RSS

Archivos Mensuales: julio 2012

El movimiento en la quietud de la mente.

Todo es movimiento, no cabe duda.
Ni siquiera lo que ha muerto se queda quieto: se corrompe, se disgrega.
El Universo entero se expande más y más cada minuto.
Varía en la tierra el contenido de sus estaciones, las que repite sin cesar porque gira siempre en torno al sol. Y varía el espacio que lo está estrenando cada vez por la ampliación del Universo…
Todo está siempre en movimiento.
El viejo filósofo griego, Heráclito, lo supo: “No te bañarás dos veces en el mismo río”…
Y, sin embargo, hablamos a veces de “quietud de la mente”.
La visión opuesta a la de Heráclito la representó Parménides, pensando en “el ser mazacote”, inmóvil, siempre igual a sí mismo.
Si le buscamos las “cosquillas sociales e intelectuales” a esta visión, es la más apta para quienes no quieren que cambie nada.
Que estén siempre arriba los de arriba.
Que se produzca siempre la “explotación del hombre por el hombre”.
Que la autoridad se considere “sagrada” e inmutable…
¡”Los parmenidianos”!
Y luego hay grandes masas, la inmensa mayoría, los de abajo, los que tiran del carro y les arrean, los que se sienten hartos, los que no llegan a fin de mes, los que se mueren de hambre porque les han echado de las tierras que cultivaban, como todas esas poblaciones africanas…
¡Los que desean que todo cambie!…”Los heraclitianos”…
Llegan ellos a pensar que da igual de qué cambio se trate. ¡Peor no va a ser!…
Si se hubieran llegado a dar cuenta de la vida que les esperaba al llegar a este planeta, habrían dicho “ME VUELVO!”…A no ser que sus sabias almas lo hubieran decidido antes de venir para vivir esas experiencias…
Y lo que se preguntan todo el tiempo es si van a seguir tal modo de vivir, parmenidianamente, siempre igual, o si se van a producir novedades, si todo será siempre diferente…
Al menos EL MODO DE VIVIRLO.
Porque los grandes desalmados del mundo, los que crean la pobreza y el despojo, están ahí “atornillados”.
No habrá, entretanto, diferencia en EL QUÉ se vive,
sólo será posible en CÓMO VIVIRLO…

AHÍ ENTRA LA MENTE.
Cómo vivas la privación y el sufrimiento, la injusticia y el abuso.
Rabia, ira, violencia, revolución han sido las respuestas tradicionales.
EXPLOSIÓN.
Y el hecho es que todo ello se ha “PARMENIZADO” después de las explosiones…
Puede que, en vez de lo de siempre, en vez de la rabia, la violencia y la explosión, se haga un intento diferente:
LA IMPLOSIÓN.
Dedicar toda la energía a producir EL CAMBIO INTERIOR, EL CAMBIO DE LA MENTE.
Se creerán los parmenidianos que todo sigue igual.
Pero se estará produciendo otro movimiento diferente. Distinto de los de siempre. Heraclitiano.
Y los otros SE QUEDARÁN ATRÁS…

En la quietud del lago interior de la mente humana, se producirá un movimiento muy especial:
Paz en vez de guerra.
Serenidad en vez de rabia.
Aprendizaje en vez de reacciones.
Acción total en vez de las parciales acciones.
TRANSFORMACIÓN EN VEZ DE SIMPLES CAMBIOS…
UN MOVIMIENTO NUEVO QUE SORPRENDA POR COMPLETO A LOS DE SIEMPRE.
UN MOVIMIENTO CAPAZ DE CREAR.
LA MANIFESTACIÓN DEL AMOR DESDE LA SABIA QUIETUD DE LA MENTE…

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en 31 julio, 2012 en Reflexiones y vivencias

 

Sé menos cada día.

¡Pero encima no he llegado aún a no saber nada como logró el sabio de Grecia!
“Sólo sé que no sé nada”.
¿Es una simpleza o es sabiduría?
“Tronco, no digas”…dirían algunos…
“Me parece simple”…otros.
“Me intriga pero no llego a ver”…otros más.
“¡Hombre, algo sabemos”…los de allá.
“Eso es muy profundo”…algunos.
“Liberarse del pensamiento”…los de la New Age.
Y finalmente me encuentro conmigo mismo y NOTO, PERCIBO que cada día siento que menos sé…
Tiempo ha que no leo ningún libro. Veo mal. En el ordenador puedo corregir el tamaño de la letra. Aun así me fatigo…
Y también es cierto que no experimento la necesidad de leer como la experimenté en otros tiempos.
No se me ocurre pensar que esto sea ni mejor ni peor, porque tampoco eso (como dirían jóvenes) “me enrolla”. Me da igual que sea “mejor o peor”.
Sencillamente “es” y ya está.
Alguna cosa leo que me envían por mail o “ruedas de reenvío”, como comenté en pasado día.
También siento que se han producido ya en la historia humana sobrados mensajes de vida.
Frases del Maestro Jesús o del Iluminado Buda…
Otras más a lo largo del tiempo…
El maestro K. en el pasado siglo…
Frases de sobra para aprender la esencia del vivir.
Y no pocas veces me he preguntado para qué seguir leyendo, para qué acumular más frases, más palabras…
Y para qué escribirlas yo…
Y, sin embargo, he celebrado haber escrito 500 artículos…Muy escasa celebración, la verdad…¿Han servido para algo? ¿Tuvieron sentido o “fueron polvo enamorado”?…
Sinceramente, no lo sé.
Tampoco sé qué es útil para nuestro ser interior.
Puede ser que lo estés intentando de una manera y sea de otra diferente por completo.
Tal vez estés trazando sin darte cuenta un camino, y creías saber que no hay camino.
Y tampoco sabes por dónde vas, ni si vas o te has quedado, o estás retrocediendo…
Y tal vez sea lo peor (o lo mejor)…¡que no te importa!.
Tampoco sabes si es ya escaso tu tiempo en este escenario que te han escogido y que llamamos Tierra.
No deseas marchar de aquí. Porque hay personas que amas y que imaginas que “te necesitan”, aunque tampoco sabemos nunca dónde empieza la necesidad…Y porque esta tierra es muy bella…Y esos montes y colinas y esas nubes decoradas por el sol…
Aunque cada día está siendo profanada esta Madre Tierra por nuestra barbarie humana…
Y a veces añades a ello tu propia barbarie…
Aquellas personas y todo ésto le dan sentido a quedarte aquí…
Podría ser que hasta lo diera la barbarie. Porque también es mía. Aunque no sepa tampoco qué hacer con ella, si es que algo tengo que hacer.
Porque me suena que estamos aquí solamente para contemplar. Verlo todo. Experimentarlo todo. Vivirlo todo…Darnos cuenta…porque si no nos damos cuenta ni siquiera llegamos a enterarnos de que vivimos ni qué vivimos.
¡Aunque resulta que tampoco sabemos eso!…¿Acaso lo que sucede no sucede si no nos enteramos?…¿Y acaso ello no produce en nuestro ser lo que no sabemos?…
Y cada día vas caminando sin saber por dónde caminas.
Cada día sabiendo que más ignoras.
Aunque aún no hayas llegado a saber que nada sabes. Aunque tu mente no esté aún vacía para que quepa todo. Ser ese gran espacio que se genera al crecer el Universo…La inmensidad de lo vacío…
Parece ser que puedes intentar percibir la resistencia que generas a lo que ahí está, a los seres , a lo que dicen, a lo que hacen, a aquello que desean o que temen.
Puedes intentar ser el vacío.
Para poder llenarte de todo.
Si nada sabes, a nada te opones.
Ni al cardo ni al gusano ni a la sierpe ni al león ni al cordero ni al halcón…
Ni al que grita ni al que calla ni al pega ni al que sufre ni al que mata ni al que vive…
Pues sucede que ahí están.
Sucede que el Universo está permitiendo que estén ahí.
Y como tú no sabes, nada puedes decir sino solamente recibirlo. Contemplarlo. Sin juicio alguno, por supuesto, porque para juzgar hay que saber o creer que sabes…Y tú sabes que cada día menos sabes…Y no puedes juzgar ni tampoco comparar porque, sin juicio, no existe comparación.
Ni tampoco te es posible CALIFICAR…”Esto es bueno/ esto es malo…Esto positivo/ aquello negativo”… Lo negativo ahora, resulta que luego se torna positivo…La destrucción se vuelve creación…¡Y tú qué sabes!…
Tal vez adviertes que te está quedando casi solamente el orgullo de no saber. ¡Paradójico orgullo! Aun de la nada puede un ser humano sentirse orgulloso…Porque todavía está ahí ese no sé qué de sentirse centro.
Que se agarra más que una lapa y que el superglue…
Que está clamando su deseo de CONOCER.
Y CONTROLAR…
Pero parece que te estás abandonando…
Si te abandonas ni conoces ni controlas…
Te vas convirtiendo en invisible compañía…
En eco sin sonido…
En NADA…
Una lectora, benévola, me da las gracias por permitir que convivan en este blog miradas diferentes.
¡Cómo no hacerlo si estoy aprendiendo que nada sé!…
Y allá, muy abajo de ti, muy leve, casi inaudible, parece que se escucha aún, de incomprensible manera, un no sé qué que balbuciendo dice:
“DE ESTA MANERA PODRÁS LLEGAR A SERLO TODO”…

 
2 comentarios

Publicado por en 30 julio, 2012 en Sin categoría

 

Qué quiero decir afirmando que el amor no se puede demostrar.

Me indican que la frase puede ser equívoca, que podría manifestar que el amor es solamente interior e invisible. Y no es esa mi pretensión.

Sin duda alguna, quien tiene profundo afecto, quien puede decir incluso que ama (que es algo que se sale de lo meramente humano, desde mi punto de vista), LO QUE TIENE DENTRO LO MUESTRA AL EXTERIOR.

“Lo interno es lo externo y lo externo es lo interno”, decía el maestro Krishnamurti.

Carece de sentido aludir a “intenciones internas” que no se muestran en la conducta exterior.

Vale aquí el viejo refrán de que “el infierno está lleno de buenas intenciones”…sin afirmar, desde luego,  que exista ningún infierno.

En el extremo total de la discrepancia entre lo interno y lo externo, se sitúan precisamente “los maltratadores” que –como hace poco escribí- llevan al sarcasmo más terrible y letal la idea de que “aman a la mujer que matan”.

En terrenos “menores”, el de tantas y tantas parejas que “se quieren más o menos”, o incluso entre aquellas en las que se producen juegos psicológicos en fases primarias, existe también esa incongruencia entre lo interno y lo externo.

La conducta no manifiesta sentimientos profundos.

No indica un verdadero querer. Ni siquiera a los escasos ojos humanos. Hay un conjunto de emociones plenamente egocéntricas, hay distancia entre las personas, hay diferentes intereses, ausencia honda y sincera de unidad…

Lo externo es lo interno. Y también al revés…

Por todo ello, cuando afirmo que el amor no se puede “demostrar”, no estoy poniendo en cuestión ni duda la relación directa y necesaria entre ambas dimensiones.

Revivo esa imagen hogareña en la que –pongamos ella- le dice a él:  “tú ya no me quieres”.

Y que él responde “¡no digas bobadas!…pues claro que te quiero…”

Ella nota que él…

En realidad él nota que…

Y se dicen que pasa la pasión, que eso es lo normal, que no se pueden mantener “los excesos emocionales” del comienzo, que en el fondo se quieren más aunque no se note, que se llega a una cierta madurez…

Donde está sucediendo realmente que el déficit interno se está mostrando en el vivir exterior.

PERO SE MANTIENE LA HIPOCRESIA.

Y luego se le añade LA CONFORMIDAD.

Ya no se siente que destelle el amor. La pátina gris de las rutinas lo ha cubierto. Pero se intenta justificar. “Es lo que pasa al cabo de un tiempo”…”Es que no se puede mantener aquella intensidad”…”Al fín y al cabo tenemos otras cosas”…”¡Aunque no nos rasguen el alma!”…

Y yo siento, amig@s mí@s, que “el amor deteriorado” NO ES AMOR.

Y que aquél que se tuvo, puesto que se ha deteriorado, ¡tampoco lo era!

Siempre digo que tan sólo era el cóctel de hormonas cerebrales. Aunque ellos convencidos estaban de que era amor.

¡Y DEMOSTRÓ EL TIEMPO QUE NO LO ERA!

Tristemente eso sí se puede demostrar.

Amor que se ha tornado gris, ya no es amor.

Amor deteriorado es casi un trasto inútil…Y se va cargando con él como con tantas cosas que no se usan se almacenan en casa…

 

No, no hablo de ese amor cuando digo que no se puede demostrar.

¡Intento aludir al que será casi seguro el más verdadero amor!

Ese amor que se halla unido a la Verdad.

Que no teme decirla. Ni proclamarla.

Amor que puede denunciar la falsedad.

Ese amor que sobrepasa la muerte. Que no se extingue.

Ese amor que, quien lo tiene, duda de tenerlo PORQUE SIEMPRE PIDE MÁS y se siente que nunca has llegado a él.

Ese amor que persigue por los rincones al egoísmo.

Ese amor que se achaca a sí mismo que es poco generoso. O poco comprensivo. O poco entregado. Porque es capaz de romper en pedazos LA MEDIDA y que, por ello, contiene en sí UNA EXIGENCIA INFINITA.

Aquél que, quien ama, duda tener. Ese amor que no difiere de lo que es el AMOR INMENSO, EL INFINITO AMOR, EL AMOR QUE SOBREPASA TODO LO HUMANO…

EL QUE , A SÍ MISM@,  NO SE LO PUEDE DEMOSTRAR…

 

 

 

 
2 comentarios

Publicado por en 27 julio, 2012 en Sin categoría

 

Sufrir por engaño en el amor.

Creías que alguien te amaba.
Con total convencimiento.
Te daba cuantas muestras y pruebas se pueden esperar.
Parecía imposible por completo, tras mil demostraciones, tras pasado mucho tiempo, que esa persona no te amase.
Y tú la amaste a ella.
Ni se te pudo pasar por la mente que EL AMOR NO SE PUEDE DEMOSTRAR.
¿Más motivos, más razones, más “pruebas” en el comportamiento exterior que las ya recibidas?
No convencerse por completo te habría parecido una enorme desconfianza.
Y no te quedaron dudas…
Por eso te derrumbaste cuando un día, de la noche a la mañana, surgió algo que lo cambió todo, lo deshizo todo.
Esa persona rompió contigo.
Y lo hizo, además, de malos modos.
Creíste alucinar.
Te parecía estar delante de una persona desconocida, la que durante años te trató con delicadeza y exquisitez.
La que parecía imposible explicar su comportamiento contigo excepto por un motivo: Que te amaba.
Y sus palabras, su tono, su mirada…¡fueron desconocidas!
Nada mostraba amor.
Manifestaba frialdad y dureza solamente.
Si lo hubieran abducido y hubiesen colocado a otra persona con su misma apariencia, pero con otra mente y otro corazón, no habría sido mayor tu sorpresa y derrumbamiento.
Pero siguió adelante y se fue.
No sin decir muchas cosas dolorosas, no sin declararte egoísta…
Después, tú te sumiste en la tristeza.
Solo sabías y sentías que habías estado años creyendo en el amor de esa persona y amándola,
y que ahora solamente te quedaban cenizas entre los dedos…
No hubo tormentas previas, no hubo riñas, no hubo desacuerdos.
Fue como caer un rayo desde un cielo sin nubes…
¿Y tú qué podías hacer?
Hundirte en la tristeza, en la depresión, en el sufrimiento.
Caminar ausente por la calle.
Llorar sin tregua…
¿Cómo había sido posible tanto engaño?
¿Cómo se derrumbó el castillo de la noche a la mañana?…

No veías forma de consuelo ni forma de olvido.
Por más que querías echarle de tus pensamientos y de tu corazón, todo era imposible.
Te asaltaba vez tras vez…
Y entonces hablamos.
Y comenzamos a tratar de iluminar tu panorama.
Te preguntaba los motivos de tu reacción.
Me señalabas –como algo obvio- los hechos que te habían sucedido. ¡Esos eran los motivos!
Te decía que los hechos son solamente “la ocasión”, que no el motivo ni la causa. Claro está que, sin los hechos, no hay ocasión de reacción.
Pero las emociones las producimos nosotros.
Otras personas reaccionan de diferentes maneras.
Se llenan, por ejemplo, de rabia y de ira. Desean hacer daño a la otra persona… Vengarse…Extender por todas partes la historia denigrando al autor del hecho…
Tener esas concretas emociones que tienes, VIENE DE TI, NO DE LOS HECHOS.
Es de tu manera de ser, de los motivos que se guardan en tu subconsciente.
Tu tristeza, la imposibilidad de dejar de pensar en la persona, tu distracción del resto de las cosas de la vida…
ESO HAS DE MIRAR.
Eso es lo que produce tu comportamiento.
Has de dejar que tus emociones se expandan, observarlas.
No ponerte a pensar en ellas, sino observarlas en tanto que se despliegan.
Irán llevándote de la mano.
Empezarán a aparecer otras y otras…
Solamente tú sabrás cuáles son, porque tus emociones no responden a un cuadro establecido.
Verás qué está implicado tu propio yo.
Si has sentido o no humillación.
Si te aparece algo como “con mi comportamiento con él, con todo lo que le amaba, con todo lo que le dí…¿cómo es posible?”…
Y sientes “injusticia”…
Y sientes que él no fue leal, ni respondió a lo que tú diste…
Y te sale el deseo de “culparle”.
De “pensar mal de él”…
Y tal vez observas también que tú no te merecías tal respuesta.
Y no te sientes bien contigo.
Y puede que empieces a considerarte una persona tonta, que a otra tal vez no la habrían engañado.
Quizás inquieras por qué la vida te ha traído esto, por qué tú.
Y pensar, de nuevo, que tú no lo te lo merecías…
En este despliegue podrás ver que EN REALIDAD, ahí dentro de ti, NO QUIERES DESPRENDERTE de la felicidad que sentías.
Que TE RESISTES a que desaparezca en el pasado, aunque sabes perfectamente que es cierto y real que ha desaparecido.
Y percibes la paradoja entre tu consciente que desea olvidar y que desaparezcan de ti hasta las últimas huellas de aquel falso amor, y el fondo de ti, tu subconsciente, QUE NO LO QUIERE SOLTAR, que quiere prolongar esa realidad perdida y ,por ello, SE EMPEÑA EN LA MEMORIA.
Y te vuelven las imágenes. Y te vuelven las situaciones. Y no encuentras aliciente en lo que estás viviendo ahora…
En ese mundo del fondo de ti se está lidiando la batalla.
Crees que quieres terminar con ello, pero no es verdad.
EN REALIDAD NO QUIERES.
Y mientras ese deseo arraigado en ti no se disuelva, todo va a seguir igual para ti.
El pasado pasó, la realidad pasó, aquel falso amor desapareció en el sumidero del egoísmo de esa persona…Y SÓLO TÚ TE EMPEÑAS EN QUE SIGA.
La solución es por completo tuya.
Los hechos reales ya no significan nada porque ahora son otros, ahora ya no tienen nada que ver contigo.
ESE TREN PASÓ Y NO VUELVE.
Solamente tú apareces en la estación de la vida
empeñada en que vuelva a pasar, mientras el jefe de estación se pregunta qué haces allí, cuando ya no pasan trenes…
Y entretanto ¡te estás perdiendo los demás, los que sí pasan!
Hay muchos.
Unos son de cercanías, alguno de largo recorrido…
¡Pero esos están pasando!
¿QUÉ VAS A HACER?
¿ACEPTARÁS LOS HORARIOS DE TU ESTACIÓN DE LA VIDA?
¿O SEGUIRÁS EMPEÑADA, AFERRADA, A QUE PASE DE NUEVO EL TREN QUE SE FUE PARA NO VOLVER?

 
4 comentarios

Publicado por en 26 julio, 2012 en Reflexiones y vivencias

 

Recibo una “rueda” de reenvío…

Me llega al correo una de esas “ruedas” para reenviar a cuantas personas puedas.
Pide que lancemos al Universo nuestro pensamiento positivo para cambiar la penosa situación de nuestro país…Y de todo el mundo.
Invoca a la física cuántica, no a alguna “creencia” religiosa.
Por aquello de “la indeterminación de todas las posibilidades”.
El “gato” que está al tiempo vivo y al tiempo muerto…El gato de Schrödinger…Que no lo citan…
Y nos piden lanzar la energía de nuestro pensamiento para que se produzca la posibilidad feliz, la opción deseada para todos…
Pretende apoyarse en una mezcla de “pensamiento positivo” y teorías de la física cuántica. Enlazarlas las dos.
Siendo el pensamiento el que active las posibilidades indeterminadas…
La física cuántica es teoría científica y –siguiendo sus parámetros- este mismo mes se ha anunciado el casi cierto hallazgo del “bosón de Higgs”, una buscada partícula que el último experimento del CERN en Suiza parece haber validado.
No es, ciertamente, como se afirma en “la rueda”, una creencia religiosa.
Y es en el presente la teoría estándar a través de la cual se están interpretando las realidades cósmicas de la materia luminosa. NO todo el Universo…
Tiene, pues, crédito científico dentro del campo en el que se emplea. Pero el campo no es total.
Enlazar esta teoría con “el pensamiento positivo” tiene una cierta coherencia.
Y que “la rueda” nos pida que usemos el nuestro para activar las posibilidades deseadas, tiene su lógica, pero adolece de limitaciones significativas desde mi punto de vista.
Olvidan los autores algo importante:
EL PENSAMIENTO ES LO MÁS SUPERFICIAL DEL CEREBRO HUMANO.
Ya hace tiempo que corre la teoría del “pensamiento positivo”. Y se ha empleado de maneras diferentes.
Se ha usado hasta para hacerse millonario.
Dando por hecho que el pensamiento tiene tal poder.
Se enlazó con “la ley de la atracción”. Considerándola una ley cósmica.
Y el pensamiento siendo esa atracción hacia los sujetos que la empleaban.
Hubo también –los menos- quienes expresaron que, en el fondo, tal ley y tal atracción no eran otra cosa que LA FUERZA DEL AMOR.
En cuyo caso ya no se trataba del “pensamiento”, sino de esa otra ENERGÍA.
Y por tanto, no se trata de PENSAR, sino de AMAR.
Es engañoso recurrir a la palabra “pensamiento”, porque quien lo hace puede no albergar nada de amor dentro de sí.
Lo convierte (desde mi punto de vista) en una simpleza.
Algo, sin duda, muy comercial, que augura un éxito fácil.
Y por ello se difunde también muy fácilmente…

No es incoherente con las teorías de la física cuántica la existencia de La Mente Universal.
Y es posible llegar a afirmarla por percepción de la consciencia, no por deducciones ciertas de la razón o pensamiento.
Tal Mente (para mí ciertamente existente) es Sagrada.
De una inmensidad y magnificencia increíbles.
Y está inundada de Amor, animada y vivificada por Él.
Ella NO ES El Amor Infinito.
Después de Ella, más allá de Ella, está El Velo del Silencio que la separa de La Fuente Infinita, del Infinito Amor.
Pero para la pequeñez que somos los humanos, el Amor que contiene nos puede resultar “como infinito”.
Nuestra relación con La Mente Universal ha de ser indudablemente “amorosa”.
NO DE PENSAMIENTO.
Y es –desde mi punto de vista- LA RELACIÓN AMOROSA la que fundamenta y justifica QUE LANCEMOS ALLÁ ESOS DESEOS DE PAZ, JUSTICIA Y BIEN para nosotr@s mism@s, nuestro país y el mundo entero…
ES INVISIBLE LA MENTE UNIVERSAL.
Lo cual es lógico y coherente y no hay que establecer “creencia” en Ella.
Como tampoco la establecen los científicos cuando son conscientes de que solamente el 4% del Universo es visible, es la “materia luminosa” que conocemos.
Y el resto ES INVISIBLE Y DESCONOCIDO.
¡PERO EXISTE, ESTÁ AHÍ!…

Si esa “rueda” se comprende de esta manera, me puedo sumar a ella, amig@s mí@s…

 
4 comentarios

Publicado por en 25 julio, 2012 en Sin categoría

 

Sexo, sexo, sexo…

Tengo entendido, amig@s, que es la palabra más buscada en internet.
Y parece ser también lo más buscado –ya de manera física- por increíbles masas de hombres y mujeres.
Ya cité una canción que consistía en: “Saludo…Invitación inmediata a hacer sexo”.
Decía la canción “hacer el amor”.
Pero me parece obvio que la expresión real era la otra…
“Nos decimos “hola” y nos acostamos”…
Hay un importante libro psicológico de Eric Berne, que se titula: “¿Qué dice Vd. después de decir hola?”.
Descubre él todo el entramado de una vida a partir de lo que se dice después.
Pero parece que en una enorme multitud de casos, el asunto se ha simplificado de manera notable.
“Hola”…y ¡a la cama!…
Parece ser que hace unos años (tampoco muchos) era éste el deseo de los varones.
Habían de guardar, sin embargo, determinados tiempos y rituales para lograrlo.
La mujer le daba un especial sentido y valor a la entrega sexual.
“La llave mágica” era su convencimiento del enamoramiento mutuo.
Tenían entonces los varones una “ética de las palabras”. Cuidaban mucho decir “te quiero”.
Hasta lo evitaban si no lo sentían.
Considerábase “sinvergüenza” quien lo usaba por puro interés sexual.
Y, en todo caso, resultaban imprescindibles “los adornos”.
Rituales de cortejo.
Que los tienen todos los mamíferos y los siguen exactamente.
Aunque no fuera necesario llegar al arte de seducción de D. Juan Tenorio con Dª Inés, existía y se cuidaba el ritual de la seducción…
¡Pero parece que las cosas han cambiado!
Ahora también las mujeres buscan directamente el sexo, por lo que escucho.
La trancha de edades por debajo de la cuarentena.
Aparte de las que busquen una aventura por encima de ella.
No falta el incentivo de los anuncios. En mi ordenador aparece en un margen uno que incita constantemente a “la infidelidad”…¡que ya no es pecado! comunica el anuncio…
¡No digamos entre solteros!
“Hola…Sexo…Luego se verá si puede existir algo más”…
Parten, sin duda, de la suposición de que el sexo llevará al afecto y quizás al amor.
Al revés de cómo era hace no mucho tiempo.
Al revés de los anteriores “rituales”.
¡Atajar!…puede que eso sea lo que piensan…
“Si no funciona bien el sexo, deducen que no podrá haber afecto ni amor”…
Y me temo que entran de este modo en un círculo al revés.
Porque el sexo, por sí mismo y sin ahondar en él, ES PLACER.
Y el placer, sin duda alguna, responde a la llamada del DESEO. El deseo pretende la repetición del placer. Es cuanto busca.
SOLAMENTE CUANDO EL DESEO ES INFINITO, COINCIDE CON EL AMOR.
¡Pero eso son palabras MUY mayores!
No existe tal deseo en un “Hola…¿nos acostamos?”.
Podría surgir un cierto afecto en el hecho de proporcionarse mutuamente placer. “Compañeros de juegos”.
“Tú me das placer, yo te lo doy”, hay un intercambio.
Y puede no surgir absolutamente nada.
Satisfecho el deseo, deja de interesar la relación.
PORQUE UNA RELACIÓN PERSONAL ES MÁS QUE UN DESEO.
El hecho nada infrecuente es que así sucede.
Y luego, si te he visto no me acuerdo…
Resulta que el orden de los factores SÍ ALTERA EL PRODUCTO.
Y resulta que EL SEXO MISMO NO ES IGUAL.
Ni es el mismo el orgasmo ni es la misma la vivencia.
Ni es el mismo el “orgasmo comprado” ni el consentido mutuamente cuando SÓLO SE BUSCA EL PLACER.
La diferencia puede ser…¡INMENSA, INMEDIBLE!…
Porque cuando ya existe el afecto, y si llegara a existir AMOR, por de pronto se cambia el placer POR EL GOZO.
El gozo no es placer, sino mucho más.
Porque el gozo procede DE LA ENTREGA, no de LA POSESIÓN.
El placer busca en el cuerpo del otro, el gozo se pierde en el ser del otro.
El placer se queda en la experiencia corporal.
El gozo llega al ser mismo del otro ser.
El gozo desborda sentimientos y emociones, el gozo unifica a los dos seres.
El placer mantiene al ego firme en sus controles, disfruta la experiencia para sí mismo. No puede “salir de los chakras”, se queda dentro de sí mismo.
El gozo recorre todos los chakras, mueve la energía
y salta ella por el chakra corona a fundirse con el Universo.
¡Vivencia que desborda inmensamente cualquier “experiencia sexual”!
¡PERDERSE POR COMPLETO, FUNDIRSE CON EL OTRO Y CON EL PROPIO UNIVERSO!
Cuando tal vivencia sucede, SE SUPERA LA MUERTE.
Es tal que se podría un@ morir a continuación en la seguridad total y en la embriaguez del AMOR.
Ni temor, ni ego, ni control, ni limitación de la inmensidad de la experiencia…
MÁS ALLÁ DE LA VIDA Y DE LA MUERTE…
Amig@s mí@s, no es fantasía ni exageración lo que estoy diciendo.
LO SÉ. ME CONSTA…
Pero lo lamento, esa vivencia le está vedada a quien solamente sigue el dictado del deseo a la búsqueda de su propio placer.
Esa es la naturaleza de las cosas, no es una prescripción moral ni una prohibición de nadie.
Ni siquiera personas que “se quieren” la llegan a experimentar si no llegan “a perderse en el amor”…
Si ahora es cierto que hombres y mujeres buscáis el sexo de ese modo que antes describí, libres sois de hacerlo si ambos sin engaño y con acuerdo así lo decidís.
Mas conocéos un poco a vosotr@s mism@s, conoced la naturaleza del deseo y conoced su dinámica y sus límites.
Si es que queréis encontrar en vuestra búsqueda algo que desborde la experiencia encerrada en un@ mism@.
No le pidáis al puro encuentro físico más de lo que es y de lo que puede dar…¡Si no queréis engañaros a vosotr@s mism@s, claro está!
Que también existen no pocas personas (más de las imaginadas) que prefieren mantenerse en el engaño con tal de no salirse de su rutina establecida y ponerse a explorar otras regiones.
Por mucho que busquéis de esa manera y por ese camino EXPERIENCIA EXCEPCIONAL, me temo que no la vais a encontrar.
Un día será “más satisfactorio” el sexo que otro. Un día hasta puede resultar “magnífico”, cuando concurren las circunstancias –sobre todo internas- adecuadas.
Pero no podrá salirse de su naturaleza de “aplacar el deseo con el placer”.
Investigad un poco, si queréis, dentro de vosotr@s mism@s.
Y me parece que os sorprenderán los resultados…

 
2 comentarios

Publicado por en 24 julio, 2012 en Sin categoría

 

Quinientos artículos

El pasado día se cumplieron.
Hoy desbordo el número…
Entre muy pocas personas enuncié un pequeño festejo. Solamente formular el hecho.
Ya sé que no es nada este número si pienso en escritores profesionales.
Pero yo no lo soy.
Empecé por la sugerencia de una amiga este mes hará dos años.
Me empecé a comunicar con vosotr@s, amig@s que me leéis.
Y casi cada día abro mi corazón para deciros algo.
La mayor parte de las veces sin saber de antemano de qué os voy a hablar.
Sin consultar jamás ningún libro. Solamente mi interior. Aunque a veces la memoria me trae recuerdos de cosas ya dichas.
Afrontando lo que me llega AHORA, el ahora que viene de fuera de mí y el ahora de dentro de mí.
Una guitarra que añade su resonancia a la realidad que pulsa las cuerdas.
Intentando poner voz al concierto de la vida.
VIVIENDO AHORA, como aparece en mi portada.
Solamente mostrándolo, sin ninguna pretensión.
Que no intento que seáis much@s quienes me leáis. Ni siquiera miro la estadística que me prestan los editores.
Dije que si sólo hubiera una persona y le llegara, leyéndome, algo luminoso a su vida, me daba por satisfecho.
No pretendo hacer “escuela”, ni enseñar siquiera.
Ni generar movimientos.
No siento esa importancia de mí mismo.
Me da satisfacción el simple hecho de comunicar.
Y no pocas veces siento que lanzarlo al Universo ya es suficiente. Porque no siento que en Él se pierda…
Escribí un día sobre “la tumba de la utilidad”.
Y no la busco.
Ni siquiera en lo que llaman “el mundo del espíritu”.
Porque siento que el amor no tiene ningún motivo, ni pretende logros ni objetivos.
ES PORQUE SÍ.
ES EL PURO HECHO.
SIN CAUSAS NI MOTIVOS…
Somos nosotr@s quienes los tenemos y buscamos.
ÉL SENCILLAMENTE ES.
Y por ello te puedes sumir en Él, sumergirte y ahogarte.
Desaparecer del todo, y convertirte por ello mismo en todo.
¡Y resulta que es el gozo perfecto!
Sin buscar nada, sin lograr nada…
Decía el filósofo que “la nada es el velo del Ser”.
Decía el maestro K. que “el Silencio está antes de poder llegar a Él”…

PERO DE NINGÚN MODO PENSÉIS QUE ESCRIBO POR AMOR PURO.
Tengo motivos para hacerlo aunque no esté buscando “la utilidad”.
Soy un jubilado y me entretiene escribir y me es agradable. Disfruto, me lo paso bien haciéndolo.
Me resulta también una forma de meditar.
Escribo lento. Pondero las palabras y sus significados.
Voy siendo consciente de lo que formulo, nada digo al albur.
Si pensamientos son los que expreso, los procuro expresar con precisión y atento a que sean sólidos y rectos.
Si emociones, que estén realmente en mi corazón, sin modificarlos para no caer en aquello que Ortega y Gasset decía de la poesía, de ser “voluntad de fingimiento”.
Si algo que he descubierto y visto en mi consciencia, cuido en especial los términos para que se separen lo menos posible de “lo visto”.
PORQUE NUNCA LA PALABRA ES LA VISIÓN.
SIEMPRE HAY QUE SALTAR MÁS ALLÁ DE ELLAS PARA ENCONTRARSE CON LA REALIDAD…
Si a alguien cito, previamente a hacerlo he procurado comprobarlo, en la experiencia, en la vivencia o en la consciencia.
Nada os digo que yo no lo sienta en el campo ilimitado de la Verdad.
Lo cual nada os garantiza a vosotr@s, PORQUE LA VERDAD NO EXISTE HASTA QUE NO SE FORMA EN LO PROFUNDO DE NOSOTR@S MISM@S.
La Verdad no se encuentra en las palabras, no reside en los mensajes.
No es posible aferrarse a ninguna fórmula, no existen “dogmas”.
EL PENSAMIENTO NO PUEDE INTRODUCIRLA NI ENCERRARLA EN SU ACCIÓN NI EN SU NATURALEZA.
Por ello no podréis encontrar la Verdad en mis palabras, por más que yo me esfuerce.
LA VERDAD APARECE Y SE CREA EN EL INTERIOR, MÁS ALLÁ DE LAS PALABRAS.
La Verdad no se mantiene en ninguna formulación.
Si hoy -¡atravesando las palabras!- has visto algo de la Verdad, esa misma expresión más tarde o mañana puede no transportar ya la Verdad para ti.
EL LUGAR DE LA VERDAD ES EL AHORA.
EL HALLAZGO DE LA VERDAD ES UN ENCUENTRO PERSONAL…
“La Verdad es una tierra sin caminos”, decía el maestro K.
Son todas éstas, afirmaciones que cuestionan la tradición milenaria de la humanidad y todas las religiones.
Son una enorme ruptura con el pasado. Soy muy consciente de ello.
Abandonar un barco que ya ha mostrado siglo tras siglo que ni navega ni conduce a ninguna parte, porque sigue siendo la humanidad lo mismo de siempre.
NO SE HA TRANSFORMADO.
Continúa ese subconsciente que portamos todos
conteniendo la misma barbarie.
Es una CARRETERA CORTADA por la que no vamos a ningún sitio, y menos aún A UN SITIO NUEVO.
Einstein decía –más o menos- que “locura es repetir vez tras vez las mismas soluciones ineficaces”.
¡Y lleva la humanidad milenios repitiendo el camino del pensamiento para resolverse a sí misma!
Aun poniendo que no sepamos ni tengamos confianza en esta otra solución, la del “darse cuenta”, “la consciencia”, ¡SE SALE AL MENOS DE LA REPETICIÓN!.
Parece que la sensatez habría de abonar probarla.
¡IR A LO QUE REALMENTE ES NUEVO EN NUESTRA HISTORIA!…

Por estas sendas, amig@s, he tratado de caminar y comunicarme con vosotr@s.
Ni me mostraré satisfecho de ello ni por ello he de disculparme.
Sí puedo decir que he creado con vosotr@s un vínculo de amistad, que así os siento.
Que compartir sinceramente asuntos personales e interiores, me parece amistad.
Y eso ha sucedido a lo largo de estos quinientos artículos, durante estos dos últimos años de mi vida.
¡Otro motivo más que me separa de ese maravilloso y puro amor, por el interés que pueda contener esa mi amistad!…

 
5 comentarios

Publicado por en 23 julio, 2012 en Sin categoría