiltra por todas partes, amenazadora lluvia…
enfrento esta palabra…
Expresión del pensamiento, como todas.
Parcial como cualquier otra.
Y engañosa, por lo mismo, si quisiera yo aplicarla a persona alguna, que de ninguna manera es mi pretensión porque hace ya mucho tiempo que conozco y sé QUE JAMÁS EL PENSAMIENTO PUEDE DEFINIR LA INTERIORIDAD DE NUESTRO SER.
Tan sólo he de mirar la palabra y algunos pensamientos asociados y justamente tan sólo para ayudar a quien quisiere a liberarse de ellos y adquirir en consecuencia la libertad que le corresponde.
Convoca el término su opuesto, “el machismo”, que en su expresión (tan sólo en ella, lo aviso ya) muestra lo mismo vuelto del revés.
Y ante todo he de recordar que los opuestos son la misma cosa, aunque no se suela considerar así.
Y si “machismo” resulta hoy palabra –y contenidos- prácticamente “prohibidos socialmente”, habría que preguntarse si también “feminismo” podría ser equivalentemente superado.
He escrito unas cuantas veces sobre la mujer.
Mi admiración por ella he dejado de manifiesto.
Y proclamado las injusticias sufridas a lo largo de los siglos.
Ante un cierto análisis sociológico mío, acepté gustoso correcciones hechas por mujeres, como las habría igualmente aceptado si me las hubieran hecho hombres.
He proclamado que, para mí, el verdadero sujeto humano es HOMBREMUJER.
En íntima fusión de todos sus valores, en un logro DE SER y de ningún modo en simple “adaptación”.
Y ello no se opone en forma alguna a que tanto mujer como hombre son seres AUTÓNOMOS Y COMPLETOS .
Y que ninguno de los dos precisa al otro para ser PERSONA ENTERA.
Pueden ambos crecer indefinidamente, independientes cada uno en su vida social y psicológica.
En ambos existe la COMPLETA REALIDAD HUMANA.
No se precisan PARA SER.
Lo cual no quita tampoco que su relación, verdadera y profunda, no conduzca a ambos a un constante desarrollo y crecimiento.
“Masculino y femenino” siguen existiendo aquí y ahora como improntas en cada uno de ellos.
Nuestro ser histórico, condicionado por tantas grabaciones, ha dejado huella en ambos géneros de la humanidad.
NO SOMOS IDÉNTICOS.
Esto es aún UN HECHO.
Puede mirarse este hecho desde la dimensión puramente física y orgánica de forma tal QUE NO SE INDUZCA INFERIORIDAD DE NINGUNA CLASE para TODOS los desempeños humanos.
Legalmente parecen haberse conquistado todos los derechos, al menos en las naciones llamadas “civilizadas”.
No así socialmente que siguen existiendo flagrantes e injustas diferencias y valoraciones.
Que hasta el lenguaje llegan, como ejemplos puse en otras ocasiones.
Y sin duda, tristemente, sigue existiendo “el machismo” en hombres, y en mujeres también.
Y, por la misma causa, ¿ha de seguir existiendo “el feminismo”?
Muy diferentes, sin duda alguna y lo he avisado, son los contenidos de ambas palabras.
De abusos habla la una.
De conquista de derechos la otra.
Me parece recordar que el sufragismo se unió al feminismo.
Y me parece también que ha luchado él social y legalmente por obtener la igualdad e independencia de la mujer.
Me identifico totalmente con ello, y –si se me permite- me declaro en tal forma “feminista”.
Y ni remotamente “machista”, que considero lacra histórica, social, psicológica y personal.
Y ya se ve que ambas palabras, aunque opuestas semánticamente, tienen contenidos y alusiones reales que las separan en profundidad, siendo puramente verbal su oposición que las haría –en el fondo- la misma cosa.
Pero eso zanjado, quisiera plantear otra cuestión que también nace de lo que me parece esencia del feminismo:
¿No tienen que desaparecer ambas palabras?
Y con ellas, los contenidos reales negativos que puedan contener.
Que figuren hombre y mujer los dos como el hecho humano.
No machismo, sino masculino.
No feminismo, sino femenino.
Mujeres importantes para mí, importantes ellas mismas, rechazaban ser “feministas”.
¡Y ERAN ELLAS COMPLETAS, LIBRES, AUTÓNOMAS!
Pero sencillamente no se veían envueltas en un MOVIMIENTO CONTRA.
No necesitaban atacar al hombre para ser ellas mismas.
Como tampoco lo precisa el hombre que tal sea.
Pero ninguno de los dos precisa PROCLAMARSE UN SOLITARIO.
Ambos han de saber ENTRAR EN LA SOLEDAD.
Vencer el temor a ella es esencial para el hallazgo del valor del sí mism@ y de la libertad.
NO HAN DE NECESITARSE EL UNO A LA OTRA, ni viceversa.
PORQUE SÓLO PUEDE AMAR QUIEN NO TIENE NECESIDAD NI DEPENDENCIA.
Y eso lo consigue entrar gozosamente en la propia soledad.
LA SOLEDAD ES PUERTA, NO CÁRCEL NI CUEVA.
La soledad es comienzo de un Camino por el cual puedes caminar al Infinito.
Hombres y mujeres, limpiamente, han de entrar en él.
Sin mirarse unos a otros con resabios, desconfianza ni lucha.
TODA RELACIÓN PERSONAL ES ENSEÑANZA NECESARIA.
Somos ESPEJOS de los otros en la relación, y ellos lo son nuestros.
NO NOS CONOCERÍAMOS SIN ELLOS.
Porque sólo en la relación brotan profundas cosas de nuestro subconsciente que estarían dormidas de otra manera.
AUNQUE SÓLO FUERA PARA CONOCERNOS, TENDRÍAN QUE EXISTIR LOS OTROS.
Y puesto que la historia entera la llevamos dentro, la historia de la humanidad, cuanto está enterrado sale a la superficie EN LA RELACIÓN.
Y NOS ENCONTRAMOS EL SUBCONSCIENTE HUMANO.
Y ahí DESAPARECEN LAS DIFERENCIAS ENTRE HOMBRE Y MUJER.
Tenemos todos los mismos impulsos primitivos, las mismas crueldades y violencias.
Somos ambos capaces de ODIAR Y DAÑAR.
No es nuestra esencia la de ser hombres o mujeres, SINO HUMANOS.
Y si nos miramos en el espejo de los otros, llegaremos a ser capaces de reconocer las mismas miserias.
¡PARA TRANSFORMARLAS!
Las culturas (que son tan sólo como la espuma del caldo humano) pueden mostrarse diferentes y también la peripecia histórica.
Pero EL DEVENIR HUMANO es el mismo.
Son sin duda diferentes los cuerpos.
¿Pero hasta dónde llegan las diferencias?
TIENE EL CUERPO PALABRAS MUY PROFUNDAS, no podemos convertirlo en pura superficie genital.
Sigmund Freud y Margaret Mead son dos emblemas históricos que de modo diferente han hablado de la mujer, y de su esencia psicológica arrancando desde su cuerpo.
Me parece que es preciso ahondar ahí, en las raíces de los cuerpos, en su unión con los impulsos radicales que llegan hasta la Madre Tierra.
Los dos, el hombre y la mujer.
AMBOS PUEDEN APRENDER JUNTOS LECCIONES EXTRAORDINARIAS DEL SER.
Sin dependencias, sin subordinación, en la profunda igualdad que es LA VERDADERA DIMENSIÓN.
Y en la percepción de LO DIFERENTE.
Viejo tema filosófico (que abordé hace un tiempo) es justamente el de LO UNO Y LO MÚLTIPLE.
Una bella imagen de ello es el arco iris:
LA MISMA LUZ BLANCA, PRODUCE MILLONES DE COLORES.
Del insecto y de la ameba al ser humano, La Vida produce incontables formas.
Esencia y forma generan movimiento de la realidad, riqueza, evolución, transformación…
Y en cuanto somos seres que habitan en el tiempo (sea lo que fuere él) a ello estamos sujetos.
Por eso podemos hablar de CRECER.
Aunque La Inmensa Realidad del Uno cambie la perspectiva y nos sumerjamos todos EN EL OCEANO INFINITO DEL PURO SER.
Aunque no lo reconozcamos, somos islas emergiendo del Misterio.
¡ÉL NOS HA DE TOCAR PARA TENER SENTIDO VERDADERO DE LO REAL!
Y es justo Él, con su Unidad Inmensa, el que nos ha de dar a aprender las infinitas diferencias, y amarlas y respetarlas.
Invito, amig@s, por encima de las palabras a que hombres y mujeres SEAMOS LO MISMO Y DIFERENTE.
Y QUE SEA NUESTRO ENCUENTRO OTRO DE LAS GLORIAS DEL INFINITO SER…

 
Deja un comentario

Publicado por en 23 mayo, 2012 en Sin categoría