RSS

Archivos Mensuales: octubre 2012

Las oscuras andanzas de la imagen del yo.

Conversábamos esta pasada tarde una amiga y yo sobre una maledicencia que alguien andaba vertiendo sobre ella.

Y me preguntaba si un objeto que ella tenía –de la propiedad del maledicente- habría de devolvérselo o simplemente tirarlo a la basura.

Orillé comentarios sobre su pregunta y trasladé la atención a lo que ella sentía.

Estaba molesta y enfadada. Esa persona la estaba dejando a ella por los suelos.

Comenzamos a mirar juntos el asunto. La otra persona criticaba, las emociones eran de mi amiga.

Y nada tenían que ver sus emociones con la acción de la otra persona, aunque sea habitual atribuir la causa de las propias emociones a lo que nos viene desde fuera.

Si hubiera estado hablando con otra persona en vez de con esta amiga, al preguntarle “¿por qué estás enfadada?” me habría respondido que –OBVIAMENTE- porque aquella persona “la estaba tirando por los suelos”.

Ella, sin embargo, ya sabía que una cosa es el proceder de las personas ajenas a nosotr@s mism@s, y otra inconexa totalmente lo que nosotr@s sentimos. Porque frente a los mismos hechos exteriores, cada persona puede tener sentimientos y reacciones diferentes.

Los actos de las otras personas expresan lo que ellas son. Nuestr@s sentimientos expresan lo que somos nosotr@s…

Avanzamos, pues, camino de hallar los motivos de sus sentimientos.

Y apareció enseguida la presencia de la imagen que ella tenía de sí misma, ajena y hasta contraria a la que propagaba la otra persona.

“LA IMAGEN DE SU YO”.

¡NO SU REALIDAD!

Porque no se trataba –venturosamente- de un maltrato físico que le produjera daños reales en su cuerpo. ¡Sino de una imagen! Una realidad puramente “virtual”.

“Si alguien comenta algo negativo de ti y es verdadero, te está dando la ocasión de cambiarlo.

Si es falso lo que comenta, nada tienes que hacer puesto que no tiene que ver contigo.”

Cierto es que –en el ámbito social- se pueden producir daños que afecten al trabajo propio y a otras relaciones…Pero eso es un suceso como un pedrisco, qué más da que lo produzca una persona o las condiciones atmosféricas…

Así pues, esos son los únicos daños reales que provocan las maledicencias…Y, sin embargo, no son aún lo que causa el enfado ni la rabia. Como acabo de decir, sería lo mismo que el daño de un pedrisco en la propia casa. Y no hay enfados por el pedrisco…

Vimos en consecuencia mi amiga y yo que se trataba del mismo ego que no quiere renunciar a su imagen, que se ata a ella en la expectativa de que los demás le estimen y le alaben.

No le importa para nada al ego que su imagen sea verdadera; él la maquilla cuanto puede para que resulte más brillante y atractiva.

¡Y no la quiere soltar! ¡Se “suelda” con ella!

Y es la causa profunda de ese enfado.

Si se nos olvida la imagen, si renunciamos a ella, si prescindimos de ella…¡se acabó la producción de sentimientos negativos!

¡NO TENER IMAGEN!

NO TENERLA UN@ DE SÍ MISM@.

NO PRENDERSE EN LA QUE LOS DEMÁS TENGAN…

 

Cuando existe una relación importante con otra persona, la imagen puede también adquirir importancia.

Si la otra persona tiene imagen de ti, YA ESTÁ EN ELLO MISMO EQUIVOCADA.

E igual si la tienes tú.

JAMÁS LAS IMÁGENES SON VERDADERAS.

Recogen siempre FRACCIONES de lo que es la realidad de las personas.

NADIE TIENE LA IMAGEN COMPLETA DE SÍ MISM@. NI DE OTRA PERSONA.

NADIE SE CONOCE HASTA EL FONDO DE SÍ.

Puede que “excepto LOS ILUMINADOS”…

Y no creo, la verdad, que lo seamos nosotr@s, seres humanos más o menos corrientes…

En consecuencia de ello, amig@s, ¡qué importante es deshacerse de la propia imagen!

POR SÍ SOLA, LA IMAGEN PUEDE DESTROZAR UNA RELACIÓN VERDADERA E IMPORTANTE.

Y por ello es tan importante que, en tales relaciones, se comunique siempre la verdad, sin adaptarla a nada, sin maquillarla ni encajarla en las expectativas mutuas.

SOLAMENTE LA VERDAD.

Porque ella no es imagen, no es algo virtual. ES LA REALIDAD.

No cabe muchas veces en palabras. Las palabras producen multitud de equívocos y errores.

Es preciso MIRAR A FONDO, saltar muchas veces por encima de las apariencias.

ES PRECISO VER A LA OTRA PERSONA SIN IMAGEN.

Mientras ella exista, no existe verdadera relación ni unión entre las personas.

NINGUNA IMAGEN, NI LA PROPIA NI LA AJENA.

Solamente cuando las personas se relacionan sin imágenes, se están relacionando ellas mismas.

Y ello solamente puede suceder EN LA VERDAD… CONSTANTE.

Será precisa una comunicación clara, decidida y permanente.

No existen cosas pequeñas en tal relación, porque todo tiene la importancia de la verdad.

Nada se puede dejar sin conversar ni aclarar.

No pueden quedar ni dudas ni incertidumbres.

TODO HA DE SER PLENAMENTE LA VERDAD.

PORQUE VERDAD Y AMOR NO PUEDEN ESTAR SEPARADOS.

Y NO PUEDE EXISTIR IMAGEN DE NINGUNA CLASE

QUE SE INTERPONGA ENTRE ELLAS Y EL SER.

 

Si en el ahora se es veraz con la otra persona, no tiene por qué forjarse ninguna imagen.

Si se actúa así, puede que ello no acabe con el ego, pero es un hecho que se ha reducido venturosamente su territorio. Lo cual es un progreso de La Luz para todos…

 

 

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 31 octubre, 2012 en Reflexiones y vivencias

 

El recto uso del pensar.

Prevengo a menudo en este blog sobre el uso del pensar “fuera de sitio”. Para alertar del error de aplicarlo al mundo interior, al cual sólo tiene sentido aplicar LA CONSCIENCIA.

Sin embargo, observo que son muchas las personas que lo emplean en cierto modo, y que ello parece darles determinada sabiduría.

Y he de repetir la frase del maestro K. de que  “el conocimiento de sí mismo es el comienzo de la Sabiduría”, porque ello me parece sólido y radical.

Pero al tiempo me parece también que no puedo negar la existencia de cierto espacio del pensar, realizado de modo especial, que facilita a las personas acercarse a ese otro lugar, el verdaderamente real de acceso a la Sabiduría.

No se trata de cualquier forma de pensar. No es homogénea con el que adecuadamente se utiliza para el vivir material, para la tecnología y la ciencia.

Veo muchas personas que cultivan una concreta línea de palabras que –en el momento- les dan alimento que ellas sienten como espiritual. Y no puedo pensar que sean insinceras.

Quisiera ahondar un poco en ello para ver sus modos y maneras y tratar de percibir su alcance en el Camino sin caminos de La Verdad, si acaso eso pudiera tener sentido, porque ese Camino es Infinito, singular y misterioso…

 

He de decir, ante todo, que esa forma de pensar ha de ser “básica y recta”, que no parta de prejuicios ni de condicionamientos y que se desarrolle de manera limpia y coherente. Porque tiene mil caminos el pensamiento donde desviarse, bien sea a “lo establecido”, bien sea a lo “arrastrado” por el subconsciente humano a lo largo de milenios.

Y “básica” ha de ser porque no parta de ningún otro pensamiento previo, que se inicie a sí misma.

Partir de lo ya pensado no es pensar ni abierta ni libremente. Y por ello no ha de usarse tal manera, porque eso es un mero DEDUCIR.

Tendrá, pues, tal modo de pensar “enganche con lo real” y a partir de ello se pondrá en marcha él mismo.

Ha de aceptar, por ello también, LA PROBABILIDAD MENOR. Esa que aparece como “realmente posible”  aunque sea –sin duda- la más difícil e infrecuente. Esa que produce “respuesta correcta” aunque sea falsa la pregunta. Esa que “suma en vez de restar”. Esa que deja pasar de largo “lo dañino” y escoge algo positivo para el retorno.

Resulta ser –de esta manera- “un pensar bienpensante”. Y entre las incontables alternativas y derivaciones que pueden aparecer en el pensamiento, la escogida ha de ser la que –finalmente- conduzca a un terreno positivo.

 Lo cual me conduce a algo más que me parece contener este uso del pensar:

UN TOQUE DE CONSCIENCIA, un cierto “haberse dado cuenta” de algunos aspectos básicos de la posibilidad humana, más allá del cerrado mundo de las “reacciones atávicas”, del cinismo, de la vulgaridad y de la astucia.

Y YA NO ES PURO PENSAR.

PARTICIPA DE ALGÚN MODO DE LA LUZ DE LA CONSCIENCIA.

Puede ser que se sitúe –en nuestra interioridad- en un lugar “intermedio”. No es la plena acción del darse cuenta, pero tampoco es sólo pensar.

Y me parece que a muchas personas les llega esto.

Que las anima a “progresar” en la vía del espíritu, aunque el progreso pleno esté de hecho en la acción de la consciencia en el instante.

En consecuencia, no puedo considerarlo despreciable ni inútil, ni mucho menos.  Puede tener para much@s su sentido y valor en el Camino.

Y esa proliferación de “frases sabias”, a la que he aludido en otros momentos en este blog, tiene su misión.

Van asomándose poco a poco las personas “al otro mundo”, aquel al que el pensamiento como tal no puede llegar.

Se les pueden ir formando en el cerebro/mente “consonancias” que les puedan facilitar el tránsito,

aunque al final sea preciso “dar el salto” hasta la acción directa del darse cuenta.

Abandonar por completo el pensamiento para la vida interior humana ES MUY DIFÍCIL. Se infiltra él constantemente, es función natural de nuestro cerebro.

Si lo abandonamos, nos parece quedarnos desasistidos de un instrumento necesario para guiarnos en la vida.

El cerebro no sabe hacer otra cosa, aunque se haya mostrado ya que “la inteligencia emocional” puede hasta ser más útil para la vida que el mismo pensamiento racional.

Pero las dos formas de inteligencia NO SON AÚN, ninguna de las dos, LA GUÍA DE LA CONSCIENCIA

porque ambas se nutren del pasado y su proceso es temporal, sin que lleguen plenamente hasta EL AHORA.

Esta percepción me parece importante para las personas que se están ayudando “de palabras”.

VERLAS SIEMPRE DE MODO PROVISIONAL. SIN QUEDARSE EN ELLAS.

Usando las palabras “como puertas”. Cuando las cruzas y sales al mundo real, ya puedes olvidarlas.

Y cuando “has salido”, tu casa se ha quedado “vacía”, ya no estás…Y ya no necesitas las palabras…

Sucede a la inversa, cuando algo ha sido VISTO EN LA CONSCIENCIA, que aparecen formas razonables y sensibles de pensar, con las cuales se muestra que la acción del darse cuenta es SENSATA, aun pudiendo ser la acción más improbable.

O sea, que sucede que “el recto pensar” puede ser usado ANTES Y DESPUÉS de “VER”.

El cerebro acaba percibiendo algo y aceptando el proceso positivo.

Y unas veces “con muletas” y otras caminando sin apoyo, la mente puede avanzar en el camino de ser libre y encontrar LO NUEVO.

UN ETERNO FLUIR ES LA EXISTENCIA, DONDE NO REPITES.

No tiene sentido la añoranza de lo que ya pasó.

Ni la esperanza de lo que pueda llegar a pasar.

“Si no eres nada  –decía el maestro K.- la vida se encarga de ti y te lleva”…

Cierto es que los humanos estamos compuestos de aquellos materiales…¡PERO SUCEDE QUE ES EL TIEMPO DE DEJAR DE UTILIZARLOS PARA SER NUEVOS!

Y de ello, amig@s, nada se puede decir, si se dijera ya no sería NUEVO…

Quedemos, pues, tras estas pocas palabras, JUNTOS Y HERMANADOS EN EL SILENCIO… 

 
2 comentarios

Publicado por en 30 octubre, 2012 en Reflexiones y vivencias

 

Envueltos en la cultura.

Escuché la otra noche (día singular de 25 horas de singulares emociones) parte de un programa realizado por personas indudablemente muy cultas.

Mostraban no solamente amplios conocimientos, sino emociones y sensibilidad.

Todo lo sentí investido, revestido, sobrevestido de cultura.

Hablaban del pasado y su memoria.

Sabiamente expresó uno que “somos memoria”.

En ese instante ¡me vino a mi memoria! que somos más…Y un cierto orgullo de mi ego (el habitante de la memoria) señaló que el ahora no es memoria.

Ví mi orgullo y pude percibir que estaba yo pensando desde ella…

Les escuchaba yo con mezclas en mi mente.

Percibía por un lado su cultura…me parece que no surgió la envidia, que podría haber surgido.

Me parecía que faltaba algo especial en el culto discurso.

Quizá fuera la sensación de sus muchos ropajes, tal vez una cierta añoranza de “desnudez”.

Citaron como opción “el amor y el honor”.

 Sucedió porque rememoraban un personaje de cine.

Sólo uno de ellos –no sé si con cierta timidez- indicó que optaría, la mayor parte de las veces, por el amor.

Y aunque hiciera “distingos”, eso me llegó más verdadero, sin ropajes y vestiduras de la cultura.

El pensamiento concreto sobre el tema que dialogaban, se ceñía a una manera del amor a una mujer.

Era un amor que llevaba consigo la renuncia.

Y a mí eso me dolía.

Lo señalaban ellos como “admirable”.

¡Pero a mí me parece que EL AMOR NO RENUNCIA!

Y veía tal vez en eso “la cultura”. Su mundo que, a la postre, es cerrado puesto que vive de la memoria.

Sentía que faltaba “aire fresco”, aire del ahora.

Algo que hiciera posible que las cosas no tuvieran que ser de una manera, sino de todas las posibles e imposibles.

Algo que vivir en el momento, sin memoria, sin cultura.

Algo para las personas poco o nada cultivadas.

Algo también para ignorantes.

Algo para el ser humano desnudo…

 

Es difícil que la persona culta no se sienta poderosa. Es más sutil su poder que el del dinero o la política. Lo lleva en su interior, en su propio cerebro y de algún modo en su mente.

Y ya es un logro humano que no sea presuntuosa…

No me lo parecieron ellos, en especial dos.

Estaban más sumergidos “directamente” en sus objetos culturales, guardaban menos la distancia de sí mismos a ellos, por lo cual había menos espacio para que el ego disfrutara de sí mismo.

“Perderse en el objeto” es también una forma del amor. Y mientras hay amor, el ego no tiene espacio para estar en la persona, aquel lo llena…

La cultura es un mundo creado por el cerebro.

Y se puede vivir en él, como en todos los mundos que crea el ser humano.

Sin embargo, son todos ellos “artificiales”, no son LO REAL.

LO REAL no se percibe con ninguna forma del pensamiento ni de la cultura.

Y por ello deja siempre “nostalgia”. Porque intenta llegar más allá de sí misma y nunca lo consigue.

No son conocimientos ni emociones almacenadas en memoria los que abren la puerta de LA REALIDAD.

Y en cierto modo, la presencia de aquellos lo dificulta, porque subyuga la mente, le promete más de lo que puede.

Y la búsqueda se para en ellos y ya no mira más allá.

Verdaderamente no hay que irse a buscar a parte alguna. YA HAS LLEGADO Y YA ESTÁS.

Pero no está donde tú estabas, no se encuentra en el pasado ni el recuerdo.

Contempla un poco más, mira sin dar nada por hecho ni conocido y tal vez veas que es justo ahora el momento único del hallazgo…

 
Deja un comentario

Publicado por en 29 octubre, 2012 en Reflexiones y vivencias

 

Llegar a ver El Amor.

¡Pero si es invisible!

Lo es para los ojos y lo es para el pensamiento.

Pero quizá no lo es para la mente misma, para la mente limpia.

No lo es para nuestra propia luz interior, LA CONSCIENCIA ¡porque ella es La Mirada del Amor!

Sin embargo, verdadero me parece que al Amor no se le puede mirar de frente como tampoco al sol.

¡Nos dejaría ciegos!

Me parece –digo “me parece”- que no lo podemos mirar. ¡ES TAN INMENSA SU LUZ Y TAN INMENSA SU OSCURIDAD!

Decía el maestro K. que allá, en La Fuente, no hay ni luz ni oscuridad.

Le decía Yavé al profeta que tan sólo podría ver su espalda…

El profeta sintió que pasaba Yavé en una brisa…

Y estando Su Mirada en nuestro interior, me parece que no podemos mirarla, sino mirar CÓMO MIRA.

Podemos mirar lo que Ella nos muestra, darnos cuenta de todo LO QUE NO ES.

Podemos destruir y aniquilar, gracias a Ella, las barreras, las astucias, las trampas, las resistencias…

¡PERO A LOS OJOS NO PODEMOS MIRAR ESA MIRADA!

“Está escrita en nuestro ser con letras de agua que no detienen su inquieto, incesante curso”, formulé hace ahora muchos años.

Unas letras que se borran al mirarlas…

Por ello jamás podemos saber si nosotr@s amamos…O si por nosotr@s, atravesándonos, pasa la brisa del Amor.

Porque mientras digamos “yo”, el Amor no está.

Decir “yo te amo” es como decir “círculo cuadrado”. Porque si existe el yo, el Amor no está presente.

¡Y se nos queda el corazón ansiando y balbuciendo! ¡Deseando amar y sin poder lograrlo!

¡Que no es un logro sino un don, un regalo sin ningún merecimiento posible!

¡Ya te puedes hasta volver del revés si es que pudieras,  que el Amor no se consigue!

Él viene y nos visita.

Él mira y nos ilumina la mirada.

Él nos empuja de pronto y vamos dando traspiés hacia donde nos lleva su empujón.

Él hace que brote de nosotr@s una llamarada y sintamos el incendio.

Pero sin Él nos quedamos encerrados en el pequeño territorio de nuestro pequeño ego.

¿Qué puede vencer al ego dentro de nosotr@s, si somos él?

SÓLO LA LLAMA IMPREVISIBLE DEL AMOR…

SÓLO CUANDO ÉL QUIERA VENIR…

Parece que solamente somos un cuenco vacío que solamente se llena con Él…¡pero el cuenco nada puede hacer por sumergirse en La Fuente!

ESTAR VACÍO Y A LA ESPERA.

Sentados en la piedra del Camino.

Mirando atardecer el día y viéndolo amanecer.

Quietos esperando.

Como el cáliz de la flor espera el rocío matutino…

¡NADA PODEMOS HACER!

Por ello LA NADA Y EL SILENCIO SON SUS VELOS.

Y solamente cuando calla todo, y tú también, y sin siquiera saberlo…¡ÉL VIENE!…

 

 
2 comentarios

Publicado por en 26 octubre, 2012 en Reflexiones y vivencias

 

Vulnerabilidad invulnerable.

Hablaban hoy por una radio de la vulnerabilidad de los adolescentes y jóvenes.

Señalaban cómo la empatía les llevaba a compartir su intimidad y convertirse, por ello, en vulnerables a la difusión indebida de sus secretos personales, pudiendo por ello producirse daños posteriores de su imagen social.

Observo en ello que se están mezclando muchas cosas diferentes.

“Ser vulnerable” es –ante todo- “ser herible”.

Y queremos expresar con ello el modo de ser de una persona de ALTA SENSIBILIDAD que –por ello mismo- “siente” el más leve “roce personal”.

Adolescentes y jovencit@s son un tesoro humano de sensibilidad y vulnerabilidad. Como la rosa temprana se están abriendo a la vida y se despliegan sus corazones con la espontaneidad y confianza de quien no ha sido dañado todavía.

¡AY DE QUIEN LOS DAÑE!, lo dijo el Maestro Jesús con frases muy duras…”Más les valdría colgarse una piedra de molino al cuello y tirarse al mar…”

Porque todavía está en ellos la inocencia y el corazón abierto, todavía no se han enmascarado ni recubierto de armaduras, todavía no han seguido el camino de los adultos, envejecidos prematuramente para albergar el resentimiento y el retorcimiento astuto.

¡Cuánto hemos de cuidar los mayores ese tesoro de humanidad!.¡Cuánto ayudar su crecimiento sin caer en las antiguas barreras que desfiguran!

SER VULNERABLE Y ALTAMENTE SENSIBLE SON CARACTERÍSTICAS NECESARIAS PARA LLEGAR A VER LA REALIDAD PROFUNDA, “LO SAGRADO”.

Sin ellas, el camino viene a hacerse casi imposible.

Si no las conservas, es preciso crearlas de nuevo si quieres llegar a VIVIR AQUELLO.

Y ha de comenzar precisamente por dirigirlas hacia los seres humanos. Por sentirlos cerca en el corazón. Por ser capaces de vivir su sufrimiento y sus problemas. Porque NADIE LLEGA A “LO SAGRADO” SI NO TIENE UNA RELACIÓN DE CERCANÍA HACIA SUS HERMANOS, LOS HUMANOS.

Hace poco distinguí “susceptibilidad” de “sensibilidad”. Aquella es “sensibilidad hacia sí mism@”.  Esta lo es “hacia los demás”, la única valiosa.

JAMÁS HA DE DEJAR UN@ DE SER VULNERABLE EN ESTE SEGUNDO SENTIDO.

Y ello conlleva un APRENDIZAJE ESPECIAL, LA INVULNERABILIDAD DEL FONDO DE SÍ MIS@.

Porque solamente si en el corazón no quedan anclados el resentimiento y el rencor, es de nuevo posible SANAR CUALQUIER HERIDA. ¡“SER INVULNERABLES”!

Pasarán ellos por desilusiones, por amistades perdidas, por amores en ciernes que se olviden.

Pasarán por traiciones de quien no se lo esperaban.

Vendrán a su mente ideales cuya realización se les presentará imposible.

Caerán figuras elevadas, rotas por el barro de sus pies como los ídolos, dejándoles por dentro casi vacíos, sin aquella protección dorada, sin aquel respaldo y comprensión permanentes.

Llegarán a percibir la soledad, ese vacío que solamente en la profunda aceptación se convierte en El Silencio de Lo Sagrado.

Podrán vivir la vieja vida humana con toda su miseria, podredumbre, sufrimiento e ira.

¡MAS SI NO ABANDONAN LA MAGIA, SE CONSERVARÁ SU SER INCÓLUME, INVULNERABLE!

Esa magia que es capaz de ENCONTRAR LO POSITIVO EN LO NEGATIVO, lo feliz en lo pesaroso, la alegría en la tristeza.

Esa magia que otra vez hace a los seres NUEVOS, dispuestos siempre a encontrar el tesoro aun en medio de los deshechos, ilusión reverdecida de nueva primavera.

¡CONECTAR SIEMPRE CON LA FUERZA Y LA ENERGÍA DE LA VIDA Y VOLVER A NACER!

¡INVENCIBLES! ¡INVULNERABLES!

Ese es el aprendizaje necesario.

Ese es el deseo ilimitado de mi corazón para vosotr@s, niños, jóvenes y mayores.

Y, ya viejo, os aseguro con toda el alma ¡QUE ES POSIBLE!, que no ceséis en el empeño.

Que lo tenéis muy, muy cerca, no tenéis que marchar a buscarlo a ninguna parte PORQUE ESTÁ EN EL INTERIOR DE VOSOTR@S MISM@S…

 
Deja un comentario

Publicado por en 25 octubre, 2012 en Reflexiones y vivencias

 

El debate noble.

Debatir un tema o un asunto podría ser, sin dudas ni problemas, una tarea noble.

Para ello las personas habrán de tener ellas mismas un conjunto de valores, el primero y más profundo SER CAPACES DE ESCUCHAR.

Se asiste con cierta frecuencia, en radio y televisión, a debates en los que nadie escucha a nadie, en que se interrumpen todos. Salvo aquellos que están férreamente dirigidos en turnos de intervención y en cantidad de tiempo…

Cada asistente trata solamente de argumentar su propia opinión, de defenderla a ultranza y atacar las ajenas.

NO HAY ESCUCHA.

Si alguien escuchara, se producirían cambios, porque la escucha siempre produce algo en quien escucha. Advierte algo que no tuvo en cuenta, percibe un valor diferente o un enfoque distinto, capta algo nuevo.

Pero suelen ir a los debates con su opinión “certificada”, convencidos por completo de que “ella es la buena, la acertada”. En ello están poniendo todo su esfuerzo.

¿CÓMO VAN A ESCUCHAR?…

Sucede, además, que “la opinión” (que para ellos es “certidumbre”) se enlaza con un conjunto no puesto a debate: ideología personal o colectiva que está en el trasfondo.

“Opinión”, por definición, es una aportación NO CIERTA. Algo meramente “posible” o “probable” y pendiente de “demostración”.

Si los debatientes consideraran así sus aportaciones al debate, a lo largo de él se modificarían las posturas puesto que se empezaría a advertir la posibilidad o probabilidad de otras opiniones.

Pero parece ser el hecho que ellos no sienten sus afirmaciones como opiniones, sino como CERTEZAS.

Y DESDE LA CERTEZA ES IMPOSIBLE DIALOGAR.

Sólo es posible “intentar convencer a los demás”. Desde la propia seguridad de ESTAR EN POSESIÓN DE LA VERDAD.

A estas alturas de la historia y del desarrollo de la psicología y la neurociencia, resulta no sé si infantil o cerril tal arrogancia.

Y cuando se asienta ella de modo radical en el cerebro, se convierte en FANATISMO que puede conducir a las peores consecuencias de hecho, no ya de palabra.

NADIE POSEE LA VERDAD.

Este aserto es civilizado y liberador.

Este aserto habría de presidir todo debate y bien hondo en las mentes de quienes lo realicen.

Sería la condición fundamental para que el debate FUERA NOBLE.

Se convertiría entonces el debate EN UNA BÚSQUEDA. Y sería, además, una “búsqueda solidaria”, puesto que cada aportación trataría de ser una ayuda para avanzar el camino hacia La Verdad que nadie posee.

Un debate realmente serio, sería una gran riqueza. Y habría de tener el rigor de un diálogo filosófico o científico.

Cada argumento sería empleado según su peso y su valor. Y nadie se molestaría por el hecho de que argumentos de más peso lo dejaran atrás en el debate.

Ello implica otra difícil exigencia: PONER EL EGO ENTRE PARÉNTESIS. De forma que nadie pudiera molestarse o herirse de que su opinión fuera arrumbada.

Ya veis, amig@s, qué tres difíciles condiciones:

NO SUPONERSE EN POSESIÓN DE LA VERDAD, ESCUCHAR REALMENTE Y PONER ENTRE PARÉNTESIS EL PROPIO EGO.

Con ello el debate se transformaría , puesto que ya no trataría de defender la propia opinión, sino de COLABORAR AL PROGRESO Y AVANCE DEL DEBATE.

Cada uno intentaría apoyar ese proceso en lugar de colocar sus energías en llevar adelante su opinión. Y cada uno podría cosechar de esa manera SU MÉRITO en el debate, con lo cual incluso el propio ego podría encontrar satisfacción…

Un debate puede suceder también entre dos personas y en privado.

Y en tal situación es mucho más importante que se realicen las condiciones que lo hacen noble. Porque la relación es personal y un asunto exterior a ella puede dañarla.

Las condiciones señaladas han de ser exquisitamente seguidas.  Y poderse “volver atrás” para verificar el proceso. Y siempre con el deseo sincero de ambas personas de encontrar Verdad.

“Serenidad” será precisa para ayudar que “el ego” se mantenga apartado. Tanto más si, por efecto de lo debatido, han llegado esas personas al “enfado” o la “herida”.

Y habrán de volver a revisarlo todo, reconstruir el camino, rehacer los pasos y volverse a encontrar.

El debate, entonces, habrá sido ganado por ambos.

AMBOS HABRÁN AVANZADO EN EL CAMINO DEL ENCUENTRO DE LA VERDAD…

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 24 octubre, 2012 en Reflexiones y vivencias

 

Placer y dolor.

Está condicionado nuestro cerebro para buscar el placer y escapar del dolor.

La experiencia de todos lo confirma.

Y son el deseo y el temor impulsos radicales del cerebro humano que activan constantemente ese movimiento.

Porque aquél es el impulso para repetir el placer y éste es el impulso para evitar el dolor sucedido.

Si bien EL DESEO se escapa de los límites del cerebro. Viene de más allá de él y va más allá de él. VIENE DE LA VIDA Y SE DIRIGE A LO INFINITO.

Lo vemos y experimentamos, sin embargo, en una escasa sección o corte de lo que es. El pequeño “trocito” de nuestra experiencia. Por lo cual muchas veces nos engañamos y no llegamos a la comprensión total.

En nuestra vida efímera son ambos el caballo de batalla. Nos la pasamos buscando al uno y tratando de escapar del otro. No sé si alguien se sale “espontáneamente” de esta regla, si no le ilumina LA CONSCIENCIA.

Se construyeron sobre estos impulsos radicales de la programación del cerebro los conceptos de BIEN Y MAL. Aunque religiones, morales y filosofías trataron de introducir diferentes distinciones entre aquellos y éstos.

Hablaron de “placeres prohibidos” o “irracionales”.

Hablaron de “dolores necesarios”.

Pero hemos de ser nosotr@s mism@s, con nuestra propia luz, quienes entremos en su naturaleza y movimiento PARA COMPRENDER, sin dejarnos llevar de ninguna guía, de ningún conjunto de creencias ni de ideas pronunciadas por otros.

HEMOS DE PERCIBIR EN Y CON NUESTRO PROPIO SER LO QUE AMBOS SON Y SIGNIFICAN EN NUESTRA PROPIA VIDA.   Puesto que son factores radicales del funcionamiento entero de la vida.

La vida que es NUESTRA VIDA, la vida que nosotr@s vivimos y nadie más en lugar nuestro, la vida que hemos de tener en nuestras propias manos y no confiarla ni dejarla A NADIE MÁS…

 

Una mera contemplación de “placer y dolor” nos muestra que ES MÁS PODEROSO el impulso y fuerza del placer que el del dolor.

Y por ello es enormemente superior EL DESEO QUE EL TEMOR.

Sucede, sin embargo, que no pocas personas parecen más regidas por el temor que por el deseo.

¡Aunque debajo del temor está el deseo de liberarse de aquél!

Nadie desea vivir bajo el temor. Son nefastas sus consecuencias.

Medicina, psicología y observación personal lo testan.

El temor genera angustia, ansiedad, estrés,depresión, enfermedades, vivencias penosas, encogimiento de las capacidades, fracaso en el trabajo y en cualquier proyecto vital.

EL TEMOR ES ENEMIGO DE LA VIDA.

Quien vive bajo él, no vive, subsiste de mala manera. Y acorta su propia vida.

Nada apoya la existencia  del temor excepto EL EFECTO ALARMA.

El temor nos avisa del peligro y solamente esto es su sentido.

Pero el temor válido es exactamente ALARMA.

Y la alarma SUENA EN UN MOMENTO.

Deja de ser alarma el timbre o la sirena que está sonando todo el tiempo.

El sentido de la alarma del temor, como el de toda alarma, está en PONER ACCIÓN INMEDIATA QUE PROTEJA DEL PELIGRO.

Lo mismo que abandonas el edificio inmediatamente cuando suena la alarma de incendio. No te quedas allí sintiendo el temor, quedándote paralizado por él. ESO ES POR COMPLETO ENFERMIZO…Y te quemas en el incendio…

¡Sabio es el temor cuando da la alarma y para ello está en nuestro cerebro!

Pero observad, amig@s, QUE ES PUNTUAL.

Una cosa es recibir UNA alarma y otra bien distinta VIVIR SIEMPRE ALARMADOS, VIVIR EN EL TEMOR.

ESO NO ES VIVIR, y –como queda dicho- produce toda clase de daños que nos muestra, además de las ciencias, nuestra propia experiencia.

ALGO BIEN DISTINTO ES VIVIR ALERTA.

SER CONSCIENTES EN CADA MOMENTO DEL VIVIR.

¡PERO SIN TEMOR!

Estar alerta ¡PARA VIVIR CON PLENITUD!

No “estar bajo alarma” ¡PARA VIVIR CON TEMOR!

La mente ha de dirigir y educar al cerebro y no a la inversa.

Se ha dicho secularmente que sea LO RACIONAL lo que vigile el funcionamiento del cerebro.

Pero advertís, amig@s, que ello ES PARCIAL, solamente una de nuestras facultades, y una que está enormemente ligada al pensamiento, a las ideas, a lo abstracto, general e inconcreto.

En cambio LA CONSCIENCIA está presente en todas y en cada una de nuestras facultades. Ella pone en

movimiento TODO NUESTRO SER.

Es, por lo tanto, lo más sensato cambiar el eje, el motor, la dirección de “lo racional” a LO CONSCIENTE.

Y someter el temor a LA CONSCIENCIA. Haciendo DESAPARECER el “temor/estado” y respetando el temor sano, el “temor/alarma”.

Eso es “educar el cerebro”…

 

OTRO ELEMENTO IMPORTANTE existe en el temor.

Su alarma sabia sucede cuando UN PELIGRO que podemos evitar se cierne sobre nosotr@s.

Pero eso no coincide CON CUALQUIER DOLOR.

El cerebro en ello se comporta de modo general y no sabio. Porque HAY DOLORES QUE HEMOS DE RECIBIR Y SOPORTAR.

Lo son de todo tipo: físicos, emocionales, mentales…

Hay personas que –inevitablemente por accidente, o por salvar el resto del organismo- han perdido uno de sus miembros, una mano, un brazo, una pierna, un ojo…

LO HAN DE ASUMIR. No pueden vivir ese dolor como tal el resto de sus vidas. SE HA CONVERTIDO PARA ELLAS EN CONDICIÓN DE VIDA. Han de vivir así y vivir el placer de vivir.

Personas hay que pierden un amor, real o supuesto. La otra persona dejó de amarlas. Esa es la realidad.

¡Y no pueden mantener el temor de que suceda! ¡YA SUCEDIÓ!

Cuando el dolor está presente, NO HAY TEMOR.

HAY DOLOR.

¡Y HEMOS DE BEBER LA COPA DEL DOLOR!

El cerebro no lo sabe, pero “la consciencia” sí.

El dolor recorre nuestro ser y le alerta de cómo estamos siendo, la forma de ser que hemos elegido.

Le señala nuestra jerarquía de valores y los errores que contiene.

Le indica lo que queremos imponer a la realidad en contra de lo que ella es indefectiblemente.

Nos muestra la libertad de los otros, la que no queremos aceptar porque nos duele lo que decide,

porque nos priva de un regalo que antes nos dió.

Queremos nosotr@s ser libres…¡pero cómo nos cuesta que lo sean los demás!

Y el dolor nos lo muestra.

Y ése es un “dolor/maestro”. Nos enseña el camino. Coloca nuestro ser en LA DIRECCIÓN DE LA REALIDAD, la dirección de Lo Sagrado.

Quieren personas encontrar a “Dios”, tener experiencia y vivencia de ´”Ello”…¡Y no lo consiguen!

Es su deseo profundo. Y al no verlo cumplido ¡caen en las garras del temor!

Y quieren ser “otras personas”, las que sí lo han experimentado. No quieren ser ellas mismas.

No se dan cuenta de que SON INSUSTITUIBLES. Aunque no logren comprender por qué no reciben “el don”.

En el inmenso puzle del Universo, cada pieza es única, cada pieza tiene su misión. ACEPTAR LA MISIÓN ES ACEPTAR LO QUE ELLAS SON.

No saben, tal vez, esas personas que han de cruzar por el desierto de “la ausencia de Dios” para aprender ellas mismas el camino y para –al hacerlo- enseñar con sus propios pasos a cuantos no consiguen encontrar AQUELLO.

SU PAPEL CONSISTE EN MOSTRAR EN LA VIDA EL POR QUÉ DE LA AUSENCIA DE DIOS.

Y el camino por el que ha de ser buscado.

Sin envidia ni temor.

Sin exigencia ni angustia.

¡SIN CULPAR!

¡Sin prisa!, porque el tiempo no existe. ¡Todo sucede en el instante!

Cuando abraces, amig@ mí@, tu ser tal cual es, cuando no juzgues ni culpes ni reproches, cuando no quieras entender lo que supera al pensar, cuando percibas que tú no importas, que tu ego no importa, que tu ser entero FORMA PARTE DEL INFINITO TODO…podrás ver el tapiz que miras por el revés y los hilos dorados que dibujan EL SER DE AQUELLO EN TU PROPIO SER…

Y sabrás en las fibras de tu ser lo que Juan, el discípulo amado de Jesús, formuló para todos los tiempos:

EL AMOR ECHA FUERA EL TEMOR…

 

Y entonces, mi querid@ amig@, verás cómo en tu vida resplandecen el placer y el deseo, el deseo que viene de La Vida y camina al Infinito.

Cada brizna de hierba, cada hoja del árbol, cada nube del cielo, cada sonrisa del niño, cada arruga del anciano, cada hora del día o de la noche TE MOSTRARÁN AQUELLO…¡JUSTO CUANDO DEJAS DE BUSCARLO!…¡JUSTO CUANDO ACEPTAS SIN EXCUSA NI JUSTIFICACIÓN!…¡JUSTO CUANDO OLVIDAS EL PENSAR QUE TE MANTIENE EN EL EGO!

 

Advertirás, amig@ mí@, que no tenías que irte a ninguna parte, que ya habías llegado, que te puedes abandonar sin red de razones ni pensamientos, que te puedes arrojar a Sus Brazos, que te está llevando en Ellos sin que tú lo supieras, que precisamente tienes que “no saber”, y que exactamente ahí llegarás a donde expresó Juan de la Cruz:

“Y quedéme, no sabiendo,

toda ciencia trascendiendo”…

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 23 octubre, 2012 en Reflexiones y vivencias