RSS

Archivos Mensuales: marzo 2013

El humano vivir.

Las películas y series televisivas de ciencia ficción (presididas las más clásicas por la saga “Stark Trek”) nos presentan el pueblo vulcano de Spok y su padre Sharek.

Un pueblo regido “por la lógica”.

Una lógica que, sin embargo, se presenta como radicalmente escindida de las emociones, que yacen enterradas en el subconsciente profundo y que son el origen de las más feroces alteraciones.

“Aplastar” las emociones con “la lógica”, encerrarlas y recluirlas, NO RESPONDE A LA DINÁMICA DEL CEREBRO. Ni siquiera es saludable. Porque viene a ser como arrancarse la mitad de él.

Esa saga muestra las tormentas emocionales desatadas que se tienen que dividir entre dos personas, para que una pueda ser “lógica”. Mientras ésta no puede AVASALLAR las emociones…

ILÓGICA SOLUCIÓN  la que ha dado esa ciencia ficción al pueblo vulcano, al que se supone tan digno de admiración…¡Curioso resultado queriendo que triunfara la “lógica”!…¡ILÓGICO!…

Al menos el pueblo “humano” admite que su cerebro es doble: racional y emocional.

Y al parecer, exceptuando “la primera directriz”, en todo lo demás se van alternando lógica y emoción.

Y hay algunas ocasiones en que falla también esa directriz…

Más coherente es con el humano vivir…

¿No existen momentos en la vida en que parecen dinamitarse todas las normas y pautas, absolutamente todas,  y sale triunfante el corazón?

Y puede esto suceder tanto “por encima” como “por debajo” de la razón. Gestos humanos hay que desbordan cualquier previsión racional, unos por increíblemente bárbaros y salvajes, otros por emerger de tales esencias emocionales, de tales afectos y hasta podríamos formular “de tal amor”,

¡que estalla todo dentro y fuera, como si de la explosión de una estrella se tratase!…

EL CEREBRO HUMANO QUE, NORMALMENTE, DIRIGE Y GESTIONA EL HUMANO VIVIR…

La Neurociencia, que según ella misma no ha hecho más que “empezar” en el conocimiento del cerebro humano, se ha topado ya con situaciones que rompían su método.

“El lama Ose”, de quien seguramente habéis oído hablar…

El Departamento de Neurociencia de la Universidad de Wisconsin pudo disfrutar de la colaboración de ese lama (el nombre era “en clave”) en sus experimentos.

Y le rompió todas las conclusiones precedentes.

Hubieron de establecer los científicos una categoría especial que llamaron “de los meditadores”, que no coincidía con todos los resultados obtenidos en personas, digamos, “normales”.

Quedó demostrado que un ser humano con un especial cultivo de la mente, se salía del dominio de las reacciones programadas del cerebro.

Y llegaron los científicos a la conclusión de que los mensajes de los iluminados y los sabios se comprobaban en una OPTIMIZACIÓN DEL CEREBRO.

Llegaron a declarar a esa persona “el hombre más feliz del mundo” , aunque me parece que excedieron con tal afirmación los límites de la investigación científica (¿cómo saben que no hay otros tan felices o más que él?)…

Pero ahí estaban muchas conclusiones.

Estaba el hecho de que el lama cultivaba la mente y la consciencia, en tanto que las demás personas investigadas no lo hacían. ESE ERA EL HECHO DIFERENCIAL.

Las personas “normales” o “corrientes” tenían funcionamientos cerebrales coincidentes,  pautas semejantes.  El lama, no.

Quedaba claro que el cerebro PODÍA SER INFLUIDO.

Por algo diferente de él mismo.

LA MENTE.

Y que hay, por tanto, una forma estándar de vivir, una manera frecuente de vivir (llamémosla “el humano vivir”), y al menos otra MUY DIFERENTE,

aquella que va dirigida POR LA MENTE, no por el propio cerebro y sus deseos y temores radicales, incluso los llamados “actos reflejos” considerados espontáneos.

AL PATENTIZAR EL CEREBRO, PERCIBIMOS QUE TENEMOS CEREBRO, Y NO QUE SOMOS NUESTRO CEREBRO…

Ya los yoguis con su increíble poder sobre él (hasta llegar a parar su corazón y volverlo a poner en funcionamiento) lo habían demostrado muchas veces.

Ya los experimentos de José Manuel Rodríguez Delgado habían comprobado de forma incontestable que los aparatos electrónicos que él usó podían inhibir impulsos considerados “instintivos”, como la agresividad de un toro de lidia cuya foto –a toda plana- recogió el New York Times, activando simplemente el torero un mando a distancia.

Y el “humano vivir” quedó desbancado por la ciencia y por los mensajes de los iluminados y los sabios.

Ya no es refugio para nadie el decir “es que somos así los seres humanos…es que yo soy así”.

¡ASÍ HAS DECIDIDO CONSTRUIRTE A TI Y CONSTRUIR TU PROPIO CEREBRO!   ESE ES EL HECHO INCONTESTABLE…

Y coincides tú, amig@ mí@, y yo también si dejamos que el control de nuestra vida interior lo asuma nuestro cerebro, como si él fuera EL GUÍA, EN VEZ DE EL PROGRAMADO, como si él fuera el informático en vez del ordenador.

El que consideramos “humano vivir” es solamente un producto estadístico de seres humanos que se dejan llevar por condicionamientos ancestrales y grabaciones educacionales.

Y acontece  -sobre esa base-  que se considera “espontáneo” lo que está condicionado,  el conjunto de pautas transmitidas de generación en generación.

Y acontece también que los sucesos psíquicos y las emociones “nos suceden”, “nos pasan”, como si del tiempo atmosférico se tratase. Nos encontramos con tal emoción (la rabia, la ira, la tristeza, la violencia…) COMO SI fuera un aerolito procedente del sistema solar, algo que cae inevitablemente sobre nosotros.

NOS “SUCEDE” LA VIDA EN VEZ DE DIRIGIRLA.

Nos enamoramos en vez de amar.

Rompemos una relación en vez de comprenderla.

Cogemos manía a un trabajo en vez de darnos cuenta del motivo.

Asumimos la costumbre de mantener el mismo sitio en la mesa, y nos molesta cambiarlo en vez de advertir que lo hemos vinculado a “factores del ego”, por ejemplo (que sea “el sitio de papá o de mamá”…).

Recogemos la manera de ser de nuestros mayores como pauta y guía de nuestra propia vida, sin cuestionar ni distinguir en qué eran irracionales o inadecuados…O justo lo contrario, que es “la programación inversa”, la rebeldía…

NOS MOVEMOS BAJO EL DOMINIO DEL CEREBRO Y SU ARQUEOLOGÍA.

Y lo adornamos después con “las justificaciones”.

LA TRADICIÓN es considerada por muchos como la base de LA IDENTIDAD, de nuestra mismidad. Siendo así que “lo tradicional” no es otra cosa que REPETICIÓN DE LO MISMO A LO LARGO DEL TIEMPO…

Y –recordad, por favor- la “antitradición”, o el “progresismo” pueden sencillamente ser las formas de “la programación inversa”, de la rebeldía.

TODO LO QUE “VA CONTRA”, ES IGUAL QUE LO QUE SE SIGUE OBEDIENTEMENTE.

SÓLO EL HONDO Y VERDADERO “QUERER ALGO” SE SALE DE LA PROGRAMACIÓN…

Y solamente ése CREA PERSONALIDADES AUTÓNOMAS Y EXITOSAS, con el éxito que ellos quieren, que tampoco el que “está establecido”.

Personas que son felices haciendo lo que hacen, porque hacen LO QUE QUIEREN HACER…

¿EXISTE MAYOR ÉXITO EN LA VIDA QUE SER FELIZ?.

 

Tristemente, el cerebro humano no conduce a la felicidad a la inmensa mayoría de los seres.

Sus condicionamientos y programas no se lo permiten.

No diferencian ellos la acción de su cerebro de la acción de la mente.

Consideran que el pensamiento es una acción “espiritual”, propia de la pura mente, siendo así que es UN PROCESO MATERIAL EN EL CEREBRO, como el Premio Nobel David Bohm definió hace ya muchos años, con el acuerdo de su amigo Krishnamurti.

Al igual que “el alma individual”, que es una afirmación superficial e ingenua a la par. PORQUE LA MENTE NOS ES COMÚN…

No toman muchos la decisión de CUESTIONAR TODOS LOS CONTENIDOS DEL CEREBRO, y se siguen guiando, en consecuencia, por las pautas que han convertido a la humanidad en seres infelices.

Y se produce la paradoja de que  -siendo nuestro cerebro INDIVIDUAL-  permitimos que se comporte

COMO SI FUERA COLECTIVO.

Ese producto extraordinario, que le ha costado millones de años conseguirlo a la Naturaleza,  lo tratamos como si no fuera NUESTRO, sino nosotros SUYO.

¡Y tememos la individualidad!

¡Tememos diferenciarnos de los demás!

¡Tememos ser originales y distintos!…Y vamos siempre EN REBAÑO, como la mayoría, como prevalece en el ambiente en el que vivimos, con sus mismos conceptos, con su mismo modo de pensar y de sentir…Los adolescentes, con sus grupos que consideran “originales”…SIENDO ASÍ QUE DEJAN DE SERLO POR EL MERO HECHO DE “SEGUIR A SU GRUPO”…Los jóvenes, que les parece que han superado a “los viejos”, SIENDO ASÍ QUE TIENEN OTRAS PAUTAS QUE LES HACEN IGUAL DE VIEJOS…

Eso que tantos consideran “funcionamiento espontáneo del cerebro”, si de algo no tiene ES DE ESPONTÁNEO NI DE ORIGINAL.

Y sucede eso, precisa y paradójicamente, por no permitir, aun inconscientemente, QUE ACTÚE NUESTRO ELEMENTO COMÚN, LA MENTE.

Por dejarnos arrastrar por el SENTIDO DE REALIDAD  de nuestro cerebro condicionado durante milenios.

UN CEREBRO DORMIDO.

UN CEREBRO AL QUE LA MENTE TIENE QUE DESPERTAR…

El “humano vivir” no es el vivir que llamamos humano.

Ese vivir es tan sólo una forma de SERVIDUMBRE.

EL VIVIR HUMANO ES CREACIÓN EN EL INSTANTE.

Lo cual solamente es posible realizarlo CUANDO LA MENTE ESTÁ PRESENTE…    

 

 

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 29 marzo, 2013 en Reflexiones y vivencias

 

¿Qué te pasaría si…?

Amig@ mí@, ¿qué sucedería en tu vida si…

–        DESAPARECIERA PARA SIEMPRE “LA CULPA”…

–        SE EXTINGUIERA EL TEMOR INNECESARIO…

–        NO EXISTIERA EL MAL “MORAL”…

–        NO SE EXPERIMENTARA NINGUNA “OBLIGACIÓN”…

–        NO ESTUVIÉRAMOS “ATADOS” A LA INTERPRETACIÓN QUE HACE EL CEREBRO DE LA REALIDAD?

 

¿No tendrías una enorme felicidad?…

¿No cambiaría POR COMPLETO tu vida?

 

¿Y ERES CONSCIENTE  DE QUE TODO ELLO ESTÁ EN TUS MANOS?

¿Adviertes que no tendrías que CONSEGUIR NADA, sino solamente QUITAR DE TU CEREBRO unos pesos y unos errores que lleva milenios soportando INNECESARIAMENTE la humanidad?

Dicho de otra manera:

¿QUE BASTA QUE LA MENTE VEA QUE TODO ESO ES ERROR?

 

Y algunos empezareis a decir:

“Es que es muy difícil ver eso…”

“Es que está muy metido en el cerebro…y yo llevo toda la vida pensándolo”…

“Es que hay que meditar mucho tiempo para llegar a eliminarlo”…

“Es que no me siento capaz de lograrlo”…

“Es que estoy convencid@ de que varias de esas cosas son como las muestra el cerebro”…

 

De todas y cada una de ellas, he venido escribiendo en este blog, cuestionándolas, dando razones y motivos para DUDAR de ellas, CUESTIONARLAS  y –tras dudar- percibir su error.

Si al leer habéis cuestionado, habéis dudado, habéis pesado las razones por una parte, y las sinrazones por otra,  ¡PODÉIS VER LOS ERRORES!

Y cuando se sabe que algo ES ERRÓNEO, ya no hace falta darle vueltas y vueltas para estar convencidos de ello.

Ya sabes que no existen los Reyes Magos, ya sabes que si tiras al suelo una copa de cristal se rompe, ya sabes que si arrollas a la abuela bajando corriendo la escalera, le puede pasar a ella algo malo, romperse un hueso y hasta matarse…

YA LO SABES.

EL ERROR ESTÁ DESCUBIERTO.

Es posible que un error INVETERADO, como son esos, se te vuelva a ocurrir, le venga de nuevo a tu cerebro…¡PERO TODO ES CUESTIÓN DE VOLVER A DARTE CUENTA DE QUE ES ERROR!

¡ESE ES TODO EL ASUNTO, DARTE CUENTA DEL ERROR!

Y cuando tu mente lo ha visto, no precisas gastar tiempo alguno en ello.

Y al haber sabido que es ERROR, ¡TU CEREBRO YA HA CAMBIADO, TU VIDA YA HA CAMBIADO!

EMPEZASTE A VIVIR DE OTRA MANERA…

¿Qué te hace falta para EMPEZAR YA a vivir así?…

 

Sé que experimentarás LA SOLEDAD de estar entre tantos seres que viven en ese error.  Y ya no será por abandonar el error, sino por abandonar LA MASA Y EL GRUPO HUMANO por lo que te sentirás retenid@.

Porque no querrás que te estigmaticen con el apelativo de “RAR@”…Eso equivale para ti a que “te echan fuera” de lo que se piensa ser un humano “normal”.

¡Y NO QUIERES ABANDONAR EL “REBAÑO”, con perdón de quien lo es!

Y te detienes entonces en pensar y en dudar.

“Que no, que no, que no es posible desprenderse de todo eso, que así somos los seres humanos, que es nuestra naturaleza”…

Y sin embargo, tienes sólidas bases para darte cuenta de que la infelicidad del ser humano, la de siempre, está provocada por esos errores. ¡Te bastaría mirarlo sin prejuicio alguno, sin creencia alguna, limpia y serenamente!

Exactamente como el niñ@ mira ANTES DE HABER SIDO CONDICIONADO, antes de haber sido manipulado para pensar y sentir como los habitantes del planeta…

TIENES TODO LO NECESARIO PARA DARTE CUENTA DEL ERROR Y ABANDONARLO PARA SIEMPRE.

Y ten en cuenta (sobre uno de esos miedos que te retienen) ¡que no estás obligad@ a poner en la prensa tu descubrimiento!

Puedes guardar en secreto tu hallazgo…¡así no te sentirás “estigmatizad@”!

Y podrás “administrarlo” sabiamente, viendo con quién hablas y hasta qué punto hablas.

Y te darás cuenta también de que el mundo está cambiando a tu alrededor, que la gente ya no piensa como antes, que muchos empiezan a DARSE CUENTA…

Y tú, con prudencia y sabiduría, puedes alentar el movimiento…

 

Quienes habéis leído estas páginas, o muchas otras que intentan transmitir lo mismo, da igual quién las haya escrito porque no se trata del escritor SINO DE LA MENTE QUE MUESTRA SUS HALLAZGOS…si las habéis leído de verdad, seriamente…¡YA ESTAIS LIBERAD@S!

¡ES VUESTRO EL DESCUBRIMIENTO Y EL HALLAZGO, que no hay “propiedad privada” de La Verdad!

LA VERDAD SE ABRAZA A QUIEN LA ENCUENTRA.

Y da lo mismo que la encontrara a través de las palabras de un “bueno” (cosa que no existe) o de un “malo” (cosa que tampoco existe).

¡OLVIDAD DE QUIÉN FUERON LAS PALABRAS!

¡QUE NO FUERON LAS PALABRAS LA CAUSA DEL HALLAZGO!

El hallazgo os vino POR LA LUZ DE LA MENTE.

¿Por qué no aceptarlo?

¿Por qué no embarcarse ya en él?.

A mí individualmente hablando, amig@s mí@s, no me reporta ninguna ventaja que vosotr@s lo hagáis. No tengo ningún grupo establecido, ningún movimiento, ningún “nombre” al que apuntarse.

Es más, saben las personas que tienen más información de mí que ¡me desapunto inmediatamente de cualquier acción colectiva si por casualidad caí en una por error!. Que me ha pasado recientemente. Pensando que algo pretendía un crecimiento interior, como grupo de amig@s, no como “movimiento” con intentos de propagar doctrinas.

¡PORQUE NO HAY DOCTRINA, AMIG@S MÍ@S!

Solamente está ahí EL ENCUENTRO PERSONAL CON LA VERDAD…

Sinceramente, no tengo más adscripción que a las personas que quiero y que me quieren. Y esto segundo, lo pongo en segundo lugar…

No estoy, en consecuencia, interesado en que toméis la decisión de ser felices.

ES VUESTRO ASUNTO, AMIG@S MÍ@S…

 

 

 

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 27 marzo, 2013 en Reflexiones y vivencias

 

Comparar los horrores.

Planea muy bajo el halcón, extendidas sus alas remeras en el mar del viento. No percibe presa alguna  y se va veloz…

Cerrando el entorno del horizonte, la montaña veteada de nieve se recuesta en cúmulos nimbos acogedores y grisáceos.

Hasta ella, escalando poco a poco en el espacio, el campo es casi todo verde, entremezcladas zonas de color terroso.

Los árboles se quedan quietos. El viento duerme…

Y allá, en países humanos de la tierra, se sucede el horror.

Masacres, muertes, asesinatos, guerras…

Declaraciones increíbles ya entrada la humanidad en el siglo XXI…Ese hombre que ha dicho que la joven que mostró sus pechos en internet, se merece ser azotada y lapidada hasta la muerte.

No lo dijo Mahoma en el Corán, estoy cierto de ello sin haberlo leído, porque en aquel entonces ni siquiera se podía ocurrir ni el hecho ni las circunstancias técnicas.

¡Qué extremo temor posee a esa persona que le lleva a querer que suceda esa barbarie!

¿Acaso Alá no puede mirar los pechos de la mujer que Él creó? ¿Acaso le ofende? ¿Acaso le tienta?

Claro está que  -si fuera “suya”, de su propiedad- podría disfrutar de su belleza y atracción. De modo que es envidia lo que ese hombre tiene, que “cualquiera” pueda acceder a su disfrute visual…

Y no se puede saber bien siguiendo qué rutas su cerebro es capaz de concluir la bárbara amenaza.

Ni piensa, ni razona su cerebro, ni siente su corazón. Porque ambas cosas son inevitables cuando el ser humano elige la barbarie. “Descerebrado” es una palabra que se emplea cuando el cerebro deja de actuar como él es…

Justo es aquí su empleo…

Y luego, amig@s mi@s, cuanta barbarie nos traen las noticias.

Las bombas, los ataques bélicos, los juicios a sanguinarios, el que sea igual un asesinato que cien…

¿Puede el cerebro humano establecer comparaciones entre las diferentes barbaries?

¿Asiste nuestra mente a tales actos cerebrales?

COMPARAR es el resultado de VARIOS JUICIOS.

Y ya uno solo se sale de la acción propia de la mente.

“No juzguéis y no seréis juzgados”, advirtió el Maestro Jesús.

Y cuando los fariseos empezaban a coger las piedras para lapidar a aquella mujer adúltera,

escribía Él en la tierra, verosímilmente “pecados ocultos” de quienes ya empuñaban las piedras.

(Ocasión ésta también para que recuerde tener cerebro el energúmeno antes citado).

Se retiraron todos…”Ninguno te ha juzgado…Yo tampoco”…Y marchó la pobre mujer, sintiéndose probablemente recién nacida…

El Maestro del Amor, no juzgó ni comparó…

 

A renglón seguido de esos dos señalados actos,  el cerebro DECIDE un curso de acción.

Tiene en cuenta sus opciones y elige.

Y al elegir, CONGELA su postura…

Y se crean movimientos sociales, de opinión y de acción…

Se reconoce la barbarie EN EL EXTERIOR puesto que se juzgó, comparó y decidió. Lo cual significa que el cerebro no la reconoce en sí mismo.

Ha ejecutado con ello otra operación: DIVIDIRSE DE LOS OTROS HUMANOS, SEPARARSE DE ELLOS…

Y, al hacerlo, obviamente ha tomado una POSTURA DE SUPERIORIDAD MORAL…

“ELLOS” SON LOS “MALOS” Y “NOSOTR@S LOS BUENOS”…

Lo cual genera lucha, oposición, guerra, violencia entre los humanos…

¡Y NO SOLAMENTE POR PARTE DE LOS QUE ESTÁN REALIZANDO LA BARBARIE, SINO “LA CONTRA-BARBARIE”…

No advierte el cerebro que, mientras percibe la barbarie en otros y no la percibe en sí mismo, LA BARBARIE Y EL HORROR SIGUEN ENCLAVADOS EN LA HUMANIDAD…

Él pretende DIFERENCIARSE de los demás, ser distinto y “mejor”. ¡Tiene la COMPARACIÓN metida en las más internas circunvoluciones!

Cuando señala “malos”, él pretende ser “bueno”.

Cuando hay “bárbaros”, él señala que es “civilizado”.

Cuando percibe “crueldad, salvajismo”, él se siente sensible y pacífico…

Y LA DIVISIÓN INTERNA DEL SER HUMANO SE PERPETÚA.

Se produce “escándalo”, “horror”…

¡PERO SE PASA POR ENCIMA, POR LA SUPERFICIE DE LA REALIDAD!

Porque el cerebro no alcanza a percibir LA REALIDAD, sino solamente “su” realidad, la que él crea y pinta sobre lo que es EN VERDAD REAL…

 

Mientras el cerebro está en su propia actividad, LA MENTE VE.

LA MENTE HA DE CORREGIR LOS ERRORES DEL CEREBRO.

DESENMASCARARLOS.

PATENTIZARLOS…

El filósofo alemán Martin Heiddeger expresó una definición de la verdad  muy sugerente:

LA VERDAD ES LA PATENCIA DEL SER.

LA MENTE ESTÁ ABIERTA A LA VERDAD, ABIERTA AL SER.

Y es por ello acción suya dejar patentes los errores del cerebro humano, desenmascarar sus “ilusiones” (en el sentido de “inventos”), desmontar los andamios con los que intenta construir su pseudo-realidad…

ATENTA HA DE ESTAR LA MENTE AL MOVIMIENTO DEL CEREBRO, porque es muy rápido y pasa velozmente de uno a otro error.

 Y SERENA, sin sustos, sin temores, sin angustia por el tiempo, por esa sensación de “no voy a llegar”.

PORQUE EL TERRITORIO DE LA MENTE ESTÁ FUERA DEL TIEMPO, para nada ha de entrar en ella el tiempo, SINO EL AHORA.

TODO HA DE SER REALIZADO EN EL AHORA.

TODO LO AUTÉNTICAMENTE REAL  SE PRODUCE EN EL AHORA,  y si estás temiendo no tener tiempo para llegar, te estás moviendo en el cerebro, no en la mente.

Relájate, no te preocupes ni te angusties ni temas nada…CONTEMPLA TU CEREBRO DESDE LA MENTE.

Como si estuvieras en lo alto de la gran cumbre y vieras desde allí caminar como hormigas a los pequeños seres de tu cerebro, intentando escalar las sendas imposibles…

Allá en lo alto respirarás el aire incontaminado,  verás la luz de amanecer, el cielo mismo estará como al alcance de tus manos…

Se podría oír la voz del Creador y El Espíritu rugiendo sobre las aguas primordiales, mostrando que TODO ESTÁ BIEN…

 

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 25 marzo, 2013 en Reflexiones y vivencias

 

“Y tú ¿qué tal estás?”.

Te lo estoy preguntando en este momento, cuando lees,  amig@.

Siente la pregunta en “vivo y en directo”, por favor.

Y te ruego que te pares un instante antes de responder, rompiendo tu mecánica habitual.

Que te des cuenta de qué tal estás, y respondas.

Habrá quien enseguida quiera “soltar” que está mal, que las cosas no marchan, que todo es un desastre y no sabe qué hacer.

Habrá quien querría haber dicho la respuesta tópica (“yo bien. ¿Y tú?”), porque con ella se sale del asunto, se convierte en un ritual de saludo y se sigue…

Habrá quien querría conversar al respecto porque tiene incertidumbres que le preocupan…pero se detendrá a mirar si eres “suficiente” interlocutor

o si su relación contigo “no da de sí”…

Y lo más frecuente es que se mantengan “las máscaras sociales”, seguir dentro de ti mism@ y tal vez a la espera de la persona que “cumpliera tus especificaciones”.

Porque estando en medio de personas, solemos estar en soledad, en aislamiento. PORQUE MEDIMOS.

Tratamos de definir “la distancia” a la que se encuentra –y nos encontramos- esa persona de nosotr@s.  Y CALCULAMOS.

“¿Cuánto le PUEDO decir?”…¡Y que me responda algo de valor!…

Parece ser que la mayoría de la gente no quiere escuchar cuitas ni problemas. Y frente a esa inmensa mayoría, nos revestimos con la máscara del “estar bien socialmente”.

Podemos encontrar también personas presuntamente interesadas. Confiarnos, hablar…¡y saber después que aquello fue utilizado para criticarnos!…Con lo cual no es nada difícil decirse “es que soy tont@”, y retraerse aún más. “Bien…y tú?”…Se solidifica la respuesta…

Tienen los gallegos –siempre sutiles- una respuesta que no es el mero “estoy bien”: “Por una parte tí xa sabes,  è por outra qué quers que che diga” (y perdónenme los gallegos si no es correcta la grafía)…¡Astuto resumen que cubre todas las posibilidades “corrientes”!

La verdad es, amig@s, que a mí me cuesta dar la respuesta estereotipada, que eso son “los rituales” de saludo, despedida, felicitación, condolencia y mil más: estereotipos sociales… Procuro dar alguna pincelada que incluya algo real de mi situación, o evitar al menos una declaración tan tópica.

Digo a veces “dentro de los parámetros”…Otras “jodido pero contento”… Otras, “en maniobras de aproximación a tierra”…O “adaptándome al lumbago”…O…

Con todo, son también fórmulas estereotipadas, no creáis que me siento fuera del corral que estoy observando. Son también “fórmulas de incomunicación”. Que solemos andar entre los dos polos, el deseo de comunicarnos y el temor a hacerlo…

Realmente podríamos extinguir ese tipo de comunicación puesto que sabemos que es un mero “ritual”. Pero nos rodeamos de tantos rituales que también sin ellos nos sentimos incómodos.

Es más “apetitoso” el encuentro –y en tal ocasión prácticamente incluso llega a omitirse- cuando las personas que se encuentran …¡tienen algo que criticar!.

Perdónenme las mujeres (a las que mis lectores saben que admiro y suelo situarme de su parte) si la escena que imagino me parece más femenina que masculina: “¡Qué ganas tenía de verte!…¿Ya te has enterado de lo de Menganita?”…

Y a renglón seguido, sin solución de continuidad y prácticamente sin tiempo para respirar, se sucede el chorro de noticias en las que Menganita (probablemente una “reina” de unos u otros “cotarros”) ha resbalado, caído, disparatado o sido revolcada…

El pasado 12 de febrero publiqué un post que llamé “Mujeres envidiosas”. Y di en él explicaciones de la envidia que acontece entre mujeres…Se dolía, hace poco, una excepcional amiga mía, de las reacciones que estaba teniendo con ella una íntima amiga suya, en las cuales parecía estar presente la acción de esa específica envidia femenina…

¡Atendedme, feministas, que hasta puestas a envidiar sois diferentes de los hombres!…Aunque si quisierais recibir un consejo de un amigo, no os hace falta ser “feministas”, porque CON SER MUJERES, conscientes de vosotras mismas, TENEIS SOBRADA ALTURA  FRENTE A LOS HOMBRES, que me parece solemos ser a vuestro lado los miembros más primitivos de la especie…Un hombre, para ser grande, entiendo que tiene que tener muy desarrollada su parte femenina…

 

Y retornando, salir de sí mismos en la forma del saludo y el encuentro, NO SUELE SUCEDER.

DESTRIPAR LA INTIMIDAD AJENA, suele ser alimento degustado, repetido, olido y manoseado…

Y tirar ídolos por los suelos…

Parece que, en eso, hay influjo del “carácter nacional”. Los franceses, por ejemplo, hacen suyos a los personajes de otras nacionalidades que van a vivir con ellos. Luis Mariano, Buñuel, y otros…En cambio los españoles no suelen proceder así con los suyos propios, por ejemplo Julio Iglesias…

 

Maestros de rituales suelen ser “los liturgos” religiosos. Véase la pompa –toda ella reglada- desplegada para el cónclave de la elección de nuevo papa, el significado que han sacado de “las rupturas” que el nuevo papa ha realizado, la cruz y el anillo de plata, por ejemplo.

Generalmente suelen acoger, las religiones, los impulsos humanos ancestrales y tratan de edificar sobre ellos una “superestructura” que (por el hecho de envolverla en palabras) la consideran ya “consagrada”.  Se mueven muy cerca de “la magia”, allí donde se encuentran “palabras con poder” que son capaces de “hacer lo que formulan”…

Lo exterior es lo que domina.

Igual que en el saludo…

La superficie superficial.

La falsedad compartida.

La pregunta que no espera la respuesta verdadera.

El saludo que no es encuentro.

El mirar en estado de invisibilidad.

El inicio del conversar que se ha extinguido en su propio comienzo.

El suceso en el que nada ha sucedido.

¿Merece eso la pena?

Puede que fuera más adecuado dar los buenos días (que ello puede ser un deseo sincero) y enunciar detrás el motivo del encuentro.

Si ha sido fortuito, se puede expresar la causa de hallarse allí en tal momento, la cual también puede ser sincera.

No necesitamos generarnos peligros y riesgos sociales, en ello sin duda habremos de protegernos. Pero hay muchas declaraciones reales que no entrañan peligro…¡Recurramos a ellas!

Y estaremos poniendo  en movimiento, de este modo,  una forma social POSITIVA:  SER VERACES.

 
2 comentarios

Publicado por en 22 marzo, 2013 en Reflexiones y vivencias

 

El poder del cerebro.

Decía mi esposa y maestra, cuando dábamos cursos juntos, que “tenemos un cerebro individual y una mente común”.

No se detenía en aclarar más su declaración, dejaba ella que “calara” en quienes estaban con nosotros.

Tiene, sin duda, muchas implicaciones su declaración.

Por de pronto, “la mente queda libre”, no se encuentra al servicio del cerebro.

A renglón seguido, “todos coincidimos en la mente”, lo que uno ve, lo puede ver cualquier humano.

Ello significa también que “la Verdad nos es común a todos”, no hay caprichos selectivos en la mente, no hay verdades para unos que no puedan serlo para otros, no es “relativa” la verdad para cada uno, ES LA MISMA PARA TODOS.

Ciertamente hay un hecho que respetar totalmente: que tiempo, modo y ocasión de “ver la verdad” SON SINGULARES.

Si tú has “visto”, no tiene por qué haber visto el otro.

Y tú no puedes imponer a nadie lo que has visto.

O sea, no dejarnos llevar de eso que llevamos dentro  que es FALTA DE RESPETO…

La cual falta la tiene nuestro poderoso cerebro individual.

Porque aunque lo sea, ha ido adquiriendo a lo largo del tiempo CONDICIONAMIENTOS Y GRABACIONES     que prácticamente afectan A TODOS.

Por ello, cuando observamos su funcionamiento, encontramos procesos sumamente semejantes, porque están radicados en CADENAS COMUNES.

SU DETECCIÓN puede ser asunto de la psicología y la neurociencia, aunque NO la acción adecuada frente a ello.

Porque psicología y neurociencia efectúan el descubrimiento DE MODO INTELECTUAL que –a la postre- es cerebral.  Y el cambio verdadero se efectúa COMO DESCUBRIMIENTO DE LA MENTE.

Viene al caso una frase que ya cité, del Premio Nobel de Física, David Bohm, amigo y colaborador de Krishnamurti,  que definió el pensamiento “como un proceso material en el cerebro”.

“VER” NO ES ACCIÓN DEL CEREBRO.

“VER” NO ES UN PROCESO MATERIAL, porque tampoco la mente lo es.

Lo cual no significa que cuanto vea la mente, sea irracional o absurdo para el cerebro. Él no puede realizar EL ACTO QUE NOS CAMBIA. Pero él si puede entender “que sea razonable”, y “no absurdo”.

Sin duda son multitud las cosas que puede ver la mente de las que no tiene ni idea el cerebro. No pasa él de ser una EXTRAORDINARIA MÁQUINA BIOLÓGICA, de lo cual observaremos luego los problemas que provoca. Pero sí puede entender la máquina que no se rompen sus esquemas de proceso, su razonabilidad.

Es más aún: ES UNA GUÍA DE SENSATEZ FRENTE A AFIRMACIONES ERRADAS QUE ALGUIEN PUEDE HACER COMO PROCEDENTES DE LA MENTE.

Existen falsos “visionarios”, falsos “gurús”.

Pero se pueden descubrir afirmaciones insensatas y –sobre todo- bárbaras. Por ejemplo, cuantas impliquen DAÑO para personas, animales y plantas, para la tierra, el mar o el cielo.

Los sacrificios humanos…los de reses…que no es razonable pensar que Lo Sagrado pueda pedir semejantes cosas.

¡Ya detuvo el ángel a Abraham cuando se disponía a sacrificar a su hijo!…Que, francamente, podía haberse detenido él mismo si no abrigara idea, ni pensamiento, ni sentimiento de que Yavé pudiera ser tan salvaje como para pedir tal acción.

¿Qué habría dicho la biblia si Abraham llega a actuar de esta otra manera? ¿Lo habrían alabado de la misma forma? ¿Habrían dicho de él que tenía profunda confianza, que estaba seguro de la Bondad de Yavé, que  -pidiéndole un sacrificio- SABÍA que no era posible tal cosa por parte de Aquél?…

La verdad, me parece muy posible que tal hubiera sido la reacción de los escritores bíblicos…

Es lugar, “lo religioso”, muy susceptible para cosechar afirmaciones descabelladas. Lo sabe la gente cuando escucha las afirmaciones radicales de determinados “creyentes islámicos”, por citar a una de las grandes religiones. O las masacres de “infieles” en Tierra Santa. O la quema de “herejes” en las hogueras de los Torquemadas, o de brujas en Salem…

Puede el cerebro en tales ocasiones SER UN GARANTE DE SENSATEZ Y BARRERA FRENTE A LA LOCURA. Y por ello, el cerebro no es desdeñable, que venimos de fábrica provistos de él y (además del conocimiento científico y tecnológico) nos proporciona esta humana defensa…

 

¡Y ya le hemos dado su parte al cerebro!

Nos toca ahora considerar sus peligros.

El primero de ellos procede de “su poder”.

¡Es tan capaz de producir elementos beneficiosos para la vida humana!. Y entre ellos incluyo LA ENORMIDAD DE LA CULTURA.

Filosofía, derecho, arte, literatura, poesía, arquitectura, pintura, música, jardines, juegos de agua y cascadas, luces multicolores…

¡EL PODER DEL CEREBRO ES COLOSAL!

Y topo ahora con una gran incertidumbre:

¿INTERVIENE LA MENTE EN ESAS CREACIONES?

Sinceramente, no lo sé.

Me parecen, ciertamente, creaciones del cerebro humano, puede que unas más claramente que otras. No olvidemos que el cerebro contiene “inteligencia racional y emocional”, y todas esas obras ha podido PRODUCIRLAS ÉL SOLO.

Sin embargo…¿no ha podido la mente deslizar algo, sugerir algo, inspirar algo?

¿Algo de LA PURA BELLEZA no habrá podido traspasarse al cerebro humano?.

Cierto es que TODAS SUS PRODUCCIONES SON LIMITADAS Y VARIABLES EN EL TIEMPO Y EL ESPACIO, lo cual es indicador de su “materialidad”, de su “no-mente”.

¡Pero querría uno, desearía que una huella al menos se hubiera depositado en esas obras!

No basta, sin embargo, un deseo para poder AFIRMAR REALIDAD.

El cerebro, por sí mismo, construye “su” realidad. La ciencia misma nos lo ha enseñado, nos muestra que no vemos, ni tocamos, ni olemos ni escuchamos ni saboreamos “lo que está fuera de nosotr@s  tal cual es”. Lo hacemos a nuestro modo y manera, lo “humanizamos”.

No voy a insistir en ello porque de muchas maneras lo he comentado.

Pero es justamente ese poder del cerebro en crear su propia realidad, el que se convierte en peligro.

¡PORQUE COLMA NUESTRA EXPERIENCIA CON SUS “INVENTOS”!

¡Y qué difícil nos hace eso ESCALAR OTRAS REALIDADES, más hondas y mucho más VERDADERAS!

Puede un ser humano vivir toda su vida en la realidad creada por el cerebro. ¡Y no le parecerá deficiente ni negativo!

Experimentará, sin duda, el oleaje del placer al dolor, de la alegría al sufrimiento. Pero tratará de cubrirlo con “un velo de explicaciones”, como viene haciendo la humanidad hace milenios.

Y muchísimas personas tendrán su mente “dormida”, sin experimentar nunca (o si les sucede, sin advertirlo) cómo actúa ella.

Creerán que “eso” es la vida humana. Y no saldrán de ahí.

Cuando llegue la muerte, intentarán manipular el cerebro con creencias positivas o negativas, las de la existencia de “otra vida” o la terminación de todo…

ESTE ES EL GRAN PELIGRO DEL PODER DEL CEREBRO: ENCERRAR PARA SIEMPRE A LOS HUMANOS EN LA ÚNICA FORMA DE VIVIR QUE CONOCE…

 
Deja un comentario

Publicado por en 21 marzo, 2013 en Reflexiones y vivencias

 

La exhortación.

Escribió, ya hace bastantes años, un afamado psicólogo americano que

“LA EXHORTACIÓN ES EL RECURSO MÁS UTILIZADO PARA CONVENCER, Y –A LA PAR- EL MÁS INEFICAZ”.

Y tampoco este psicólogo tuvo éxito con su breve y jugosa frase, pese a no llegar a ser una

“exhortación”, ni discurso, ni fervorín ni alocución ni sermón…

Y tampoco deben conocer su frase (o no prestarle crédito) ni sacerdotes ni políticos, ni incluso familiares y amigos ni siquiera nosotr@s mism@s al hablarnos. Cuando nos decimos que “esto no puede ser…¡tengo que ser más…!” ( y ahí intercalamos , detrás del “más”, la presunta cualidad que no tenemos y que nos intentamos convencer de buscar y lograr)…

Viene, normalmente hablando, la experiencia a darnos un revolcón, porque no sirvió de nada nuestra propia exhortación… ¡Y si se dirige a otros…ni relatarlo!. Si no nos convencemos nosotr@s mism@s, ¿de qué y por qué vamos a convencer a los demás?…

Es posible que, mientras otro nos habla con palabras “intensas”, podamos cosechar alguna emoción o sentimiento, según sea “el carisma” de quien habla…¡Pero qué poquito dura, qué pronto se olvida y se retorna “a lo habitual”!

Es relativamente fácil que muchos digan “sí” en el momento, porque a la gente en general no le gusta que la piensen “mala”, y prefieren aparentar y creerse lo contrario, “que es buena”. Salvedad hecha de aquellos que dicen “dejémonos de tonterías y vamos a por el poder y el dinero…¡y que digan de nosotr@s lo que quieran!, que ya estamos en la cumbre de la pirámide!”…

De manera que casi podríamos dividir a las personas en tres clases:

“Los engañados” que se creen que son “buenos” y no lo son.

“Los lúcidos”, que saben que no lo son y van sin escrúpulos a conseguir sus objetivos.

“Los conscientes”, que saben que su subconsciente está habitado “por el animal astuto”

y lleno de todo lo negativo que transporta la humanidad inveteradamente, PERO que advierten que ES NEGATIVO y lo contemplan, y dejan que se detenga por sí mismo sin darle salida hasta su comportamiento…

En la primera categoría hay probablemente legión de seres humanos.

En la segunda y la tercera me parece que hay pocos…¡Y ojalá hubiera muchos menos aún en la segunda, porque los que hay ya bastan para tener al mundo entero de cabeza!…

La primera categoría no penséis que es inofensiva, porque con muchas buenas intenciones y morales y éticas, y con creencias religiosas de por medio, pueden también ocasionar muchos desastres.

Mirad, sin ir más lejos, los conflictos que generan las diferentes religiones unas con otras,

los fanatismos y barbaries realizados “en nombre de SU Dios”…Y las diferencias, riñas y discusiones producidas (entre “creyentes” similares y “partidarios de la ciencia”, partidarios puede que los unos y los otros un tanto fanatizados) a cuenta de temas que impliquen “declaraciones”  en oposición…y en las cuales se suele perder “lo civilizado”…

Pocas cosas, probablemente, pueden ser más peligrosas que “pensarse en posesión de la verdad”. Los “auténticos” científicos me parece que no están en “esa bolsa”, como creo que ha mostrado recientemente el descubridor teórico del “boson de Higgs”, tras el experimento que lo ha certificado. Porque esos científicos saben que les falta tanto por saber que no se “encastillan” en lo ya conseguido, sino que siguen adelante investigando y buscando…

Me parece, en general, que sabe poco quien usa lo que sabe para atacar a otros seres humanos. Y que tiene bastante trastornada su “jerarquía de saber”…

 

La causa del problema, una vez más, es la misma de siempre. LA DIVISIÓN DEL SER HUMANO.

Porque va por una parte EL CONSCIENTE y por otra, hasta contraria,  EL SUBCONSCIENTE.

Y lo que al consciente le parece “magnífico” como manifestación y palabra, y cree que le va a cambiar, SOLAMENTE LE ARAÑA LA SUPERFICIE.

Y resulta, por lo tanto, IMPRESCINDIBLE para poder SER DE OTRA MANERA el llegar hasta el subconsciente.

LLEGAR A VER EL PROPIO SUBCONSCIENTE Y SUS MOTIVOS ES CONDICIÓN ESENCIAL DE CAMBIO VERDADERO.

Entretanto, por mucha exhortación, mucho discurso y mucho argumento, NADA REAL SUCEDE.

Es mero “entretenimiento”, mero pasatiempo.

TODO SIGUE IGUAL.

Por lo cual resulta que cultivar esas escuchas del consciente (sin llegar a “tocar” el no-consciente) es solamente UN ENGAÑO. ¡Porque un@ mism@ se llega a creer que se ha producido REALIDAD donde solamente hay FICCIÓN PROVISIONAL!

Y de pronto, cualquier día, se asiste al estallido de aquello que se creía “adquirido para siempre”. Bastó con que los hechos variaran un poco, bastó que le cogieran a un@  a contrapié, bastó que hubiera una falta de atención…¡Y TODO SALTÓ POR LOS AIRES!…

La exhortación, aun la hecha y dirigida por un@ mism@,  no pasa de ser una “manipulación

de fuera a dentro”, incapaz de llegar realmente DENTRO DE LO QUE SOMOS…

 

EXISTE, AMIG@S MÍ@S, UN DARSE CUENTA, una acción interna especial, una luz interior,

una especie de “revelación” que nos arroja del caballo como a Saulo, un presentarse a nuestros ojos claro y definitivo LO QUE SOMOS REALMENTE, algo que llega sin discusión ni razonamiento, algo QUE ES, con toda la fuerza y energía de SER, que no tiene escapatoria

ni distingo ni excusa ni justificación, algo sencillamente “tumbativo”, que atraviesa las ideas y simplonas convicciones del consciente, que nos deja “parados” y en silencio, en lúcida quietud, como en un mundo diferente del habitual de ideas y emociones “corrientes”, ALGO

NUEVO QUE ESTÁ AHÍ… ¡LA OPORTUNIDAD DE SER VERDADEROS!

Y, por favor, no olvidéis que no es un descubrimiento de “lo maravilloso”, sino justo lo contrario, que es descubrir NUESTRA REAL NEGATIVIDAD que se oculta bajo los pliegues de nuestras pequeñas convicciones, en los recovecos del cerebro.

¡Y AHÍ ESTÁ LO QUE DE VERDAD NOS CONDUCE A “DEJAR DE SER ALGO” Y APARECER EN NUESTRA VIDA LO QUE REALMENTE ES!…

AFRONTAR EFECTIVAMENTE NUESTRA OCULTA REALIDAD.

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 20 marzo, 2013 en Reflexiones y vivencias

 

La ingratitud.

Hay una escena en la historia (ampliado su concepto, de forma que incluya los relatos evangélicos) que me impresiona como especial muestra de esa carga humana:

La de Jesús ante Pilatos y la muchedumbre, preguntándole éste a la gente que a quién quería que liberase, a Jesús o a Barrabás.

Me parece que en hebreo Barrabás es “Bar Abba” (aunque no lo puedo asegurar) que creo

que significa “hijo del padre”. Y bien podría ser que encerrara este texto algún significado

esotérico, tal vez del estilo de dar la opción a la muchedumbre –también simbólica- entre

Jesús de Nazaret, el hombre, y el Hijo del Padre, el ser divino.

Pero en la escena relatada Jesús es el que habló a las gentes, el que hizo milagros de curación, el que acogió y perdonó a los pecadores, el que alimentó a una masa de cinco mil

personas, el que resucitó muertos, el que abrazó a los niños…

Jesús se deshizo con todo el mundo, se acercó a todos, judíos, samaritanos, romanos, ricos, pobres…Y, al parecer, sólo atacó verbalmente a escribas y fariseos por su incongruencia, que no ya por ser ellos también “pecadores”… “Haced lo que dicen, pero no lo que hacen”…

Y a ese Jesús benévolo y amoroso, al que intentaba defender el procurador romano para salvar su vida, ese Jesús al que tantos y tantos TENDRÍAN QUE ESTARLE AGRADECIDOS,

¡a ése pedía la muchedumbre que se le crucificara!

LA INGRATITUD…

Hay también otra escena (ésta al parecer histórica) que es el asesinato de Julio César. Aquella escena del célebre “¿tu quoque  fili mihi?”, ¿tú también, hijo mío?…Ante lo cual, César dejó de defenderse y se entregó a la muerte… Aunque bien es cierto que allí se mezclaron las siempre sucias motivaciones de poder, la excusa de mantener la República Romana y evitar al Imperator…

DE NUEVO LA INGRATITUD…

Ahí está en el bagaje humano. En individuos concretos y en las masas. En el enorme subconsciente colectivo…

Creo haber citado una anécdota de Jacinto Benavente, aquel autor nuestro de “Los intereses

creados” y premio Nobel de Literatura. Un amigo le dijo: “Oye, ¿sabes que Fulano anda hablando mal de ti?”. A lo que él respondió: “¡Que raro!…¡Si no me debe ningún favor!”…

Parecería que los favores o las ayudas de otro ser humano habrían de provocar en nosotros

un movimiento afectivo positivo, eso que llamamos “gratitud”. ¡Y resulta ser que se nos convierte en “una carga”!

Mediante sutiles operaciones, contabiliza nuestro ego que estamos en deuda.

Y lo que recibimos de benevolencia ajena, lo transformamos en un peso, escondidamente molesto, del que encima no nos podemos quejar…¡porque hemos de estar agradecidos!

“Si al menos viéramos motivos subrepticiamente interesados en lo que nos han dado…¡para poder criticar!”…Pero cuanto más pura sea la acción del otro…¡casi peor!. Porque tenemos que aguantar nuestra propia división, entre ese impulso que se considera obvio y legítimo

y nuestra propia miseria que nos incita a no soportar ese presunto peso de deuda…

Somos alquimistas al revés, capaces de convertir el oro en plomo.

Por eso aquella escena de los evangelios, pese a lo que “debía haber sido”, es lógico que fuera así.

Aparte de los agentes que sin duda habría, infiltrados de fariseos y sacerdotes a quienes interesaba deshacerse de Jesús, estarían allí muchos que tendrían que estar agradecidos a Jesús. Y –vista la cosa por dentro- era lo más lógico que pidieran el perdón para el otro y para Él la crucifixión.

No soporta nuestro ego que otros “sean más que nosotros”, ni más generosos, ni más “buenos”, ni más irreprochables.

Y cuando no lo puede declarar y expresar claramente y en voz alta, se retuerce por dentro,

se agita, se molesta, lo convierte en extraño o exagerado, o corriente y hasta falso, y busca extraños motivos si es preciso PARA NO SEGUIR CARGANDO EL PESO DE LA GRATITUD.

Y si llegara la oportunidad de encontrar “excusa y justificación” (¡la taumaturgia del subconsciente!) ¡rompería con oculto placer la relación “onerosa”! Y no podría comprender la otra persona, quizás amiga de muchos años, quizás bienqueriente, quizás amorosa…

por qué motivo la otra ha roto la relación…o la ha distanciado…o la ha dejado de cultivar…

Hay personas que no quieren recibir favores en modo alguno. Tal vez se conozcan lo suficiente como para saber “que no lo van a soportar”. Y no digo que no lo quieran por no cargar a otros con ese peso, sino simplemente por no cargarse a sí mismas.

Recordad, amig@s, al maestro alquímico inverso, a nuestro ego capaz de convertir el oro en plomo.

Veámoslo tal cual él es: retorcido, mísero, envidioso, competitivo, deseoso siempre de ocupar el primer lugar, inmerecidamente por supuesto. Porque ya se encarga él de poner en marcha toda “su astucia” ( puesto que es realmente “un animal astuto”) para buscarle vueltas a lo que no las tenga, para hallar interpretaciones retorcidas de cuanto hagan los demás, incluso si te dicen “que te quiero” y te lo muestran muchas veces.

Parece que el ego anda diciendo: “Si yo soy malo, los demás como yo o peores…Si yo soy bueno, los demás son malos”…

¡Mi propio ego por encima de todos!

Y a buscar la forma –ante todo- de convencerme a mí mism@ con cuantos argumentos hagan falta para lograrlo…Lo cual no  resulta muy difícil, porque “el consciente inocentón”

está dispuesto siempre a dejarse engañar por las sutiles astucias.

¡Hay que ver cuántas personas se creen “buenas”, ignorando cuanto “se cuece” en su interior!

¡Hay que ver cuántos “moralistas” y cuántos “justicieros” caminan tan seguros por el mundo

diciendo y pensando “YO jamás haría eso”!…Y puede que así sea, pero caerán sin duda en algo peor, que ya están cayendo en soberbia y superioridad “moral”, ya están cayendo en juzgar y condenar a otros, ya están demostrando total falta de compasión…

Podría considerarse un buen consejo decir a la persona que se ayuda: “Mira, voy a hacer esto por ti, pero con una condición: QUE NO ME LO AGRADEZCAS”…

Y  viene a resultar que SOLAMENTE LOS QUE SABEN QUE SERÍAN DESAGRADECIDOS,

son los que exactamente PODRÁN AGRACEDER!

Que así de curiosa es nuestra naturaleza, QUE QUIEN VE EN SÍ LO NEGATIVO, PUEDE REALIZAR LO POSITIVO.

Henos, pues, aquí a LOS INGRATOS, LOS ENVIDIOSOS, LOS EGÓLATRAS.

¡Eso es lo que hay que “aguantar, resistir su peso sin cerrar los ojos”!

¡Vernos así de míseros y ruines, astutos y soberbios!

¡SOPORTAR ESO SIN IGNORARLO NI JUSTIFICARLO!

No hacer como esos “supuestos gurús” que alaban, admiran, exaltan nuestras maravillas.

¡LA CRUDA Y DURA VERDAD! Eso nos hace falta.

SIN ESCAPAR.

ACEPTANDO LA REALIDAD DE LOS HECHOS.

Porque, como el árbol, de la porquería del abono nacen las raíces, y pueden elevarse las ramas hacia el cielo…

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 19 marzo, 2013 en Reflexiones y vivencias