RSS

Archivos Mensuales: septiembre 2013

Ampliar los límites de la compasión.

Contemplo con admiración cómo están cuidando mis hijos a un perrín nuestro

enfermo.

Cuando ya han hecho cuanto el veterinario les dijo, no dan su tarea por concluida.

Siguen a su lado. Le acarician. Le acomodan mejor…

HACEN LO QUE NO HACE FALTA HACER.

Y es eso precisamente lo que me parece romper los límites habituales de la

compasión. Hasta allí suele llegar la gente compasiva.

Más allá de eso, cuando ya no hace falta, me parece que se muestra la

verdadera compasión.

La otra compasión es hermosa y apreciable, es necesaria para que subsista

este mundo.

Es la que ejercen las ONG que ejecutan en verdad sus misiones.

Es la que realizan movimientos religiosos, órdenes y organizaciones.

Pero tengo la sospecha de que no era exactamente eso lo que hacía  -por

ejemplo- la Madre Teresa de Calcuta. Quizá me equivoque, pero pienso

que hacía LO QUE YA NO HACÍA FALTA…

Y eso tan sólo, amig@s mí@s, es lo que quiero transmitiros hoy.

Algo que señala que la compasión no tiene límite.

No será aún EL AMOR la compasión.  Pero siento que ella te coloca a sus

puertas…

 
Deja un comentario

Publicado por en 30 septiembre, 2013 en Reflexiones y vivencias

 

La duda necesaria y la política

No iba a ser este el texto de hoy…Lo extravié…

Pero me parecen iguales en su esencia, y por ello me permito volverlo a mostrar ante vuestra consideración…

Una cierta clásica definición de la política –cuyo autor no recuerdo- rezaba que “la política es el arte de lo posible”.

Puede recurrirse a cuantas definiciones tenga cada quién en su propio archivo. A ninguna prestaré ni creencia ni afirmación cierta. He colocado ahí una de ellas que no parece estar excesivamente sesgada.  Por comenzar por algún sitio…

Mas prefiero ir a los hechos lo más posible y tratar de verlos como son lo mejor que podamos. Porque esa misma “definición” entraña ya oscuras posibilidades porque “lo posible” ¿qué será y qué decidiremos que sea en cada situación?.

Trata, sin duda, la política del gobierno de los pueblos y las gentes.

Y mirando desde el presente al pasado más remoto, un hecho se ha repetido siempre:

QUE UNOS POCOS GOBIERNAN A CASI TODOS.

Han variado las formas y maneras de establecer “quiénes gobiernen”. Quizás entre las tribus primitivas fue el jefe el más fuerte y vigoroso. O el mejor cazador. O el mejor guerrero.

También ha existido el gobierno de los ancianos.

Y luego tantas formas, pasando por monarcas y dinastías, llegando a las repúblicas, democracias y monarquías parlamentarias modernas.

UNOS POCOS ARRIBA, MUCHOS ABAJO.

Unos pocos mandando, muchos obedeciendo.

Unos pocos con mucho poder (económico y bélico), muchos sin prácticamente ningún poder.

Me parece que esto es un hecho histórico innegable, con alguna rara excepción tribal como una que me contaron de una tribu del Amazonas en la que cada noche, en torno a un fuego, toda la tribu se reunía para expresar cada uno alguna concreta queja, que algo –por ejemplo- le había desaparecido de su choza, e iban “resonando” todos para lamentar “lo mal que se tenía que sentir” el autor del robo.

¡Y a la mañana siguiente el objeto había aparecido…o alguien se había marchado de la tribu!

Las formas modernas llamadas “democráticas” declaran todas que “la soberanía” la tiene el pueblo.

Declaraciones verbales hacen todas las actuales políticas y políticos, eso no falta.

Pero me parece muy diferente la realidad.

Los “elegidos” democráticamente (que eso mismo se arbitra de distinto modo en muchos países, “las reglas” de la democracia), una vez que asumen el poder ¡son ellos quienes deciden!

Y se dedican “a gobernar”, es decir, a mandar a los ciudadanos lo que a ellos les parece.

A “ejercer el poder” sobre ellos.

Y pueden, sin duda, establecer leyes –a las que los ciudadanos han de estar sujetos- y penas y castigos para quienes no las cumplan.

“Iguales todos ante la ley”, reza otro dicho.

Lo cual la realidad desmiente pues todo el mundo sabe que sobre unos infractores recae un peso pero no sobre otros. Que ahí está el hecho de “la corrupción” y el anecdotario es francamente largo.

LA CORRUPCIÓN. ES EL TREMENDO HECHO.

Que no comienza, por cierto, en las aplicaciones de sentencias en los tribunales.

Que ya lo he relatado al describir el hecho básico de unos pocos sobre los muchos.

Porque EL PODER de unos humanos sobre otros, y más en tal proporción, YA ES LA CORRUPCIÓN.

Y porque –quiérase o no- gobernar es hacer uso del poder.

Dicen los políticos que ellos no son sus propietarios, sino que el pueblo LES HA DELEGADO SU PODER SOBERANO…¡Hasta las siguientes elecciones! Porque lo que es el entretanto…

No sé, amig@s mí@s, si habéis tenido la experiencia de contemplar a algún ser humano ANTES Y DESPUÉS de otorgarle algún poder.

¿Habéis observado cómo cambia?

¿Habéis percibido cómo se reviste de una invisible capa de importancia y dignidad superior?

¿Y a los que le rodean?

¿Cómo aparecen la adulación y el servilismo?

¿O también la envidia y el rencor?…

LA CORRUPCIÓN.

SACA EL PODER, DEL DEPÓSITO HUMANO DE CORRUPCIONES, CUANTO HAY EN ÉL…

Bien cierto es que el poder, el mando o el gobierno no han inventado lo corrupto. ¡Ya residía en el subconsciente humano! Existió desde el momento metahistórico en el que el cerebro/mente humanos decidieron ROMPER CON EL CENTRO DEL TODO y convertirse ellos en el centro.

Cuando nació “el ego”.

Cuando se rompió la óptica verdadera de LA REALIDAD.

Cuando se decidió aplicar LA MEDIDA DESDE EL YO.

¡TODO QUEDÓ ROTO Y APARECIÓ LA CORRUPCIÓN!

Esta corrupción que existe en todos y en todas partes, la que es el MUNDO VIEJO que ha de desaparecer para que la humanidad sea NUEVA.

La que se lidia cada día en el interior de nosotr@s mism@s y que solamente se puede transformar por la constante acción de la CONSCIENCIA…

No la inventó, pues, el poder ni la política.

¡PERO ES UN LUGAR MUY INTENSO PARA CONVOCARLA!

Tiene un especial “magnetismo” para atraer las mil muestras de “la corrupción del ego”.

Y algunos de sus motivos voy a señalar…

 

Las políticas que conozco tienen todas ellas una “ideología”. Y los grupos que la ejercen tienen todos ellos “sus intereses”.

En días pasados he tratado de mostrar cómo “las ideas” y su formación en un conjunto, convertidas en “ideologías”, PRODUCEN INSENSIBILIDAD.

La distancia –ante todo- de las ideas a La Realidad, es el primer fundamento de este hecho, de lo cual también he escrito recientemente y –en cierto modo- a lo largo de todo este blog al señalar al “pensamiento” como el gran instrumento del “ego”.

“Ego” y REALIDAD,  SON INCOMPATIBLES.

Porque no me estoy refiriendo a cualquier cosa que llamemos real. No hablo de lo que es real para la ciencia y la técnica. Ni de lo que es para el llamado “realismo ingenuo” que se cree que los sentidos le transmiten lo real tal como es. Ni para cuantos establecen lo real fundándose en sí mismos, en sus deseos y temores, en sus ambiciones y barbaries.

Digo LA REALIDAD que es EL TODO. La que no se ve. La que no cabe en pensamiento.

A ello me refiero cuando afirmo que es incompatible con el ego…

Y bien cierto parece que la política es una actividad del ego, lo cual ya queda demostrado desde el instante en que “pocos dominan a muchos”.

Mas miremos un poco más los dichos de los políticos.

Dicen que representan la soberanía del pueblo.

Con lo cual, cuando “suben al poder” se convierten en “intérpretes” de la voluntad popular.

Asumen que interpretan tras ofrecer un programa electoral.

Pero no interpretan cuando ellos tienen sus propios intereses que cuidar. Para eso no les dio la representación el pueblo soberano.

Esos intereses quedan ocultos. Los saben ¡ellos!.

No entran en los programas electorales.

Y salvedad hecha de medidas muy concretas, los programas mismos se componen de abstractos y generalidades que con lo más que pueden conectar es con otros abstractos de la mente de los electores.

Intereses no declarados por una parte.

Palabras –más o menos rimbombantes- por otra.

Y después…¡el juego de las decisiones sobre los hechos sociales concretos!

LA INTERPRETACIÓN, la siguiente pieza del sistema político, después de los OCULTOS INTERESES.

Cualquiera que tenga la más mínima experiencia y conocimiento de la comunicación humana, sabe la cantidad de ERRÓNEAS INTERPRETACIONES que se producen entre los comunicantes.

Por ello organizaciones y empresas gastan dinero en instruir a sus cuadros en cursos de comunicación.

Y sucede ese hecho entre personas que se comunican frecuentemente…

¿Y HAY TAL COMUNICACIÓN CON LOS CIUDADANOS?

¿Y “LA INTERPRETACIÓN” QUE LOS POLÍTICOS HACEN DE LA VOLUNTAD DE LOS ELECTORES VA A ESTAR CARENTE DE EQUÍVOCOS, MALOS ENTENDIDOS, PALABRAS ERRÓNEAMENTE EMPLEADAS , SESGOS INTERESADOS, OLVIDOS…Y TANTAS OTRAS COSAS QUE DIFICULTAN LA INTERPRETACIÓN CORRECTA?

Como se dice coloquialmente, “no se lo creen ni ellos”…

Y puesto ellos a oir (que “escuchar” es muy alta tarea)  ¿a quién hacen más caso? ¿A los más ricos y poderosos, a los más humildes, a los más necesitados, a los que más ruido hacen, a los que militan en sus filas, a “los enchufados”?

Porque sucede en este país que hay “otro estamento” que probablemente es el que más ruido puede hacer, que se llama “sindicatos”, los cuales –sin haber mediado ningún proceso electoral- “interpretan” también “el bien de los trabajadores”, estando mantenidos por el dinero de todos aunque no pertenezcan para nada a ellos.

¡MÁS INTÉRPRETES!…

Y el llamado “pueblo soberano” está ahí, viendo venir a unos y otros…y finalmente pagando con sus impuestos las facturas de todos ellos.

¿Y NO ES PARA VER “BRECHAS” POR TODAS PARTES EN ESTE SISTEMA?

Los políticos toman decisiones y echan discursos.

Los ciudadanos trabajan y pagan impuestos…

 

Si alguien no se da cuenta de “la duda necesaria” que los ciudadanos hemos de tener ante los políticos, realmente se ha ganado a pulso ser su juguete.

Si alguien “se traga” sin más sus propagandas,

o lo hace también por sus propios intereses, ocultos o manifiestos, o tiene una ingenuidad antológica.

Tal ingenuidad, desde luego, no es ninguna muestra de bondad, ningún maestro ni siquiera ninguna religión o moral lo va a considerar como tal.

 

ABRIR BIEN LOS OJOS Y LOS OÍDOS ES NECESARIO PARA CAMINAR EN LA VIDA.

BIEN QUE SIEMPRE LA RESPUESTA ES NUESTRA Y DE SU CALIDAD SOMOS L@S ÚNIC@S RESPONSABLES.

 
Deja un comentario

Publicado por en 27 septiembre, 2013 en Reflexiones y vivencias

 

“Mujer: todos somos una”.

Un fotoperiodista, arropado por el Acnur, está realizando una exposición

en el Museo Antropológico de rostros de mujer en situaciones de peligro y

necesidad. De la noticia tomo esa frase, que ignoro si es de él o de otra persona.

La tomo y la asumo por completo. La siento plenamente.

Todos somos una, para mí significa muchas cosas.

No es que los hombres nos sintamos apelados por la otra parte de la humanidad,

y que tratemos de hacer nuestras sus desgracias.

¡ES QUE NOS SENTIMOS SER LA MUJER!

¡ES QUE SOMOS LO QUE ES ELLA!

Es que si ella está perseguida, lo estamos todos.

Si ella tiene que estar refugiada, tenemos que estarlo todos.

Si ella no es libre, ningún ser humano lo somos.

¡Todos somos una!

Lo que te sucede a ti, nos sucede a todos.

Somos tú.

Si tienes que refugiarte, los demás también.

Si te persiguen, nos persiguen.

Si te amenaza sufrimiento, desastre, ruina o pesar, sobre todos nosotros se

yerguen los fantasmas y amenazas.

¡SOMOS UNA!

No es que haya que cambiarlo de género, cambiarlo a masculino, no es que seamos

uno. ¡No, no, que somos tú, que somos gloriosamente UNA!

Que esa es LA REALIDAD que sentimos…

 

 
4 comentarios

Publicado por en 24 septiembre, 2013 en Reflexiones y vivencias

 

El Viajero moribundo.

¡Ha llegado por fin ,  tras treinta y seis años de vuelo incesante por los miles

de millones de kilómetros del sistema solar, hasta el final de su espacio!

Sobrepasó Neptuno y el destronado Plutón. Ya se encuentra en el tremendo

Vacío, terminados los vientos del sol y la calidez del abrazo que hasta allí

llega.

El Viajero ha consumido su vida en la aventura. Sus baterías probablemente

ya no contienen energía, sus sofisticados aparatos apenas si puedan funcionar.

Y moribundo se asoma al espacio intersideral.

No podrá, en adelante, dialogar con la tierra. No enviará cifras ni medidas.

Todo lo puso en el largo viaje. Él fue El Viajero durante todos esos años.

Y ahora, hasta después de muerto, él sigue viajando.

Aunque ya nadie le escuche.

Aunque se desconozca su trayectoria.

Aunque tal vez alguna estrella compasiva lance hacia él un leve rastro de

atracción para guiarle…

Ha sabido cumplir con su misión. Viajero fue mientras tuvo vida. Viajero sigue

siendo moribundo. Viajero será mientras tenga algo de existencia.

Y ahora, en estos momentos en los que el crepúsculo rebota en el Oriente

empapando los cielos de violeta y leve rosa, yo me uno a él, yo soy El Viajero.

Iré igual que él atravesando sistemas estelares.

Cruzaré cósmicos vacíos.

¡Pero no moriré!

Porque está mi viaje dirigido al Infinito sin final.

Porque “amor” es la palabra que pronuncio en el Silencio…

 
Deja un comentario

Publicado por en 16 septiembre, 2013 en Reflexiones y vivencias

 

Guerras y matanzas anunciadas.

Se lo cuentan entre ellos, los llamados líderes mundiales.

Se enseñan sus garras y sus dientes.

Muy caros y muy sofisticados los unos…baratos pero muy efectivos los otros…

TODOS MATAN.

Pero  -al parecer-  no está bien visto que resulte  barato…¡Porque eso está al alcance de

cualquiera!. Cualquier país pobrete podría matar mucho…véase lo que está

pasando…

Y claro, los ricos y poderosos no aceptan eso, porque rompe las diferencias…

Y por eso dicen que ahí hay una línea roja que no pueden permitir que se

traspase…

¡No se puede matar mucho con pequeños costos!…

 

Al sonar los tambores, toda la parafernalia se pone en movimiento.

“¡A ver, los de este bando, a ver el otro, a ver el público!”

En el patio de un colegio arrabalero, con aprendices de hampones y gañanes,

sucedería la misma escena…

Y con esa seriedad nos rifamos las matanzas.

Se montan grandes escenografías, se recurre a las altas razones establecidas

que no sirven para nada.

Y al final, la matanza, se determina por ocultos intereses que no tienen nada

que ver con lo que se está diciendo y barajando. Oscuros movimientos financieros

a quienes interesa producir determinados cambios…

¡Qué poquito vale la vida humana!

¡Cuántas cosas se ponen por delante!

Primero había que dar la vida por Dios…A continuación por el rey o el señor… Luego, TODO por la patria…Después entregarla para defender a la familia…Más tarde también para defender la

propia…

Y -¡ojo!- que ese “darla” viene a ser un eufemismo porque  -en realidad-

 ¡consiste en quitar la ajena!.

 Al fin y al cabo, si uno quiere dar su vida por lo que sea…¡allá él!. Pero “quitarla” es otra cosa…Quitarla a otro ser humano es arrogarse a un@ mism@ la autoridad

ABSOLUTA . Porque es todo cuanto puede quitarse, ya no hay más que poder

quitar.

¡Pero ya hay demasiados que se arrogan esa autoridad absoluta!. Hasta para

poder discutir entre ellos si “ahora me toca a mí y no a ti”…”¡No, no, primero

tienes que matar/morir por Dios…luego por la patria…luego…!”

¡Y encima pueden estar en contradicción, lo que faltaba!…Ni morir ni matar

va a resultar limpio ni claro…

Por eso vale tan poco la vida humana. Aunque sería del todo sencillo darle su

Valor:

“YO NO ARREBATO UNA VIDA HUMANA ABSOLUTAMENTE POR NINGUNA

CAUSA, RAZÓN NI MOTIVO”.

Ni por defender lo que más ame o lo que más respete o lo que me parezca

más sagrado.

Me podrán matar a mí si quieren. PERO YO, JAMÁS A OTR@.

No formaré parte de los que están dispuestos a matar.

No seré soldado, puesto que él matará sin duda cuando se lo manden.

Tampoco tendré armas, pues se acaban usando.

No mataré, no querré matar, no podré matar…

Seré considerado un bicho raro, un tonto, un absurdo, un irreal…

No me importa.

Tampoco voy a necesitar que haya otros que actúen como yo. Aunque sea el único en el

mundo,  ya veis qué sinsentido…

Pero una cosa sucederá:

MIENTRAS VIVA, ALGUIEN ESTARÁ DANDO SU VALOR A LA VIDA HUMANA.

SERÁ INTOCABLE.

NADA ESTARÁ POR ENCIMA.

Y si tú, amig@, haces lo mismo, también estarás logrando igual resultado.

No existirá ninguna justificación para las matanzas, ni la más bestial ni la más

refinada.

TÚ LAS HAS HECHO DESAPARECER DESDE EL MOMENTO EN QUE DECIDES

RENUNCIAR A DEFENDER TU VIDA.

Procurarás evitar que te maten, naturalmente. Pero ¡jamás matando!

Por lo que a ti respecta, ese salvajismo se ha terminado para siempre.

 

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 11 septiembre, 2013 en Reflexiones y vivencias

 

Si te visita enfermedad…

…es posible que no le des la bienvenida.

¡Mal huésped te muestras!

Párate, date cuenta de que te han visitado y corrige tus maneras: “¡Seas

Bienvenida, amiga!”…

Porque en muchas ocasiones llega ella a visitarnos. Y siempre trae algún

propósito aunque no lo reconozcamos.

A veces es tan sencillo como que nos da la oportunidad de un descanso imprevisto

que nuestro cuerpo precisaba. ¡Y no se lo concedíamos!…Que si un catarro,

una gripilla… Y se para nuestra máquina habitual para darnos el respiro…

¡Benévola visita!…

Pero si acentúa su duración y sus molestias y sufrimientos…con bastante frecuencia

tendemos a perder nuestras maneras y cortesía de buenos huéspedes

y comenzamos a convencerla de que casi le va a resultar mejor que se vaya a

visitar a…¡otr@!…

Célebres enfermedades provocaron cambios esenciales en personajes históricos.

Como aquella lesión de Ignacio de Loyola gracias a la cual se convirtió de

soldado en fundador de orden religiosa…Y a Julio Iglesias, si mal no recuerdo,

le cambió otra enfermedad el norte de su vida. ¡Y para el éxito “mundano”,

que no tiene por qué ser de orden invisible ese mensaje que traiga!…

Otras veces hay  causas y mensajes profundos que no se nos muestran, o puede que

no estemos siendo capaces de percibirlos. Porque a la enfermedad que nos

visita, como a cualquier invitado, hay que escucharla. Y si lo hacemos con el

respeto, el cariño y la hondura que sean necesarias es muy probable que recibamos

mensajes que nos trae a nuestra vida.

Hay ocasiones, sin embargo, que nos parece imposible comprender el mensaje.

Porque solamente aparece dolor y dolor…

Así me sucedió el otro día con amigo y vecino con quien  -ambos en la consulta

del médico- nos hablamos de nuestra respectiva enfermedad.

¡Me conmovió hondamente lo suyo!

Su mirada se me quedó clavada en el alma e  –instantáneamente-  tuvo mi

afecto, mi apoyo, mi energía, mi fuerza interior…¡y cuanto conozco y desconozco

del invisible mundo de fuerzas y energías en las que vivimos inmersos!

¡Todo ello lo tienes, amigo, y lo mantienes!

Y desde aquí te lo aseguro, que des por estable y mantenido este compromiso.

Con todo el corazón…

 

Cada enfermedad es huésped de cada persona. Con sus singulares características.

Los mensajes son distintos. Aunque coincidan los nombres de las enfermedades

que no tienen los médicos tantas enfermedades señaladas como personas

habitan el planeta…Y ellos dicen que cada una es diferente en cada persona,

que tiene singularidades y efectos distintos…

Todo ello es preciso escuchárselo. Lo ingrato y lo grato, lo doloroso y lo que no.

De tal modo el escuchar que pueda nuestro corazón atravesar lo doloroso y

placentero y hallar nueva y diferente realidad más allá de ambos. Una esfera

distinta e inusual. Algo a lo que no suele prestar atención nuestra mente

que busca  -persistente, enconada, exclusivamente-  el placer frente al dolor.

¡Nada tiene de “malo” o negativo el placer!. Más aún: acontece él siempre

que es armonioso y correcto el funcionamiento de nuestras capacidades todas.

Pero hay MÁS REALIDAD más allá del placer, hay realidad nueva. Y si algo amas,

sabes que ese secreto se encuentra más allá del placer y del dolor…

Miremos, pues, amig@s, el mensaje que nos esté dando a cada uno…

Me ha llegado a mí –paradójicamente- tras un como heraldo que se me acercó

de pronto: Tras más de 50 años acompañándome, el tabaco “cesó”.

Cesó una mañana, se quedó quieto. Lo mismo que las brumas matinales se

deshacen en la luz. Y queda el aire transparente…

No me adjudiquéis mérito, que no siento tenerlo.

Me encontré con ello.

Sentí que mi mente se quedaba hondamente quieta…y dejaba de existir el

tabaco para ella.

Lo único que hice fue respetar esa quietud.

¡Y NO PENSAR!

Eso no me lo permití. Ni a los míos…

Quizá pueda explicar que no hubo movimientos del deseo ni tampoco del temor

y que en esa luminosa quietud de la mente también quedaba quieto el incentivo

del tabaco…Como fuere, esa mañana quedó quieto…

Y dos días después me halló importante enfermedad “nuestra médica”. El día

en que coincidí allí con mi amigo.

Me había negado yo a que me buscara un cáncer, porque –si le tuviera- consideraba

más ventajoso para mi mente trabajar con él sin un diagnóstico que con toda

la carga de él sobre el cerebro.

Y apareció “la nueva”…¡Sé bienvenida, amiga!…

Por el momento se presenta de modo tal que parece que pueda contenerse

dentro de determinados márgenes. Todavía no se sabe, es posibilidad.

Tendrá que decirlo “ella”.

Y la escucharé en sus mensajes diferentes.

Y, atravesando su corteza, intentaré llegar al punto que es clave de arco del

Universo: el punto del amor. Donde toda energía, donde toda realidad y todos

sus niveles entrelazan sus líneas prodigiosas.

Donde surge otra QUIETUD.

Donde sin notarse el movimiento de la tarde, caminan las horas al crepúsculo.

Hasta llegar la noche que, en su entraña misteriosa guarda la secreta fabricación

del nuevo día. La luz que emerge de la oscuridad…    

 
Deja un comentario

Publicado por en 5 septiembre, 2013 en Reflexiones y vivencias