RSS

Archivo de la categoría: Poemas

Os muestro poemas míos para compartirlos con vosotr@s.

Un inaudible canto…

Un inaudible canto a ti te envío

que lo escuche tu cuerpo en el silencio,

traduciendo en la paz las notas todas

con las que acariciarte yo te quiero.

Ni distinguir podrás las vibraciones,

que habrán de recorrer todo tu cuerpo,

de brisas amorosas mañaneras

y de mi amor, tan silencioso y tierno.

Que te he de amar al canto de la aurora

cuando nace la luz sobre los cielos.

Te he de cantar con inaudible canto

entrando en la dulzura de tus pechos

y el arrobo sentir que te levanta

en el aire por cima de los suelos.

Abierto el corazón a las alturas,

de herida irremediable siempre abierto.

Te he de cantar con inaudible canto

que hasta el alma te rasgue en el incendio

de tal amor que tú jamás ya puedas

dejarlo de sentir hasta el extremo.

Te envolverá mi canto en el abrazo

total y fuerte de tu ser entero,

te olvidarás de todo y solamente

en ti se quedará el amor completo.

Huída por la puerta de la aurora

no podrá perseguirte el pensamiento,

las alas del amor te habrán raptado

y sólo vivirás un mundo nuevo…

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 15 agosto, 2013 en Poemas

 

En el juego…

En el juego de la vida

me has jugado al escondite

Tan bien lo has hecho,mi cielo,

que ignoro dónde te fuiste.

 

En los montes no te encuentro,

el alba no me lo dice,

ni siquiera en el ocaso

las tardes al despedirse.

 

La noche no sabe nada.

El lecho ya no resiste

tu peso aunque reconozca

que estuvieron mis raíces.

 

Sé que sigues escondida

jugando el juego y te ríes.

Sé que soy torpe, mi cielo,

¡Dime dónde te escondiste!

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 17 julio, 2013 en Poemas

 

Si un día…

Si un día, con la luz de los reflejos,

de olvido y confusión de ti te hieres,

ven a verte en mis ojos que, aunque viejos

estén entonces, te dirán quién eres.

 
4 comentarios

Publicado por en 15 julio, 2013 en Poemas

 

No es verdad…

No es verdad que no sienta el corazón

en esas ocasiones planas

que el pensamiento frío o el silencio

parece que te agosta las palabras.

Obsérvale mejor y escucha el eco

que desciende rodando las montañas.

Puede ser que confundas lo sereno

del suave movimiento de mañanas

o tardes caminando hacia el ocaso

fin de la noche en soledad sagrada.

Nuevos sonidos hay y nueva vida,

y en el camino hay nuevas rodadas.

No pueden verse, impalpables

y sin sonido se asemejan a la nada.

Mas abre el corazón, como la fuente

no cesa nunca de salir el agua.

Es sólo la atención, sólo la escucha

que te permite percibir tu alma.

Tal vez oscuro, puede ser que entre la niebla,

consigas ver que ALGO hay en ti que también ama.

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 12 julio, 2013 en Poemas

 

No consigo resolver…

No consigo resolver

el misterio femenino,

cómo actúa el corazón,

de su cuerpo el atractivo.

Si la sigues y te adaptas

dirá que seas tú mismo,

mas si es que la contradices

romperá con tu camino.

Has de ser tú y no serlo,

coincidir con su capricho

sin que vea ni que sienta

que estás forzando el destino.

De pronto puede decirte

que te ocultas bajo armiños,

mas si pierdes los adornos

eres vulgar y mohíno.

Si la sigues no le gusta

más de un rato peregrino,

si la precedes se queja

de conducirla sin tino.

En el fondo te parece

que sin tomar poderío

desea ella que mande

en ti todo su albedrío.

De pronto un día te obsequia

con pasión y desatino

y al día siguiente observas

que no eres más que un cretino.

Eso de ser muy lineal

puedes echar al olvido…

Hablar de amor no te creas

porque está cuestionadísimo.

“¿Dónde están esos detalles,

esos que me son tan íntimos,

en los que yo me doy cuenta

y que me amas percibo?”.

Y tú puedes dar por hecho

que ni siquiera lo has visto,

y es que resulta que ella

con eso te ha revestido

proyectando lo que siente

igual que por ti sentido.

Sin precedente siquiera

te puede asestar un dicho

que te rompa en mil pedazos,

que dice romper contigo.

¡Ay que su sabiduría

puede lanzarte al abismo!

Porque,  sin reconocerlo,

es diosa y marca el destino

de los míseros mortales

que reptan por los caminos.

La religión más difícil

la de éste su embrujo esquivo.

Nunca sabrás qué es lo propio

en este minuto mismo.

La llevarás en tu alma,

tu cuerpo será testigo

de su embrujo incalculable,

tu corazón como un niño

por cuando quiera mirarte

y hacerte feliz y altivo.

¡Ay mi diosa, sé tú misma

aun perdiendo mi camino!

 

  

 
Deja un comentario

Publicado por en 4 julio, 2013 en Poemas

 

¿Podemos florecer?

¿Podemos florecer como las flores que cada primavera se despiertan

aunque nada presagiara su presencia,

yerma toda la tierra en apariencia,

desnudos en esqueleto los árboles no perennes?

La tierra se olvida.

No se acuerda de los fríos y las nieves,

se olvidó de los cielos oscuros y el sol cubierto.

Pareció haber muerto pero La Vida

persistía oculta sin cesar…

¿Y nosotros podemos como ella,

hijos somos de la tierra,

sobrepasar ofensas y curar heridas,

comprender las diferencias,

recorrer sin ira ni distancia

los vericuetos zigzagueantes senderos del cerebro,

lastrado por el peso milenario

y el peso de tu vida que has acumulado

enredando los caminos por extrañas sendas…

y podemos florecer igual que ella?

¡AHORA MISMO ES LA FLOR!

¡DEJÉMONOS INVADIR POR ELLA!

Lo que pasó, ya pasó,

el invierno y las nieves.

Olvidar como la madre tierra

y olvidar como el sol que no se cansa

de lanzar sus inmensas llamaradas.

Y AQUELLO que no vemos hecho flores

nosotr@s las podemos crear

sacando de la entraña la Belleza

y el sueño infinito del Amor…

 

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 28 junio, 2013 en Poemas

 

A vosotras…

Vosotras a quien nadie canta,

mínimas flores diminutas,

que no se paran los poetas

ni los cantores en ninguna.

Aparecéis de pronto, tierra entera

luminosas vestís siendo tan muchas

que,  silenciosas al nacer la primavera,

la hace vuestro color sentir segura…

Casi miles las flores amarillas,

margaritas a cientos todas juntas,

violetas y moradas y hasta azules,

colores indecisos, líneas brunas,

sonrosados y blancos y mezclados…

Hojitas alargadas, hojas curvas,

dos, tres y cinco, puede que cincuenta,

una hojita que es más grande, segunda

pequeñita, apoyada en la primera,

y entre las dos componen la figura…

Botones rojos recubriendo rocas

como bolitas múltiples menudas

y los milanos blancos volanderos

que se asemejan a pequeñas brumas…

¡Tantas y tantas joyas derramadas

de la belleza la expresión desnuda,

sin causas ni motivos renacidas,

vida total que nunca tiene dudas!…

Mi admiración, mi gozo, mi alegría

para vosotras es y sin preguntas

porque sois la respuesta de que existe

AMOR aquí y más lejos que la luna…

 

 

 

 

 
4 comentarios

Publicado por en 17 junio, 2013 en Poemas