RSS

Hasta la muerte primera…

17 Oct

La Gran Bestia que asola a la humanidad consigue llegar en su destrucción

hasta la muerte primera. Más allá no puede, no tiene poder. No se le

concedió mayor alcance.

Quienes sobrepasan la muerte primera, ya nada tienen que temer.

En la medida en que la van sobrepasando, La Gran Bestia va perdiendo

su poder y ellos son libres.

¡Qué gran paradoja! Al ejecutar su más grande amenaza, justamente se

desvanece su poder. Porque la fuerza de la amenaza consiste exclusivamente

en el temor.

SI NO HAY TEMOR, NO HAY AMENAZA.

Es por eso por lo que, quienes no temen la muerte primera, están libres

de temor.

Y es por eso por lo que, al encontrarse con ella, han hallado la libertad.

Y las azules aguas de Lampedusa han sido el cendal que les ha iluminado

en su trascendencia.

Y ya podrán cantar para siempre como quieran La Canción de la Alegría.

¡Porque La Gran Bestia ha perecido!

Su propio veneno la envenenó.

Ella, la creadora del temor, de él mismo se alimenta.

Y perece exactamente en el momento en que lo consume al alimentarse

de él.

La asesina del temor, es asesinada justo al asesinarlo…

Y AHORA SE HA TERMINADO PARA SIEMPRE mientras desciende en las

profundidades de los mares transformándose en las aguas de la libertad

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 17 octubre, 2013 en Reflexiones y vivencias

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: